Menu

Bienvenido, hoy es: 23 de marzo de 2019

Vehículos Libres de Problemas

Tres aspectos a tener en cuenta cuando se tiene un vehículo

 

 

Cuando se tiene un vehículo este se debe conocer a profundidad, para poder aprovecharlo al 100 % de sus posibilidades. También resulta de vital importancia portar siempre un completo equipo de herramienta que pueda servirnos a nosotros  o a quién lo requiera en el camino. Adicionalmente el mantenimiento preventivo evitará graves y costosos daños.
 Teniendo en cuenta estos tres aspectos, los  que explicaremos a continuación, tendrá viajes más seguros, el vehículo le durará más y usted prevendrá muchos problemas.

Por: Roberto a Nigrinis V

La importancia y los beneficios de conocer el manual del conductor

 

Cuando compramos un vehículo nuevo, siempre nos entregan dentro de la guantera un libro, en el se encuentra toda la información necesaria para que cualquier persona pueda utilizar el vehículo con eficiencia y seguridad.

Además allí podemos conocer los límites del vehículo, sus especificaciones técnicas y la manera de sacarle el mayor provecho posible sin causarle daños a la máquina.
Este manual es un elemento muy importante, forma parte de los accesorios del vehículo y debe permanecer dentro de su guantera para ser consultado en cualquier momento, incluso al momento de venderlo.

Cuando compramos cualquier artículo, nos entregan un manual de instrucciones que nos dará indicaciones sobre el uso, el aprovechamiento y la manera de cuidarlo, un vehículo no es la excepción.
Hay personas que incluso desconocen como se abre el capó del auto, la ubicación de la llanta de repuesto o del gato, donde se mide el nivel de aceite, o donde se abre la tapa de gasolina.
Usted debe conocer el vehículo que conduce, no deje de revisar el manual. Incluso él conocerlo lo puede ayudar en caso de avería o de necesitar solucionar problemas en el camino.
Cualquier vehículo, por antiguo que sea debe tener en su guantera el manual del conductor, y este debería ser conocido en su totalidad por quien hace uso de él.

 

Aspectos básicos que se tratan en un manual de guantera.

  1. Elementos de identificación del vehículo y su ubicación.
  2. El tablero, los instrumentos, bombillos y mandos, para que y como se usan y que indican.
  3. Ubicación del gato, de la herramienta y de la llanta de repuesto.
  4. Funcionamiento y apertura de las puertas, incluyendo el seguro para niños.
  5. Consejos de conducción, para alargar la vida útil del vehículo.
  6. Ubicación e identificación clara de la caja de fusibles.
  7. Capacidades del vehículo en cuanto a Gasolina, aceite, sistema de refrigeración y frenos.
  8. Diagrama de la instalación eléctrica.
  9. Tipo de llantas y presiones recomendadas.
  10. Capacidad de pasajeros y de carga.
  11. Graduación de asientos, y ampliación de la capacidad de carga.
  12. Especificaciones técnicas del vehículo.
  13. Cuidados y mantenimiento.
  14. Lubricantes recomendados.
  15. Fallas sencillas y de fácil solución.
  16. Red de servicio autorizada en cualquier lugar del país, e incluso en el exterior.
  17. Condiciones de garantía y las razones por las que se puede perder.

 

 

Las herramientas y repuestos que se deben llevar en el carro.

 

Para salir de casa, es necesario tener el vehículo en orden. No basta con llevar gasolina en el tanque, las llantas infladas correctamente, ya que en cualquier momento, todo vehículo sin importar su modelo o precio puede presentar una falla.
Por eso es importante contar con una herramienta básica de la que no se puede prescindir bajo ninguna circunstancia. No se preocupe si sus conocimientos de mecánica son nulos, alguien puede necesitarla o incluso quien acuda en su ayuda puede requerirla.

  1. Gato
  2. Cruceta
  3. Manivela
  4. Bomba o compresor portátil para inflar llantas
  5. Juego completo de llaves mixtas (abiertas y boca fija)
  6. Martillo
  7. Destornilladores de diferente tamaño, tanto de estrella como de pala.
  8. Alicates fijos
  9. Alicates de boca deslizante
  10. Hombresolo
  11. Pinzas de punta
  12.  Embudo
  13. Bomba portátil de engrase
  14. Lámpara portátil
  15. Cortafríos
  16. Lima
  17. Cortador
  18. Jeringa pequeña
  19. Tacos de madera .
  20. Extintor de incendios
  21. Cuerda para remolcar
  22. Cables para iniciar la batería
  23. Juego de galgas

Repuestos:

  1. ¼ de aceite para motor.
  2. ¼  de aceite para caja automática o dirección hidráulica.
  3. 1 galón de refrigerante o agua para el sistema de refrigeración.
  4. 1 tarro o balde de plástico
  5. 1 Recipiente de plástico con tapa.
  6. 1 Juego de bujías (pueden ser usadas)
  7. 1 Juego de platinos
  8. 1 Condensador
  9. Tapa de distribuidor
  10. Escobilla para distribuidor
  11. Cable de diferentes diámetros.
  12. 1 Rollo de cinta aislante.
  13. 1 Rollo de cinta de teflon.
  14. Papel de lija fino
  15. 1 Lima para uñas
  16. 1 Rollo de alambre dulce.
  17. 1 Bombillo para faro delantero.
  18. 2 Bombillos para luces de cola y direccionales.
  19. 1 Bomba de gasolina o en su defecto un diafragma para la misma.
  20. 1 Llave para abrir las puertas, en caso de cierre accidental.
  21. 1 Neumático o cámara de repuesto.
  22. 1 Tarro con tapa para arandelas, tuercas  y tornillos de diferente tamaño y rosca.
  23. Una o dos correas (Pueden ser usadas)
  24. Equipo de prevención y seguridad, con botiquín y extintor
  25. Señales de prevención

Los cuidados del vehículo alargan su vida útil, el no seguir un plan de mantenimiento, le puede traer dolores de cabeza, y gastos inesperados que podrían haber sido evitados.

En este compendio incluimos  recomendaciones prácticas que le permitirán disfrutar por más tiempo su preciado vehículo. Para un mayor conocimiento le recomendamos revisar el manual del conductor, que debe permanecer dentro de la guantera.

 

Diariamente

 

  1. Revise el nivel de aceite y añada si hace falta.
  2. Revise el nivel de agua en el radiador o en el tanque de expansión
  3. Añada agua únicamente cuando el motor este frío.
  4. Revise el nivel de gasolina.
  5. Compruebe el buen funcionamiento de las luces, tanto traseras como delanteras, lo mismo que del limpiaparabrisas y del pito.
  6. Limpie las luces, incluyendo las traseras.
  7. Compruebe la presión del aire de las llantas, incluso de la de repuesto.
  8. Quite piedritas y objetos que se encuentren dentro del labrado de las llantas.
  9. Revise el nivel del líquido de frenos.
  10. Revise el nivel del aceite de la dirección hidráulica, y añada si hace falta.
  11. Revise el nivel del aceite de la caja automática, y añada si hace falta.
  12. Revise el nivel de agua del lavaparabrisas.
  13. Revise debajo del vehículo, en busca de “charcos” o escurrimientos, que indican fallas.

Cada semana

 

  1. Revise el nivel de líquido de la batería y complételo si hace falta.
  2. Limpie los huecos de respiración de las tapas de la batería.
  3. Revise el compartimiento del motor, en busca de mangueras defectuosas, cables pelados o sueltos.
  4. Revise el estado del tanque de gasolina.
  5. Revise el ajuste de las tuercas de las llantas, hágalo antes si  ha pinchado.
  6. Lubrique con grafito las cerraduras de las puertas.
  7. Lubrique con aceite fino las bisagras de las puertas y los rieles de las sillas.
  8. Lave el vehículo por lo menos por encima y por dentro.

 

Cada mes

  1. Revise el nivel del aceite de caja y transmisión.
  2. Haga engrasar  las articulaciones de la suspensión y del cardán (para vehículos grandes o antiguos)
  3. Lubrique el mecanismo del acelerador.
  4. Lubrique el mecanismo del freno de estacionamiento.
  5. Ajuste el tablero de instrumentos y los tapizados de las puertas, especialmente después de un viaje por terreno sin asfaltar.
  6. Haga engrasar las ballestas de la suspensión.
  7. Limpie el filtro de gasolina o cámbielo si viaja por terrenos sin pavimento.
  8. Haga lavar el vehículo por debajo.
  9. Haga grafitar el vehículo por debajo.
  10. Haga lavar el motor.

 

Cada dos meses

  1. Cambie el aceite y su filtro, lo mismo que los filtros de aire y gasolina, cada 4.000 kilómetros.
  2. Haga rotar de posición las llantas. Las de lona en X  y las radiales de eje.
  3. Revise las correas de mando. Si están  cuarteadas o ajadas hágalas cambiar.
  4. Aplique cera poco abrasiva a la pintura si el vehículo no tiene garaje.

 

Cada 6 meses

  1. Haga revisar y ajustar el sistema de frenos, y cambie el líquido y las pastillas si es necesario.
  2. Haga sincronizar el motor.
  3. Haga revisar la suspensión y los amortiguadores y haga cambiar lo que se requiera.
  4. Haga alinear la dirección, rectificar y balancear los rines.
  5. Haga revisar el sistema de refrigeración (mangueras y radiador)y cambie el líquido refrigerante.

 

 

volver arriba