Menu

Bienvenido, hoy es: 19 de noviembre de 2018

Playboy, primero fue automóvil que revista para adultos

Playboy, primero fue automóvil que revista para adultos

Catálogo promocional de 1948

En 1946 una vez terminada la Segunda Guerra Mundial y siete años antes que Hugh Hefner presentara al mundo su revista para adultos, tres empresarios comenzaron a trabajar en un proyecto para desarrollar y producir automóviles compactos con este nombre en los Estados Unidos.

Por: Roberto Nigrinis

Finalizada la espantosa conflagración mundial los soldados regresaban a sus casas, la producción civil de vehículos en el “país del Tio Sam” se reiniciaba luego de haber sido suspendida en febrero de 1942 y muchos clientes esperaban poder cambiar sus desvencijados vehículos por relucientes autos nuevos. Con este panorama tan atractivo Louis Horwitz propietario de una vitrina de Packard  y Kaiser-Frazer pensó que era el momento de diseñar y producir un nuevo vehículo de muy buena calidad, pero diferente, más pequeño, compacto y barato (que costara máximo 1.000 dólares) que sirviera como segundo auto para un empleado o como primer auto para un joven. Para tal fin se asoció con Charles D Thomas un hábil ingeniero formado en la General Motors en la División Pontiac quien ya había trabajado en el diseño de un automóvil por cuenta propia entes de la guerra. A ellos se sumaría el mecánico Norman Richardson, quienes juntaron un pequeño capital y arrancaron con la aventura quijotesca a la que dieron el nombre de Playboy Motor Car Corporation con sede en Buffalo estado de Nueva York.

Foto de fábrica

El proyecto comenzó y se tomó como base el diseño de Thomas, que se basaba en una carrocería monocasco de dos puertas con techo duro que se plegaba completamente detrás de la única silla disponible para los tres ocupantes de manera muy sencilla y manual, soltando los enganches ubicados sobre el parabrisas y que mostraba una clara influencia de Kaiser-Frazer. Se pensó inicialmente que el motor debería estar ubicado en la parte trasera y acoplado a una caja de cambios automática. Muy pronto ante los altos costos de producción y de mantenimiento que esta configuración generaría, se decidió optar por algo más convencional y económico, motor delantero en posición longitudinal y ruedas motrices traseras accionadas por un cardán. Para ello se optó por un motor fabricado por Continental, de cuatro cilindros con eje de levas y válvulas laterales de 2.000 c.c que producía 38 HP/3.400 rpm  y un torque de 12 Kgm/1.500 rpm que se acoplaba a una caja de cambios manual de tres velocidades fabricada por Warner accionada por una palanca ubicada en la columna de dirección.  Los creadores del vehículo deseaban un mayor desempeño del motor y su fabricante trabajó en ello, para acercarlo a las prestaciones del motor fabricado por Hércules el otro proveedor de la Playboy que con cuatro cilindros, culata de aluminio y un desplazamiento de 2.178 c.c producía 46,5 HP/3.200 rpm y un torque de 13,6 Kgm/1.875 rpm, también acoplado a la misma caja de cambios de tres velocidades. Al final de la fabricación del Playboy, de las 97 unidades producidas 36 usaron el motor Hércules y 61 el Continental.

Foto de fábrica tomada en la pequeña planta de Buffalo

El célebre comediante Lou Costello en un Playboy foto publicitaria

Los primeros vehículos se produjeron  a finales  de 1947 en una pequeña fábrica ubicada en la ciudad de Buffalo. A comienzos de 1948, buscando mayor comodidad para el proceso productivo la compañía se mudó a una antigua planta de Chevrolet ubicada en Tonawanda condado de Erie también ubicada en el Estado de Nueva York que contaba con prensas de estampado y una capacidad instalada para producir 10.000 vehículos anuales. Allí durante la guerra se habían producido los motores de aviación Pratt & Whitney.

Foto promocional del interior del Playboy

Catálogo promocional

El dinero recogido entre los futuros representantes de la marca en diferentes lugares del país, se gastó en el desarrollo de los 40 vehículos prototipo. Por este motivo buscaron financiación en la bolsa de valores, poniendo en venta 20 millones de acciones, cada una con valor de un centavo de dólar. Para motivar a los inversionistas organizaron una travesía de 5.013 kilómetros con algunos de los vehículos producidos hasta ese momento para  viajar entre Nueva York y Los Angeles, dicho recorrido se hizo en un poco más de 62 horas. Como otro intento por captar el interés de los inversionistas, se diseñó y produjo una Station Wagon familiar para cinco pasajeros que fue presentada en diciembre de 1948 en el Hotel Astor de Nueva York, pero cuyo proyecto de fabricación masiva fue desechado por costoso y vendido a otro fabricante de vehículos que lo pudiera realizar, esperando iniciar la producción y venta de los vehículos convencionales en 1949.

Foto de fábrica

Al finalizar 1950 las cosas no arrancaban y se seguí perdiendo dinero y reputación, los inversionistas reclamaban su inversión y la empresa se vio obligada a cerrar y fue rematada en 1951 para pagar a los acreedores. La empresa Lytemobile Corporation  que había comprado las cenizas de la Playboy Motor Car Corporation intentó reflotar la marca modificando el diseño original e invirtiendo mucho dinero en el nuevo esfuerzo de salvación, lo que no daría resultados. Fue vendida nuevamente al empresario Alvin Trumbull de Connecticut que contó con la asesoría de Preston Tucker con quien también trabajó algún tiempo para salvarla. Luchó hasta finales de 1964 y al año siguiente vendió los vehículos disponibles a un coleccionista privado, quien los armó, conservando algunos y vendiendo el resto. Hoy se estima que de los 97 autos terminados, sobreviven unos 36, de los cuales 14 o 15 están en buen estado y no hay más de 5 en excelente estado. Lo que ha hecho que su cotización siga subiendo y que no sean fáciles de encontrar para un coleccionista hoy en día. Sin duda alguna el proyecto del Playboy fue bien concebido y ejecutado pero no contó con los medios económicos ni la suerte para haber llegado a buen puerto.

Catálogo promocional

Propuesta Tecnológica

Motor de cuatro cilindros y 8 válvulas, Continental de 2.000 c.c que producía 38 HP/3.400 rpm  y un torque de 12 Kgm/1.500 rpm o Hércules de 2.178 c.c producía 46,5 HP/3.200 rpm y un torque de 13,6 Kgm/1.875 rpm (aunque las prestaciones terminaron siendo parecidas), ambos alimentados por carburador invertido Carter. Caja de cambios manual de tres velocidades accionada desde una palanca ubicada en la columna de dirección (fabricada por Warner) con opción de montar overdrive. Suspensión delantera con brazos inferiores, barras de torsión y resortes helicoidales, mientras que atrás usaba eje rígido con ballestas. Los frenos eran de campana en las cuatro ruedas accionados por una bomba sencilla Wagner y sin asistencia. Sistema de dirección de tipo bolas recirculantes con un diámetro de giro de 9,7 m. La carrocería tenía un largo total de 3,94 m, un ancho de 1,48 m, una altura de 1,41 m, una distancia entre ejes de 2,28 m y una trocha delantera y trasera de 1,22 m. La capacidad del tanque de gasolina era de 13,22 galones (50 litros). El peso total era de 925 kilos y el tamaño de las llantas 5,90 X12”. Velocidad máxima estimada en 130 Km/hora y el consumo aproximado de combustible era de 9,1 litro por cada 100 kilómetros.

Catálogo promocional mencionando travesía Nueva York-Los Angeles

Foto de fábrica de la travesía

Foto promocional de fábrica

Ilustración del proyecto de Station Wagon

Foto promocional de fábrica de la Station Wagon

Foto promocional de fábrica de la Station Wagon

Foto promocional de fábrica del auto y de la Station Wagon

Foto promocional de fábrica

Publicidad

Modificado por última vez enViernes, 10 Marzo 2017 22:04
volver arriba