Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de febrero de 2020

Restauración de un Chevrolet Corvair 1960 (Segunda Parte)

En esta segunda entrega Richard continuará contándonos los trabajos realizados al Corvair, y transmitiéndonos todas sus valiosas experiencias. Mostramos el trabajo realizado hasta el momento, esperando que una vez terminado podamos ver los resultados, lo que ojalá suceda muy pronto. Si desea mirar con mayor detalle el proceso de restauración de este vehículo le sugerimos visitar http://www.widman.biz/Corvair/corvair.html el sitio web del autor de esta nota y donde encontrará el texto tanto en español como en inglés.

 

 

 

El ardúo trabajo recibe reconpensa

Por: Richard Widman
Texto y Fotos
Especial para www.carrosyclasicos.com

Este proyecto ya está llegando al primer aniversario aunque ha sido en mi tiempo libre durante los 108 días que me encontraba en Tarija durante este periodo.
Este mes ha sido dedicado principalmente al piso.  El taller finalmente volcó el auto al costado y empezó a lijar, soldar y pintar el piso de abajo.  También aproveche una vacación en los EEUU para viajar a un cementerio de autos Corvair en Pennsylvania donde conseguí las piezas de acero inoxidable que decoran la cintura del auto.  Ya debo tener todo lo necesario para ensamblar el auto.


Esta es la primera vez que hemos podido ver de cerca la parte inferior del piso porque desde la compra ha estado horizontal sobre llantas viejas.  Hasta la fecha todos los paneles del piso fueron cambiados desde arriba.
Volcamos el auto sobre llantas y ahora podemos ver el progreso donde los paneles han sido cortados y nuevos soldado en su lugar, reemplazando todo que parecía débil, ademas de construir soportes para los nuevos asientos delanteros.  Actualmente empezamos el piso en Abril del año pasado, pero dejamos para concentrar en las piezas mecánicas.


Unos cuantos soportes y paneles estaban rotos y tenían que ser soldados.  Aparentemente el auto sufrió bastante en sus años de trabajo en carreteras de ripio y tierra.
Después de soldar y lijarlo, el lado inferior del piso fue pintado con una base anticorrosiva y “emborachamiento” que evitará su deteriora por piedras y agua. Volvemos a colocarlo de pie para terminar el interior, pintándolo con el anticorrosivo.
Ahora falta rellenar los últimos huecos, sellar todos los paneles con poliuretano y cubrir el piso con láminas de 3 mm de goma asfáltica con una capa de aluminio para absorber sonidos y evitar corrosión.

 


Decidí reemplazar todo el acero inoxidable que envuelve el auto.  Encontré piezas usadas en condición razonable aunque ya tenían 48 años de sol, lluvia, etc. en el cementerio de Pennsylvania.  El problema mayor era transportar todo esto a Bolivia en mi equipaje en American Airlines.
Para hacer esto tuve que hacer esta caja para evitar que se doblen o dañen las piezas.  Envolví cada pieza en papel diario y las coloqué con plastoform en esta caja de madera, envuelta en alfombras y colocado en una bolsa de lona.


Una vez que llegue a Bolivia comencé a lijar las rayas profundas con papel 320, después 500 y finalmente puliendo con pasta y el pulidor eléctrico.  También decidí comprar la pieza que cuida la boca del tanque de gasolina para que los operadores de surtidores no destruyan la pintura.  Esto necesitó mucho tiempo con la lija y la máquina.
Aquí tenemos una foto de una de las piezas con la mitad pulido y la otra como la compre.  También las puntas de las molduras de las 4 puertas antes y después de pulir.  Ahora están empaquetadas para el viaje a Tarija y su colocación una vez pintado el auto.
Finalmente localicé la emblema “Chevrolet” para el capot aunque tenia mucha corrosión.  La limpie, llené las imperfecciones con masilla plástica, lije todo y la preparé para hacer un molde.  Ahora haré una nueva de aluminio.


Después de muchos días de lluvia, carnaval y otras distracciones, empezamos el progreso en la terminación y ensamblaje. Traje conmigo de Santa Cruz las molduras pulidas de acero inoxidable. Ahora divido mi tiempo entre el taller de chaparía, mi casa y el taller mecánica de acuerdo al proyecto que puede progresar en el momento.
Los biseles de aluminio de los faroles eran gris opaco de corrosión y edad. Comencé a pulirlos y encontré que estaban anodizados, resultando ser muy difícil pasar por esta superficie química. Empecé puliendo con lana de acero fina, progresando al pulidor eléctrico, pero ningún método resulto exitoso.
Buscando en el Internet encontré que un baño en limpiador de alcantarillado de soda cáustica saca ese tratamiento. Los remojé unos 20 minutos en el balde, lijé con lija 600 utilizando una cucharilla de helados para llegar a las partes más profundas, pulí la parte exterior con el pulidor estacionario, el interior con una rueda de pulir en el taladro y otro en mi mini pulidor.


Para evitar que se deterioren los pinté con una pintura acrílica termoplástica transparente.
También saque las abolladuras de los anillos y cascos de los faroles, limpiando años de minerales, puliéndolos para dejarlos como nuevos.
Después de arenar, rellenar y soldar nuevos pernos para montarlos al auto, pinté los armazones de los faroles con la pintura anti corrosivo y la negra.
Aquí se ve como estaban al desarmar y como quedaron.


Las pisaderas que van debajo de las puertas tenían mucha corrosión en ambas partes: El acero que usan de base y la capa de aluminio que se ve cuando se abre la puerta.
Arené los soportes de acero y los pinté con pintura anti-oxido roja y la capa final negra.
El aluminio requirió un baño en la soda cáustica, mucho lijar con la lijadora orbital y a mano. Con la excepción de lija 220 en las partes peores, primero usé papel 360, después 500 y finalmente 600. La mayoría del pulido fue con el taladro porque las piezas son largos y difíciles de controlar en el otro pulidor. Mejor resultó asegurarlas a la mesa de trabajo y controlar el taladro.
Finalmente pinté todas con la pintura termoplástica acrílica para mantener su brillo y protegerlas contra corrosión.  Aquí están terminadas con sus soportes pintados negros.
Las piezas de acero inoxidable para el borde del techo y los parabrisas también tenían muchas abolladuras, raspaduras y residuos del tiempo.  No sé como pudieron abollar y raspar tanto estas molduras.  Formé piezas de madera para golpear las abolladuras contra un pedazo de cuero sobre madera.
Perfeccioné mi técnica de pulir utilizando lija 220 para sacar las rayas, seguido por 360, 500 y finalmente dando un buen brillo con lija 1000 antes de pulir con el pulidor de mesa y la barra de pasta.  Esto eliminó más rayas y no tiró tanta pasta de pulir por todas partes, también evitando la aglomeración de pasta con material pulido.  En el proceso encontré que la lija 150 era muy fuerte, dejando sus rayas muy profundas, mientras empezando directamente con el 360 tardaba mucho y no eliminaba las rayas.
Nota que pulir sin lijar deja rayas profundas pulidas.
Desde que compré el auto he estado buscando la emblema “Chevrolet” para el capót. Me ofrecieron una de Chile, pero nunca se podía concretar ese envío.
Finalmente conseguí una en mal estado (que había estado rota y soldada) en el Corvair Ranch de Pennsylvania (que se ve en la página del mes 12). Encontré un local que funde placas de aluminio para los cementerios y conseguí que me haga una con estas piezas para el molde. Después empecé con el trabajo de limar, lijar y pulir para hacer la pieza final para el auto.


Aquí se ve el local que fundió latas de cerveza, cables de aluminio y soportes de un banco del parque. De allí lo colocaron en el molde de dos piezas que habían hecho de arcilla húmeda, calentada para no enfriar el aluminio hasta llegar al último rincón. Algunas letras terminaron cerradas. Las tenia que corregir con mi mini-rectificador.
Ahora me ofrecieron una original de California (última foto). Por ende esta probablemente se quedará de repuesto.
Finalmente puedo empezar el ensamblado completo del motor.  El estante para el motor fue fabricado del cigüeñal de un camión Nissan con una tuerca tensora, una plancha de acero y varios tubos. Facilita girar el motor para trabajar de varias formas.
Pueden ver de las primeras dos fotos que el juego de 0.76 mm en el cigüeñal del cojinete axial está completamente eliminado.  En nuevo cojinete axial solo lo mejoró a 0.25 mm.  Tuve que rellenarlo y lijarlo para llegar a la luz correcta de 0.05 mm.
Una revisión de los anillos que llegaron con los pistones y cilindros demuestra que tienen mucho juego, especialmente en sus ranuras. Tendré que ensamblar lo que puedo hasta que lleguen los anillos correctos.
Coloque los pistones en sus cilindros para medir la luz entre el pistón y la falda. Un pistón tenia una protuberancia en ambas faldas y otro tenia una en una sola falda. Una foto muestra donde se trancó y otra la luz entre el calibrador y la falda. Las lijé con lija 100 y pulí con lija 1000 para que caben bien en sus cilindros con la luz correcta de 0.05 mm. Después comprimimos los resortes de válvulas para asegurarlos.
Hice rectificar el cigüeñal a los cojinetes de 0.010 que compré. Aquí estoy instalando estos cojinetes y probando mi nuevo torquímetro (torquómetro o llave de torque).
Al asegurar todas las bielas encontré que se aumento mucho la resistencia al giro del motor.  Decidí desarmarlo y revisar de nuevo que las tapas estaban correctamente alineadas y comprobar la tensión de cada cojinete individualmente.  Así encontré que una de los cojinetes tenia una protuberancia cerca de su punto.  Tuve que lijarlo.
Será mas fácil ensamblar el motor la segunda vez.
Nos prestamos un trailer y llevamos la carrocería al taller para empezar a ensamblarlo.  Alzamos el auto entre 5 personas.
El nuevo tanque de gasolina ya está fabricado y pintado con pintura epóxica por dentro y afuera. Aquí están las fotos de encima, abajo, y el interior desde la entrada del medidor que esta reconstruido y listo para instalar cuando consigo el filtro.
Ya que tenía el auto sobre una mesa, decidí aplicar una capa más de emborachamiento (pintura plástica viscosa) para reducir el efecto de las piedras y barro, además de reducir los sonidos.
Una inspección de cerca al guardabarros lijado indica que sufrió una tormenta de granizo o muchos golpes de otros objetos.
En las próximas fotos se ve la colocación de la suspensión delantera en su lugar y después la subida de la trasera y su posición final.
En esta foto el compartimiento del motor está lijado y pintado con su base y después el color que yo había escogido.  Decidí que es un poco oscuro y escogí una nueva turquesa más clara.
Este mes empieza con el segundo ensamblado del motor después de desarmarlo y encontrar la protuberancia en un cojinete que resultaba en mucha fricción al hacer girar el motor.
El ensamblado del motor con piezas ya verificadas es mucho más fácil, aunque encontré que la arandela que gira aceite del frente del cigüeñal chocaba con el retén de la campana.  Por lo que la General Motors ya había discontinuado esa pieza, lo dejé afuera.
Con todas las piezas en la mesa y mi nuevo paquete de anillos, comencé el armado.  Aquí pueden ver el pistón con sus anillos antes y después de poner al cilindro, los protectores en los puntos de las bielas, la toma de aceite, la instalación de los cilindros y la empaquetadura que tuve que fabricar cuando se rompió en nuevo.
Esta vez solo necesité 15 libras de torque para hacer girar el motor antes de colocar las culatas.
En un video se muestra una manera segura de encontrar el final del ciclo de compresión y el punto muerto para ajustar las válvulas y colocar el distribuidor.  Después de colocar una servilleta de papel mojada donde va la bujía, se hace girar el motor.  Cuando la servilleta vuela por el taller, el pistón está llegando al punto muerto superior.  Un destornillador sobre el pistón identifica el punto exacto.  Decidí llenar los buzos hidráulicos con aceite antes de instalarlos.
Aquí hay varias fotos del tren de válvulas, la parte superior del motor, el armado de las latas que forman el túnel de viento para el enfriamiento y las grampas que fabrique para asegurar el sello al fierro como llegó de fábrica.
También se ve la transmisión y el diferencial asegurados al motor para su instalación en el auto.
También presente es mi nieto Nathaniel que insista en ayudarme.
Se ve el estrangulador después de vaciar la tierra y calibrarlo y el motor sobre la gata para colocarlo debajo del auto.
Finalmente tenemos varias comparaciones: La turbina antes y después de arenar, el cigüeñal antes y después de pulir, y  la instalación original del motor al lado de la nueva.
La emblema cromada del frente del auto estaba con mucha corrosión superficial.  La pintura azul faltaba y el rojo estaba parcialmente faltando.  Aquí está con la mitad pulida y mitad sin pulir, ademas de resultado final después de pulir y pintar.
Encontré que era necesario cambiar ruedas de pulir y utilizar un pulidor más suave (rojo oscuro) para evitar rallar el cromo.  El pulidor blanco de acero inoxidable era muy fuerte.
El auto vino con un solo jalador para las puertas y una palanca para los vidrios.  Conseguí lo que faltó en los EEUU y los pulí para estar listos cuando termino de tapizar las puertas.
Los detalles toman mucho tiempo.  Aquí estoy lijando y pintando la columna de la dirección y cambiando los rodamientos (rulemanes) que faltaban.  Solo tenia las pistas.  También cambie todas las piezas de los guiñadores usando piezas donado en los EEUU
Las únicas cañerías de acero para frenos que se vende aquí tienen rosca métrica.  Por ende tuve que cortar las puntas y reemplazar las niples con los originales de rosca americana .
Había mucho juego en el eje que conecta los dos carburadores y no podían trabar juntos.  Hice bujes de Teflon.  Aquí los estoy asegurando al eje con tornillos.
Aquí se ve un alambre entre las terminales del bloque de fusibles donde debía haber tenido un fusible.  La mayoría de los cables estaban derretidos por un incendio.  Saque todos los cables del auto y cuando terminamos la chapa llevaré el auto al electricista para instalar todo de nuevo, ademas de instalar circuitos para mi gps, faroles con relay, estufa eléctrica, etc.
Para hacer funcionar el acelerador, tuve que hacer mas bujes de Teflon y desdoblar algunos soportes y varillas.  Finalmente hice nuevas cañerías de gasolina y terminé las instalaciones debajo del auto.
Estoy terminado con la parte mecánica por el momento.  Aquí subimos el auto sobre otro trailer, lavamos todo por dentro y estamos entregando al chapista para hacer su mágica.  Cuando termina allí lo llevaré al electricista para instalar los cables.
Ahora estoy pidiendo unos cuantos seguros y piezas pequeñas (nota los alambres temporarios en las varillas del carburador) que mi esposa traerá de los EEUU el próximo mes con el alternador y el sello delantero del motor que están esperando allí.
Cuando termina el electricista colocare los capuchones y las gomas que faltan.
No tengo mucho progreso para estos meses.  Solo pude llegar a Tarija para pocas semanas y no hicieron nada en el taller de chaparía para 3 meses.
Logré a conseguir algunas piezas pequeñas y progresar un poco.
Traté de pulir la puerta del guantero pero decidí que sería mejor conseguir otra.  Mi esposa la trajo de los EE.UU. y la pulí  con “Meguires Mag & Aluminum Polish”.  Todavía tengo que hacer la cajita de cartón que va adentro.
También recibí una nueva pieza para la protección al rededor del tanque de gasolina.  Decidí lijar y pulirla.  Primero con lija de 220, después 360, 500, 600, y finalmente 1000 antes de pulirla por maquina.
Después lleve la emblema “Chevrolet” que me donaron y la hice cromar y pulir.  Salió mejor que la que hice de aluminio, por ende usaré esta.
También encontré un taller que podía soldar, rectificar, rellenar y cromar los parachoques.  Hicieron un buen trabajo, pero me hubiera gustado recogerlos y pasar unas horas lijándolos antes de que los croman.
El taller comenzó con la chapa después de meses de postergar el trabajo para mañana y empezamos a progresar de nuevo.  Las cuatro puertas están montadas y alineadas.
La lijada y comprobada de la integridad de la chapa encontró varios puntos débiles, algunos de los cuales podían ser parchados en su lugar, pero una esquina de una puerta tuve que ser cortada para parchar y poner de vuelta.
Por lo que quiero cinturones de seguridad en el auto, tuvimos que reforzar los áreas con herrumbre y cortar un hueco en el costado para el mecanismo y reforzar el techo donde se monta la parte de arriba.  Después haremos una caja para tapar la base.
Mientras trabajan con lo demás de la chapa, iré a los EE.UU. para traer unas cuantas piezas que faltan.
Después de varios meses de postergar el trabajo, finalmente el chapista termino sus otros trabajos y empezó el trabajo en serio.
Había mucha corrosión en la superficie por quedar lijado desde que comenzaron y ahora.  Por esto tuvieron que lijar mucho hasta llegar al acero puro.
Como vieron en los últimos meses, los trabajos de soldadura y enderezada de la chapa fue hecho antes de comenzar esta fase.  Por eso la mayoría del trabajo este mes es eliminar las abolladuras pequeñas causado por golpes y granizo en sus 48 años de vida.
Por lo que el techo había sido aplastado, era necesario calentar y enderezarlo.
Aquí vemos unas fotos de comparación de varias áreas Antes y Después.  Habían pocos lugares donde la corrosión pasó la chapa completamente.  Estos lugares fueron cortados y reemplazados con acero nuevo. También se encontró muchas partes donde se había arreglado alguna vez después de un choque.  Estos tenían que ser corregidos.
Los guardabarros traseros estibaban doblados para adentro cerca de las llantas. Tenían que ser enderezados.
Ahora sacamos las puertas de nuevo para lijar y pintar sus marcos y el interior.
Las puertas, el capó y la tapa de la  maletera tenían parches de soldadura por parchar corrosión, daños, o raspaduras.  También se lijó la pintura anti-oxido que colocamos el año pasado después de arenarlos.
Si todo va bien, en pocas semanas estaremos pintándolo.
Después de 3 meses afuera de Tarija logré a volver y empujar un poco más para conseguir progreso en la chaparía del auto. Un granizado había mantenido el taller bastante ocupado arreglando el daño de granizo de 8 cm de diámetro.
Hay que tomar en cuenta que todo el trabajo de chapa fue hecho con calor, martillo y soldadura. No entró plástico ni masilla en esta restauración. Si no era posible enderezarlo, se fabricó una pieza o parche nueva.
Acercándonos al momento de ensamblado, busque ciertas piezas que faltaban. Recogí los mecanismos de las chapas y ventanas para llevar a mi oficina para arenar y pintar.
Encontramos problemas con los mecanismos de las ventanas que no operaban bien. Sacando los remaches encontramos arena, herrumbre, y resortes que ya no enganchaban. Tendré que buscar nuevos resortes.
Dos productos que valió la pena su peso en la maleta de los EEUU son Meguiars Plastic Polish y Meguiars Mag & Aluminum Polish. Aquí pueden ver la condición del lente de plástico de mi cuenta kilómetros antes y después de pulir con su pulidor de plástico. También lo combiné con lija 1000 para pulir el lente del velocímetro.
Arené y pinté las últimas piezas que compré para reemplazar las que desaparecieron durante el proceso.
Durante el fin de semana terminé de lustrar las últimas piezas. Al final tengo 2 logos “Corvair” que hice de aluminio y 3 que me enviaron. Pulí los mejores dos y los demás se quedarán como repuestos. Hice re-cromar la emblema “Chevrolet” que me donaron para el capot y guardaré la que hice de aluminio como repuesto.
Originalmente tenia un solo jalador (negro) para el tablero y no tenía un interruptor de limpia parabrisas. Recibí varias piezas incluyendo algunos cromados de modelos más nuevos, y una con el botón para la bomba de agua. Las pulí para dejarlas listas. También desarme el velocímetro para limpiarlo, dejándolo en “0” km.
Los jaladores de las puertas necesitaban una lustrada y sus chapas tenía que ser limpiados con la rueda de alambre antes de una buena pulida.
Me enviaron 4 sellos que van entre el motor y la carrocería, pero solo rectos, que van atrás y los costados. Usé un sello viejo enviado de un amigo para cortar un nuevo para adelante. 


El taller había terminado casi todo pero no habían rellenado la parte trasera para recibir la rejilla del año 1961 que traje de los EEUU. Una fabricación de acero y listo.
El próximo paso era lijar “a bloque” para eliminar cualquier parte alta y identificar puntos bajos. Después una capa final de pintura base, otra lijada y pintura, empezando con el techo, que recibió una buena capa de blanco, seguido por un poco de perla y la capa final de barniz.
Después viene lo demás de la carrocería y el interior. Buscando por los libros de colores decidí para este color en lugar de lo que había seleccionado. Es casi idéntico al color original de Chevrolet. Fue usado por Chrysler en el ano 1996 llamado “Medium Aqua Metallic”. Aquí se ve la nueva pintura al lado de piezas originales del interior.
El tablero está pintado el mismo color del exterior, esperando la instalación del guantero y panel de instrumentos ya pulidos.
Ya empezamos con el tapiz, comenzando primero con una capa de fibra de vidrio en el techo para mantenerlo más fresco y silencioso.
Aquí vemos un poco de Antes y Después.
Por todo el auto, cuando se encontraba algo con herrumbre, se cortó un área más grande y se fabricó una pieza de relleno de un auto chocado. De allí se amoló y preparó para la pintura. Como mencioné arriba, no hay plástico en este auto.

volver arriba