Logo
Imprimir esta página

BMW 333i 1985-1987

Si le preguntamos a los fanáticos de la marca bávara cual es el modelo más exótico y raro de la Serie 3 a lo largo de sus más de 40 años de producción, quizá hayan diversas respuestas, en este caso hablaremos de un modelo cuya producción se limitó a 210 unidades, el 333i E30, que era un Serie 3 de los años 80 con motor de 3.200cc heredado de los modelos de las Series 6 y 7. Vale recordar que el BMW E30 M3 europeo de 1986 daba unos 200 HP gracias a su motor S14 de 2.300 c.c, 4 cilindros en línea, 16 válvulas y doble árbol de levas.

Por. Alexander Heshusius

Especial para www.carrosyclasicos.com

 

Para ese entonces a mediados de la década de los 80, Sudáfrica se posicionaba como uno de los mercados con más fuerza para BMW, al punto que en este país se montó su primera planta fuera de Alemania, la cual a la fecha sigue fabricando vehículos a tope de producción. 

La concepción de este E30 tan “afrikáner” como los vinos Pinotage, se dio debido a que BMW quería empezar a participar en las competiciones de Grupo 1 de Sudáfrica y puesto que el M3 nunca se ofreció con el volante a la derecha se pusieron manos a la obra bajo la batuta de Bernd Pitschreider en aquel entonces director de BMW Sudáfrica.

El resultado de esto fue un BMW M3 sudafricano cargado de genes y ADN Alpina, que montaba uno de los motores más grandes de la marca en una de sus carrocerías más livianas, el elegido fue el motor M30 por su potencia, torque , simplicidad y fiabilidad. Pese a solamente tener dos válvulas por cilindro era un motor demasiado robusto y usaba una inyección Bosch L-Jetronic, para el desarrollo de este, los ingenieros de BMW Motorsport y Alpina colaboraron con su perfeccionamiento.

Otros avances que tenía este modelo era su caja de origen ZF similar a la usada por el M3 con la primera hacia abajo y atrás, así como también un radiador más eficiente para mejorar la refrigeración y nuevo sistema de escape. 

El 333i ofrecía unos no despreciables para la época 197HP de potencia a 5500 rpm, 285 NM de torque a 4800 rpm, así como una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.4 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h, también montaba unos frenos de disco especialmente diseñados por Alpina junto a rines de 16 pulgadas y 20 radios fabricados bajo especificación del preparador bávaro. En lo estético tenía un kit de M-Technik para hacer ver su carrocería más deportiva y agresiva. El interior no distaba mucho de un E30 corriente salvo por ciertos detalles en la instrumentación como las agujas rojas de los medidores reservadas exclusivamente para los BMW Motorsport y que el limite que marcaba el velocímetro era de 270 km/h.

Un detalle bastante peculiar de estos ejemplares es que el dueño estaba en el dilema de escoger entre portar sistema de aire acondicionado o dirección asistida, puesto que el espacio en el vano motor era tan reducido, no se podían tener ambas opciones.

 

Hoy en día conseguir un 333i es una labor bastante compleja dado que se produjeron muy pocas unidades (210 de 1895 a 1987) y el precio que se debe pagar por uno es bastante restrictivo en caso de encontrar un ejemplar a la venta, el cual llega a los 1.500.000 Rands que traducidos a dólares americanos equivale a más de 95.000 USD.

 

 

Modificado por última vez enMartes, 03 Septiembre 2019 18:25
Powered by: Orfeo Ingeniería, Template Design © Joomla Templates - Carros y Clásicos. All rights reserved.