Menu

Bienvenido, hoy es: 15 de diciembre de 2019

Conducción de un 4x4

Por Cristian Sánchez

Antes de conducir un vehículo 4x4 debemos atender a los conceptos básicos y a la técnica básica. En primer lugar, prestaremos atención a nuestra posición de sentado al volante, la cual debe ser apoyando la espalda en el espaldar del asiento lo mas recta posible para que la columna vertebral pueda absorber correctamente los golpes provocados por la irregularidad del terreno y las tensiones, causadas por largos recorridos. De igual manera, es muy importante la posición frente a los pedales y las diversas palancas de cambio y reductora. Esta posición deberá ser más próxima o cercana que la usada habitualmente en un vehículo de calle, a fin de tener mayor control y rapidez de reacción. La posición más correcta, de las manos frente al volante, es la de las manecillas del reloj al marcar las diez. Se debe evitar colocar los pulgares en el interior del volante, ya que un giro brusco del volante, puede ocasionar una fractura en la mano.

Una vez sentados y ubicados correctamente al volante y antes de empezar nuestras prácticas, deberemos conocer las limitaciones geométricas de nuestro 4x4, la constitución de la transmisión, los llamados cambios de adherencia en función de las distintas superficies y el tipo de neumáticos para cada terreno.

CAJA DE CAMBIOS, REDUCTORA Y BLOQUEOS
Todo conductor de un todo terreno debe saber aprovechar al máximo las posibilidades que nos brinda la caja de marchas, la reductora y los diferentes tipos de bloqueos del vehículo. La gama baja, de velocidades 4L, es decir cuando conectamos la caja reductora, la utilizamos solamente en recorridos difíciles de muy poca adherencia, considerables desniveles y obstáculos, donde será conveniente circular a velocidad reducida y con gran poder de tracción en los neumáticos.
La gama de velocidades altas, es decir el modo 4H, que opera directamente con la caja de marchas, se utiliza en terrenos con poca adherencia, como puede ser la tierra mojada, terrenos pedregosos o nieve.
La caja de marchas en el modo 2H se utiliza para circular sobre asfalto o sobre pistas de tierra muy firme.

La caja reductora puede realizar la tracción en las cuatro ruedas en algunos modelos sin detener la marcha total del vehículo, pero para un novato es aconsejable que detenga totalmente la marcha del auto y así evitar romper la caja reductora. Debemos aprender a acelerar en el momento indicado ya que hemos aumentado el “par” de marcha del vehículo.
De este modo, la aceleración conseguida no corresponde con la habitual en una situación de gama alta y con tracción en un único eje como en el caso de un auto de turismo. Debemos aprender a escuchar el motor y a vigilar el tacómetro de revoluciones o contra vueltas

Es un buen ejercicio practicar primero en terreno llano utilizando la tracción total con buen terreno y la gama normal de velocidades y después usar la caja reductora notando la diferencia de revoluciones.

En terrenos difíciles con poca adherencia se debe evitar la aceleración brusca, ya que esto solo lograría hacer patinar las ruedas y muy posiblemente volcar el vehículo. Debemos acostumbrarnos a utilizar la capacidad de retención del motor para evitar el uso del freno ya que en una superficie de poca adherencia el resultado logrado será que el vehículo derrape. Con frecuencia dicho procedimiento se recomienda para descender en pendientes con mucho fango. Es conveniente descender con “bajo” y en primera marcha. No es recomendable desembragar demasiado, ya que en este momento se elimina la capacidad de retención del motor. Si el vehículo “derrapa” no se debe frenar. Si es necesario, acelere y controle con la dirección y suelte de nuevo el acelerador suavemente; seguro podrá sortear el derrape.

El diferencial equipado con bloqueo es muy importante y aún más saber cuando y como usarlo para evitar accidentes.
Un piloto novato, cuando se siente intimidado por un obstáculo, generalmente utiliza el bloqueo como tabla de salvación o respaldo, pero debe tener mucho cuidado, pues puede volverse en su contra. El uso indebido del bloqueo causa la pérdida de control del vehículo, y si por desventura en esta pericia se encuentra algún obstáculo, muy posiblemente trepará por el ocasionando el vuelco inmediato, además de causar daños al vehículo especialmente en los ejes.


LOS NEUMATICOS
Es aconsejable el uso de neumáticos de tipo M. T. para la práctica puramente off road. Es ideal un neumático de dimensiones no convencionales entre 31 a 40 pulgadas de diámetro, ya que se logrará un mejor avance en los obstáculos difíciles. Desde luego, este consejo solo será aplicado por un verdadero entusiasta del todo terreno con lo cual su 4x4 presentará aplicaciones más que deportivas y efectivas para un buen desempeño del vehículo.
El uso de este tipo de neumáticos obligará a algunas modificaciones de carrocería y muy seguramente en la suspensión, tema que trataremos más adelante, en otra entrega, en donde dedicaremos un espacio para despejar dudas a nuestros lectores y entusiastas de este deporte off road, muy creciente hoy por hoy en nuestro país

 

 


LA CONDUCCIÓN EN TIERRA DURA, PIEDRAS Y POLVO
Si circulamos en terrenos de tierra seca y compacta, podremos alcanzar velocidades altas, por lo cual es necesario tener en cuenta las relaciones del vehículo. También es recomendable, si se transita en un terreno polvoriento detrás de otro vehículo, mantener una distancia mayor que la usada en una de condición normal de visibilidad.

Un 4x4, al entrar bruscamente en una curva y utilizando la doble tracción, no tenderá a sobregirar dentro de la curva, es decir no derrapará. Por lo contrario, el vehículo continuará una trayectoria recta y deslizante hacia el exterior. De esta forma, se mantendrá en una posición paralela a su trayectoria
Si bien el comportamiento es mejor al momento de hacer las correcciones por medio del volante, no serán tan efectivas como en el caso de usar la tracción en un solo eje.
Cuando circulemos a velocidades altas, debemos estar preparados para sortear cualquier obstáculo que encontremos en el camino, como lo son los sobresaltos y los surcos. Pero ¿qué hacer ante un sobresalto a alta velocidad? Aminorar la marcha, no frenar y controlar con calma el vehículo. Un sobresalto puede ocasionar daños en el sistema de suspensión. Si contamos con una buena suspensión diseñada para este fin tenemos menos probabilidad de sufrir daños y simplemente debemos disfrutar de los obstáculos en nuestro camino con nuestro enorme devorador de trocha, casi siempre insaciable. Los surcos, poco frecuentes en el territorio nacional, se encuentran en forma longitudinal en sentido de la marcha. Conviene atacar estas zonas a muy baja velocidad. Si el terreno es blando y nuestro vehículo dispone de una plancha protectora en la parte mas baja del mismo, sortearemos el obstáculo con facilidad. Si tomamos la zona a gran velocidad, con toda seguridad tendremos problemas de rotura de alguna pieza mecánica de la parte baja del vehículo.

En caso de apreciar una posible dificultad de paso, es preferible verificar “A PIE” antes de efectuar cualquier maniobra con el vehículo. Si consideramos demasiado profundo o tortuoso el paso, circularemos dejando por el medio el peligro.
Un término usado frecuentemente en este deporte es “tole ondule” o “pista ondulada”. Este tipo de superficie es muy frecuente en la parte norte del continente africano. Es la prueba mas dura a la que podemos someter una suspensión y neumáticos de un vehículo todo terreno. Dicha superficie consiste en una serie de surcos de pequeña altura situados uno a continuación del otro y a una distancia siempre inferior a la longitud del vehículo. Este tipo de terreno es generado a causa del transito de vehículos pesados en terrenos de arena y tierra dura. Sobre este tipo de pista es recomendable transitar con una marcha uniforme para evitar que las vibraciones no provoquen resonancia dentro del vehículo y de este modo se consiga un acoplamiento entre la pista y el vehículo. Es aconsejable disminuir la presión de los neumáticos con el fin de aumentar la capacidad elástica del vehículo y del sistema de suspensión. Si conducimos demasiado rápido debemos tener en cuenta que la adherencia disminuye ya que los neumáticos saltarán de cresta a cresta y si tenemos que hacer una corrección brusca el vehículo hará un trompo o vuelta de campana perdiendo por completo el control.

Otro terreno bastante tortuoso es el de rocas con cresta o filos, un verdadero obstáculo para los neumáticos, ya que pueden romperlos o cortarlos, provocando pinchazos y desgarres irreparables. Para este caso especial aconsejamos los neumáticos a plena presión como medida de protección. En caso de enfrentarnos a una superficie pedregosa de aristas vivas conviene conducir a baja velocidad y con un uso frecuente de la dirección. Conviene recordar que sea cual sea el terreno que transitemos se deben tener las estivas de carga muy bien sujetadas al vehículo.


LA CONDUCCIÓN EN BARRO
Es tal vez la más emocionante de todos los tipos de conducción y la que más se asocia a la idea de un vehículo todo terreno, pero al mismo tiempo, sin duda alguna, el obstáculo mas difícil de superar para todo coche 4x4 y especialmente para un novato del todo terreno. Intentar salir de una trampa de barro puede ser descorazonador y llevar a la desesperación del piloto.

Dicha conducción puede ser sinónimo de diversión hasta que llega el momento en que el vehículo queda atascado. Entonces, es cuando debemos proceder al uso de palas, tapetes y como ultima medida el winche. Estas situaciones llamadas por los practicantes de esta modalidad “operación de rescate”, se debe valorar para determinar los pasos a seguir, para de esta manera, traducirlo en función de la consistencia del terreno y profundidad del barro y también en horas de poco trabajo. Para evitar este tipo de situaciones se recomienda trazar una trayectoria a PIE antes de enfrentarnos al barrizal con el vehículo. Es necesario valorar la firmeza del terreno, la profundidad del barro y asegurarnos que exista terreno firme en la parte baja, lo suficientemente compacto debajo de la espesa capa de barro.

Una vez valorado el terreno debemos sortearlo con decisión, pero con prudencia. Entrar en el fango con brusquedad, produce un resultado negativo ya que la rejilla del radiador se taponará de barro y al secarse, con el calor del motor, producirá un recalentamiento que puede llegar a quemar la junta de la culata.

 

 

Para salir de una zona de barro lo haremos en una marcha corta que permita mantener el motor en un alto régimen de vueltas y una velocidad constante, cuidando de no causar un excesivo giro de los neumáticos, acción que solo logrará hundir más el vehículo. En el fango, recordemos que sea el tipo que sea el labrado de las ruedas, se taparán quedando todas en igualdad de condiciones y solo la dosificación de potencia y la inmediata atención para conseguir la mayor adherencia, será la que permita el avance del vehículo. Si estas precauciones no son suficientes y el vehículo queda atascado, no se debe insistir en continuar acelerando ya que solo se empeorará la situación, hundiendo el vehículo hasta apoyarnos en el bastidor del mismo perdiendo la poca adherencia que nos quedaba en los neumáticos. Antes de intentar una técnica de rescate debemos intentar salir de la zona dando marcha atrás.

Si nos volvemos a atascar después de haber recorrido unos escasos metros aprovecharemos los canales, ya hechos que quedan al mover el vehículo, con calma dando marcha adelante y atrás para de esta manera aprovechar los tacos laterales de los neumáticos

A nuestro país llega el torneo latinoamericano de “Todo Terreno” cuya competencia se denominara “TAT Expedition 4x4 Colombia 2004”. Se realizará en el mes de noviembre y les tendremos todo su cubrimiento. Esta carrera se hace posible gracias a la organización del club Expeditions 4x4. También les contamos que para ese momento, el equipo de Colombia que participo en el Rallye Paris Dakar 2004 en la categoría T5, estará participando por el campeonato del TAT de las américas. En este momento vienen de participar en la competencia del Perú donde han conseguido unos merecidos puntos. La siguiente competencia se llevará a cabo en Chile con una prueba especial haciendo más interesante el campeonato.

En nuestra próxima entrega les tendremos las modificaciones realizadas a un vehículo Land Rover modelo 1965 que participará en el “TAT expeditions 4x4 Colombia 2004.

 

 

SEÑALES PARA MANIOBRAR EN LA CONDUCCION 4X4

 

 

1 avanzar
2 retroceder
3 girar a la derecha
4 girar a la izquierda
5 parar

 

 

 

Agradecimiento especiales a:

Sánchez Hermanos vehículos especiales
Homologaciones en la marca Land Rover para todos los modelos
Preparación de vehículos 4x4
Tel 091 2469643 Bogotá D.C. Colombia

Modificado por última vez enMartes, 19 Julio 2016 10:00
volver arriba