Menu

Bienvenido, hoy es: 19 de junio de 2019

Volkswagen Escarabajo Automático

Por: Rodrigo Kurmen
Especial para
www.carrosyclasicos.com

A mediados de 1997, había llegado de hacer mi semestre de práctica social en Buga, de mi carrera de Administración de Empresas y me encuentro que mi nuevo Daewoo Racer GTi full equipo, había sido incautado por mi hermana menor, quien había entrado a estudiar medicina a la Universidad de la Sabana , diagonal a Centro Chia. En ese momento, mi papá promete ayudarme a comprar un carro, pero quería que fuera un VW. Yo le dije que claro, que un Golf GTi de los ochentas me parecía interesante, a lo cual, él me dijo que no. Que quería que comprara un VW como el de mi Tío Alberto… Él tiene un Escarabajo 1953… En mi casa nunca hubo VW.

Bajo ese criterio, me puse en la tarea de mirar en los clasificados. De repente encuentro uno que decía “Súper Escarabajo Automático modelo 1971, teléfono…” Sin tener idea de qué significaba, fui a verlo. Fue amor a primera vista: Único dueño, reflectivos laterales, cinturones originales, radio original, etc… fue el primero que vi y con éste me quedé… El precio fue de $8"250.000,oo

Antecedentes.

Este VW fue comprado por su primer dueño en New York, en 1971. En ese entonces trabajaba para Exxon y luego, en 1973 fue transferido a Bogotá. Sin pensarlo mucho, envió el VW en avión, como parte de su valija y del plan de repatriación de profesionales de los setentas. Luego, en 1980, es transferido a Barranquilla, a donde nuevamente envía su VW en avión. Ya de regreso, en 1990, el VW viajó por sus propios medios a Bogotá. El VW fue atendido en VW de Bogotá, luego en Madsen y Huelsz, Montalvo y Quiroga y en los noventas, en VW Home.

Mi vida en VW.

De vuelta a 1997, lo primero que hice fue buscar información sobre este VW en la poca literatura disponible y en el incipiente Internet, encontrando que es un modelo de muy baja producción (apenas 610.300 VW Automatic Stick Shift fabricados, entre 1968 y 1976) y que no se reportaba la existencia de ningún otro VW Automatic en Bogotá, hasta ese momento. En la octava Caravana, de 1998, ganó el segundo puesto en la categoría de Súper Beetles.

 

Lo registré en la página Web de VW1302 www.1302super.com/ , donde aprendí que se llamaba así, debido a que es un Súper Beetle (no virus) con suspensión delantera McPherson, pero con el parabrisas semicurvo. Al poco tiempo, apareció otro VW idéntico a este, pero en Alemania. Lo tenía un joven (de mi misma edad) quien se lo había comprado recientemente a una señora de edad, quien también había sido su única dueña. Con Thomas Görlitz comenzamos una amistad virtual y ya en 1999 tendríamos la oportunidad de conocernos, cuando él por primera vez viajaba a USA y yo estaba viajando con mi VW1303 Automático, Marina Blue, modelo 1974. www.oldbeetle.com/usatrip . Más de 15000 kilómetros sin ni siquiera una llanta pinchada. Los únicos inconvenientes que tuvimos, se debieron a las altas temperaturas. Se reventó la correa entre Houston y Dallas, en un día que nos hizo 108°F y luego de viajar por Death Valley, entre Las Vegas y San Bernardino (lugar con el triste record de mayor cantidad de motores VW aircooled fundidos) se pegó el bendix y tuvimos que ser empujados, por otro dueño de VW Automatic.

Con este VW fui a la universidad, salí de rumba y fui a Melgar, Espinal, entre otras.

Los últimos años.

Gracias a mi amistad con las directivas del Club, el VW se fue dando a conocer y participó en las exhibiciones de VW Antiguos en Centros comerciales como Centro Chia y el Outlet Bima. Adicionalmente, estuvo en la exposición de antiguos de la Feria del Automóvil de 2003.

Participó en el Circuito Vintage San Diego, en el Autódromo de Tocancipá en 2002, donde logró el cuarto puesto en su categoría.

En 2006 lo hice pintar detalladamente donde Alfredo Castillo. Le cambié sus empaques y cauchos, así como la tapicería TMI. El resultado fueron los 99 puntos que obtuvo en la revisión del Club Colombiano de Automóviles Antiguos y Clásicos, CLAC, para obtener sus placas y tarjeta propiedad que lo reconocen como vehículo Antiguo.

Los datos del protagonista

1971 VW 1302 Super Beetle Automatic – VW Type 113 – 142

Versión americana

Color: (65) L91D Kansas Beige

Tapicería: Cork – Tan Basketweave Leatherette

Lugar y fecha de Nacimiento: Emden, Alemania. Jueves primero de julio de 1971

 

Volkswagen refrigerados por aire, con transmisión automática.

¿Primero, qué es un VW Automatic Stick Shift? Son VW refrigerados por aire, con pedal de acelerador y de freno, considerablemente mas grande que el del común de los Volkswagen, sin pedal de embrague y con una caja de 3 velocidades adelante que no hace los cambios por si misma, pero con convertidor de torque y bomba hidrodinámica que actúan el clutch de manera neumática al tocar la barra de cambios eléctricamente o al llegar al ralentí, con lo que permite que el VW se detenga en cambio y no se apague. Al igual que cualquier vehículo con caja automática, se debe presionar el freno, a fin de que no se mueva suavemente, lo cual, si no se es cuidadoso, puede provocar un accidente.

Entonces, la Transmisión Semi-automática VW consiste en un Clutch con sistema hidrodinámico con Convertidor de Torque Borg-Warner, que es accionado eléctricamente al tocar la palanca de cambios.

Lamentablemente, a pesar de su éxito inicial, pronto comenzaron algunas dudas sobre su calidad y duración y por esto, no contaron con mucha difusión. Además, las cajas Semiautomáticas eran reemplazadas al cambiar el VW de dueño y sobre todo de mecánico. Los Volkswagen Automáticos fueron unas rarezas mecánicas aun desde nuevos. Seres odiados por los mecánicos de todo el mundo, con muy pocos repuestos y aun más escasa información técnica especializada sobre su mantenimiento, cuidados y reparación. Un amigo que trabaja para VW Classic Parts en Wolfsburg me dijo que se estima que sobreviven más Escarabajos Split Window que Escarabajos VW Automatic. En Bogotá se conocen solo 3 VW Automatic por el Volkswagen Club de Colombia.

A partir del modelo 1968, se ofrece opcional para el Escarabajo y el Karmann Ghia tipo 14, el cambio semi-automático, denominado VW Automatic Stick Shift, destinado al mercado femenino, con un sobrecosto inicial de 460 Deutsche Marks. En principio tuvo gran acogida: 1 de cada 4 VW tipo 1 con motor 1500, producidos en 1968 tuvo la opción VW Automatic. Para 1971, la opción “Automatic Stick Shift” tenía un sobrecosto de U$139,oo. A partir del modelo 1974, los VW Automatic tienen la posición de Parking y está opción tenía un sobrecosto de U$200,oo . En 1976 se termina la producción de modelos con caja semi-automática. En total se produjeron 610.300 VW Automatic Stick Shift. Más información en:

 

 



Es interesante comentar que esta no fue la primera caja automática que ofreció VW. Ya desde 1960 se ofreció el Escarabajo y el Karmann Ghia tipo 14 con la caja Saxomat. Esta caja también era semiautomática y utilizaba los mismos 4 cambios adelante de la caja mecánica. Era de venta casi exclusiva en Alemania y tenía como mercado a los lisiados por la guerra. De otro lado, en el artículo “Le perjudicará al VW el éxito obtenido” de la revista Mecánica Popular, de abril de 1958, visitan la planta de Wolfsburg y aseguran que “… año tras año aparecen modificaciones y continuarán apareciendo en lo futuro. (No se sorprenda si antes de que pasen muchos años el VW sale al mercado sin pedal de embrague; nos atrevemos a asegurarle que el embrague automático ya está en camino) .” www.mimecanicapopular.com/vernota.php?n=89

Y que pasó con los VW tipo 3, Karmann Ghia tipo 34 y tipo 4? También a partir del modelo 1968 se comenzó a ofrecer una caja automática, la cual si tenía sus 3 cambios adelante totalmente automáticos. Esta caja es común para los 3 modelos.

Consejo sabio muy popular de casi todas las páginas Web sobre mantenimiento -no solo para los VW Automatic- sino para todos los VW: "U just have to let it go"... Si está funcionando, no lo molestes... "Sorprendidos veremos que esa idiosincrasia casi siempre se manifestará en una obstinada tendencia a mantener la inercia de su estado actual..." Fernando E. Pisano. www.vwclubcol.com/archivosViviendoEscarabajo_01.html
"Fahren lernen mit VW Automatic"

 

 Nuestra experiencia al volante

Por: Roberto Nigrinis Velandia

El pasado domingo 12 de agosto de 2007, se realizó la gigantesca caravana que celebró los 20 años del Volkswagen Club de Colombia. Tuvimos el inmenso gusto de participar en ella, y no de cualquier manera, lo hicimos conduciendo el espectacular vehículo que protagoniza esta nota, el cual fue amablemente facilitado por Rodrigo Kurmen su propietario.

La verdad que nos impresionó aún más de lo que impacta al mirarlo, primero por su inmaculado estado general y segundo por su funcionamiento irreprochable.

Cuando recibimos la honrosa misión de llevarlo a la caravana, estábamos sencillamente ansiosos y llenos de interrogantes sobre como sería el funcionamiento de tan conservado y original automóvil y más dotado de transmisión automática, un dispositivo que siempre nos ha gustado y del que somos usuarios en los sedanes norteamericanos que conducimos a diario.

Recogimos el carro en la casa de su propietario quien nos dio algunas indicaciones básicas sobre su manejo, en especial el de la caja automática, que funciona de manera similar a la que se montaba en los Honda Accord (1976-1985) que cuenta con dos o tres posiciones en su caja de cambios y que para accionarla no necesita pedal de embragué.

 

 

Llenamos el tanque de gasolina y arrancamos para Unicentro, allí nos reunimos con todos los participantes en el caravana.

Después de las 11 de la mañana arrancamos hacía el Autódromo de Tocancipá, destino final del recorrido, pero antes realizamos un pequeño recorrido por algunas calles del norte de Bogotá, donde la gente nos saludaba y aplaudía los hermosos automóviles.

La verdad he conducido muchos Volkwagen Escarabajo, al igual que Microbuses, automóviles Fatsback y camionetas Variant y debo decirlo, jamás había conducido uno tan suave, silencioso en su andar y aún más con un aislamiento tan extraordinario como el de este auto. Su marcha es más que suave y el funcionamiento de su motor y caja estupendos. El propulsor empuja como si tuviese mayor potencia y cilindrada, mientras que su caja de cambios funciona con una precisión y suavidad que envidiarían incluso costosos vehículos modernos. Tanto la potencia y el torque del tetracilíndrico enfriado por aire son fabulosos y más que suficientes para ascender por grandes pendientes o por el contrario viajar descansados y a muy buena velocidad por terrenos plano.

Los frenos funcionan con total suavidad y precisión, siempre y cuando no se les exija el funcionamiento de un vehículo actual.

 

 

Ni que decir del ajuste general, ni del funcionamiento de todos los dispositivos del auto, que justifican el porque obtuvo los envidiables 99 puntos que recibió al ser revisado para que le fueran otorgadas las placas de vehículo antiguo, que hoy porta y que merece con sobrados méritos.

Después de conducirlo por cerca de 100 kilómetros , es sencillo entender el porque se le profesa verdadera devoción a este modelo a lo largo ancho del planeta, y por que cada día en lugar de disminuir sus seguidores, estos aumentan en grandes proporciones.

 

volver arriba