Menu

Bienvenido, hoy es: 22 de mayo de 2019

Royal Enfield Classic 500 prueba de ruta

Un poco de historia de Royal Endfield
Royal Enfield es el nombre comercial bajo la cual, Enfield Cycle Company producía motocicletas, bicicletas y máquinas podadoras. Fue fundada en 1893 en Gran Bretaña, pero fue sólo hasta 1901 que Enfield Cycle Company produjo su primera motocicleta. En 1955, Enfield Cycle Compañy se asoció con Madras Motors de India formando la sociedad Enfield of India, establecida en la ciudad de Chennai, para que en un principio se ensamblaran motocicletas usando componentes importados de Inglaterra. La primera motocicleta ensamblada fue la Royal Enfield Bullet de 350cc. En 1957, Enfield of India empieza a producir componentes de las motocicletas en India, y para 1962, la motocicleta era ensamblada con la totalidad de partes manufacturadas en dicho país.

 


Texto y fotos: Juan Carlos Prieto Cancino
Especial para www.carrosyclasicos.com

 


En 1971 se produjo la última motocicleta en las instalaciones de Redditch, Worcestershire, cuando la Enfield Cycle Company entró en quiebra y fue disuelta. No obstante, Enfield of India continuó con la producción del modelo “Bullet”, empezando a usar el nombre “Royal Enfield” en 1999.

 

Motor


Actualmente en Colombia se ofrecen los modelos:
•    Bullet 350, ostenta record de ser la motocicleta de producción en serie más antigua del mundo, en fabricación desde 1932. Sobresaliendo que las líneas del tanque son pintadas a mano.
•    Classic 350, moto clásica con piezas modernas, evoca las motocicletas de postguerra. Se fabrica desde 2010.
•    Classic 500, moto clásica con piezas modernas, evoca las motocicletas de postguerra. Con una potencia de 27.2 HP, se fabrica desde 2010
•    Rumbler 350, moto cruiser para rodar por las autopistas, ideal para viajes largos.
•    Rumbler 500, moto cruiser para rodar por las autopistas, ideal para viajes largos.
•    Continental GT, popular por su diseño Café Racer, el cual cautivó a los jóvenes de los años 60. Royal Enfield la trae a partir de 2014, es una moto diseñada para la velocidad y que ofrece una gran maniobrabilidad.

 

 


 
Test Ride
La unidad de prueba ofrecida por Royal Enfield fue una hermosa Classic 500 color verde aceituna (otros dirían verde militar) con un acabado mate y una apariencia de motocicleta de la Segunda Guerra Mundial que no puede ocultar, a pesar de ser una motocicleta modelo 2016.

 



Estética:
Y es que ahí radica su encanto: Lo primero que uno observa al sentarse sobre el cómodo sillín de cuero es que sobre la lámpara halógena y de forma ovoide, en el centro, se encuentra el velocímetro retro acorde con las características de la moto; así mismo, dentro de la circunferencia del velocímetro está el testigo de luces altas o plenas y el indicador de estado neutral de la caja de cambios de 5 velocidades. Debido a que los indicadores quedan en una posición totalmente horizontal, a la luz del día son imperceptibles los colores de los indicadores mencionados, haciendo difícil identificar el momento en el que se logra poner en Neutro la moto. Abajo del velocímetro, sobre el lado derecho se encuentra el testigo de encendido de la moto y el testigo del tanque de reserva de gasolina. Al extremo opuesto, es decir al izquierdo, el switch de encendido. Cuenta con una silla para el pasajero, de un tamaño razonable e independiente del sillín del conductor. La posición de conducción es bastante cómoda, lográndose sentar con la espalda recta y dejando las piernas flexionadas en un ángulo de 90 grados sobre los posapies. La distancia del cuerpo al manubrio de la motocicleta es adecuada y no requiere inclinación frontal del conductor. La distancia del sillín sobre el suelo es baja, lográndose poner los pies en tierra sin dificultad en momentos de parada total.

 

 



Conducción:
Al encender la motocicleta por medio de un botón, se siente el sonido grave del motor mono cilíndrico de 500 c.c que produce 27,2 HP y 41,3 Nm de torque, el cual ruge a través de una sola salida cromada completamente recta que produce un nivel de ruido tanto elevado pero que no es molesto al oído, al contrario, recuerda que estás sentado sobre una máquina de alto cilindraje.

No obstante lo anterior, al ser un motor monocilíndrico, es una moto de bajas revoluciones y gran torque, que cuenta con un sistema de alimentación mediante inyección electrónica Keihin. La respuesta del motor ofrece una curva de potencia y torque ideales que le permiten recuperarse desde muy bajas revoluciones de manera pareja y permanente sin necesidad de rebajar marcha para reimpulsarse. Por otro lado, a pesar de que la velocidad máxima a la altura de Bogotá (2,600 mts s.n.m) se encuentra en el rango de los 120 a 130 km/h, la velocidad adecuada para rodar cómodamente está entre los 80 y 90 kms/h, ya que si se sobrepasa esta velocidad, al aumentar las revoluciones del motor, la vibración del pistón se reproduce en el manillar generando cosquilleo e incluso adormecimiento de las muñecas y antebrazos.

 



La motocicleta al estar montada sobre unos rines de radios adelante de 19” y atrás de 18”, junto con una suspensión delantera telescópica con horquilla y trasera con doble amortiguador y ajuste de precarga, transmite una sensación de seguridad y firmeza en la carretera, sobre todo al pasar por los baches bogotanos. Tomando curvas por vías como la Avenida Circunvalar de Bogotá, la moto se comporta obediente a pesar de los 190 kgs de peso debido al bajo centro de gravedad, haciendo de la conducción de la motocicleta una labor que no genera mayor esfuerzo por mantenerla en la vía ni equilibrándola después de salir de una curva. Los frenos, a pesar de que cuenta con disco delantero de doble pinza y trasero de tambor son algo justos teniendo en cuenta la velocidad promedio en la que se rueda la Classic 500, y hay que acostumbrarse a frenar con prudencia y antelación para no pasar sustos. En el tráfico bogotano, sorprende que la moto se comporte más con alma de scooter que con alma de moto de alto cilindraje, esto debido al ya mencionado bajo centro de gravedad, altura de los espejos y docilidad de la motocicleta.

 

 

 



Conclusión:
La Royal Enfield Classic 500 es una motocicleta con un estilo retro en todo el sentido de la palabra. Quien esté interesado en tener este juguete en el parqueadero de su casa debe estar convencido que el objetivo de esta motocicleta no es competir por ser la moto más veloz a pesar de su cilindraje ya que conserva un rústico pero potente motor de 500 c.c. que cumple todas las expectativas en ciudad y en carretera, incluyendo terreno plano, repechos leves y montañas; tampoco en ser la motocicleta con mayor tecnología porqué aun así tiene más argumentos que muchas otras motocicletas modernas, como lo es la inyección electrónica y el freno de disco de doble pistón; tampoco pretende ser la motocicleta  retro de mayor alcurnia, porque cuando estas resurgieron, Royal Enfield nunca se había ido: No, la Classic 500 es una moto tan versátil que se puede usar diariamente para ir a la oficina, con corbata o casual sin perder el estilo; así mismo, puede salir solo o acompañado el fin de semana a dar una vuelta por los alrededores de la ciudad, disfrutando su sonido potente de moto de alto cilindraje, admirando el paisaje y sintiéndose cómodo en una motocicleta que la siguen las miradas al borde de la carretera y desde las ventanas de los automóviles. En resumidas cuentas, el mejor halago lo recibí del señor de seguridad del parqueadero de mi oficina: “Doctor, en esa moto parece Indiana Jones”. El mejor estilo por poco precio.

Juan Carlos Prieto C
Octubre de 2016




 

 

 

 



FICHA TÉCNICA:
Royal Enfield Classic 500:
Motor monocilindrico de 4 tiempos doble bujía, encendido por chispa, y refrigerado por aire. Tiene 27,2 hp y produce 41.3 Nm de torque.
Sistema de suministro de combustible: Inyección electrónica Keihin
Sistema de encendido: Electrónico
Sistema de arranque: Eléctrico y de patada
Embrague: Mojado multidisco
Caja de cambios: 5 cambios
Asiento individual con resortes
Rines: delantero de 19” y trasero de 18”
Frenos: Delantero de disco de 280mm y doble pinza. Trasero de tambor de 153mm, sencillo de expansión interna
Luz frontal halógena
Suspensión delantera: Telescópica con horquilla de 35mm y 130mm de recorrido
Suspensión trasera: Doble amortiguador con 5 posiciones de ajuste en precarga y recorrido de 80mm
Batería: 12 Voltios, 14 Ah
Capacidad del tanque: 13,5 ltrs (3,56 galones estadounidenses)
Peso seco: 190 kg (90% de capacidad de tanque de combustible y aceite)

 

 

 

 

Modificado por última vez enJueves, 27 Octubre 2016 10:08
volver arriba