Menu

Bienvenido, hoy es: 26 de mayo de 2020

Prueba del Audi A1

Prueba de Audi A1

 

Este espectacular modelo recién lanzado en Colombia está basado en el prototipo Audi A1 Metroproject Quattro que fue presentado al mundo en el Salón de Tokio de 2007. En el mnedo entero el A1 es competidor directo del Mini, del Alfa Romeo MiTo, del Fiat 500 y del Citroen DS3.

Prototipo Audi A1 Metroproject Quattro 2007

Presentación del vehículo

Material suministrado por VAS Colombia.

Fotos: Vas Colombia y Roberto Nigrinis

Tecnología pura en solo 3,95 metros de longitud


Todas las virtudes de Audi, en cuanto a tecnología se refiere y que se conocen en los modelos Premium que ruedan en el país, se concentran ahora en un auto de pequeñas dimensiones, versátil y de alto performance: el A1.

Prototipo Audi A1 Metroproject Quattro 2007

 

 

Este auto tiene un diseño moderno, de alta calidad y una eficiencia revolucionaria en la industria automotriz mundial. Como verán en esta presentación, se trata de un auto dinámico y de gran valor, emotivo e individual, que cae como anillo al dedo a las congestionadas calles colombianas.


- El grupo empresarial VAS Colombia lanza en Colombia una potente versión de 1,4 TFSI que desarrolla impresionantes 122 caballos de potencia. Esto es tecnología y eficiencia: motores de pequeña configuración, pero gran potencia y torque en funcionamiento.
El Audi A1 llegó a Colombia. Es el nuevo compacto de la marca de los cuatro aros que, por su potente motor y su ágil tren de rodaje, lo convierten en el automóvil más deportivo del segmento de los autos de ciudad o citycars que han llegado a Colombia.
El carácter deportivo del A1 se aprecia a simple vista. El diseño, con la línea de cintura envolvente, es extremadamente moderno e identifica al Audi más joven como miembro de la gran familia de esta marca alemana.


La parte frontal, en el que destaca la parrilla Singleframe, define su estilo tanto como la línea lateral con el llamativo arco del techo, el paral C como el más puro estilo cupé y los grandes guardafangos de las llantas.
El capó del motor y la puerta del baúl parecen envolver totalmente la carrocería. Audi ofrece con carácter opcional los faros xenón plus con luz diurna y grupos ópticos traseros en tecnología LED. Estos faros presentan ya en su versión básica un diseño tridimensional y proporcionan una imagen inconfundible tanto de día como de noche.
La carrocería está compuesta por dos tercios de aceros de alta y de máxima resistencia. Los más destacados son los aceros endurecidos en molde, que obtienen esta característica a la tracción mediante un brusco cambio de temperatura durante el proceso de conformación.
Los aceros endurecidos en molde se utilizan principalmente dentro del habitáculo. Constituyen la base para conseguir una maniobrabilidad precisa y deportiva, un excelente confort, serenidad a bordo, una extraordinaria seguridad pasiva y el reducido peso básico del vehículo.
El interior del A1 es espacioso, luminoso y ligero. El tablero de instrumentos muestra similitudes con el ala de un avión, con cuatro difusores de aire redondos que recuerdan a las turbinas de un reactor. El ordenado y claro manejo es otra de las clásicas virtudes de Audi, al igual que la soberana calidad de acabado. Son muchos los detalles que se han diseñado con gran esmero y que corroboran el carácter Premium del A1.


 
El motor
Audi lanza este auto en Colombia con un motor de cuatro cilindros, construidos bajo el principio de ingeniería downsizing que sustituye cilindrada por turbosobrealimentación, y obtiene su combustible a través de inyección directa. Su potencia es de 122 caballos.
El propulsor que se ha traído a Colombia se caracteriza por su bajo consumo. De acuerdo con una conducción moderada que no supera los 90 km/h, el A1 llega a consumir apenas 5,3 litros por cada 100 kilómetros recorridos: una alta eficiencia para un auto ágil y deportivo.
Como ya es conocido en Audi, la inyección directa de combustible interfiere positivamente en la eficiencia y en el A1 se adiciona el sistema de arranque y parada, así como un sistema de recuperación de energía que influyen notablemente en su reducido consumo de gasolina.
En el A1, como todos los modelos de la marca de los cuatro aros, la eficiencia siempre va de la mano de la alta tecnología. Por esa razón, este auto viene equipado con la caja S tronic de siete velocidades.
Se trata de la transmisión de doble embrague que realiza los cambios de marcha con extraordinaria rapidez, cómodamente y sin la interrupción perceptible de la fuerza motriz. Su manejo se puede hacer de un modo automático o manual y, si el cliente lo prefiere, en el equipamiento pueden venir levas de cambio en el volante.Gracias a su elevado grado de rendimiento y a la gestión inteligente, el S tronic también contribuye a reducir el consumo de combustible.

 

Cambio de alta tecnología: el S tronic de 7 velocidades

El S tronic de siete velocidades aúna el confort de una caja de cambios automática con el dinamismo y la eficiencia de un cambio manual. Se compone de dos engranajes parciales e integra dos embragues multidisco que gestionan las diferentes marchas. El embrague K1, ubicado en la parte exterior y de mayor tamaño, envía el par a través de un árbol macizo a los engranajes de las marchas impares 1, 3, 5 y 7. Alrededor del árbol macizo gira un árbol hueco. Éste está unido al menor de los embragues, K2, integrado en el interior de su hermano mayor, y activa los engranajes de las marchas pares 2, 4 y 6, así como de la marcha atrás.
Los dos engranajes parciales están permanentemente activos, pero sólo uno de ellos está unido al motor. Por ejemplo, cuando el conductor acelera en tercera, la cuarta ya está engranada en la segunda estructura. El proceso de cambio se lleva a cabo mediante el cambio entre los embragues. Apenas si tarda unas centésimas de segundo y se completa sin interrupción perceptible de la fuerza motriz; se trata de un proceso tan dinámico, fluido y confortable que apenas se nota.
El S tronic de siete velocidades es extremadamente compacto, con una longitud de unos 37 centímetros y con un peso de unos 70 kilos, lo que es muy poco para una caja de cambios de alta tecnología. Sus dos embragues giran en seco, sin suministro de aceite propio, lo que se traduce en un rendimiento aún mayor. Para el accionamiento del cambio se necesita aceite; la bomba eléctrica responsable de ello trabaja regulada en función de la demanda. Las siete velocidades se han configurado de forma muy deportiva, presentando la última un desarrollo largo con el fin de reducir el régimen de revoluciones, y con ello el consumo de combustible.
El conductor puede manejar el S tronic de siete velocidades a través de la palanca de selección o, de manera opcional, a través de las levas de cambio situadas en el volante, como en un deportivo. Dispone además de dos modos de funcionamiento completamente automáticos. En el modo D, la gestión de la caja de cambios se encarga de que el motor gire, siempre que sea posible, a bajas revoluciones; en el modo S el cambio de marcha se produce de manera deportiva y a revoluciones más elevadas. Un asistente de arranque en subida de serie permite al A1 iniciar la marcha en pendiente sin deslizarse hacia atrás; dicho asistente puede solicitarse por separado para el A1 equipado con cambio manual.


Precisa y eficiente: la dirección asistida
 
El Audi más joven monta una dirección asistida electrohidráulica de cremallera que utiliza un motor eléctrico para generar la corriente de aceite; su funcionamiento es más eficiente que el de un sistema exclusivamente hidráulico. Al aumentar la velocidad se reduce el régimen del motor, y con ello la servoasistencia; con grandes ángulos de giro del volante aumenta el caudal volumétrico.
La reacción de la dirección es espontánea, la respuesta precisa y sensible. La desmultiplicación de la dirección, con una relación de 14,8:1, es muy directa. Gracias al amplio viraje de las ruedas delanteras, el diámetro de giro se limita a 10,6 metros; estos dos factores otorgan al A1 la máxima agilidad.
Audi ha ajustado todos los componentes del tren de rodaje en beneficio de una maniobrabilidad deportiva y equilibrada. Los alojamientos delanteros de los brazos transversales del eje delantero, por ejemplo, son más rígidos con el fin de reforzar el guiado lateral, mientras que los alojamientos traseros, por el contrario, presentan curvas características no lineales en beneficio del confort. La amortiguación de las cuatro ruedas corre a cargo de amortiguadores de gas presurizado de dos tubos con muelles adicionales de poliuretano. La línea de equipamiento Ambition ofrece de serie un tren de rodaje deportivo de reglaje más rígido, que puede equiparse como opcional con la línea Attraction. Como alternativa, la filial quattro GmbH ofrece un tren de rodaje deportivo S line especial.

 

Dinámico y seguro: el ESP con bloqueo transversal electrónico

Todas las motorizaciones del A1 montan de serie una atractiva tecnología de Audi: el sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico. Al igual que un diferencial de bloqueo mecánico, aporta a la maniobrabilidad, ya de por sí ágil, un mayor dinamismo. Cuando la unidad de control del sistema detecta que la rueda delantera ubicada en el interior de la curva se descarga en exceso, gestiona una leve y concreta intervención de los frenos en dicha rueda, apenas un sutil contacto de las pastillas de freno con el disco y una presión mínima.
La intervención se lleva a cabo de manera paulatina y continua. Se lleva a cabo incluso antes de que se produzca el patinaje, que destruiría una cantidad de energía considerablemente mayor. Gracias al ligero impulso de frenada, el par excedente fluye hasta la rueda ubicada en el exterior de la curva, que está en situación de trasladar una mayor fuerza a la calzada. Al mismo tiempo, la diferencia entre las fuerzas de propulsión genera un determinado par de guiñada; el vehículo se cierra con suavidad en la curva, lo que resulta de gran ayuda para el conductor.
El resultado es convincente en todos los sentidos: el A1 permanece neutro durante más tiempo en los márgenes límite de estabilidad, el subviraje al seguir cerrando la curva y al acelerar queda prácticamente neutralizado. Las intervenciones del sistema de estabilización ESP se producen más tarde y con menor intensidad, si es que llegan a necesitarse. Todo el comportamiento en marcha se vuelve aún más preciso, ágil y estable, la seguridad objetiva y la confianza subjetiva del conductor en el vehículo aumentan aún más.

 

Deportivos: los frenos y las ruedas

El ESP del A1 controla un sistema de frenos de gran potencia y tamaño. Los discos delanteros son autoventilados; en el 1.2 TFSI y en el 1.6 TDI de 90 CV (66 KW) tienen un diámetro de 256 mm, y en las motorizaciones más potentes es de 288 mm. Todas las variantes montan en las ruedas traseras discos macizos de 230 mm de diagonal con pinzas flotantes de aluminio. En el caso de producirse una frenada de emergencia, las luces de freno parpadean para alertar a los vehículos que circulan por detrás; cuando el vehículo se detiene se encienden los intermitentes de emergencia.
En cuanto a las ruedas, en la línea de equipamiento Attraction presentan un formato de 15 pulgadas y están fabricadas en acero; opcionalmente también puede solicitarse en aluminio. La motorización más accesible monta de serie neumáticos en formato 185/60, especialmente configurados para mejorar la aerodinámica y reducir la resistencia a la rodadura. Las variantes más potentes montan neumáticos en formato 205/55. El A1 Ambition equipa de serie ruedas de 16 pulgadas fabricadas en aleación ligera y disponibles en dos diseños diferentes con neumáticos en formato 215/45; opcionalmente pueden elegirse ruedas con propiedades de emergencia. En formato de 16 pulgadas se ofrecen además otras ruedas con carácter opcional.
A petición del cliente, Audi equipa el A1 con llantas de fundición de aluminio de 17 y 18 pulgadas en tecnología flow forming, pulidas parcialmente o con elementos decorativos en color. Estas llantas están equipadas con neumáticos anchos muy deportivos en formato 215/40. quattro GmbH ofrece además, en combinación con el tren de rodaje deportivo S line, ruedas de 18 pulgadas de diagonal y neumáticos anchos en formato 225/35.


Tren de rodaje
El A1 se caracteriza también por el ágil y ancho tren de rodaje que lo hace líder en el segmento al que representa. Tanto en la ciudad como en la carretera, este modelo proporciona como los grandes un enorme placer de conducción por su reglaje deportivo y el favorable reparto de peso, así como una dirección te tacto muy directa.
El programa de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico, que pertenece al equipamiento de serie del carro, incrementa la precisión de la maniobrabilidad al tiempo que aumenta la seguridad en marcha. Al alcanzar el límite de estabilidad en curva, minimiza el subviraje con ligeras intervenciones en los frenos, que también mejoran la tracción.

 

Equipamiento
Los innovadores materiales y los modernos colores ponen de manifiesto el juvenil carácter del A1. Su mejor carta de presentación es la personalización: difusores de aire, luces interiores LED o tapizados en colores expresivos. La oferta de equipamientos incluye numerosas posibilidades para adaptar el A1 al estilo de vida de cada conductor; incluso para el arco del techo se ofrecen diferentes colores. Los clientes también podrán solicitar muchos de estos equipamientos en un momento posterior a la adquisición del vehículo, adaptándose a los cambios de la moda o de los gustos personales.
La oferta de los sistemas de Infotainment y multimedia disponible para el A1 procede directamente de la clase de lujo. Al frente de todos ellos se encuentra el MMI navigation plus, una central mediática que marca una nueva pauta en el segmento de los compactos.
Está basado en el mismo sistema que se utiliza en el buque insignia de Audi, el poderoso y empresarial A8, del que copia tanto el monitor desplegable del tablero de instrumentos como la unidad de mando con lógica de manejo MMI.
El paquete Connectivity, que tiene como base la radio concert, incluye una preinstalación para el sistema de navegación para los países europeos y para Estados Unidos. Con él se ofrece al cliente la posibilidad de montar posteriormente un sistema de navegación con visualización de mapas, otra de las nuevas soluciones.
Como complemento se ofrecen otros equipamientos de alta tecnología, como el Bose Surround Sound System, con una potencia de 465 vatios y 14 altavoces. Para el teléfono móvil y reproductores externos como el iPod se dispone de cómodas interfaces por Bluetooth y cable. El A1 llega al mercado colombiano en un precio base de 39.300 dólares.

 


La producción
 
Robots de color naranja ejecutan un baile virtuoso, mostrando muy a su manera la elegancia de la técnica más moderna. Pero las máquinas no trabajan todavía, practican, ensayando los últimos detalles de su programación. Cuando la coreografía sea perfecta se fabricarán aquí diariamente las carrocerías de más de 500 unidades del nuevo Audi A1.
Peter Vloeberghs, “capitán” del nuevo centro de fabricación de la carrocería del A1, está contento con sus nuevos ayudantes: “Se limitan a susurrar una suave melodía al tiempo que pían. No tiene comparación con los ruidosos silbidos y golpes de los robots antiguos. Los nuevos son además más rápidos, y consumen una cantidad de energía mucho menor”.
Audi ha invertido en futuro, alrededor de 300 millones de euros para adaptar al A1 la planta adquirida de Volkswagen en 2007 en el distrito bruselense de Forest; gran parte de ese dinero se ha dedicado al nuevo centro de construcción de carrocerías. El compacto Audi ha supuesto una garantía de empleo a largo plazo en Bruselas.
Audi también ha invertido en intensivas medidas de capacitación y formación para que su equipo de Bruselas esté familiarizado desde el principio con el sistema de producción de Audi (APS) y con el nuevo trabajo en grupo que allí se va a realizar. Con el objetivo de garantizar la calidad de los productos a largo plazo se han invertido además diez millones de euros en la construcción de un centro de prelanzamiento, verificación y análisis (APAZ), en el que se llevan a cabo minuciosos análisis de la calidad y permanentes optimizaciones de los productos y de los procesos.

 

 

Cientos de robots: la construcción de la carrocería

En la construcción de la carrocería participan 368 nuevos robots dotados de la más moderna tecnología, que se hacen cargo de la mayor parte del ensamblaje de las chapas. La calidad de los puntos de soldadura se comprueba por ultrasonido en tres estaciones, prestando especial atención a las zonas donde se montan aceros de máxima resistencia de conformación en caliente.
Aparte de las 200 garras de manipulación y geométricas se emplean también 71 robots de medición. Con su instrumento de medición óptico en 3D comprueban en el mismo proceso de producción la exactitud de las cotas en 370 puntos de la carrocería y en otros 75 puntos las piezas de montaje.
Audi, experta en calidad y en precisión, no tolera desviaciones en ningún sitio, tampoco las equivalentes a unas meras décimas de milímetro. Como es natural, el A1 también presume de juntas de máxima precisión, delgadas y exactamente paralelas en las zonas de transición a las aletas, las puertas y las piezas laterales.
“Para poder fabricar calidad, el entorno también tiene que estar absolutamente orientado a la calidad”, subraya Vloeberghs, señalando la innovadora costura de soldadura plasmatrón en el vierteaguas, alrededor del hueco del maletero. En las canaletas del techo y en el portón trasero se emplea la soldadura láser y la soldadura láser con aportación de material, garantizando una insuperable resistencia e imagen.

 


140 ciclos: el montaje

El montaje ha sido profundamente perfeccionado. “Para el A1 hemos acortado el proceso de 240 a 140 ciclos de trabajo”, explica Jan Maris, director de Montaje. Con el A1, Audi ha reducido la duración del ciclo utilizado para el A3 Sportback que se fabricaba anteriormente mediante una frecuencia más rápida de 98. Zonas de almacenamiento más pequeñas así como márgenes de tiempo, bucles de regulación y recorridos más cortos; esas son las condiciones básicas para este ajustado sistema de producción de Audi orientado al futuro.
Un suelo de madera antideslizante y un nutrido número de soluciones ergonómicas e inteligentes son el testimonio de una nueva era. Las carrocerías pasan por las diferentes zonas de montaje a una altura de trabajo óptima desde el punto de vista ergonómico, lo que se traduce en una menor carga para los trabajadores. Portaherramientas de regulación eléctrica especialmente diseñados permiten girar los cockpits en un ángulo apropiado.
Para su montaje posterior en el vehículo Audi ha desarrollado un soporte ergonómico en el que el trabajador puede sentarse y llevar a cabo las uniones atornilladas desde el lado del motor.
Los trabajadores reciben su material por la vía más corta, a través del denominado “supermercado”, un lugar de trasbordo en el que las “cestas de la compra” se llenan y se preparan al momento. Las carretillas elevadoras para el abastecimiento ya han pasado de moda en Bruselas; un vehículo tractor con pequeños remolques realiza las tareas de transporte de un modo más flexible y seguro.
Antes del centro de producción el proceso pasa por el moderno centro de prelanzamiento, verificación y análisis (APAZ). El control de calidad es el reino de los auditores, que buscan de manera inflexible cualquier irregularidad, por pequeña que sea, ya en los vehículos de la preserie. Los especialistas del centro de preserie están presentes en la construcción de los primeros modelos de preserie, y por lo tanto prácticamente asisten al nacimiento de la producción en serie. Están organizados en equipos especializados compuestos por compañeros belgas y alemanes.
“Calidad es cuando el cliente, no el producto, vuelve”; estas palabras, que pueden leerse en una pizarra del ATC, son el lema de toda la fábrica. Alfons Dintner, director general del departamento de Técnica y Logística, comenta: “Con la producción del A1 le estamos dando a la planta de Bruselas la posibilidad de que cree su futuro”. Y con ello la posibilidad de transferir al segmento de los compactos el estándar Premium de Audi gracias a una producción de máxima precisión.
Entre las numerosas actividades medioambientales de la planta de Bruselas destacan la construcción de un depósito de retención de agua de lluvia, la optimización de la demanda de energía en el centro de construcción de carrocerías, un extenso saneamiento de suelos y el establecimiento de un catastro que incluye la renovación del sistema de evacuación de aguas residuales. En el marco del programa de ajardinamiento vigente para todos los centros de producción Audi, se plantarán además en los alrededores de la ciudad 100.000 nuevos árboles.

 

Nuestras Opiniones


Por: Roberto Nigrinis

Diseño exterior

El A1 ofrece un diseño agradable y bien logrado, con los rasgos inconfundibles de la marca alemana, resumiendo es todo un “Premium alemán” de tamaño compacto. Parrilla frontal inconfundible acompañada por grandes faros con iluminación de Xenón y exploradoras en la parte inferior, además de iluminación tipo led para las 24 horas del día. En la parte trasera las luces generosas y también tipo led, vienen montadas en la compuerta (con apertura hasta la defensa) lo que facilita las labores de cargue y descargue del vehículo, aún de objetos pesados. La llanta de repuesto queda en la parte inferior del baúl de 270 litros, que aumentan hasta los 920 litros al abatir la silla trasera que cuenta con espaldares plegables 60/40%.
, la cual al abrirse le da paso a unas luces auxiliares de gran luminosidad y también de tipo led, que muestran la preocupación de Audi por la seguridad. Los costados de la carrocería son limpios y armónicos y cuadran perfectamente con el frontal y con la cola del vehículo forman un conjunto en el que no sobra ni falta nada en el diseño. Las dos puertas de generosas dimensiones hacen un aporte importante a la puesta en escena del más pequeño miembro de la familia alemana identificada por los cuatro aros.

Diseño Interior

Al interior se accede por dos puertas de generosas dimensiones, impecable ajuste, óptimos acabados y las cuales cuentan con unas platinas que salen de la parte inferior de ellas y encajan en los estribos para mantenerlas en posición al momento de una colisión lateral preservando la integridad de los ocupantes y la solidez del habitáculo. Una vez  acomodados en las agradables sillas de encomiable ergonomía y de gran apoyo lateral que agradecen tanto el piloto como el copiloto. La silla del conductor permite graduar su altura y gracias a sus múltiples posibilidades de graduación es imposible que algún conductor no encuentre la posición ideal. En la parte trasera las sillas también son estupendas y el espacio es suficiente para dos personas acompañadas por una consola central con portavasos. En todos los puestos tenemos apoyacabezas y cinturones de seguridad de tres puntos con sistema de pretensión. Adicionalmente se cuenta con airbags. Un detalle que atrajo nuestra atención por su alta calidad es el panel de instrumentos, ergonómico y fabricado en un material acolchado muy agradable al tacto y que aporta lo suyo a la seguridad de los pasajeros. En cuanto al panel de instrumentos ofrece tacómetro, velocímetro, indicador de temperatura y de nivel de combustible con agujas, dejando el resto de la información a testigos luminosos y al computador de a bordo. El radio es otra pieza interesante y cuenta con una pantalla montada en la parte superior del tablero, la cual también informa sobre las maniobras de estacionamiento que reporta el asistente de parqueo montado tanto adelante como atrás. Además tenemos espejos exteriores, bloqueo central y vidrios delanteros de accionamiento eléctrico. A los que se suma aire acondicionado y calefacción que permiten tener la temperatura deseada en todo momento y techo corredizo de dos opciones con cortinilla de aislamiento.

 

Sensación de manejo

Sorprende la alta calidad de sus acabados y la ergonomía de los mandos. La insonorización de la cabina en la parte del motor es sobresaliente, pero no lo es tanto la de la parte inferior que filtra un poco pero permite el paso del ruido producido por el funcionamiento de las suspensiones y el rodar del auto sobre superficies irregulares. La visibilidad es buena hacía todas las direcciones, aunque el espejo interior de un diseño atractivo resulta muy pequeño para abarcar toda la ventana posterior y obliga al uso de los espejos exteriores para no llevarse sorpresas en la vía con vehículo que viajan a los lados. El sistema de dirección de tipo cremallera y con asistencia electrohidráulica es de gran precisión y cuenta con sensor de velocidad y se acciona desde una columna que permite graduar tanto la altura como la profundidad. El timón tapizado en cuero cuenta con mandos para el manejo del radio y del computador y además detrás de él encontramos las famosas palanquitas o aletas que permiten manejar la caja de velocidades de forma manual. La palanca de cambios muy moderna y ergonómica permite accionar la caja de siete velocidades  de forma totalmente automática, en modo sport (Que varía el paso de las velocidades de forma más picada) o de forma manual. Como lo decíamos las suspensiones ofrecen un buen equilibrio entre dureza para conducción deportiva y suavidad de marcha, algo muy importante para los pasajeros. El sistema de frenos con discos en las cuatro ruedas lo detienen con gran precisión sin importar la velocidad.
El motor es una verdadera joya, sus cuatro cilindros empujan de manera destacada al arrancar y con una contundencia espectacular al acercarse a las 2.000 rpm cuando hace su ingreso el turbo. El propulsor se aprovecha muy bien gracias al acertado tendido de relaciones de caja que permiten sacar los 122 HP con gran facilidad. Al arrancarlo en la posición manual y sin la intervención del piloto, uno a uno van pasando rápidamente cada uno de los cambios hasta llegar a las 6.000 rpm donde se disfruta de una aceleración brutal hasta llegar a la séptima velocidad. En manejo totalmente automático su desempeño es sobresaliente y si se desea más de “picante” basta con ubicar la palanca en la posición S (sport) para que la caja tenga un comportamiento totalmente diferente y muy sobresaliente. Su fabricante calcula su velocidad máxima en 203 Km/hora, la cual no se nos antoja para nada exagerada. La capacidad del tanque de combustible es de 12 galones. El consumo de combustible no es alto, el fabricante habla de 58 kilómetros por galón en ciudad, 73 kilómetros por galón en carretera y 73 kilómetros por galón en conducción mixta. Las cifras son buenas pero no tan buenas ni optimistas las que logramos, mucho menores que las suministradas por  el fabricante.
En el compartimiento del motor notamos un detalle que atrajo nuestra atención, la impecable pintura del habitáculo, con un brillo y acabado similar al del resto del vehículo, lago que hoy en día no es algo común ni habitual en todas las marcas del mercado. Otra cosa que atrajo nuestra mirada es el montaje del filtro de aceite en la parte superior derecha del motor, en un lugar de muy fácil acceso, pero que requiere al desmontarlo cubrir el alternador para que no quede bañado en aceite sucio.
Tiene un chasis estupendo carente de vicios y con unas suspensiones muy bien logradas de buen equilibrio en dureza y comodidad adelante de tipo eje de brazo telescópico McPherson con brazos transversales triangulares inferiores, chasis auxiliar de aluminio y barra estabilizadora transversal y atrás, eje trasero de cuatro brazos con disposición independiente de muelles y amortiguadores con chasis auxiliar y estabilizadora tubular transversal. La altura de separación al piso parece mínima, pero no lo es tanto, como pudimos comprobarlo en las pésimas vías que tenemos que padecer quienes conducimos en Bogotá, plagadas de peligrosos huecos y desniveles.  

 

Conclusiones


El estupendo Audi A1 es todo un “Premium alemán” que lo único que tiene de mínimo es su tamaño frente al de sus hermanos de marca. Su construcción es estupenda y la calidad se percibe, se respira y se disfruta por todas partes. Con un motor espectacular acompañado por una caja de doble embrague que es toda una joya digna tanto del motor como del resto del auto. Lo que sin duda disfrutarán los habituales clientes de la marca, tanto como los nuevos interesados en ingresar al mundo de exclusividad de la marca alemana de los cuatro aros.

 

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4,16 Válvulas

Cilindrada
1.390 c.c.
Potencia
122 HP/5.000 rpm
Torque
19.50 Kgm/1.500 rpm y 4.000 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Automática de 7 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Independiente
Dirección
Cremallera Asisitida eléctricamente
Frenos
Discos en la 4 ruedad + ABS + ESP
Llantas
205/55 R16"
volver arriba