Menu

Bienvenido, hoy es: 23 de marzo de 2019

Almacenamiento Prolongado de un Auto

 

Por: Roberto Nigrinis

Imégenes: www.mimecanicapopular.com

1. El lugar debe ser muy seco, techado y preferiblemente oscuro, aislado de corrientes de aire, alejado de establos, cocinas y sistemas de calefacción o calderas.

2. Cambie el aceite de motor. Agregué por el carburador un poco de aceite del mismo añadido, mientras el motor gira.

3. Vacié por completo el sistema de refrigeración, para estar seguro de haber hecho bien el trabajo, deje funcionar el motor por unos minutos con las mangueras desacopladas y el tapón de drenaje abierto.

4. Desocupe el tanque de gasolina, y deje funcionando el motor hasta que se apague. Así tendrá la seguridad de que no quedó combustible, ni en el tanque ni en las tuberías. No guarde la gasolina en el mismo lugar que el carro, ya que en caso de incendio agravará la situación.

5. En vehículos sin bomba de gasolina y alimentados por gravedad como es el caso de los Foro A, no olvide cerrar la llave de paso del tanque de gasolina.

6. Desmonte las bujías, y agregue por sus orificios en el motor, un poco de aceite. Haga girar a mano el propulsor unas dos vueltas y vuelva a colocar las bujías en sus lugares.

7.  Retire la batería del auto.

8. La batería se puede almacenar sin riesgo de daños, sacando el electrólito que contienen sus vasos, y lavando bien con agua destilada para eliminar cualquier traza de ácido. El contenido retirado se guardara el un frasco de vidrio. Antes de volverla a usar se revisará el estado de este líquido con un densímetro, para conocer el estado y poderlo añadir de nuevo. Este método permitirá conservar la batería algunos meses sin sufrir daños.

9. El vehículo se debe levantar y dejar sobre torres metálicas o tacos de madera fuertes y firmes. Las llantas se deben desinflar un poco y si el almacenamiento es largo, se desmontarán  de los rines, para ser almacenadas en un lugar oscuro y seco, si usa neumáticos, estos también se guardarán untados de talco.

10. Cubra la carrocería con una lona o carpa adecuada, que tenga debajo un trapo o cobija que evite rayones en la pintura.

11. En zonas costeras, es conveniente cubrir con vaselina o aceite las partes no pintadas, para evitar la oxidación.

12. Para proteger la tapicería se debe usar algún insecticida que aleje las polillas.

13. Para volver a usar el vehículo, añada los fluidos retirados y coloque los elementos faltantes. Retire las bujías y añada un poco de aceite en cada orificio, ponga las bujías y arranque el motor.

volver arriba