Menu

Bienvenido, hoy es: 19 de enero de 2019

Historia de los Prototipos de Audi

Historia de Audi a través de sus autos concepto con tracción quattro

 

El año de su centenario es una excelente oportunidad para echar una mirada retrospectiva a los autos concepto con tracción quattro que Audi ha presentado al mundo.
El futuro, según Audi, siempre ha tenido tracción quattro. Una historia de vanguardia que comenzó el 3 de marzo de 1980 en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra cuando nació un vehículo que estaba destinado a cambiar el mundo de la tecnología: el primer Audi quattro
El desarrollo técnico del sistema de tracción total se ha plasmado en sucesivos prototipos y ejercicios estilísticos de Audi, en paralelo a los modelos de serie.
Aquí una mirada a los autos concepto de Audi con tracción quattro.

Artículo y fotografías: Suministradas por Aqua Comunicaciones Miami Florida

 

 

 

Audi Duo I y II (1989 - 1990)
La primera versión de este prototipo híbrido, basado en el Audi 100 Avant, combinaba un motor de cinco cilindros, 2,3 litros y 136 caballos de potencia, que impulsaba las ruedas delanteras, con uno eléctrico conectado a las traseras. El motor eléctrico estaba alimentado por una batería de níquel e hidruro metálico. La segunda versión, presentada en el Salón de Ginebra de 1990, ya tenía un sistema mecánico de tracción total quattro, con un diferencial central Torsen. Las ruedas traseras podían estar impulsadas por el motor térmico o el eléctrico.



Audi quattro Spyder (Fráncfort 1991)
Un cupé biplaza con motor central de seis cilindros en V, 2,8 litros de cilindrada y 174 caballos de potencia. Su carrocería de aluminio fue obra del diseñador Erwin Leo Himmel; el quattro Spyder pesaba sólo 1.100 kilogramos. Audi fabricó dos unidades de este prototipo, una gris plata y otra color naranja, actualmente en el museum mobile de Ingolstadt (Alemania).



Audi AVUS (Tokio 1991)
Causó sensación en el Motor Show de Tokio de 1991 por su línea y por su mecánica. Su ondulada carrocería de aluminio dejaba ver un motor de doce cilindros en W que liberaba 509 caballos. Con esta potencia, un peso muy bajo (1.250 kg) y su sistema de tracción total, podía acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos.

 



Audi ASF (Fráncfort 1993)
El anticipo de lo que sería el primer Audi A8. Muchos visitantes del Salón de Fráncfort dudaron de que algo tan avanzado técnicamente se pudiera fabricar en serie. La construcción de aluminio, las suspensiones de tipo multibrazo en los dos ejes y su sistema de tracción total lo convirtieron en la referencia para los autos de lujo de esa década.



Audi TT y TTS (Fráncfort y Tokio 1995)
Antes del lanzamiento del primer Audi A3, la casa de los cuatro aros dejó entrever con estos dos ejercicios de estilo cómo serían sus modelos de motor transversal con tracción total. Su original estética se conservó en los modelos de producción, el cupé y el descapotable roadster.



Audi Steppenwolf project (París 2000)
En la estela del éxito del allroad quattro, Audi presentó este concepto de vehículo compacto de tres puertas y cuatro plazas. Tenía un motor V6 de 3,2 litros y 225 caballos colocado transversalmente, con un sistema de tracción total Haldex. La suspensión era neumática, con altura variable.



Audi Studie Rosemeyer (Autostadt 2000)
Un ejercicio de estilo que recrea, con algunas de las claves de diseño contemporáneas de Audi, la línea de los Auto Union Tipo C que condujo Bernd Rosemeyer. El Studie Rosemeyer, como su antecesor de competición, tenía un motor de 16 cilindros colocado en posición central trasera.



Audi Avantissimo (Fráncfort 2001)
Carrocería familiar a escala superlativa. Con este estudio de diseño, Audi mostraba cómo podría ser una variante Avant de un modelo de categoría superior. Su carrocería de 5,06 metros de longitud estaba hecha de aluminio con el mismo principio ASF del Audi A8. El motor era un V8 biturbo de 430 caballos, tenía una caja de cambios de seis velocidades, tracción total, suspensión neumática y un sistema de iluminación con reflectores móviles.



Audi Pikes Peak quattro (Detroit 2003)
El primer atisbo del diseño que tendría el SUV de altas prestaciones Audi Q7, años más tarde. El prototipo Pikes Peak quattro era una reinterpretación del concepto SUV con 4 + 2 plazas. Su motor era un V8 biturbo de 500 caballos, unido a un sistema de tracción total con diferencial central simétrico. Audi utilizó este prototipo para mostrar algunos de los sistemas de seguridad que tendrían sus modelos en el futuro, como el aviso por cambio involuntario de carril (Audi lane assist).



Audi Nuvolari quattro (Ginebra 2003)
Un Gran Turismo con carrocería y bastidor de aluminio, motor V10 biturbo de 600 caballos de potencia, tracción total y suspensión neumática de altura variable. Con este modelo, Audi mostraba en 2003 la dirección que iba a tomar su diseño exterior e interior, plasmado en modelos que han llegado al mercado recientemente.



Audi Le Mans quattro (Fráncfort 2003)
El tercer prototipo del año 2003, con el que Audi mostraba en cierta medida su estrategia de producto y de diseño. El Le Mans quattro era un biplaza de motor central, antecedente en cierto modo del actual Audi R8. Tenía un motor V10 biturbo de 610 caballos. Una de las facetas más interesantes de este prototipo es que ya tenía el diferencial Torsen asimétrico (Tipo 3 ó C), con una reparto continuo de 40/60 y una relación de par que permitía llegar desde 20/80 hasta 70/30.



Audi allroad quattro concept (Detroit 2005)
A través de este prototipo, los clientes del actual allroad pudieron atisbar su diseño, proporciones y elementos mecánicos ya en el 2005. Como el allroad quattro actual, el prototipo tenía un sistema de tracción total con un diferencial central Torsen simétrico. En el allroad quattro concept estaban ya las versiones experimentales de los sistemas Road vision, Lane assit y Side assit. Una característica interesante de su navegador es que permitía memorizar rutas no digitalizadas en la cartografía.



Audi Q7 Hybrid (Fráncfort 2005)
Audi fue la primera marca europea que tuvo a la venta un híbrido eléctrico, el Audi Duo. Ese modelo, basado en el Audi A4 Avant, estuvo a la venta entre octubre de 1996 y julio de 1999; se vendieron 90 unidades. El prototipo Audi Q7 Hybrid anticipa cómo puede ser un futuro modelo de este tipo, que también estará a la venta. En ese caso, se combina un motor de gasolina con inyección directa con un motor eléctrico alimentado por una batería de níquel e hidruro metálico. Hay otra fuente de energía eléctrica: unas placas solares en el techo, que pueden hacer funcionar el sistema de ventilación cuando el motor está parado.



Audi Shooting Brake Concept (Tokio 2005)
Un deportivo compacto con carrocería de tres puertas y motor transversal. Su sistema de tracción total estaba basado en un embrague multidisco para conectar las ruedas traseras a las delanteras. Como es común en los prototipos de Audi, además de constituir un estudio de estilo, muestra innovaciones técnicas futuras. El Shooting Brake estaba provisto con amortiguación variable magnéticamente, un navegador evolucionado con pantalla táctil, y tecnología de diodos LED para la iluminación.



Audi Roadjet concept (Detroit 2006)
Algunos de los rasgos del nuevo Audi A4 Avant se pudieron ver en este prototipo del 2006, cuyas dimensiones también son semejantes a las del actual modelo de producción. El Roadjet estaba dotado con la caja de cambios de doble embrague S Tronic de siete velocidades, que Audi presentó hace poco para modelos de producción. Otra innovación de este prototipo fue el diferencial Torsen asimétrico con el que, posteriormente, Audi ha dotado a otros turismos, como el Audi A4 y el Audi A5.



Audi Q7 V12 TDI (Detroit 2007)
Audi presentó como prototipo esta versión del Q7, con un motor Diesel biturbo que solamente con unos pocos datos ya impresiona: 12 cilindros en V, 5,5 litros de cilindrada, 500 caballos de potencia y 1.000 Nm de torque. El sistema de tracción total del Audi Q7, sólido y eficaz, es el complemento adecuado para un motor con estas características. Sobre la base del Audi Q7 V12 TDI, la marca alemana ha desarrollado el estudio Audi Q7 coastline que presentó en el Salón de Ginebra 2008. Su carrocería está vestida interiormente con los materiales naturales en los yates de lujo.



Audi Cross Coupé (Shanghai 2007)
Un estudio de estilo que define una nueva categoría dentro del campo de los vehículos crossover. Se trata de un vehículo compacto, con algunas de las claves de diseño visibles en un Audi Q7. El motor está colocado transversalmente; es un TDI de cuatro cilindros, 2,0 litros de cilindrada, 204 caballos de potencia y un sistema de reducción de emisiones con tecnología Bluetec. Su sistema de tracción total está basado en un embrague multidisco de tipo Haldex.



Audi TT clubsport quattro (Worthersee Tour 2007)
Tomando como base el Audi TT Roadster, la casa de Ingolstadt hizo este estudio de diseño. El Audi TT Roadster cobra el aspecto de una barqueta, en la que las ventanillas y el parabrisas quedan reducidos a poco más de un trazo. Este prototipo tenía una versión del motor 2.0 TFSI con una potencia aumentada hasta 300 caballos, convenientemente administrada por el sistema de tracción total de todos los Audi TT.



Audi A1 project quattro (Tokio 2007)
Este tres puertas del segmento subcompacto conjuga estilo dinámico con un aprovechamiento del espacio y un grado de calidad sobresalientes. El sistema de propulsión vuelve a la idea del prototipo híbrido eléctrico Audi Duo de 1989: un motor térmico para las ruedas delanteras (en este caso un TFSI de 1,4 litros) y un motor eléctrico para las traseras. Con el A1 project quattro Audi presentó el mobile device, un dispositivo portátil que se integra en el auto como teléfono, navegador, reproductor de audio y de vídeo.



Audi Cross Cabriolet (Los Ángeles 2007)
Está desarrollado a partir de la idea de conducir fuera de la carretera y a cielo abierto. El Cross Cabriolet combina elementos mecánicos de un SUV con una carrocería descapotable con capota de lona. Su motor es un V6 TDI de 3,0 litros de cilindrada y 240 caballos de emisiones ultra bajas, colocado en posición longitudinal. Técnicamente emparentado con el Audi A4, el Cross Cabriolet transmite la fuerza a cada eje por medio de un diferencial asimétrico, con un reparto continuo 40/60. Tiene un sistema de amortiguación CDC (continuous damping control), derivado del que lleva el Audi Q7.



Audi R8 V12 TDI concept (Detroit 2008)
Las dos históricas victorias de Audi en las 24 Horas de Le Mans con el Audi R10 de motor diésel se merecían un reflejo en un modelo de serie, al menos como concepto. Los elementos necesarios para ello ya estaban a disposición de Audi: por un lado, el motor V12 TDI de 500 caballos; se trata de un motor tan limpio como potente, ya que está equipado con avanzados sistemas para reducir la emisión de partículas y de óxidos de nitrógeno. Por otro lado, el bastidor del Audi R8, perfectamente capaz de adecuarse a un motor con esta potencia y torque. El sistema de tracción hace un reparto inicial de 40/60, que puede variar según el deslizamiento en los ejes.



Audi A1 Sportback concept (París 2008)
Después del auto concepto de tres puertas Audi A1 project quattro de 2007, en el Salón del Automóvil de París se presentó el prototipo de un cinco puertas de cuatro plazas para el segmento de subcompactos, de nuevo con todas las características de un verdadero Audi. El vehículo, de 3,99 metros de largo y 1,75 metros de ancho, aúna de forma pionera un diseño de líneas dinámico con una economía de espacio óptima y la máxima calidad. Al mismo tiempo, de la mano de soluciones técnicas visionarias como la propulsión híbrida, se abren, a la manera típica de Audi, nuevas vías de eficiencia, dinámica y disfrute de la conducción.



Audi Sportback concept (Detroit 2009)
A principios de año Audi reveló el prototipo Sportback concept, una consecuente evolución de los elementos de diseño típicos de la marca. Este automóvil de cinco puertas abre una ventana con vistas al lenguaje de formas del futuro. Con su marcada silueta de estilo coupé y su gran portón trasero, la carrocería de 4,95 metros de largo, 1,93 metros de ancho y sólo 1,40 de alto se destapa a su vez como un proyecto vanguardista de la clase superior.

Asimismo, la técnica del Audi Sportback concept abre decidida el camino hacia el futuro. De la tracción se encarga la tecnología diésel más limpia del mundo: el motor V6 TDI clean diésel de 3,0 litros reduce los óxidos de nitrógeno hasta rozar la nulidad. Este propulsor cumple ya hoy los valores límite establecidos para los 50 Estados de Estados Unidos, así como la norma europea EU 6, que entrará en vigor en 2014. Además, gracias a las numerosas medidas adoptadas en beneficio de una máxima eficiencia, se espera que el consumo del Audi Sportback concept no supere los 5,9 litros de combustible diésel a los 100 km (cerca de 65 kilómetros por galón).

Modificado por última vez enViernes, 03 Agosto 2040 19:00
volver arriba