Menu

Bienvenido, hoy es: 03 de agosto de 2020

Audi Q4 Sportback e-tron, todo un nuevo concepto

• Audi presenta una variación Coupé con el nuevo concepto Q4 e-tron

• Con tecnologías versátiles y eficientes permite rangos de más de 500 km

• La versión de producción se lanzará en 2021 como el séptimo modelo eléctrico de la marca 

 

Desde una perspectiva técnica, son idénticos, pero en términos de su forma, cada uno tiene sus propias características inconfundibles: el concepto de Audi Q4 e-tron dio a los visitantes del Salón del Automóvil de Ginebra de 2019 un abrebocas del primer compacto eléctrico SUV de Audi. Con el Q4 Sportback e-tron, la marca de los cuatro aros ahora presenta el segundo modelo de la línea de productos que iniciará producción en 2021 como un SUV Coupé. 

 

Esto da a los clientes potenciales de Q4 la oportunidad de comenzar a pensar cuál de las dos versiones prefieren con un año de anticipación, antes de  que el primer vehículo sea entregado: la versatilidad y robustez

Del SUV clásico o la elegancia dinámica de la versión Coupé. La dimensión de los dos modelos Q4 son casi idénticos: con un largo exterior de 4.60 metros y una altura de 1.60 metros, la versión Sportback es un centímetro más largo y más angosto. Las variaciones de Q4 son idénticas en el ancho con una medida de 1.90 metros y de la distancia entre ejes de 2.77 metros. 

 

Los dos conceptos, que desde ya ofrecen una clara visión de los motores de alta gama que se ofrecerán en la próxima producción en serie,  también tienen la misma tecnología de conducción. Dos motores eléctricos que movilizan 225 kW de potencia tanto en el concepto Q4 e-tron como en el concepto Q4 Sportback e-tron. Como es tradición en Audi, la potencia de conducción se lleva a la carretera con la tracción total quattro. Gracias a la excelente tracción, ambas versiones del Q4 aceleran de cero a 100 km / h (62.1 mph) en solo 6.3 segundos. La velocidad máxima está restringida a 180 km / h (111.8 mph).

 

Una robusta batería con capacidad de 82 kilovatios-hora ocupa casi todo el espacio en el área debajo de la carrocería entre los ejes. El alcance de más de 450 kilómetros - en línea con el estándar WLTP -  establece el punto de referencia en su clase. Las versiones con tracción trasera ofrecerán un alcance de más de 500 kilómetros de acuerdo con WLTP. La tecnología del concepto Q4 e-tron se da por la plataforma de electrificación modular (MEB), que se integrará en varios vehículos eléctricos producidos por el Grupo Volkswagen a futuro, desde los modelos compactos, hasta los modelos superiores medianos. El concepto Audi Q4 Sportback e-tron da una mirada anticipada a lo que ya será el vehículo eléctrico de producción de la séptima serie que se presentará en 2021.

Un exterior seductor

La silueta trasera del Sportback tiene una inclinación hacia abajo en una curva sutil y dinámica. La línea del techo pasa a los pilares D significativamente inclinados y termina en un alerón horizontal al nivel del borde inferior de la ventana. Como resultado, el futuro Audi Q4 Sportback parece mucho más largo que su modelo hermano, el concepto Q4 e-tron.

 

La llamativa banda ancha de luz que conecta con las dos luces traseras del concepto Audi Q4 Sportback e-tron se incorporó para reflejar un elemento ya existente del concepto Audi Q4 e-tron. Éste es claramente visible para los dos modelos que pertenecen a la misma familia e-tron, ya que la relación con el e-tron Sportback es evidente. Esto también aplica al interior de las luces, donde el barrido significativo de los segmentos LED también traen a remembranza un elemento del hermano mayor. El llamativo diseño de la unidad difusora de parachoques con insertos horizontales y el logotipo de e-tron iluminado en el medio, es un elemento que comparten las dos versiones de Q4. 

 

 Al verlo de frente, la parrilla Singleframe con el logo de los cuatro aros de la marcam identifica el concepto Q4 Sportback e-tron como un vehículo de Audi. Y no tomará mucho tiempo para ver que éste es un Audi eléctrico: al igual que la primera produccion de eléctricos de Audi, el nuevo concepto de este vehículo también tiene como característica una superficie cerrada, estructurada dentro de un amplio marco octagonal, casi vertical en reemplazo de una parrilla tradicional de radiador de un vehículo tradicional no eléctrico. 

 

Los guardabarros modelados prominentemente en las cuatro ruedas son otra característica clásica del diseño de Audi, que ha distinguido a la marca desde el legendario quattro original de 1980. Las características ampliadas del concepto Q4 e-tron y el concepto Q4 Sportback están diseñadas para ser altamente orgánicas y fluidas, y agregan un toque característico a la vista lateral. La acentuación del área del panel basculante

entre los ejes, donde se encuentra la batería y, por lo tanto, la potencia de este SUV, es una característica típica del e-tron. Los grandes rines de 22 pulgadas no dejan ninguna duda sobre el potencial de los más nuevos miembros de la familia Audi.

 

El concepto Q4 Sportback e-tron está pintado en el nuevo color gris cinético, un color metálico claro y efecto perla que adquiere un tinte verdoso distinto según el ángulo de la luz. Por el contrario, las secciones inferiores del cuerpo del vehículo están pintadas en un color gris oscuro. Esta segmentación enfatiza el ancho y la orientación horizontal de la arquitectura del auto. 

Interior con gran sentido de amplitud 

Con sus dimensiones, el concepto Audi Q4 Sportback e-tron logra posicionarse en el segmento C por su espacio interior. Sus requisitos de espacio en la carretera califican al SUV eléctrico como un todoterreno ágil. En términos del interior, por el contrario, su distancia entre ejes de 2,77 metros lo sitúa al menos en una clase más alta. Como no hay un túnel de transmisión que restrinja el espacio, el concepto Q4 Sportback e-tron ofrece una amplitud y comodidad insospechadas, especialmente en términos de espacio para las piernas en el frente y aún más en la parte trasera.

 

La combinación de colores enfatiza la sensación de amplitud. Mientras que los colores claros y cálidos dominan la sección superior de la cabina, la alfombra oscura del piso proporciona un contraste. El techo interior, los pilares de la ventana y la sección superior del riel de la puerta y el tablero de instrumentos están tapizados con textiles de microfibra blanca y beige. 

 

La sostenibilidad es la máxima prioridad no solo en términos de funcionamiento eléctrico en el Audi Q4 y Q4 Sportback, sino en sus acabados: por ejemplo, el revestimiento del piso está hecho de materiales reciclados. Además, en vez de usar marcos decorativos de metal cromado, se usó un cubrimiento con acabados de pintura de altísima calidad en capas. En cuanto al plexiglás en las aplicaciones crea un efecto de profundidad intensivo. Cuatro asientos con cabezal integrado están tapizados con Alcantara, trabajo ejecutado con gran fineza y costuras dobles cosidas con hilo grueso que adornan la tapicería.

 

La pantalla de Audi virtual cockpit proyecta los elementos más importantes como velocidad, nivel de carga y navegación detrás del volante. La pantalla de gran formato con función de realidad aumentada es una característica nueva. Puede mostrar gráficos importantes como las direccionales, directamente en el curso de la carretera.

Como la consola central no necesita desplegar elementos funcionales como una palanca de cambios o una mano elementos de accionamiento del freno, se diseñó un amplio compartimento de almacenamiento que incluye un compartimento para cargar la batería del teléfono. Hay un área horizontal en diseño de alta calidad en la que el selector el botón para el modo de transmisión está integrado y eso también sirve como tapa para el frente sección de la consola. Además del compartimento de almacenamiento inferior convencional, las puertas ahora brinda la posibilidad de almacenar botellas en la sección superior especialmente moldeada, donde son fáciles de alcanzar.

 

 

Desempeño eficiente: sistema de manejo y suspensión

La plataforma de electrificación modular (MEB) ofrece una amplia gama de variaciones de manejo y niveles de potencia. La versión de rendimiento del accionamiento eléctrico está instalada en el concepto Audi Q4 Sportback e-tron. Los ejes delanteros y traseros están impulsados por un motor eléctrico (este Q4 Sportback es un Quattro). Es decir que no hay conexión mecánica entre los ejes. En cambio, un control electrónico asegura que la distribución de torque se coordine de manera óptima, y lo hace en fracciones de segundos. Eso permite que el SUV Coupé logre una tracción óptima en todas las condiciones climáticas y en cualquier tipo de superficie.

 

En la mayoría de los casos, el concepto Q4 Sportback e-tron utiliza principalmente su motor eléctrico trasero, un motor síncrono acelerado permanentemente, para lograr la más alta eficiencia. Por razones de eficiencia, el torque se distribuye con una polarización del eje trasero.

 

Si el conductor le exige al vehículo más potencia de la que puede suministrar el motor eléctrico trasero, el sistema eléctrico utiliza el motor asíncrono delantero para redistribuir el torque según sea necesario al eje delantero. Esto también ocurre de manera predictiva incluso antes de que ocurra el deslizamiento en condiciones de hielo o al tomar curvas rápidas.

 

El motor eléctrico en la parte trasera tiene una potencia de 150 kW y moviliza un torque de 310 newton-metros; el motor delantero alimenta las ruedas delanteras con hasta 75 kW y 150 newton-metros. La salida del sistema es de 225 kW. La batería en el vehículo el piso almacena 82 kilovatios-hora, lo que permite un alcance de más de 450 kilómetros de acuerdo con el estándar WLTP. La batería se carga con un máximo de 125 kilovatios. Es decir, que lleva poco más de 30 minutos alcanzar el 80 por ciento de la carga total. 

 

Sin embargo, la fórmula de esta gama implica mucho más que una simple unidad de almacenamiento de energía.

Con una gran capacidad, al igual que el primer miembro de la familia, el concepto de Audi Q4 e-tron, el

Audi Q4 Sportback también se presenta como un vehículo altamente eficiente, por su baja resistencia aerodinámica, cuyo coeficiente de resistencia es 0.26 y, por lo tanto, 0.01 inferior al del Q4 e-tron SUV. La línea de productos eléctricos compactos también presenta una recuperación sofisticada que no dejar ninguna posibilidad de optimizar su rango. La compleja gestión térmica de la unidad y la batería, que implica una bomba de calor de CO2, también contribuye a esto.

 

 

Manejo deportivo y preciso

Un factor clave para la versión deportiva es el dinamismo transversal que destaca en la posición baja y central 

en la que están instalados los componentes del variador. El sistema de batería de alto voltaje se adapta de manera óptima a las dimensiones del Audi Q4 Sportback y se encuentra entre los ejes en forma de un bloque plano y ancho debajo del habitáculo. El sistema de batería pesa 510 kilogramos. El centro de gravedad del concepto Audi Q4 Sportback e-tron, está, por lo tanto, en un nivel similar al de un sedán con un sistema de manejo convencional.

 

La distribución de la carga por eje está perfectamente equilibrada a casi 50:50. Las ruedas delanteras del concepto Q4 Sportback e-tron están guiadas en un eje MacPherson con amortiguadores adaptativos en la parte trasera.

 

La plataforma de electrificación modular (MEB)

La base MLB, MQB (plataforma longitudinal modular y plataforma lateral modular) son componentes que representan una gran historia de éxito en todos los segmentos de Audi y del Grupo Volkswagen. Las plataformas anteriores fueron diseñadas principalmente para el uso de la combustión motores, entonces ¿Qué hay de nuevo y diferente en la plataforma de electrificación modular? Fue diseñada específica y exclusivamente para automóviles con sistemas de accionamiento eléctrico. Los ejes, la distancias entre ejes y la interacción entre todos los componentes se selecciona y adapta específicamente para la movilidad eléctrica.

 

Así, la ubicación de las unidades de batería de gran volumen y su geometría se pueden optimizar sin tener que hacer concesiones a otros conceptos que siempre deben tenerse en cuenta para MLB y MQB.

 

Al mismo tiempo, el MEB abre un enorme potencial de sinergia. Esta plataforma sirve de base principalmente para automóviles eléctricos en el segmento A. Permite la mejor tecnología disponible para ser desarrollada conjuntamente en todas las marcas y utilizada en muchos autos eléctricos diferentes. El MEB por lo tanto también ayuda a la movilidad eléctrica a abrirse paso incluso en el compacto especialmente sensible al precio del segmento. 

 

 

Iniciativa electrónica: más de 20 modelos de propulsión eléctrica para 2025

Audi lanzó su ofensiva eléctrica con el estreno mundial del eléctrico SUV Audi e-tron en septiembre de 2018. Para 2025, la marca alemana ofrecerá más de 20 automóviles con accionamiento totalmente eléctrico en los mercados más importantes del mundo y alcanzará aproximadamente el 40 por ciento de sus ventas con modelos eléctricos. Los SUV de esta cartera incluyen el e-tron y el etron Sportback. Además, habrá una gama de modelos con un diseño de cuerpo clásico como Avant y Sportback. La gama cubrirá todos los segmentos de mercado relevantes desde el compacta hasta la clase de lujo.

 

 

 

Los paneles de control diseñados como elementos táctiles en el volante se pueden usar para seleccionar funciones de uso frecuente. En la parte superior de la consola central hay una pantalla táctil de 12.3 pulgadas a través de la cual se muestran y operan las funciones de infoentretenimiento del vehículo, inclinada hacia el conductor para facilitar su uso. Una secuencia de botones para controlar el aire acondicionado se encuentra debajo de la misma. 

 

volver arriba