Menu

Bienvenido, hoy es: 09 de agosto de 2020

Toyota 2.000 GT (1967-1970)

Una de las primeras unidades del Toyota 2000 GT

A finales de los años 50 los fabricantes japoneses de vehículos iniciaban su expansión mundial y su ingreso al mercado de los Estados Unidos. Durante la primera parte de la década de los años 60 creció de forma importante el interés de los ciudadanos de Japón por las competiciones deportivas. Al igual que Honda, Toyota también pensaba que el éxito en el deporte a motor además de servir como un gran laboratorio para el desarrollo de tecnología propia, también era una excelente vitrina comercial para sus productos. Uno de los momentos más gratos para los ejecutivos de Toyota fue triple triunfo en el Gran Premio del Japón de 1963.

Por: Roberto Nigrinis

Fotografías: Archivo www.carrosyclasicos.com y Ricardo Plano Danais

 

El gran entusiasmo generado por la gran victoria obtenida, motivó a los directivos de la compañía a pensar en producir un automóvil realmente deportivo. Se encomendó el proyecto al diseñador Satoru Nozaki quien hacía parte del equipo de competición a cargo del ingeniero Jiro Kawano. 

Para desarrollar el proyecto y llevarlo a buen puerto, se tomaron como base conceptos existentes en deportivos europeos entre los que brillaba el Jaguar R-Type lanzado al mercado en 1961. También se menciona la influencia del diseñador alemán Albrecht von Goertz creador del BMW 507 y que gozaba de amplio reconocimiento mundial y el apoyo de un grande del diseño como lo fue Raymond Loewy creador de muchos de los modelos de la casa estadounidense Studebaker y de la célebre e icónica botella de Coca Cola entre muchas de sus geniales creaciones. La idea que tenía Toyota y la cual fue plasmada a la perfección era la de crear un automóvil deportivo que se pudiera usar tanto en calle como en las pistas con ligeras modificaciones

 Goertz había estado trabajando para el fabricante japonés Yamaha en el diseño de un vehículo de cuatro ruedas con connotación deportiva, que sería el primero de esta casa tradicionalmente productora de motocicletas y su ingreso oficial como fabricante en el mundo del automóvil, proyecto en el cual contaba con el apoyo de Nissan. Este proyecto finalmente no se realizaría por lo cual se presume que sirvió como aporte al desarrollo del Toyota 2000 GT como lo delatan las líneas de su carrocería, las cuales muchos consideran también inspiraron al famoso Datsun 240Z de 1970.

Motor con doble árbol de levas y 12 válvulas

Ubicación del filtro de aire y del depósito del líquido refrigerante en una portezuela ubicada en el guardabarro izquierdo.

El desarrollo y producción de los prototipos (algunos con carrocería en aluminio y otros en acero) se realizó en una de las plantas de Yamaha en el Japón. Una vez se entró en la fase de producción de los modelos definitivos y a la luz de la gran colaboración recibida por Yamaha y sus altos niveles de calidad que encajaban perfectamente dentro de la exigentes normas de calidad de Toyota los modelos definitivos se siguieron produciendo allí. El Toyota 200 GT fue presentado como una de las grandes novedades del Salón del Automóvil de Tokio de 1965.Una de las características de este modelo debutante era el uso de rines de radios, muy a la usanza de los deportivos europeos. Estos rines fueron reemplazados en el modelo definitivo por otros ya fabricados en una aleación ligera de magnesio diseñados y fabricados por Yamaha.

En mayo de 1966 Toyota inscribió dos unidades del 2.000 GT en el Gran Premio de Japón que se corrió en el Autódromo de Fuji. Ambas con carrocería en aluminio (denominadas con el código interno 311S) y con el motor ligeramente modificado, lo que le permitía producir 220 HP y superar los 278 Km/hora. Al final sólo uno de los vehículos cruzó la meta en tercer lugar. En junio de este mismo año los dos vehículos toman la partida en los 1.000 kilómetros de Suzuka donde lograron el primero y el segundo puesto. En los meses siguientes los Toyota 2000 GT lograron 13 records de velocidad superando fácilmente los 200 Km/hora con vehículos con poca preparación para pista como sucedió en el Yatabe High Speed Testing Course. Al año siguiente ya con vehículos con carrocería fabricada en acero el modelo logró importantes victorias en los circuitos de Suzuka y Fuji donde sobresalió la confiabilidad y duración de los vehículos sobre sus oponentes. 

En 1968 se concretó una alianza con Carroll Shelby quien tomó dos unidades de producción en serie del 2000 GT para competir en los Estados Unidos, las cuales fueron aligeradas hasta llegar a los 940 kilos, se les modificó la suspensión se aumentó la potencia de sus motores hasta 205 HP para tomar parte en la categoría c del Campeonato Americano SCCA (Sport Car Club of América), logrando con ellas el segundo lugar en la categoría de marcas y el tercero y cuarto puesto en la de pilotos. Este proyecto terminaría al final de este año y no trajo los beneficios en ventas que habían pensado los ejecutivos de Toyota. Pero la razón de las pocas ventas no estaba en el vehículo, ni en su calidad ni en su desempeño, estaba en el alto precio de venta, siete mil dólares americanos de la época eran mucho más de los que se debía pagar por vehículos de la competencia como Porsche 911 o Chevrolet Corvette. Para buscar atraer más clientes se busca bajar costos de producción, se monta un nuevo motor de un solo árbol de levas de 2.300 c.c y se ofrece en opción caja automática, intentos que no mejoran las ventas que terminan en 1970. La producción final del Toyota incluyendo los prototipos y los modelos con carrocería en aluminio o en acero no llega a las 360 unidades, por lo cual se ha convertido en un objeto de deseo para los coleccionistas que han llegado a pagar en algunos casos más de un millón de dólares por uno de estos vehículos en perfecto estado en subastas especializadas.

En 1966 el productor de la película de James Bond Albert Broccoli se interesó el vehículo para usarlo en la película “Solo se vive dos veces” y el cual le había fascinado al verlo en el Salón del Automóvil de Tokio del año anterior y que para él significaba la muestra de lo que era el “nuevo Japón”. Se puso en contacto con los ejecutivos de Toyota para logara su cometido, pero se encontré con un problema, la cabina era muy baja y no cabía dentro del vehículo el protagonista de la película, el actor británico Sean Connery, que para ser más exactos nació en Edimburgo Escocia el 25 de agosto de 1930 y quien es un activista de la causa por una Escocia independiente. Para solucionar el problema de la estatura del famoso actor quien mide cerca de 1,90 m, la Toyota produjo dos únicas unidades tipo roadster de color blanco, una de las cuales se puede ver hoy en el museo de la marca japonesa. Posteriormente algunos propietarios de modelos con carrocería cerrada asumirían transformaciones artesanales para convertir sus vehículos en roadster con resultados algunas veces poco afortunados y depreciando sus vehículos.

Propuesta técnica

La moderna y aerodinámica carrocería que podía ser fabricada el acero o aluminio, se montaba sobre un sólido chasis de viga central en X fabricado en acero a la usanza de los deportivos “purasangre” europeos de esa época. El motor de seis cilindros en línea de 1.988 c.c de desplazamiento, con un diámetro de pistón de 75 mm y una carrera también de 75 mm (esta carrera en el motor de 2.300 c.c era de 85 mm). Este motor fabricado por Toyota contaba en la versión de 1.988 c.c con una culata de doble árbol de levas movido por cadena metálica y 12 válvulas diseñada por Yamaha. La alimentación de combustible estaba a cargo de tres carburadores dobles fabricados por Mikuni y estos recibían el combustible desde el tanque de almacenamiento gracias una bomba eléctrica. El sistema de encendido contaba con platinos. Todo esto le permitía producir 150 HP/6.600 rpm y un torque de 18,05 Kgm/5.000 rpm. Vale la pena mencionar que Yamaha es una marca con gran trayectoria y rica tradición técnica en el desarrollo y fabricación de motores para automóvil, lo que le valió producir potentes propulsores para vehículos de la Fórmula Uno de diferentes escuderías entre 1989 y 1997 donde tomó parte en 116 Grandes Premios de la máxima categoría del automovilismo mundial.  La interesante planta motriz estaba acoplada a una caja de cambios de cinco velocidades con las siguientes relaciones: Primera: 3,143 a 1; Segunda 1,636 a 1; Tercera:1,179 a 1; Cuarta: 1,000 a 1; Quinta: 0,844 a 1. Relación final de eje 4,375 a 1 y opcionales 4,111 a 1 y 4,875 a 1, esta caja de cambios fue desarrollada por Toyota tomando como base la de un pequeño camión y modificada para dotarla de la quinta velocidad y para que se pudiera ubicar en su posición debido a la dificultad que ofrecía el tipo de chasis a nivel de espacio para ubicarla. La potencia del motor pasaba a las ruedas traseras mediante un cardán muy corto unido a un diferencial de deslizamiento limitado. Suspensión delantera y trasera de tipo independiente con espirales. Mientras que él sistema de frenos hidráulicos con discos en las cuatro ruedas desarrollado por Sumitomo, adelante de 280 mm y atrás de 267 mm. El sistema de dirección muy adelantado para la época era de tipo cremallera sin asistencia.

El espacio interior era para el conductor y un acompañante. El piloto contaba con instrumentación completa mediante agujas y en el marco de un panel fabricado en madera con acabado de primera calidad. 

Sean Connery como James Bond en la película "Solo se vive dos veces"

 

Medidas y capacidades

Largo/ancho y alto: 4,175 m/1,600 m/ 1,160 m

Trocha delantera: 1,300 m

Trocha Trasera: 1,300 m

Distancia entre ejes para los tres modelos: 2,330 m

Llantas: 165 HR 15” configuración radial

Peso Vacío: 1.120 kilos

Depósito de combustible: 15,87 galones

Velocidad máxima: 220m KM/hora

Aceleración 0-100 KM/hora: 8,4 segundos

Consumo de combustible: 9,1 litros por cada 100 Km recorridos en conducción turística.

Modelo a escala para armar del automóvil de James Bond en la película "Solo se vive dos veces"

Modelo a escala del automóvil de James Bond en la película "Solo se vive dos veces"

 

Toyota 2000 GT Roadster creado para la película de James Bond en la película "Solo se vive dos veces".

Sean Connery como James Bond en la película "Solo se vive dos veces"

Chasis del Toyota 2000 GT

 

 

Modificado por última vez enMartes, 12 Mayo 2020 19:11
volver arriba