Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de diciembre de 2017

El primer automóvil en Venezuela

 

Por Julián Afonso Luís

Especial para www.carrosyclasicos.com

Aquella tarde de hace un siglo el Dr. Isaac Capriles condujo ante unos pocos y asombrados presentes una carreta que se movía sin caballos y emitía un ruido extraño, como un bramido, con alguna contra-explosión en musical cadencia para inspirar confianza. Un cronista lo relató en un periódico local, El Monitor, el 21 de Abril de ese año y algunas investigaciones recientes han permitido que ese suceso vuelva a la luz. Aunque no se tienen fotos del histórico paseo, el carro fue retratado más de un cuarto de siglo más tarde, en 1931, cuando aun se conservaba bastante completo como para identificarle como un Cadillac B de 1904, pintado en marrón con detalles negros, como los otros 2417 hechos en Detroit. Costó US$810 y entró por el puerto de La Guaira, siendo desembalado en Caracas, donde una vez recibió sus ruedas y ciertas piezas, se encargo de recorrer su parte de la historia como demostró la profunda investigación del historiador Javier González.

Cadillac B 1904

 

1904 fue definitivamente el año del nacimiento del automóvil venezolano, porque en Septiembre llegó un segundo, de marca Panhard & Levassor, que hasta comprobarse con una investigación con método científico la existencia del Cadillac y su fecha de llegada, se creía que había sido el primer carro llegado a Venezuela y hay historiadores que dicen que por esos años cuando los caraqueños o venezolanos hablaban del novel invento, lo llamaban “panarlevasor” atendiendo al gran afrancesamiento cultural de la capital en esos años, si bien tal cosa duró hasta que la presencia del automóvil en el país comenzó a generar actividad comercial.

Panhard & Levassor

 

LOPEZ CONTO SU PROPIA HISTORIA

Un tercer carro habría llegado a Venezuela en 1904, en opinión del ilustre investigador Galo López Quintanilla, quien encontró referencias sobre su llegada el 10 de Marzo de 1904, según publicó en la revista Actualidad Automotriz en 1984. Ello le colocaría automáticamente como el primer carro llegado al país, un torpedo Darracq que el Gobierno Francés le regala a la Primera Dama, Doña Zoila de Castro. Sin embargo, investigaciones más recientes y exhaustivas como la de González, no han encontrado otros registros que avalen la fecha mencionada por Galo López y, en cambio, sí han detectado la llegada de tal auto hacia 1907. Su chofer, poco antes de morir en 1951, en una entrevista a un importante periodista capitalino, se auto-definió “el primer conductor y el primer mecánico” en Venezuela relatando su contratación en Francia por cuenta del Estado Venezolano, pero los registros confirman que su arribo vía marítima ocurrió un poco después de la llegada del auto. Quizá de allí nazca alguna de las controversias que rodean a este Darracq pues, aunque se sabe cuanto costó, no se puede definir con exactitud si se trató de un carro nuevo o usado. Pero la investigación de Galo López sí encontró un importantísimo documento; la foto más antigua de nuestra historia automotriz. Allí aparece el largo torpedo, identificable como un Darracq por su parrilla y faros aunque no muy diáfano como para establecer más detalles, rodeado por varios militares ecuestres en ocasión de la inauguración del Puente Restaurador en Caracas.

Darracq

 

La fecha de tal evento, 11 de Junio de 1905, siembra controversias sobre la presencia del Darracq, pero hasta ahora no hay nuevos hallazgos que avalen la fecha definida por Galo López en detrimento de la establecida por los registros aduanales oficiales y otros documentos. Por ello la presencia del Cadillac B en Caracas el 18 de Abril de 1904 se considera el debut del automóvil en Venezuela y, dando crédito a la investigación del finado López y a la que hasta 1984 atribuía tal cosa al Panhard & Levassor llegado en Septiembre, no yerra quien sitúa la llegada del automóvil al país en 1904. Ello ha sido universalmente aceptado desde hace tiempo, ha sido la razón por la cual se ha declarado 2004 como el año centenario del automóvil en Venezuela y es curioso constatar que en los archivos gráficos más importantes del país, las reseñas alusivas al primer carro, ya desde hace años, eran ilustradas con fotos del Cadillac del Dr. Capriles.

 

¿QUIÉN TIENE RAZON? LA HISTORIA LO DIRÁ

Verdaderamente López ha arrojado luces importantísimas con sus hallazgos, pero estos son solo parte de la historia centenaria y esta, vista en su totalidad, da un panorama más amplio. Algunos argumentos defendidos por López no pueden ser demostrados con documentación histórica ni hay hechos que los respalden. Un ejemplo, la fecha del 10 de Marzo de 1904 que López recogió de un apunte mientras la tesis universalmente aceptada, la del Cadillac, acompaña la fecha del 18 de Abril de 1904 con registros en prensa local y también con datos de aduana, habiendo además suficiente memoria histórica a lo largo del tiempo, incluyendo la foto fechada 1931, donde se le describe como el primer carro del país y en la cual aparece muy completo en los salones de un importante concesionario venezolano, la Corporación Venezolana del Motor.

En el caso de López, su afirmación la avala la foto que mencionamos, tomada en 1905, ya después de la llegada del Cadillac y del Panhard & Levassor, cuya veracidad es muy comprobable pues la inauguración del Puente Restaurador fue un acontecimiento local. Esa fecha además parece concordar con los testimonios recogidos por Guillermo José Schael en su libro “Apuntes sobre la Historia del Automóvil en Venezuela” en los cuales ilustres conocedores de la historia local del invento, como Ángel Pinedo, establecen que el Darracq fue un regalo del Gobierno Francés. Schael, uno de los cronistas más importantes de la Venezuela contemporánea, afirmó en su libro que el carro habría llegado “unos dos años antes” del viaje del Presidente de la República, General Cipriano Castro, a Paris en 1908 por motivos de salud. Los registros de aduana hallados por González muestran que ese espléndido regalo llegó en Mayo de 1907 en un vapor de bandera inglesa, Matadero, lo cual parece confirmar lo escrito por Schael. Pero ¿y la foto? Ella por sí sola es un documento importantísimo que demuestra que López no está equivocado en algunos hechos, mereciendo el reconocimiento por ello pero además hay otro detalle; el carro retratado en 1905 no es el mismo de una conocida foto donde aparecen un soldado y una hermana del Presidente Juan Vicente Gómez, y que para muchos era ese Darracq. Así, las investigaciones y todo lo que el tiempo puede demostrar, establecen que el primer carro llegado a Venezuela fue ese Cadillac que circuló en Abril de 1904. Ello hace que el tradicional Panhard & Levassor haya sido batido por muy poco, dejando un sabroso asunto que resolver a manos del tiempo; la confrontación de lo dicho por López sobre el Darracq en relación con los otros datos sobre él conocidos. Seguro que si se separa profesionalmente lo que es suposición, de lo que es verdad y de lo que no es comprobable, agregando nuevos datos, producto de investigaciones más hondas, todos ganaremos pues terminaremos de conocer una historia, hecha de verdades avaladas con hechos históricamente comprobados, que forma parte de lo que más queremos. El automóvil.

 

-

volver arriba