Menu

Bienvenido, hoy es: 22 de abril de 2019

Pontiac Silver Streak 1935-1956

Pontiac El Rayo Plateado 1935-1956

 

 

Por:Jean Paul Ruiz

Especial para www.carrosyclasicos.com

Orígenes

En 1935 los Estados Unidos estaban apenas saliendo de la gran depresión económica que había comenzado a finales de 1929, y el mercado automotriz era particularmente exigente. Un gran número de marcas desaparecieron en este periodo y las que sobrevivieron tenían que ofrecer vehículos prácticos y de calidad por el precio exigido. El nuevo modelo Pontiac responde a este contexto: los dirigentes de la General Motors se esforzaron por ofrecer el automóvil más moderno y lujoso posible a un precio relativamente bajo, un poco mas elevado que el Chevrolet, Plymouth o Ford (marcas de base).

La línea del Pontiac 1935 era muy distinta a la del año anterior y era muy representativa del estilo “Art Deco” muy a la moda en ese entonces. El modelo se distingue por una franja plateada (llamada “Silver Streak”, o “rayo plateado”) y con múltiples relieves que cubre la parte central del capot. Encima del capo se destaca el emblema de la marca que es la cabeza de un indio piel roja norteamericano. En efecto Pontiac era el nombre de un jefe indígena que habitaba la región de Detroit (Michigan) cuando el continente norteamericano fue conquistado por los europeos.

Se dice que el diseñador Frank Hershey pensó en la franja plateada al ver la foto de un auto de carreras Napier en plena competencia, que tenia unos tubos de refrigeración en aluminio por encima del capot.  Hershey pensó entonces con razón que la franja le daría un carácter especial al Pontiac y en efecto lo logro durante más de veinte años, pues con ese detalle los Pontiacs eran inconfundibles.

En 1935 el Pontiac compartía la misma tecnología de carrocería del Chevrolet. La carrocería Fisher de metal era un gran avance en esa época, pues la mayor parte de los automóviles todavía tenían estructuras en madera.

El Pontiac venia con motores de 6 y 8 cilindros en línea, de 3.4 y 3.7 litros respectivamente. La potencia de estos motores no era muy diferente: 80 caballos para el 6 cilindros, y 84 caballos para el 8 cilindros; sin embargo el 8 cilindros era mas silencioso y suave. El chasis tenía 2.84 metros de distancia entre ejes, pero el modelo de 8 cilindros tenia la parte delantera de la carrocería mas larga (4.9 metros vs. 4.8 metros para el 6 cilindros).

Sólo había una transmisión disponible, manual de tres velocidades y reversa accionada desde una palanca ubicada en el piso. Sin embargo se ofrecían muchas opciones: ruedas de repuesto dobles sobre los guardabarros, bomperetas, calefacción, radio, reloj, espejo etc…

El modelo 1935 tuvo mucho éxito y la producción paso de 50,609 vehículos en 1934 a 129,468 el año siguiente.

 

1936 - 1942

En 1936 el Pontiac tiene cambios muy menores; en particular la franja plateada sobre el capo y la parrilla es mas angosta. Los faros son un poco más pequeños y son montados sobre los costados del motor y no sobre los guardabarros como en 1935.

De nuevo el modelo fue exitoso y se vendieron cerca de 172,000 unidades.

 

En 1937 llegan cambios mayores con motores más grandes, suspensión delantera independiente y la misma plataforma de autos más costosos de la General Motors como el Buick o el Oldsmobile.

 

En 1939 Pontiac se inspira en el estilo del Buick y sus carrocerías de tipo “torpedo” con  baúles más protuberantes que en modelos anteriores.  En 1940 Pontiac logra vender cerca de 217,000 unidades.  En 1941 el cliente tiene un vasto surtido de motores y la silueta es modernizada (aparecen los primeros modelos “fastback”. El público aprecia los cambios y las ventas suben a 330,061 unidades.

 

En febrero de 1942 se suspende la producción de autos civiles a causa de la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

 

1946 – 1948

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, vuelve la producción de automóviles civiles a finales de 1945. Los modelos 1946 eran casi idénticos a los de 1942, con la parte inferior de la parrilla un poco diferente.

 

En 1947 la parte frontal cambia un poco (la parrilla es mas masiva y simple), pero por lo demás es el mismo auto. En 1946 se venden cerca de 113,000 unidades y en 1947 cerca de 206,000.

En 1948 aparece la caja automática  Hydra Matic, que le daría un buen impulso a las ventas, pues las los modelos “Torpedo” y “Streamliners” comienzan a parecer anticuados frente a los modernos Hudson o Studebaker.

 

1949 – 1954

 


En 1949 llegan los primeros modelos realmente nuevos de la Postguerra, similares al Chevrolet pero más lujosos. La línea Chieftain reemplazaría a la línea Torpedo.

En 1950 aparece el cupé sin parales (Hard Top) que se denominó “Catalina” y que tuvo gran acogida, con tapicería de cuero y pintura de dos tonos. La producción en 1950 es de 446,429 unidades. En 1951 las ventas bajan a 337,821 unidades y en 1952 a solo 266,351. . Las formas del Pontiac fueron muy similares hasta el año 1953.

 

En 1953 finalmente aparece el vidrio panorámico de una pieza y los autos son más largos y voluminosos. El mercado reacciona bien al modelo y se venden 385,692 vehículos. En 1954 el Pontiac sigue siendo un auto muy conservador: un auto de “gama media”, de precio “medio” para gente de “edad media” de “clase media”. Los ejecutivos de la marca se dan cuenta que se necesita un cambio radical, en particular a nivel del motor, pues los venerables motores de 8 cilindros en línea ya parecen obsoletos frente a los motores 8 cilindros en V de la competencia. En 1954 aparece la serie “Star Chief”, mas lujosa que la serie “Chieftain”. Las ventas bajan a 287,744 unidades.

 

1955 – 1956

 

En 1955 al igual que para Chevrolet, la marca lanza un modelo totalmente nuevo.
La carrocería es más cuadrada y ancha, y tiene dos franjas plateadas en el capot en vez de una. En cuanto a motores, aparece  un nuevo 8 cilindros en V de 180 caballos. Se dejan de producir los motores de 6 cilindros en línea.  Las ventas suben a 554,090 vehículos, todo un record.

 

El modelo 1956 es muy parecido al de 1955, pero con un frontal un poco diferente y alas traseras más protuberantes, como era la moda en ese año.  Las ventas bajan a 405,730 automóviles y es evidente que se necesita reorientar la marca, pues competidores como Chrysler se estaban preparando a lanzar carrocerías muy modernas, más bajas y angulosas. Eso si el Pontiac sigue gozando de la reputación se ser un auto sólido y de buena calidad.

 

 

Final del “Silver Streak”

En 1956 Semon “Bunkie” Knudsen se convirtió en el gerente general de Pontiac con tan solo 43 años y llego a modernizar la compañía. Con la ayuda de E. M. Estes y John De Lorean se dedico a darle a  Pontiac el aire de un auto más deportivo y “joven”. Una de las frases mas conocidas de Knudsen fue: “es posible vender un auto de apariencia “joven” a una persona “vieja”, pero no un auto que de apariencia “vieja” a una persona “joven”. Una de las primeras decisiones en la parte estilística consistió en remover las famosas franjas plateadas y el emblema del indio (que en muchos modelos contaba con iluminación nocturna), que habían caracterizado a la marca. El modelo 1957 fue totalmente diferente al año anterior, en particular con motores muy potentes como el Bonneville convertible. Con la llegada de Knudsen comienza la época dorada de Pontiac como marca de “Muscle car” en los Estados Unidos, que vería su apogeo en el modelo GTO de 1966.

Modificado por última vez enSábado, 03 Diciembre 2016 18:12
Más en esta categoría: « Fiat 1959-1969 Pontiac su historia »
volver arriba