Menu

Bienvenido, hoy es: 01 de octubre de 2020

BMW M3 Edición aniversario 30 años en el Salón del automóvil de Bogotá

⋅ Con 450 caballos de potencia, es uno de los sedanes deportivos más musculosos del mercado.
⋅ Conozca la unidad 1 de las 500 unidades que saldrán de la fábrica en Regensburg.
Autogermana, importador oficial en Colombia del BMW Group, exhibe en Salón del automóvil de Bogotá 2016 la edición de aniversario del BMW M3.
 
El ícono de la deportividad de la marca llega a sus 30 años de aniversario con un paquete de competición digno de su historia: viene propulsado por el legendario motor de 6 cilindros en línea de 450 caballos, acoplado a una caja de velocidades manual de 6 velocidades y, opcionalmente, a una M de 7 marchas y doble embrague.
 
De serie trae la suspensión adaptativa M con nuevos ajustes en sus tres modos (Comfort, Sport y Sport +), en el control dinámico de estabilidad DSC y en el diferencial activo M.
 
La carrocería se distingue con acabados de alto brillo en la riñonera, parrilla y anagramas traseros mientras que los rines son M de 20 pulgadas. En el interior trae apliques en fibra de carbono, sillas M y detalles personalizados con la fecha conmemorativa.
 
Como un tributo a la primera generación del BMW M3, esta pieza de colección viene pintada exclusivamente en el Azul metálico Macao.

La historia detrás de la leyenda.
Este año 2016 enmarca el 30° aniversario de un ícono del automovilismo, uno que revolucionó el segmento de vehículos deportivos de tamaño mediano cuando su producción comenzó en 1986. El primer BMW M3 estableció un nuevo estándar con el cual se medirían otros fabricantes de vehículos – y, cinco generaciones de modelos después, aún son juzgados. BMW Motorsport Division, el precursor de BMW M Division, fue increíblemente riguroso en su despliegue del BMW M3 de primera generación.

Sus esfuerzos produjeron un vehículo deportivo de alto rendimiento pura sangre – basado en el BMW Serie 3 producido en serie – que se adaptaba a la perfección al uso diario. Durante las tres décadas que siguieron, BMW M ha perfeccionado con delicadeza su creación pionera y altamente exitosa de una generación a otra, mientras que siempre tiene gran cuidado en conservar el carácter original del M3. El resultado es que, en definitiva, no existe otro vehículo que mezcle los genes del automovilismo tan prominentemente perfeccionados y la funcionalidad diaria contundente en un paquete total tan emocionalmente conmovedor.

El 30° aniversario del BMW M3 proporciona una oportunidad ideal para recordar cuatro variantes del modelo altamente intrigantes que, por varias razones, nunca pasaron la etapa de prototipo. Por consiguiente, asistirán cuatro invitados sorpresa a la fiesta de cumpleaños de su progenitor: el BMW M3 Pickup de 1986, el BMW M3 Compact de 1996, el BMW M3 Touring del año 2000 y la segunda encarnación del BMW M3 Pickup presentada en 2011.

El uso en las carreras de turismo fue el objetivo de desarrollo principal para el BMW M3 de primera generación.
El BMW M3 no fue un intento de producir una insignia deportiva para un rango de modelos producidos a volumen; más bien, se originó a partir de la idea de desarrollar un vehículo de carreras que también estuviera disponible en una versión para el tránsito urbano.

La categoría seleccionada de carreras fue la de los vehículos de turismo de producción del Grupo A – como se observó en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM) que había tenido éxito en el Campeonato Alemán de Carreras (DRM). Las normativas del Grupo A establecieron que para que un vehículo de carreras fuera homologado, debían venderse por lo menos 5,000 unidades para el tránsito urbano en un periodo de 12 meses.

El tener la posibilidad de desarrollar las versiones de producción y de carreras del vehículo de manera simultánea, le dio al equipo una grandiosa oportunidad, la cual aprovecharon muy bien. La cinemática del eje, suspensión y amortiguación se personalizó a la perfección para las demandas futuras del automovilismo, al igual que el sistema de frenado, el cual combinó el ABS estándar con discos de freno con ventilación interna en la parte frontal y una bomba de presión elevada accionada mediante el motor. Detalles tales como el patrón de cambio de la transmisión con la primera velocidad en el nivel inferior izquierdo, también dieron una indicación clara del enfoque singular del vehículo en las carreras.

Además de esto, llegaron medidas de reducción de peso. Mientras que la carrocería con salpicaderas anchas se fabricó a partir de láminas de metal de la forma tradicional, los parachoques frontales y traseros junto con los faldones laterales, el maletero y el alerón se hicieron de plástico, reflejando el compromiso de los ingenieros con la construcción inteligente de peso ligero. Los expertos de BMW Motorsport también revisaron la aerodinámica del vehículo, en donde el pilar C del BMW M3 sigue un ángulo ligeramente menos profundo que la carrocería estándar y con una base más amplia. Esto permitió que el flujo de aire se dirigiera hacia el distintivo alerón trasero de manera más eficaz.

Uso extenso de alta tecnología también en el tren motriz.
Los expertos en el departamento de Motorsport utilizaron el motor de dos litros de cuatro cilindros ajustado en los modelos de producción en serie como la base para la unidad del M3, ya que el bajo peso de su construcción y sus capacidades de revoluciones elevadas significaron que tenía los ingredientes correctos para un motor de carreras. Sin embargo, para transformar el motor diario de buenos modales en un motor atlético con credenciales de vehículo deportivo, tuvieron que someterlo a terapia intensiva de potencia.

Primero, incrementaron su desplazamiento a 2.3 litros y lo convirtieron en un arreglo de cuatro válvulas. Para este propósito, el equipo utilizó una cabeza de cilindro modificada, la cual tomaron del motor de seis cilindros que montaba el BMW M1, cuyas cámaras de combustión se espaciaron – lo convenientemente suficiente – para que aún así quedaran exactamente la misma distancia que la de la unidad de cuatro cilindros. El cigueñal en el BMW M3 fue diseñado para ser tan rígido que pudiera manejar 10,000 revoluciones por minuto y más. Por consiguiente, la velocidad del motor del vehículo de producción estándar de 6,750 rpm dejó mucho margen para más evoluciones en el deporte motor.

volver arriba