Menu

Bienvenido, hoy es: 21 de septiembre de 2019

Planta de GM Colmotores certificada

“La primera ensambladora de vehículos del país es una de las más competitivas del mundo. Así lo ratifica el reconocimiento entregado por parte de General Motors Company como planta BIQIV”, afirma Ernesto Ortiz, Presidente de GM Sudamérica Oeste.

 

La planta de GM Colmotores recibió un reconocimiento entregado por parte de General Motors Company como una planta de certificación Built in Quality Nivel IV, gracias a sus estándares de calidad que son garantía de que el ensamble y la fabricación de vehículos se realiza en un ambiente seguro, eficiente y con la mejor calidad.

 

Para obtener el BIQ IV, una planta GM debe cumplir con unos indicadores claves en la organización, auditorias de calidad de producto (GCA), comprobar la capacidad de entrega de unidades perfectas a la primera vez, y la cantidad de unidades que quedan en el proceso para reparaciones. Además, se realiza una auditoría del Sistema Global de Manufactura, que consta de 5 principios para un total de 93 requerimientos en el cual se pide que cada principio este por encima del 96% de cumplimiento y aquellos que son absolutos (mandatorios), el 100 %. En la etapa final, la corporación GM envía a algunos expertos a la planta y estos se encargan de realizar la evaluación y verificación de la consistencia de las herramientas dentro del proceso de manufactura, para comprobar así que todos estos requerimientos se estén cumpliendo de manera efectiva y soporten los resultados del negocio.

 

“Built-In Quality nivel IV corrobora el nivel de madurez de nuestro Sistema Global de Manufactura, en el que garantizamos que los defectos no salen de la estación de trabajo. Toda la compañía está unida en un sistema integral que facilita la obtención de resultados en las categorías importantes para nuestro negocio: Seguridad, desarrollo de las personas, hecho con calidad, capacidad de respuesta, costos y medio ambiente”, asegura Ernesto Ortiz, Presidente de General Motors Sudamérica Oeste.

 

Para General Motors Colmotores, la certificación significa una puerta abierta para producir nuevos modelos y asegurar la sostenibilidad en el tiempo de la planta en nuestra región. “Sin duda alguna, el mejor beneficio para nosotros es el orgullo de pertenecer a una planta eficiente que cuente con niveles de calidad de clase mundial”, resalta Ernesto Ortiz.

 

Esta importante certificación ubica a GM Colmotores en una buena posición a nivel internacional. El BIQIV es una filosofía de trabajo, caracterizada por una cultura de hacer las cosas de una manera más eficiente, así como la disciplina y el empeño del equipo por tener una planta de producción soportada en estándares de seguridad, con modelos que permiten producir vehículos con la mejor calidad. Algo determinante es que, para alcanzar los niveles deseados, se ha insistido en la cultura de eliminación de desperdicios en cada uno de los procesos de la planta, consiguiendo así un negocio más eficiente y rentable, siempre conservando una fuerte conciencia ambiental.

 

 

 

 

volver arriba