Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de diciembre de 2018

Mayo francés de 1968: El condenable holocausto automotor

Renault 4 furgoneta, Renault Dauphine y Alfa Romeo

En poco menos de un mes se cumple medio siglo de estos repudiables hechos que cambiaron para siempre muchas cosas. En www.carrosyclasicos.com queremos recordar y no dejar pasar por alto un momento histórico muy importante en la historia contemporánea de la sociedad.

Por Camilo Ernesto Hernández Rincón

Especial para www.carrosyclasicos.com

Simca Etoile

Citroën DS,Renault 8 y Volvo 544

El mundo conmemora medio siglo de un hecho considerado por muchos como liberador y revolucionario. Francia vivía a la vez una era de postguerra próspera pero desilusionada como fruto de la descolonización y de crisis sociales que estallaron inesperadamente el 3 de mayo de 1968. Las autoridades cierran la facultad de ciencias humanas de la universidad de Nanterre cuyos estudiantes venían exigiendo cambios sociales y educativos, se unen los de la Sorbona de París que también son reprimidos por la policía y la reacción de otros sectores no se hace esperar. El Barrio Latino es el escenario de choques entre manifestantes y autoridad policial que alcanza su punto máximo entre el 13 y el 17 del mismo mes cuando paulatinamente entra en huelga todo el aparato laboral público y privado francés. La Regie Renault desde su fábrica principal de la isla de Seguin en Billancourt sería uno de los epicentros de la jornada que se extendería por más de un mes. Era ya el 16 de junio cuando cesaron las manifestaciones y los enfrentamientos que paralizaron a Francia se replicaron entre sus vecinos europeos e incluso influyeron en Latinoamérica. La principal consecuencia fue pagada por el otrora héroe militar y político Charles De Gaulle quien renunció al poder un año después en medio del desprestigio público.

Volvo 544 

Simca Etoile, Renault 4 y Fiat 500

Fiat 500

Citroën DS

No obstante la simpatía que genera entra historiadores y sobre todo entre idealistas a los que se les llena la boca alabando toda la jornada más allá del bien y del mal, lo cierto es que el Mayo Francés tiene esqueletos escondidos en el closet que el presente artículo se permite sacar a asolear. Las imágenes que lo sustentan le quitan heroísmo y demuestran su peor faceta. El refrán del camino al infierno empedrado de buenas intenciones cobró todo su sentido aquí cuando emergieron los actos vandálicos.

Simca 1.000, Simca Vedette y Opel Kadett

Peugeot 403,Renault Dauphine, Renault 4 y Simca Etoile

Citroën 2CV y Citroën DS

Citroën 2CV

Renault Dauphine

Ese mismo vandalismo al que se le dio rienda suelta y que pasó, de la simple protesta enérgica a la destrucción injustificada e injustificable de todo aquello que simplemente tuvo la mala suerte de estar en medio de su camino. Producto de esbirros anónimos fue el inaceptable incendio de 60 automóviles más otros 188 dañados tan sólo el 10 de mayo. La gran mayoría, particulares y en pocos casos se trató de modelos  lujosos si se tiene en cuenta la simpatía popular con el movimiento. 

Citroën DS

+

Opel Kadett

Renault Dauphine

Renault 4 Furgoneta

Citroën DS

Todos ellos simplemente estaban estacionados en las calles y fueron pasto de la furia que mató la inocencia de la protesta, y que junto a las mismas calles adoquinadas a las que se les arrancó su recubrimiento terminaron amontonados a modo de barricadas, volcados, abollados e incendiados. Pese a ser sólo automóviles, lo cierto es que se destruyeron objetos que estaban al servicio de otras personas como patrimonio, como medio de transporte, como herramienta de trabajo e incluso como evidencia histórica y cultural del momento. Todo un holocausto desmoralizante y entristecedor que no sólo duele entre amantes y usuarios del automóvil, si no que de nuevo demuestra que el fin nunca justifica los medios.

Renault 10,Renault 8 y Fiat 500

Alfa Romeo, Isetta y Citroën 2CV

Alfa Romeo Giulia Sport

Fiat 500,Citroën 2CV, Renault 8 y Renault Estafette

Entre otras consecuencias de esta funesta jornada que incluyó el cierre antes mencionado de la Regie Renault, están los retrasos del lanzamiento del Citroën Mehari presupuestado para la primavera y del desarrollo del futuro Citroën GS cuyos planes casi que se tuvieron que hacer en secreto. Las calles eran inseguras y había temor de que se atacaran las instalaciones en donde se desarrollaba el modelo que se lanzaría dos años después.

Citroën HY

Citroën DS

Simca Aronde P60 Break, Citroën HY y Citroën DS

Peugeot 404 y Citroën 2CV

Simca Monthlery

La presente exposición que claramente puede herir la sensibilidad de quienes amamos al automóvil no pretende descalificar o condenar con rabia un hecho que de todos modos marcó al siglo XX y que es referente de mucho de lo que tuvieron los liberadores años sesenta; pero tampoco unirse al club del elogio mutuo de inconscientes que pretenden elevarlo a un pedestal histórico inmerecido. La supuesta pureza de este suceso queda en entredicho ante lo que aquí se expone. Muchos prefieren recordar a Francia en 1968 por los lanzamientos del Renault 6, de los Citroën Dyane y Mehari, y del Peugeot 504; pero nunca por los inocentes carros despedazados a piedra, palazos y fuego que dejó el cuestionable Mayo Francés. Sin pasar por alto los muertos y heridos que se presentaron dentro de la población civil, los manifestantes y las fuerzas de policía.

Citroën 2CV

Citroën DS

Renault Dauphine

Renault Estafette

Peugeot 403

BMW Isetta

Simca Etoile Super 6

Renault Floride y Brigitte Bardot

Portada del libro " Los eventos de mayo de 1968 en Francia" 

Mini

 

Renault Floride

Simca Vedette

Renault 8

Renault 4

Renault 4 furgoneta y Simca Monthlery

Renault 10

Mini y motocicleta

Renault Floride

Simca Aronde P60 Break 1959

 

Cartel con recortes de prensa

Cartel de época 

 

volver arriba