Menu

Bienvenido, hoy es: 06 de junio de 2020

El BMW i8

El pionero del diseño futurista y el placer de conducir dinámico, sustentable y de propulsión electrificada, se acerca al final de su producción. 

 

 El tramo final en el camino hacia el "Salón de la Fama" de los vehículos deportivos BMW: seis años después de su lanzamiento al mercado, el BMW i8 finaliza su ciclo de vida del producto. Cuando cese la producción del BMW i8 Coupé y del BMW i8 Roadster, los vehículos deportivos híbridos conectables habrán asegurado su lugar entre los hitos de la compañía. El BMW i8 comenzó su historia de éxito mundial como una simbiosis única de diseño futurista y tecnología pionera. El primer modelo híbrido conectable de BMW Group allanó el camino para el placer de conducir que fue tan dinámico como sustentable y se convirtió en el epítome de la fascinación de conducir con la tecnología de propulsión electrificada. Se sentaron las bases para la amplia gama de modelos híbridos conectables de BMW Group. Al mismo tiempo, el BMW i8 se convirtió en el vehículo deportivo más exitoso del mundo con un sistema de propulsión electrificado. Con más de 20 000 unidades vendidas desde 2014, logró mayores ventas que todos los competidores combinados en su segmento.

 

El BMW Vision EfficientDynamics ya era una perspectiva atractiva para el futuro de la movilidad individual. El estudio conceptual presentado en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt en 2009 representó la promesa de combinar el distintivo placer de conducir de BMW y un diseño inspirador con una sustentabilidad pionera. El estudio de un vehículo deportivo de 2 + 2 plazas con puertas de ala de gaviota, una reinterpretación del lenguaje típico de diseño de BMW, un sistema híbrido conectable y tracción integral orientado exclusivamente a la estética y la eficiencia, recibió una respuesta abrumadora. Con el anuncio de que las características centrales de su diseño y tecnología serían transferidas a un vehículo de producción de la nueva marca BMW i y así comenzaría una nueva era de placer de conducir, BMW Group pronto provocó reacciones entusiastas.

 

La plataforma de lanzamiento para una estrategia de electrificación consistente.

El BMW i8 hizo su estreno mundial en el salón del automóvil IAA en 2013 junto con el BMW i3. El doble debut fue la señal de partida para implementar una estrategia integral de electrificación, con la cual BMW Group estableció el curso temprano y consistente para un programa modelo dirigido hacia el placer de conducir de manera sustentable. Hoy, la compañía es uno de los principales proveedores mundiales de vehículos con sistemas de propulsión electrificados.

Además del BMW i3, el BMW i3s y del MINI Cooper SE de accionamiento puramente eléctrico, los modelos híbridos conectables están disponibles en todos los segmentos relevantes, desde la clase compacta y mediana, pasando por los modelos BMW X, hasta deportivos y sedanes de lujo. BMW Group planea expandir su gama para incluir 25 modelos electrificados para 2023, de los cuales más de la mitad funcionarán solo con energía eléctrica.

 

Como pionero emblemático del placer de conducir con la tecnología híbrida conectable, el BMW i8 fue el vehículo ideal para el trabajo desde el principio. Y esto no sólo se aplica a su papel como Safety Car en el Campeonato Fórmula E de la FIA, que ya asumió en 2014. El BMW i8 es el primer vehículo deportivo del mundo, que se ha desarrollado teniendo en cuenta la sustentabilidad desde el principio. En particular, se forjaron nuevos caminos con la arquitectura específica del vehículo BMW i y el sistema híbrido conectable. La combinación de una celda de pasajeros hecha de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) con un chasis de aluminio fue tan revolucionaria como la interacción controlada de forma inteligente del motor de combustión y el motor eléctrico. El concepto de vehículo de 2 + 2 plazas, el diseño aerodinámicamente optimizado, la construcción inteligente de peso ligero y el innovador concepto de manejo fueron diseñados para resolver la contradicción entre dinámica y eficiencia que prevalece en la ingeniería automotriz convencional. Como resultado de este enfoque innovador, el BMW i8 ofrece el rendimiento de conducción de un vehículo deportivo de primera clase, combinado con un consumo promedio de combustible a nivel de vehículo pequeño.

 

El control de su sistema híbrido conectable fue diseñado tanto para la entrega de potencia dinámica como para la interacción más eficiente de los dos motores. El motor de combustión con tecnología

BMW TwinPower Turbo transfiere su potencia a las ruedas traseras. El motor eléctrico impulsa las ruedas delanteras. El resultado es una tracción integral híbrida específica con una influencia notablemente positiva sobre la tracción, la agilidad y la estabilidad de conducción. Esto, y la entrega espontánea de potencia del motor eléctrico con un par máximo de 250 Nm disponible inmediatamente desde el inicio, significan que el carácter deportivo del BMW i8 también se caracteriza por su conducción puramente eléctrica y, por lo tanto, libre de emisiones. Se puede alcanzar hasta 120 km / h en modo de conducción puramente eléctrico. El par motor combinado de ambos motores desata características inspiradoras de rendimiento al estilo de un vehículo deportivo de alto desempeño.

 

La dinámica de conducción y la eficiencia también se ven reforzadas por la arquitectura LifeDrive típica de BMW i. El principio de diseño del BMW i8 estaba orientado completa y exclusivamente a una unidad híbrida conectable desde cero. La estructura del cuerpo y el tren motriz se desarrollaron como una unidad conceptual, lo que ayudó al BMW i8 a lograr el carácter auténtico de un vehículo deportivo pionero. La celda del pasajero (Life Module) hecha de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) y el módulo de propulsión de aluminio, que además de los motores, la electrónica de potencia y el chasis también incluyen las funciones estructurales y de choque, no sólo permitieron un peso en vacío DIN de menos de 1,500 kilogramos, sino que también una distribución equilibrada de la carga por eje en la relación 50:50. Y como la batería de alto voltaje se colocó centralmente y de manera baja en el vehículo, el centro de gravedad se desplazó hacia abajo.

 

Líder en innovación incluso más allá de la tecnología de conducción BMW eDrive.

Desde el principio, la función pionera del BMW i8 se extendió más allá del establecimiento de la tecnología BMW eDrive en un vehículo deportivo icónico. El uso extensivo de CFRP en la estructura de la carrocería y las medidas claramente visibles para reducir la resistencia del aire, establecen nuevos estándares en las áreas de construcción de peso ligero inteligente y aerodinámica. Junto con el BMW i3, el vehículo deportivo híbrido conectable allanó el camino para tecnologías de fabricación innovadoras, con las cuales BMW Group se convirtió en pionero en el uso de CFRP en la producción industrial de vehículos producidos en serie. La experiencia adquirida en BMW i con este material de alta tecnología particularmente ligero aseguró la experiencia de construcción ligera de BMW Group que es única en la industria automotriz y desde entonces se ha utilizado en el desarrollo de componentes CFRP para otros modelos de BMW.

 

El carácter progresista del BMW i8 también fue evidente a primera vista en el diseño expresivo, pero aerodinámicamente optimizado de su posterior. Sus dinámicas proporciones de vehículo deportivo y las puertas con forma de ala de gaviota que se abren hacia adelante todavía llaman la atención. La parte delantera plana, la parrilla en forma de riñón BMW casi completamente cerrada, las cortinas de aire en el faldón delantero, la parte inferior cubierta, las faldas laterales contorneadas, las líneas de la sección lateral conocida como Stream Flow y los conductos de aire entre las luces traseras y el marco del techo también permiten al viento ser dirigido de manera específica. No sólo da como resultado un coeficiente de arrastre bajo (valor de Cd) de 0.26, sino también un equilibrio aerodinámico excepcionalmente favorable. La relación ideal de resistencia al aire y elevación para la dinámica de conducción y la seguridad es característica de esto y se logra sin accesorios de alerón adicionales.

 

La selección de materiales para el interior y en la producción del BMW i8 se centró en gran medida en la sustentabilidad. El cuero utilizado para las superficies de los asientos y el panel de instrumentos está curtido con un extracto de hojas de olivo. El material de partida para los materiales textiles es un granulado de poliéster, que proviene de PET reciclado, entre otras cosas.

 

El concepto holístico de sustentabilidad que es característico de los vehículos BMW se extiende desde el desarrollo y el diseño hasta la producción, el uso y el reciclaje y, por lo tanto, cubre toda la cadena de valor. La proporción de polímeros reciclados no sólo es excepcionalmente alta, sino que la mayor parte del aluminio utilizado en el BMW i8 también se obtiene reciclando o produciendo con energía regenerativa. Además, la electricidad requerida para la producción del BMW i8 Coupé y el BMW i8 Roadster en la planta de BMW en Leipzig proviene de cuatro turbinas eólicas en las instalaciones de la planta. La energía eléctrica requerida para la producción de fibra de carbono en Moses Lake en el estado de Washington, Estados Unidos, se genera 100% a partir de energía hidroeléctrica.

 

En su lanzamiento al mercado, el BMW i8 fue el primer vehículo producido en serie del mundo equipado con faros láser innovadores. Después de su estreno mundial en el BMW i8, la luz láser BMW también se introdujo en otros modelos, primero en los sedanes de lujo del BMW 7 Serie y luego en numerosas otras series de modelos. La luz láser de BMW proporciona una iluminación particularmente intensa de la carretera y un aumento considerable en el alcance de la luz de carretera. Al mismo tiempo, el consumo de energía vuelve a reducirse significativamente, incluso en comparación con los faros LED ya particularmente eficientes.

 

En el campo de la tecnología de accionamiento, el precursor de todos los modelos híbridos conectables de BMW Group también fue el pionero de una nueva generación de motores de combustión. Un nuevo motor de gasolina de 3 cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo se utilizó por primera vez en el BMW i8. El motor de 1.5 litros se caracterizó tanto por un diseño particularmente compacto como por una potencia de salida específica excepcionalmente alta. Con 113 kW / 154 hp por litro de desplazamiento, se logró un nuevo récord para los modelos de la serie BMW.

 

BMW i8 Roadster: nuevos impulsos para lograr un placer de conducir sustentable.

Con el estreno mundial del BMW i8 Roadster, en otoño de 2017 se brindó un nuevo impulso para un placer de conducir sustentable. El biplaza abierto ahora ofrece la oportunidad de experimentar la fascinación de este visionario vehículo deportivo al aire libre: una experiencia verdaderamente pura, en modo de conducción puramente eléctrico.

 

El rendimiento del tren motriz híbrido conectable también se incrementó para el BMW i8 Coupé con el estreno mundial del BMW i8 Roadster. Desde entonces, la batería de almacenamiento de alto voltaje de ambos modelos ha tenido una capacidad de celda aumentada de 20 a 34 Ah y un contenido de energía bruta de 11.6 kWh. Al mismo tiempo, la tecnología optimizada de la celda de la batería hizo posible aumentar la potencia máxima del motor eléctrico en 9 kW / 12 hp a 105 kW / 143 hp. En combinación con el motor de combustión, esto dio como resultado una salida del sistema de 275 kW / 374 hp. El BMW i8 Coupé ahora acelera de cero a 100 km / h en 4.4 segundos, mientras que el BMW i8 Roadster tarda 4.6 segundos. Ambos modelos alcanzan una velocidad máxima de 250 km / h. El alcance eléctrico ahora es de 55 kilómetros para el BMW i8 Coupé y 53 kilómetros para el BMW i8 Roadster.

 

Se utilizaron procesos de producción innovadores en la construcción del toldo suave para el Roadster. Por primera vez, las partes de conexión de aluminio del mecanismo de capota suave a la carrocería se fabricaron utilizando un nuevo tipo de proceso de impresión 3D. Este proceso de fabricación de componentes de aluminio, que es nuevo en el sector de la automoción, permite producir puntales optimizados para la topología en una forma geométrica que no sería posible utilizando métodos de fundición convencionales y garantiza un equilibrio óptimo entre la rigidez y el peso del componente. Gracias a la experiencia adquirida por BMW i, los procesos de fabricación aditiva ahora se pueden utilizar para un número cada vez mayor de componentes y en modelos de varias series.

 

Un verdadero ganador desde el principio: numerosos premios por concepto, diseño, tecnología, sustentabilidad y placer de conducir.

No importa si es un punto de atracción en la calle o un ganador de serie en evaluaciones de jurado y encuestas de lectores: el BMW i8 impresiona a los fanáticos y expertos de los autos deportivos una y otra vez. Cinco veces seguidas entre 2015 y 2019, su unidad híbrida conectable ganó al menos un título en el mundialmente reconocido "Premio al motor del año". Además, el concepto del vehículo y la tecnología del BMW i8 han sido galardonados con el "Auto Trophy" y el "Green MobilityTrophy" de la revista de automóviles "Auto Zeitung", el "Premio Internacional Paul Pietsch" de la revista de automóviles "auto, motor und sport" y el "Car Connectivity Award" de "auto, motor und sport" y "Chip", entre otros. El título "World Green Car" fue para el vehículo híbrido deportivo y la victoria de clase en el "All-Wheel" Encuesta del coche del año.”

 

La revista británica "Top Gear" nombró al BMW i8 "Car of the Year", al igual que el jurado de "UK Car of the Year". Fue votado como "Auto Test ganador en verde" por "Auto Test" y "Ökotrend". Reconocidos premios como el iF Design Award y el Red dot Award confirmaron la calidad y el carisma de su diseño.

 

Definición de tendencias de lujo y exclusividad.

Con su carácter progresista y exclusivo, el BMW i8 Coupé y el BMW i8 Roadster son partes integrales de la última iniciativa de productos BMW en el segmento de lujo. Al igual que los sedanes de lujo de la serie 7 de BMW, el SAV BMW X7 y los vehículos deportivos de la serie 8 de BMW, también brindan una experiencia de movilidad única. Además, el carácter "Next Premium" de los dos vehículos deportivos híbridos conectables se refleja en el programa BMW i Pure Impulse Experience creado para el BMW i8. El programa para el diálogo extendido con los clientes, que es único en el mundo, brinda a los propietarios de un BMW i8 acceso exclusivo a personalidades visionarias, así como experiencias culturales y de viaje extraordinarias.

 

Los modelos de edición exclusiva del BMW i8 también agregaron un toque adicional de individualidad. Los modelos de edición limitada se caracterizan por características de diseño únicas que los convierten en una rareza muy solicitada. El BMW i8 Protonic Red Edition se presentó a principios de 2016. Só919840lo un año después, siguieron el BMW i8 Protonic Frozen Black Edition y el BMW i8 Protonic Frozen Yellow Edition, que seguirá siendo la edición más exclusiva del mundo con alrededor de 100 unidades.

 

El vehículo deportivo híbrido conectable más vendido ya es un hito en la historia de BMW Group.

La planta de Leipzig está produciendo actualmente los 200 vehículos de la edición limitada Ultimate Sophisto Edition del BMW i8. Uno de los modelos de edición ya se fabricó en diciembre de 2019 como la unidad número 20,000 del modelo híbrido conectable. Con este volumen de producción, el BMW i8 ya ha superado con creces a muchos de los legendarios deportivos BMW. Entre los hitos en la historia de los vehículos deportivos, sus cifras de ventas están bien encabezadas por clásicos como el BMW M1, del cual sólo 399 unidades fueron producidas para uso en carretera, y también por delante del BMW Z8 Roadster, que fue construido alrededor de 5,000 veces.

 

Además, el BMW i8 ha tenido una cuota de mercado global de más del 50 por ciento en el segmento de vehículos deportivos con propulsión electrificada durante años. El BMW i8 podrá mantener esta posición de liderazgo hasta mediados de abril de 2020. Luego, el éxito de ventas con unidad híbrida conectable finalmente habrá alcanzado el estado que los lectores de "Auto Bild Klassik" atestiguaron a tan sólo unos meses después de su lanzamiento al mercado. Ya en 2014, declararon al BMW i8 el "clásico del futuro".

 

volver arriba