Menu

Bienvenido, hoy es: 02 de julio de 2020

Prueba del Fiat 500

Prueba del Fiat 500

 


Lanzado el 4 de julio de 2007, exactamente 50 años después de la presentación oficial de su famoso y exitoso antepasado, el nuevo 500 ha recibido más de 40 premios internacionales otorgados por la crítica internacional, además de ser todo un éxito en ventas en el mundo entero.

Por: Roberto Nigrinis Velandia

De todos los modelos modernos que evocan vehículos míticos de antaño, debemos decir que para nosotros el nuevo Fiat 500 (Cinquecento) es el que mejor interpreta esta atractiva y valiosa iniciativa, pese a montar ahora el motor en la parte frontal y no atrás como era en los días de su antepasado, fabricado entre 1957 y 1975 y creación del inolvidable Dante Giacosa padre de muchos modelos de Fiat, entre los que se recuerda al célebre Fiat 600. Va le la pena recordar que el 500 original, llevaba montado atrás el pequeño motor de dos cilindros  y 479 c.c enfriado por aire que apenas producía 13 HP, llevado posteriormente hasta los 21 HP, que no superaba los 85 kilómetros por hora de velocidad punta. A Colombia llegaron muy pocas unidades y la mayoría desaparecieron. Actualmente asiste a los eventos de vehículos antiguos una pequeña Station Wagon (Giardiniera) de color crema, en impecable estado de conservación.

 


Las propuestas son muchas y variadas, tenemos el nuevo escarabajo de Volkswagen, el Mini de BMW, la PT Cruiser de Chrysler y la HHR de Chevrolet para nombrar los más reconocidos y los que han llegado a fase de producción.



El nuevo 500 es la versión de calle definitiva, del prototipo Fiat Trepiuno presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra  en el año 2004. El Trepiuno recibió muchos elogios tanto de expertos como de profanos y contó durante su desarrollo con los aportes de importantes y reconocidas empresas: Bosh, Hitachi, Ficosa, I.D.E.A, Institute IXFIN, Magneti Marelli, Pirelli, Johnson Controls, Toora y Rieter, quienes cimentaron un producto futuro que hoy en día es todo un hit.

Propuesta Tecnológica:
Motor de cuatro cilindros en línea, 8 válvulas, un árbol de levas montado en la culata y accionado mediante una correa dentada de caucho, encendido electrónico, inyección electrónica multipunto secuencial, 11 a 1 de índice de compresión. Este propulsor eroga 69 HP/5.500 rpm y 10,4 Kgm/3.000 rpm de torque y está acoplado a una caja de cambios manual de 5 velocidades hacía adelante y accionada desde una corta y precisa palanca ubicada en la parte baja del panel de instrumentos y muy cerca de la mano del conductor. Además ofrece suspensión delantera independiente tipo McPherson y atrás también independiente, pero de tipo interconectado con barras de torsión y estabilizadora. El sistema de frenos es hidráulico con discos ventilados adelante y campanas atrás con asistencia y ABS. Otros datos interesantes que vale la pena resaltar son: La dirección tipo cremallera asistida eléctricamente (Dual Drive)  con opción de elegir a voluntad una posición de mayor suavidad para estacionar y el embrague con accionamiento hidráulico.
También está disponible en el país, una motorización superior de 1368 c.c, con 16 válvulas, que produce 100 HP/6.000 rpm y un torque de 13,4 Kgm/4.250, con una caja manual de seis velocidades. En un futuro es posible que también se encuentre disponible un versión Abarth que con su paquete deportivo ofrece 160HP/5.750 rpm y un torque de 21,0 Kgm/3.000 rpm, que incluye una gran cantidad de equipamiento que soporta la picante y rabiosa propuesta deportiva.


Otros Datos técnicos
Sistema eléctrico de 12 voltios, alternador de 70 amperios y batería de 40 amperios hora.
Relaciones de caja: Primera 3,909, segunda 2,158, tercera 1,480, cuarta 1,121, quinta 0,897 y reversa 3,818, relación final de eje 3,438.
Dimensiones
Largo total: 3,546 m, ancho total 1,627 m, altura total 1,488 m, distancia entre ejes 2,300 m, trocha delantera 1,413 m, trocha trasera 1,407 m, baúl sin abatir la silla posterior 185 litros y depósito de combustible  9,25 galones.

 

El nuevo 500 en Colombia


La firma Colitalia, representante actual de Fiat y Alfa Romeo para Colombia, ha traído algunas unidades, pero ha sido solamente hasta el año pasado cuando este interesante y atractivo auto fue presentado oficialmente en el país.
Su representante en el país nos facilitó por dos días un Fiat 500 correspondiente a la versión básica, recorrimos cerca de 400 kilómetros, en la ciudad de Bogotá, en vías de la Sabana de Bogotá y en la carreta que comunica a la capital con la ciudad de Fusagasugá, esta última una ruta montañosa de máxima exigencia para cualquier tipo de vehículo.

Comparativo entre el original 500 y el nuevo


Sensación de manejo


Es un automóvil muy bonito y armónico, en el que se nota el pincel italiano en todos los detalles, incluyendo los más pequeños e insignificantes. Grandes puertas para acceder a un interior más amplio de lo que aparenta. Acabados de primer nivel y un ajuste perfecto. En él se pueden acomodar holgadamente 4 personas, con un espacio para equipaje suficiente, el cual puede aumentar con sólo abatir el espaldar o la banca completa. La instrumentación  es completa y muy bien lograda bajo una premisa retro perfectamente ejecutada. Mandos funcionales y sencillos de accionar. Para evocar el modelo original, se le ha instalado un frontal plástico del color del auto que semeja de manera casi perfecta el interior de su antepasado.
Sillas de muy buena ergonomía y excelente apoyo lateral. Sistema de dirección asistido con la opción de escoger mayor suavidad al parquear, lo que sin duda tendrá muchos seguidores, especialmente entre las damas.

Fiat Trepiuno (Concept Car)


El motor tiene un funcionamiento suave, la potencia y torque son lógicos para su configuración tecnológica, lo que si sucede es que requiere llevarlo a altas revoluciones para lograr buena velocidad, esto debido a unas relaciones de caja y final de eje muy planas, haciéndose muy notoria esta situación al pasar de primera a segunda marcha donde se pierden muchas rpm o al bajar de tercera a segunda marcha cuando se ganan menos revoluciones de las deseadas.


Pese a esta limitación su comportamiento en ascensos por carreteras de montaña es bueno, lo que pudimos comprobar en una carretera como la del Alto de Rosas, donde siempre y cuando se mantengan más de 4.500 rpm el rendimiento es muy bueno y permite extraer algo de ese “Sentimiento Racing” tan propio del ADN Fiat y algo que ya es tradicional.


El chasis de una nobleza suprema, se complementa con unas suspensiones fabulosas y equilibradas entre dureza y amabilidad que permiten conducir de manera deportiva a cualquier velocidad, incluso en descensos muy rápidos por vías muy viradas. A la seguridad en estas condiciones de exigencia contribuye el sistema de frenos que muestra poca tendencia al sobre calentamiento y que al requerir de él responde con precisión asombrosa.
En conclusión es un automóvil deportivo, muy bien ejecutado, fabricado en Europa, con versiones diferentes y el cual podría llegar al país en mayor número y a un mejor precio, si se comienza a producir en la planta de Chrysler en Toluca México, propiedad del gigante estadounidense hoy aliado estratégico del conglomerado italiano Fiat.

 

Presentación del modelo original

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4, 8 Válvulas

Cilindrada
1.242 c.c.
Potencia
69 HP/5.500 rpm
Torque
10.40 Kgm/3.000 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Manual de 5 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Independiente
Dirección
Cremallera Asisitida "Dual Drive"
Frenos
Discos adelante, Campana atrás + ABS
Llantas
185/55 R15"

El Fiat 500 Abarth una fiera en el asfalto

volver arriba