Logo
Imprimir esta página

Lavado correcto de un vehículo

 

Por: Roberto Nigrinis

Lo ideal es mandarlo lavar en un lugar especializado, pero si usted lo prefiere, también puede ser un buen plan de fin de semana.
Para lavar un auto en casa, de manera eficiente no es suficiente usar  agua y champú especial para autos, ni tener una esponja suave y limpia o un trapo igualmente aséptico.
El proceso debe llevar un orden lógico, para evitar ensuciar las partes ya lavadas, o producir daños en la pintura de la carrocería, que harán necesario pulirla o incluso recurrir a un repintado prematuro.

¿Cómo hacerlo?

Se debe realizar de un modo lógico, para evitar como lo explicábamos antes, daños en la pintura o esfuerzos innecesarios perfectamente evitables.

El lavado se debe realizar frecuentemente, y preferiblemente apenas se ensucie el auto, por ejemplo después de llegar de un recorrido por lugares de abundante suciedad.
 No conviene dejar secar el mugre y mucho menos el barro, ya que entre más duro, será más difícil de retirar y se correrán mayores riesgos de rayar la pintura.
En el proceso se debe usar manguera o en su defecto un balde con agua fría, nunca use agua caliente ya que produce manchas que requieren polichado para ser eliminadas.

Modo de proceder

  1. Estacione el vehículo a la sombra, lavarlo al sol permite que la lámina se seque demasiado rápido dejando manchas en la pintura.
  2. Moje muy bien la superficie que va a lavar.
  3. Utilice varios trapos limpios, o esponjas bien mojadas. Uno para cada parte del vehículo, con esto evita mover la suciedad retirada de un lugar a otro.
  4. La manguera se debe abrir muy poco, para que el agua tenga poca presión.
  5. Pase el trapo en forma recta por la superficie, no haga círculos, ya que si hay suciedad o arenilla, se rayará la pintura.
  6. Para las partes bajas se puede utilizar un cepillo muy blando, con lo que aplicando agua simultáneamente puede retirar la suciedad fácilmente y sin daños para la superficie.
  7. Siempre utilice champú especial para autos, aunque si le falta, con agua corriente es suficiente, jamás, bajo ninguna circunstancia utilice detergente, ya que mancha la pintura y destruye su brillo.
  8. Las llantas se deben lavar con un cepillo fuerte y jabón. Si quiere resaltar el color negro, aplique con un trapo o brocha pequeña agua mezclada con azúcar o un poco de gaseosa.
  9. Seque el vehículo con un trapo limpio, y exprímalo frecuentemente, para que el proceso sea más rápido y eficiente.
  10. Utilice papel periódico para secar los vidrios,  les da un aspecto muy agradable, Si están engrasados, el vinagre aplicado con un trapo limpio, erradica la molesta grasa

 

Orden Lógico para el proceso de lavado

 

  1. Lave el techo, del centro hacia los extremos.
  2. Lave los vidrios de arriba hacia abajo.
  3. Retire la suciedad de la tapa del baúl, de arriba hacia abajo.
  4. Pase el trapo mojado de arriba hacia abajo.
  5. Proceda con las puertas también desde la parte superior a la inferior.
  6. Lave las partes ubicadas debajo de las puertas.
  7. Aplique manguera a alta presión dentro de los guardabarros y  pasos de rueda.
  8. Con un cepillo duro lave las llantas, refregando con fuerza. El resto repáselo con un trapo mojado y limpio.
  9. En las llantas se puede usar detergente o jabón de cualquier clase.
  10. Cuando las llantas tengan letras o banda blanca, frote con mayor fuerza, así eliminará no sólo la suciedad, sino el percudido que afecta el agradable aspecto que usted quiere resaltar. En algunos almacenes se consigue jabón especial para lavar las superficies blancas de las ruedas.

 

Situaciones excepcionales

  1. En los automóviles convertibles antiguos, que utilizan carpas de lona, esta se debe cepillar en seco, si tiene una suciedad mayor, el procedimiento se hará con una esponja jabonosa casi seca, y luego usando muy   poca agua se retira la suciedad resultante. No utilice petróleo, gasolina ni otras sustancias. Por la parte interior, simplemente pase por la superficie un cepillo de ropa limpio y deje secar un buen rato la capota antes de plegarla, ya que puede haber humedad que le puede dejar marcas, manchas o incluso permitir que esta se pudra.

 

  1. Cuando el auto acaba de ser repintado, se recomienda lavarlo con agua muy fría, con mayor frecuencia de la acostumbrada, esto ayuda a que el secado de la pintura recientemente aplicada logre su secado en menor tiempo y el agarre a la lámina sea más eficiente.
  2. Cuando el auto se ensucia de neme fresco, se puede retirar, frotando un trapo limpio, humedecido con gasolina. Si la mancha esta muy seca, se aplica manteca o vaselina que deben ser retiradas después de permitirles actuar.

Aseo del interior del vehículo

  1. Los tapizados de cuero o cordobán, se limpian con una esponja jabonosa y  húmeda. Si quedan resecos, se les puede aplicar una preparación de glicerina y aceite de oliva, limpiando muy bien posteriormente para no manchar la ropa de los pasajeros.
  2. Los tapetes y el interior, no se deben mojar, ya que la humedad resultante daña los elementos y produce olores desagradables. Únicamente se deben utilizar una aspiradora, un trapo húmedo, uno seco para repasar y un cepillo para el techo si el tapizado es de paño.
  3. Los tapetes extraíbles deben ser sacudidos primero, para luego ser lavados con abundante agua y jabón, posteriormente se deben dejar secar muy bien antes de volverlos a poner en su sitio.
  4. La silicona líquida mejora el aspecto del tablero de instrumentos e hidrata su material, previniendo las cuarteaduras. Tenga cuidado de no aplicar ningún líquido sobre los vidrios por que los deja grasosos, o sobre los sensores de la alarma por que los daña.
  5. El timón y los pedales, también deben ser limpiados, con un trapo húmedo primero, secando posteriormente con uno seco y limpio, evite utilizar disolventes o combustibles, que los dejen resbalosos, ya que al arrancar  el vehículo se puede sufrir un accidente.

 

Embellecimiento exterior

  1. Las partes cromadas o niqueladas, se deben proteger frotándolas con un trapo húmedo con vaselina en lugares cercanos a las costas, y conviene utilizar frecuentemente un recuperador de brillo para metales que les devuelva su agradable aspecto.
  2. El encerado de la pintura se debe hacer con un producto muy poco abrasivo, que suministre protección contra los agentes externos como: Polvo, radiación solar, intemperie nocturna y suciedad corriente.
  3. El proceso de encerado se debe hacer con el vehículo a la sombra, con un trapo limpio y esparciendo el compuesto en grandes superficies. Se deja secar por espacio de unos minutos y luego se retira con un trapo suave y limpio.
  4. El motor se debe lavar con una brocha pequeña y aplicando petróleo o a.c.p.m. Tapando con antelación el distribuidor y partes que no se deban mojar. Luego se debe secar con trapos pequeños y limpios. Tenga precaución con latas y tornillos que le pueden causar heridas. Además preste  atención a no desconectar cables ni uniones eléctricas, que le pueden ocasionar fallas o averías molestas. Además antes de comenzar debe dejar enfriar este, para evitar quemaduras.
  5. El lavado de las partes inferiores del auto, se debe encomendar a una estación de servicio o lugar especializado. Es recomendable lavar el vehículo por debajo cada mes en tiempo seco y cada 15 días en invierno.
  6. El grafitado lubrica los componentes de la suspensión y alarga la vida de estos.  

Consejos finales

  1. Haga el trabajo con calma, tómese su tiempo, disfrute el trabajo y siga los consejos anteriores, el resultado le retribuirá con creces el esfuerzo y la dedicación puesta en la tarea.
  2. Para retirar la suciedad de sus manos, límpielas con un poco de gasolina, o con algún desengrasarte de buena calidad. Utilice agua fría, nunca caliente, ya que esta abre los poros y la suciedad penetra con facilidad dificultando su remoción. Si se presenta resequedad, conviene utilizar crema para manos, lo que le devolverá la humedad perdida a la piel.
  3. Si durante el proceso de lavado cae en sus ojos alguna sustancia, lávelos con abundante agua, si persiste la molestia consulte a un médico.
  4. Mantenga los elementos de lavado, lo mismo que los líquidos lejos del alcance de los niños, muchas veces los agradables colores de algunos de ellos los pueden inducir a ingerirlos con grave peligro paras ellos.
  5. Utilice ropa cómoda y evite cordones y elementos que lo puedan enredar y facilitar accidentes.
  6. Camine despacio, el piso está mojado, lo que le puede ocasionar resbalones y caídas peligrosas.
  7. Al terminar recoja con calma y en orden los elementos que ha usado, así le durarán más y cuando los requiera de nuevo los encontrará fácilmente.

Modificado por última vez enViernes, 13 Enero 2017 22:36
Powered by: Orfeo Ingeniería, Template Design © Joomla Templates - Carros y Clásicos. All rights reserved.