Menu

Bienvenido, hoy es: 24 de mayo de 2017

Año 1959 y sus Contrastes

Por: Roberto Nigrinis Velandia

A partir de 1955 las carrocerías se fueron agrandando paulatinamente y creciendo a la par de estas las aletas de cola, que habían nacido tímidamente a finales de los años 40, en modelos Cadillac, y que evocaban formas aerodinámicas.

En 1959, se notaba un cambio en las tendencias del mercado, que indicaban que los vehículos pequeños, podrían ser los que interesarían al cliente durante la siguiente década.

Estos indicadores de cambio se basaban en el crecimiento en las ventas de modelos europeos, como los Volkswagen Escarabajo, los Renault 4CV y Dauphine, lo mismo que los pequeños Fiat 600 y los Ford Anglia y Taunus, fabricados en Inglaterra y Alemania. Además de los primeros intentos tímidos de fabricantes japoneses como Toyota y Nissan, que se consolidarían algunos años después.

La situación en Colombia era similar, aunque en nuestra patria se encontraban cerradas las importaciones. A nuestro país las pocas unidades que llegaron, eran modelos principalmente de los Estados Unidos y mucho menos de Europa y algunos pocos de Japón, país que ya trabajaba arduamente para convertirse en la potencia automovilística que es hoy en día.

Con el siguiente compendio, queremos mostrar los modelos que debutaban en los Estados Unidos, el principal mercado automotriz del mundo en ese momento, hace 48 años.

También resulta interesante comparar el tamaño de los vehículos, que se producían a lado y lado del Atlántico.

 Modelos Estadounidenses

 

General Motors: El mayor fabricante de vehículos del mundo presentó sus ostentosos Cadillac, con las aletas más grandes jamás producidas en sus modelos. Se destacaron en especial los modelos El Dorado y El Dorado Brougham fabricado en Italia por Pininfarina. Los Cadillac también ofrecían como innovación y a precio extra, suspensiones neumáticas.

Los Buick tampoco se quedaban atrás, por tamaños de carrocería y de aletas de cola,al igual que por sus generosas superficies vidriadas, el chasis en X (usados por todos los autos de la GM), que le permitía tener un bajo centro de gravedad. Pontiac se unía con diseños similares, lo que también sucedía con Oldsmobile.

La gran mayoría de los modelos utilizaba cada vez más potentes motores V8 de miles de centímetros cúbicos, con excepción de Chevrolet que además de estos ofrecía para los que buscaban economía en combustible, los sencillos y confiables propulsores de seis cilindros en línea. El Chevrolet sobresalía también por sus originales y gigantescas aletas de cola, acompañadas por unos stops con forma de “ojos de gato”. Las transmisones automáticas se utilizaban de norma en todas las divisiones de la GM, y eran opcionales en los Chevrolet, lo que también sucedía con la dirección asistida.

Ford Motor Company también recurría a las aletas, pero no de las proporciones de las propuestas por GM ni por Chrysler.

Este año vendía sus económicos Ford. los medianos Mercury, los poco afortunados Edsel y los lujosos Lincoln.

Con excepción de Ford que ofrecía un motor opcional de seis cilindros, el resto de las marcas apelaban a la potencia y el rendimiento de sus motores V8, con uno o varios carburadores, de varios venturis. Las transmisiones automáticas eran utilizadas de norma en los Edsel y Lincoln y opcionales en los Ford y Mercury, lo que también sucedía con los sistemas de dirección asistida.

Chrysler Corporation: Las marcas que hacían parte del “Tercer Grande de Detroit” Plymouth,Dodge, Desoto,Chrysler e Imperial seguían las líneas generales implantadas en 1957, con aletas grandes y adición de cromo en muchas partes de la carrocería.Se utilizaban en muchos modelos cajas de cambios automáticas, con accionamiento mediante botones, además de dejar la opción de cajas de cambios manuales en los Plymouth y Dodge principalmente. La mayoría de los motores usados tenían configuración V8 y desde un carburador en adelante, dejando también la opción de anticuados motores de seis cilindros en línea, con válvulas en el bloque, usados desde los años 30. Al año siguiente se ofrecería la opción de contar con el novedoso motor de seis cilindros en línea, ya dotado de válvulas en la culata y conocido como “Slant Six”. Los sistemas de dirección asistida eran comunes en las marcas más costosas como Chrysler e Imperial y optativos en el resto.

Rambler: La marca básica de la American Motors (fundada en 1954), domiciliada en Kenosha Wisconsin, ofrecía modelos compactos con carrocería monocasco y motores básicos de seis cilindros y optativos V8, llamados American y Ambassador, este último competidor de los Dodge,Pontiac y Edsel.

Studebaker: La tradicional marca de South Bend Indiana, se debatía en una aguda crisis, que la había llevado a fusionarse con la moribunda Packard, difícil situación que terminaría con su vida en 1966. Ese año lanzó el compacto pero espacioso y práctico Lark, propulsado por un sencillo motor de seis cilindros en línea.

De Europa

Después de lograr buenas cifras en ventas con el Volkswagen Escarabajo, fabricantes de este continente enfilaron sus baterías buscando morder la gran torta de mercado estadounidense. Ante la avalancha esperada de modelos llegados de Europa, y ante al cambio en los gustos de los consumidores norteamericanos, las cosas no las tendrían fáciles, ya que General Motors, al final del año presentaría su controvertido Corvair y tiempo después los Buick Special, los Oldsmobile F-85 y los Pontiac Tempest, Ford presentaría el Falcon y el Mercury Comet, mientras que Chrysler hacía lo propio con el Plymouth Valiant y el Dodge Lancer.

Austin, el fabricante británico agregaba a su portafolio el A40, movido por un pequeño motor de cuatro cilindros en línea, 950 c.c, con una potencia de 38,5 HP y dotado de una carrocería monocasco de dos puertas.

Citroen, exportaba desde Francia su 2CV, el que se sumaba al DS19, dos autos diametralmente opuestos y dirigidos a segmentos muy diferentes.

DKW, marca hermana de Audi, exportaba un pequeño automóvil, dotado de un diminuto motor de 895 c.c y tres cilindros en línea, que producía 40 HP.Se diseñó y fabricó en Alemania y posteriormente en Argentina, donde logró gran popularidad.

Fiat: Al curioso y eficiente 600, agregaba su derivado, el Multipla, un pequeño microbús para 6 pasajeros o carga voluminosa, que compartía toda su propuesta mecánica con el 600, también diseñado y producido en Italia.

Ford Inglaterra: Al tradicional Anglia 100E, le sumaría a fin de año el 105E, un curioso compacto con carrocería dotada de vidrio trasero invertido, el cual era movido por un motor de cuatro cilindros de 1.000 c.c y una potencia de 40 HP.

Hillman, también británica, ofrecía como atracción el Minx, dotado de una bonita carrocería monocasco de cuatro puertas o Station Wagon, el cual era propulsado por un motor de cuatro cilindros de 1.492 c.c y una potencia de 52,5 HP.

Lloyd, de origen alemán y con una carrocería compacta de dos puertas, era movido por un simpático motor de dos cilindros en línea, 596 c.c, el cual solamente producía 12 HP, cuya potencia se pasaba a las ruedas delanteras.

NSU, llegado de Austria el Prinz, producido por una fábrica de motocicletas, estaba movido por un pequeño motor de 20 HP y 582 c.c, el cual se montaba atrás.

Opel, de origen alemán y propiedad de la General Motors, que utilizaba para su distribución la red Buick en Estados Unidos, presentaba el Rekord, en versiones sedán y Station Wagon. Estaba movido por un motor de cuatro cilindros, 1.485 c.c y una potencia de 56 HP.

Peugeot, la casa francesa ofrecía su 403, con una sencilla carrocería de cuatro puertas, pickup y Station Wagon creadas por Pininfarina. Este auto contaba con un motor de cuatro cilindros de 1.465 c.c y que producía 66 HP. Este modelo fue inmortalizado en su versión convertible por el actor Peter Falk protagonista de la serie policiaca “Columbo”. A finales del año siguiente sería reemplazado en el mundo entero por el 404, ícono automotriz de Francia.

Renault desde Francia traía su Dauphine, al que le sumaba el Caravelle, construído sobre la misma plataforma del anterior, el que a su vez había reemplazado al 4CV. El Dauphine usaba el conocido motor de cuatro cilindros “Ventoux” de 850 c.c, que producía 32 HP.

SAAB la marca sueca, con amplia trayectoria aeronaútica y hoy propiedad de General Motors, presentaba un cupe bastante innovador,el 93B, dotado de motor y tracción delanteras. El propulsor de tres cilindros en línea, 746 c.c, producía 20HP.

SIMCA la casa francesa en ese momento ya propiedad de la Chrysler,introducía su actualización del modelo Aronde. Estaba dotado de un motor de cuatro cilindros en línea, de 1.269 c.c, el cual producía 48 HP.

Skoda curiosamente este producto llegado de Checoslovaquia, intentó penetrar el mercado estadounidense con muy poco éxito con su 440. Usaba una carrocería monocasco y estaba propulsado por un motor de cuatro cilindros, 1.088 c.c, que producía 40 HP.

Triumph, llegado de Inglaterra ofrecía un sedán de cuatro puertas, movido por un motor de cuatro cilindros, 941 c.c, que producía 40 HP.

Vauxhall, marca británica propiedad de la General Motors, introdujo el modelo Victor, un sedán o Station Wagon de cuatro puertas, ambos propulsados por un motor de cuatro cilindros, 1.505 c.c, el cual erogaba 54,8 HP.

Volvo, el productor sueco, que en la actualidad pertenece a la Ford Motor Company, introducía al mercado estadounidense el PV444, dotado de una carrocería monocasco de dos puertas, el cual estaba movido por un motor de cuatro cilindros en línea, montado adelante, el cual con sus 1.138 c.c, producía 85 HP. Este modelo PV444, se hizo famoso también en rallyes, donde logró triunfos resonantes, en manos de virtuosos pilotos escandinavos.

Dentro de los británicos estaban los Morris Mini y Oxford en el mercado desde 1948 y que se fabricarían hasta 1971. El 28 de agosto de 1959 se presentó un automóvil muy moderno pra asu época, el Mini, que se vendería con las marcas Morris,Austin y Wolseley y que tendría muchas versiones con diferente motorización, entre las que se contaba la célebre y recordada Cooper.Se recuerdan además sus resonantes triunfos obtenidos tanto en pista como el rallye.

Japoneses

Nissan vendía su Datsun 1.000, un pequeño sedán de cuatro puertas, dotado de un motor de cuatro cilindros, el cual producía 37 HP. También se vendía el campero Patrol.

La Toyota comercializaba el Toyopet, en versiones Sedán y Station Wagon. Estaba dotado de un motor de cuatro cilindros, 1.200 c.c y una potencia de 60 HP. Ya se vendía el Land Cruiser, el tradicional y robusto campero que se impondría en el mundo entero, convirtiéndose en uno de los pilares de la hoy triunfadora Toyota Motor.

Además de estos modelos y marcas, se vendían, o por lo menos se intentó vender modelos de marcas como BMW, Volkswagen,Ford alemana, Daf, Mercedes Benz, MG, Jaguar, Alfa Romeo, Ferrari, Riley, Morris, Rolls Royce, Bentley, Tatra, Sunbeam, Borgward, Hansa, Bristol, Rover, Auto Unión, Goggomobil, Messerschmidt,Heinkel, Facel Vega, Maserati,Lancia y Porsche. La gran mayoría los conocemos en Colombia, por que fueron importados al país, aunque especialmente los europeos y japoneses en muy pocas cantidades.

Nota relacionada: Plymouth 1957-1959 http://www.carrosyclasicos.com/a.php?a=2013

volver arriba