Menu

Bienvenido, hoy es: 25 de mayo de 2018

Peugeot 405 seducción poderosa

Diseñado en los estudios de Pininfarina, el 405 fue un antes y un después dentro de la familia del león galo en la búsqueda de satisfacer a un consumidor que ansiaba más prestaciones y menos lujo y que en cierta medida deseaba más emociones y adrenalina, Peugeot supo ofrecer esto en un elegante, sobrio y esbelto diseño, incluso superior al de su hermano mayor, el 605.

 

Por: Alexander Heshusius

Especial para www.carrosyclasicos.com

Publicidad Colombiana

Publicidad Colombiana

Publicidad Colombiana

 

Este modelo fabricado en Europa desde 1987 hasta 1997 y en países como Egipto e Irán aún se ensambla y distribuye, ha tenido una producción que llega casi a los cinco millones de unidades. Según su nivel de equipamiento se dividían sus versiones del siguiente modo: Grand Large (GL) que correspondían a modelo más básico, Grand Registre (GR) como referencia a la gran gama de extras y opcionales con los cuales se podía equipar, Signe de Reconnaissance (SR) para el modelo más equipado y una variación de este (ST) que era aún más lujoso. Estas siglas podían ir solas para los modelos a carburador, acompañadas por una I para los modelos a inyección de combustible, D para los diésel y TD para los turbodiésel, así como un x4 para los modelos de doble tracción.

Peugeot 405 cupé concept 1987

 

Presentado al público en 1987 durante el salón de Frankfurt, inmediatamente cautivó tanto a la prensa especializada como a los compradores y al año siguiente obtuvo el galardón de “Coche del año en Europa” por encima del Citroen AX y del Honda Prelude. 

 

En un principio el modelo de entrada a la gama, el 405 GL vino equipando un motor de 1.400cc y transmisión de 4 velocidades, al que le seguiría al poco tiempo una motorización más potente de 1600cc, las gamas GR y SR montarían un 1900cc con sistema de carburador y el SRI sería el primero en montar un sistema de inyección de combustible, el mismo 1900cc pero que entregaría unos 125 HP, el vehículo deportivo de la gama en su primera serie, fue el Mi16, propulsado por el mismo motor pero a diferencia del SRI tenía una culata multiválvulas y una inyección multipunto Bosch.

Para 1992 se decide renovar la gama 405 y darle un lavado de cara donde cambian profundamente los interiores así como también la parte frontal y sobre todo el baúl donde este tiene ahora la apertura a la altura del bomper para mayor comodidad, Paul Bracq antiguo diseñador de BMW y Mercedes-Benz estuvo a cargo de esta labor, Bracq también fue el artífice de los diseños interiores de los Peugeot 205 y 505.

Completando la gama deportiva en 1993 aparece el 405 T16 que se convierte en “la joya de la corona” de la marca del león y su producto más apetecido. Presentaba entre otras cosas tracción integral, suspensión trasera hidroneumática, frenos ABS, tapicería en cuero alcántara, color especial rojo Lucifer metalizado,  entre otras. Comercializado para cumplir las normas de homologación de la FIA, para su versión de competencia usaba un motor 2000cc XU10 turbocargado que llegaba a ofrecer 220 HP, cifra bastante buena aun hoy en día. 

 

En el ámbito deportivo el 405 también fue todo un éxito para Peugeot puesto que en 1988 Ari Vatanen obtiene el triunfo en el exigente Pikes Peak, ese mismo año en el Rally Paris-Dakar el piloto finlandés Juha Kakkunnen se llevó el triunfo y los años siguientes su compatriota Ari Vatanen apodado como “El finlandés volador” conseguiría en doblete. Esta fue hasta 2015 la última participación de Peugeot en un Dakar.

Peugeot 405 T16

Peugeot 405 publicidad europea

 

 

En Colombia tuvimos el privilegio de disfrutar el 405 en sus versiones GR, SRI, STI y solo 6 T16 provenientes de Francia y algunas SRI y Deauville provenientes de Chile, fue distribuido por Didacol y aun vemos en nuestras calles rodar varios modelos en buen estado.

Peugeot 405 en Bogotá

Peugeot 405 T16 en la pista

 

   

 

volver arriba