Menu

Bienvenido, hoy es: 21 de agosto de 2019

Test Drive BMW 130i

 

Por. Roberto Nigrinis Velandia

Desafortunadamente el contacto fue muy breve, pero bastante sustancioso, ya que en apenas 5 horas que lo tuvimos, pudimos sacar bastante información sobre su comportamiento, al la vez que nos divertimos bastante con su espectacular y equilibrado rendimiento, que nos hizo pensar lo mismo que a muchos conductores en el mundo entero, que nos gustaría ser sus dueños para poder disfrutarlo a plenitud.

Encontramos en el exterior la estampa elegante y bien lograda del modelo conocido, que hemos tenido el placer de conducir en el pasado, pero con unas llantas de mayor tamaño, que nos permiten intuír que nos encontramos ante un modelo aún de mayores prestaciones, ante un modelo no solamente con pinta, sino uno verdaderamente deportivo en toda la extensión de la palabra.

Al abordarlo encontramos todo el lujo y la distinción habituales en la marca, en la que se destacan unos asientos delanteros de diseño deportivo, que nos garantizan gran comodidad y un óptimo apoyo, lo que desafortunadamente no sucede con las sillas traseras, que son muy duras y que dada la poca altura del techo, no resultan para nada cómodas. A todo esto lo acompañan unos acabados muy sobrios, que mezclan lo clásico con lo moderno, al incorporar elementos plateados.

Con respecto al tema de la comodidad en las plazas posteriores, recordamos las palabras un tanto egoístas, aunque no sin razón de un amigo quien afirmaba, que el único que debía viajar cómodo en cualquier vehículo era el conductor, pues es este quien paga al comprarlo, quien paga las reparaciones y el mantenimiento y quien paga impuestos por su tenencia.

En cuanto a dispositivos de seguridad para los pasajeros, encontramos una carrocería calculada para absorber impactos, defensas colapsables, capaces de filtrar colisiones hasta 4 Km/hora sin que el auto sufra daño alguno, barras de protección en las puertas, cinturones de seguridad para todos los pasajeros con sistema de pretensión y limitadores de fuerza de tensado que evitan lesiones y apoyacabezas, a lo que se suman 6 airbags, dos para el piloto y el copiloto, dos laterales en las sillas delanteras y dos de cortina, con lo que se garantiza protección a los pasajeros en caso de colisión.

Para la comodidad interior, se ofrece sunroof, aire acondicionado,un estupendo radio con mandos desde el timón, que permite la lectura de discos compactos y en formato MP3, al igual que sensores que encienden las luces de manera automática al detectar poca luminosidad y limpiaparabrisas que lo hacen al percibir lluvia.

A esto se suman faros delanteros de Xenón para luces de cruce y carretera y novedosas luces de cola de dos intensidades, de acuerdo a la fuerza con que se oprima el pedal, lo que previene accidentes. Además se cuenta con control de distancia de estacionamiento, que avisa mediante una alarma sonora sobre la presencia de un obstáculo.

El equipamiento lo complementa un sistema que monitorea el comportamiento de las llantas, que avisa sobre variaciones en la presión y que resulta invaluable en este vehículo que carece de llanta de repuesto.

Para encender el motor, no usamos la llave tradicional, sino una electrónica que almacena la información requerida para la operación y la cual es imposible de duplicar, luego oprimimos el botón de encendido y ahí podemos sentir el ronroneo muy tenue del motor, que nos da una idea de los que podemos esperar de él, una vez nos pongamos en marcha.

Oprimimos el pedal del embrague y alcanzamos a sentir la gran cantidad de torque que tenemos bajo control, ponemos primera velocidad y sacamos con precaución el pedal para comenzar a sentir la gran potencia y el rabioso torque que se siente desde lo más bajo del cuentarevoluciones y el cual se produce de manera lineal. Al pasar a segunda velocidad es muy sencillo hacer rastrillar las ruedas traseras y nos vuelve a pegar con firmeza al espaldar de la silla. Uno a uno van pasando los diferentes cambios, pudiendo superar con facilidad las 6.000 rpm entre cada uno de ellos, logrando alcanzar con facilidad los 190 KM/hora –según el fabricante es factible lograr los 250 Km/hora-. Es importante anotar es que estamos seguros que lo logra, aunque nosotros vale la pena resaltarlo no intentamos, por falta de un lugar apropiado y para no ser tan descarados a la hora de infringir la norma de la velocidad máxima permitida en las vías del país.

A velocidades elevadas se siente un dominio absoluto de la máquina y de la situación, tanto la dirección de cremallera, con asistencia y dotada del novedoso sistema de dirección activa que regula la cantidad de giro en virtud de la velocidad de cada momento, y que permite al 130i responder con una docilidad y precisión asombrosas.

El sistema de frenos con disco en las cuatro ruedas, al que se suman los tradicionales ABS y EBD, recibe el apoyo del CBC (Control de Frenado en Curva) que regula de manera asimétrica la presión de frenado, evitando que el auto se salga de la trayectoria marcada por el conductor.

Además para incrementar la seguridad, se ofrece el DSC (Control Dinámico de Estabilidad) y el DTC, el primero un dispositivo que contrarresta la inestabilidad del vehículo, bien sea cuando tiende a sobrevirar o a subvirar (cuando el vehículo se va de cola o de naríz) evitando que el conductor pierda el control del vehículo. Y el segundo DTC, que se activa y desactiva a voluntad con un botón y que permite una conducción más deportiva y segura. Estos elementos logran producir comportamientos que propenden por la seguridad de los ocupantes al actuar de manera complementaria y muy eficiente.

El 130i, utiliza el mismo motor de sus hermanos mayores el 330i y el 630i y es fabricado totalmente en aluminio. Su diseño contó con el concurso sapiente de BMW Motorsport GMBH. Además en el 130i cuenta con la gran ventaja de tener que mover un modelo más liviano lo que le permite ser más rabioso.

En el modelo que nos ocupa, este propulsor de 6 cilindros en línea, 2.996 c.c, dotado de 24 válvulas accionadas por un sistema que las abre y las cierra en el momento óptimo de funcionamiento del motor y según el número de revoluciones, le permite lograr máxima potencia y torque y mínimo consumo de combustible, a la vez de emitir un mínimo de gases contaminantes.

Esta tecnología permite que el motor acelere con fiereza, para lo cual cuenta con una caja manual de seis velocidades adelante, la cual transmite toda la potencia y el torque a las ruedas traseras. Esta configuración tradicional de tracción en las rudas posteriores y a la que se ha mantenido firme BMW a lo largo de su historia, permite un reparto ideal de pesos de 50% para cada uno de los ejes, lo que mejora la estabilidad y el comportamiento dinámico del vehículo sin importar la velocidad.

Las suspensiones independientes, son bastante rígidas, lo que nos garantiza una tenida en curva estupenda, y si a esto le sumamos los dispositivos electrónicos, tenemos un automóvil feróz en rendimiento pero dócil y extremadamente seguro que incluso corrige errores de conducción que en otro vehículo serían muy peligrosos y hasta fatales. Los frenos actúan con gran precisión y están a la altura del volumen de potencia y masa que deben detener. Utiliza llantas de 17 pulgadas de perfil muy bajo, que le aportar lo suyo a la pinta y a la tenida del BMW 130i.

 

FICHA TECNICA
Motor
6 cilindros en línea de 24 válvulas
Cilindrada
2.996 c.c.
Potencia
265 HP/6.600 rpm
Torque
31.2 Kgm/2.750 rpm
Compresión
10.7 a 1
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Mecánica de 6 velocidades

Tracción
Trasera
Suspensión

Delantera: Independiente
Trasera: Independiente con eje multibrazo

Dirección
Cremallera e Hidráulica,
con radio de giro variable
Largo/Ancho/Alto
4.227/1.751/1.430 mtrs
Frenos
Delanteros y Traseros
Discos + ABS + EBD + CBC
Capacidad de Combustible
13.2 galones
Llantas

205/50 R17"

Modificado por última vez enLunes, 03 Abril 2017 19:15
volver arriba