Menu

Bienvenido, hoy es: 20 de octubre de 2019

Jeep exitosa manada Guajira 2014

  • A bordo de 53 vehículos Jeep® Wrangler, 200 aventureros recorrieron los más agrestes e inexplorados territorios  de la mágica y enigmática Guajira

 

  • Liderada por Pirry, la Manada Jeep® recorrió durante 4 días 980 Km entre Riohacha, las playas de Mayapo, Manaure, el Cabo de la Vela, las Dunas de Taroa, Punta Gallinas y Punta Aguja.

 

  • Guiados por diez pilotos expertos y cinco guías indígenas, los participantes superaron todos los obstáculos a bordo del único vehículo que llega siempre a donde quiere llegar

 

 

A bordo de 53 vehículos Jeep® Wrangler, 200 aventureros partieron  desde  Santa Marta hacia la Alta Guajira  el pasado 20  de marzo, para experimentar una de las mejores y más extremas experiencias 4X4.   Durante la ruta  que se prolongó  hasta el 23 de marzo, 10 pilotos expertos  y 5 guías indígenas condujeron  a los aventureros a través de más de 980  km entre pavimento, desiertos, dunas, selvas secas, trochas y playas inexploradas de un territorio mágico y enigmático.

 

Con temperaturas que superaron los 45 grados, esta tierra considerada la más seca del país, recibió  entre sus contrastes de mar, arena, carbón y sal a la Manada Jeep® Guajira para compartir en medio de campamentos y recorridos, los secretos ancestrales de un territorio  en donde fácilmente se confundieron la realidad y la fantasía.

 

Liderados por Pirry, los participantes experimentaron a través de intensas jornadas que iniciaban al amanecer,  la belleza y el misterio de esta tierra a través de un recorrido que incluyó  Riohacha, las playas de Mayapo, Manaure, el Cabo de la Vela, las Dunas de Taroa, Punta Gallinas y Punta Aguja, entre otros escenarios dominados por la cultura Wayuú.

 

 

Cronología de una mágica aventura

 

Esta exitosa ruta por uno de los más alucinantes y codiciados destinos del continente, inició en Santa Marta con el encuentro de los invitados provenientes de todos los rincones del país.  Quienes atendieron la cita partieron hacia Riohacha terminando el primer día del recorrido en el Cabo de la Vela, en donde fueron sorprendidos por un confortable campamento, lo mejor de la gastronomía de la región, un performance sobre la cultura Wayú  y un espectacular concierto vallenato enmarcado por el  alucinante paisaje nocturno.

 

El segundo día de aventura, comenzó con un recorrido  por trocha entre el Cabo de la Vela y las sorprendentes Dunas de Taroa, en donde el espíritu de libertad se hizo presente hasta el final del día,  cuando la Manada Jeep® llegó hasta Punta Aguja para armar su campamento, cenar al mejor estilo Wayúu,  deleitarse con el paisaje y disfrutar de una excelente charla sobre los temores, a cargo de Pirry.

 

El desmonte del campamento dio inicio al tercer día de aventura que continuó con un intenso recorrido por el desierto hasta llegar al Cerrejón, en donde las comodidades de un espectacular hotel esperaban a todos los participantes de la Manada Jeep®.

 

Los aventureros fueron sorprendidos con un concierto crossover  que se extendió hasta altas horas de la madrugada.  El cierre de la Manada Jeep® tuvo lugar  el 23 de marzo, cuando en un acto de responsabilidad social con la región que tan amablemente los acogió, los participantes asistieron a la escuela de futbol de Mingueo, ubicada en éste municipio,  para hacer una donación a los niños afectados por la violencia y las condiciones de la región.  Después de compartir una tarde llena de amor y emoción, los invitados retornaron a sus lugares de destino.

 

Una vez más la Manada Jeep® Guajira recorrió  los más agrestes  caminos del país a través de una ruta de experiencias que más allá de poner en evidencia la verdadera capacidad del ícono 4X4, dejó  en cada uno de sus   participantes una lección de vida basada en la amistad, la libertad , el conocimiento y amor por lo nuestro. 

 

La Manada Jeep® Guajira contó  con el respaldo y la experiencia outdoor de Coleman, El Fondo de Prevención Vial, El Tiempo y Davivienda,  empresas que se unieron a esta experiencia con el propósito de dejar una huella de responsabilidad, libertad, supervivencia, alegría  y conciencia social dentro del grupo de participantes, poblaciones y comunidades  que hicieron parte de este recorrido por  La Guajira, el territorio que  acogió  el espíritu libre, aventurero y  ecológico de una Manada  que luchó por llegar a donde quiso llegar.

volver arriba