Menu

Bienvenido, hoy es: 23 de febrero de 2020

Prueba Chevrolet Cobalt mecánico y automático

Chevrolet Cobalt vehículo global hecho en Colombia

 

·        Chevrolet Cobalt es un vehículo diseñado y desarrollado en el Centro de Diseño de GM Brasil.

·        Colombia es el segundo país de la región en comercializar este exitoso modelo, ideal para las familias.

·        Chevrolet Cobalt se ensamblará  en la planta de GM Colmotores y será el segundo vehículo fabricado en Colombia.  

 


 Presentación de Producto

A cargo de General Motors Colmotores

Material Elaborado por Conexxiones y Comunicaciones

Llega al mercado colombiano el nuevo Chevrolet Cobalt, un vehículo global, creado en GM Brasil, que ya hace parte de la línea de ensamble de GM Colmotores y que  junto con el Chevrolet Sail serán los primeros vehículos que se fabricarán en el país. 

“La incorporación de un diseño exclusivo y nuevas tecnologías se hace evidente en  el nuevo Chevrolet Cobalt, que se convierte en una apuesta a la competitividad, a la generación de empleo y al fortalecimiento de la industria automotriz. Cobalt entrará a fortalecer el portafolio de la marca con un sedán completamente innovador”, dijo Jorge Mejía, Presidente GM Colmotores.

Chevrolet Cobalt hace parte del Proyecto de Reconversión Industrial de GM Colmotores, para el cual se realizó una inversión total de 380 mil millones de pesos, de los cuales, 25.355 millones de pesos corresponden al ensamble y fabricación del Cobalt en la planta de Bogotá.

El nuevo integrante de la familia Chevrolet es un vehículo que se destaca por su diseño  elegante, su amplio espacio interior y su gran capacidad de carga a un precio completamente accesible. Adicionalmente cumple con todos los requerimientos de los clientes colombianos en materia de seguridad, diseño y calidad.

Fruto de una arquitectura global, el Cobalt fue totalmente desarrollado en el Centro Tecnológico de General Motors Brasil, y será comercializado en más de 40 países de Europa, África, Oriente Medio y América del Sur. Además de Brasil, que es el primer país en recibir el Chevrolet Cobalt, solo tres fábricas, entre ellas la colombiana GM Colmotores, fabricará este modelo, para cubrir la parte baja del segmento lower medium.

 “El nuevo Cobalt reeemplazará el Optra, mejorando el consumo y refescando el diseño. Es ideal para las familias colombianas que buscan un vehículo elegante, y cómodo en su interior. Cuenta con todo el espacio para pasajeros y para equipaje, además de los más altos estándares de seguridad. Se destaca por su eficiencia en consumo de combustible, su suavidad e insonorización.”  señaló Humberto Gómez, Vicepresidente Comercial de GM Colmotores.

Chevrolet Cobalt, diseño elegante y contemporáneo  

La propuesta de Chevrolet Cobalt queda clara en sus proporciones bien definidas. Un sedán de  tres volúmenes con líneas que garantizan su presencia y un diseño fino que no se pierde con el tiempo. Es una mezcla entre lo clásico y lo familiar, con una connotación de prestigio. Con un ancho de 1.735 mm y de largo de 4.479 mm, la estampa es de un sedán robusto, con acabados refinados en un diseño limpio.

Con una línea de cintura alta, que transmite robustez, el Cobalt tiene en el aspecto frontal el ADN de la marca Chevrolet, sin embargo, no pierde su propia personalidad, destacada por las luces delanteras, bastante atrayentes. En la parte trasera, tiene luces de elementos con detalles cromados y aplicación de lentes internas que le dan un aire de modernidad.

 

 

“Las líneas del Chevrolet Cobalt son limpias y acentuadas, lo que valoriza la superficie aplicada en su carrocería y expresa claramente el consagrado ADN de la marca en todo el mundo. Sabemos que su diseño va a perpetuarse durante mucho tiempo”, afirma Carlos Barba, Director Ejecutivo de Diseño de GM Suramérica.

En el baúl, el Cobalt se caracteriza por su gran  capacidad, con 563 litros y una accesibilidad total, reforzando la versatilidad del modelo como auto realmente familiar. Un matrimonio perfecto entre el prestigio durante la semana del trabajo, los compromisos sociales, además de  la comodidad y versatilidad al transportar a toda la familia, sin restricciones.

 

Motor Econoflex de 1.8L: Economía, fuerza, desempeño y durabilidad 

 

Chevrolet Cobalt cuenta con un motor EconoFlex de 1.8 Litros,  4 cilindros en línea, 104 caballos de potencia a 5.600 RPM. El 90% del torque está disponible desde las 2.500 RPM, lo cuál significa que su alto torque a bajas revoluciones, permite tener un buen comportamiento en el arranque, garantizando fuerza y elasticidad y una conducción suave para disfrutar cada kilómetro recorrido. 

Las características del motor se traducen en potencia, desempeño y eficiencia en consumo de combustible. El espacio en líneas que generan un coeficiente de penetración aerodinámico bajo, que contribuye para que el Cobalt sea sobresaliente en desempeño y economía de combustible en su segmento.

El motor de Chevrolet Cobalt posee un  colector de admisión en plástico y el sistema System Zero, un gerenciamiento del torque controlado, que mejora especialmente el manejo, ofreciendo respuestas más rápidas y reduciendo la emisión de gases contaminantes.

El motor EconoFlex es del tipo VHCE. Para GM, “VHC” significa – además de Very High Compression – mayor potencia, más fuerza y eficiencia que resulta en menor consumo de combustible y mejor conducción. La letra “E” es adoptada porque recuerda tres palabras que hacen parte del espíritu de este propulsor: economía, energía y ecología.

Adicionalmente el motor de Cobalt cuenta con el sistema drive by wire, el acelerador electrónico que ayuda a tener menos sacudidas en las aceleraciones y desaceleraciones y, consecuentemente, una mejor conducción.

El sistema de escape es hecho en acero inoxidable estampado, más liviano y menos rugoso (posee la superficie interna más lisa) que los tubulares y los de hierro fundido. Con el catalizador integrado se consigue una mayor eficiencia de control de emisiones, al intentar alcanzar la temperatura ideal. Como beneficios, responde a las normas de emisiones, sus inspecciones, y propicia mayor durabilidad del catalizador, por la posición protegida junto al motor.

“Como beneficios al cliente, tanto la nueva generación del acelerador electrónico como la del  colector de escape en acero inoxidable, contribuyen para mejorar aún más la eficiencia del sistema y reducir el consumo del combustible”, explica Paulo Riedel, Director de Ingeniería de Powertrain de GM Brasil.

Chevrolet Cobalt cuenta con suspensión delantera tipo McPherson con barra estabilizadora, que garantiza una mayor rigidez en la parte delantera del vehículo para mejorar la respuesta de conducción. La suspensión trasera es semi independiente con barra de torsión que incorpora un diseño en “V” para un perfecto ajuste y desempeño.

 

La transmisión de Chevrolet Cobalt en todas sus versiones es manual de cinco velocidades, y proporciona una conducción confortable, cómoda y segura.  El sistema de dirección de piñón y cremallera asistida hidráulicamente, le permiten al conductor reaccionar con mayor facilidad.

 

Chevrolet Cobalt se destaca en materia de equipamiento

Para el mercado colombiano, Chevrolet Cobalt llega en dos versiones: LT y LTZ, ambas equipadas con el motor 1.8 EconoFlex, dirección asisitida hidráulicamente y transmisión manual de 5 velocidades.

Incluye de fábrica, aire acondicionado, dirección asistida hidráulicamente, airbags para conductor y pasajeros, radio AM/FM + CD + MP3 + AUX, vidrios eléctricos delanteros y traseros, panel de instrumentos digital, desempañador trasero, apoya cabezas, silla trasera abatible 60/40 y Chevystar Connect, con conectividad de dispositivos móviles directa con el radio, para tener una experiencia más completa del nuevo sistema.

El radio Am/FM incluye CD, MP3, entrada auxiliar con 4 parlantes. Permite manejar 6 carpetas para almacenar emisoras,  con indicador de temperatura y reloj digital.

La versión LTZ es la más equipada. Ofrece todo lo que tiene el LT y adicionalmente, cuenta con frenos ABS + EBD, rines de 15 pulgadas en aluminio, luces exploradoras que resaltan su elegante diseño, espejos retrovisores exteriores eléctricos, asiento del conductor ajustable en altura.

Blanco Galaxia, Plata Brillante, Negro Ebony, Gris galápago, Gris Ocaso, Rojo Velvet, Rojo Lisboa, Beige Marruecos, Azul Noruega, son los colores en los que el Chevrolet Cobalt estará disponible para el mercado colombiano.

Chevrolet Cobalt llega al mercado colombiano con la garantía de 2 años o 50.000 km.

Versatilidad, comodidad y conectividad caracterizan al Chevrolet Cobalt

Internamente, el espacio, la versatilidad, los acabados y la comodidad de Chevrolet Cobalt marcan la diferencia.

Con uno de los mayores espacios entre ejes de la categoría, el nuevo sedán de Chevrolet tiene capacidad para cinco adultos que quedan totalmente confortables, con espacio para los hombros, piernas y rodillas que son destacables en la categoría. Los materiales utilizados en el interior del vehículo crean un ambiente sobrio y de clara percepción de calidad, con superficies refinadas.

El panel en dos tonos, la iluminación Ice Blue con LED de los instrumentos que mezclan los indicadores digitales y análogos posibilitan una visualización perfecta de la información, además de dejar claro la modernidad y la tecnología.

Chevrolet Cobalt tiene diversos compartimientos para almacenar objetos. Además cuenta con  una consola central con dos portavasos, más un lugar para colocar una botella de hasta 1,5 litros. Los portamapas en los paneles de las puertas son amplios, y también hay espacios en las puertas delanteras para botellas con hasta 1,5 litros de capacidad.

La consola central adornada con apliques cromados hace juego con el resto del interior del habitáculo y el techo es preformado para ampliar el espacio interior y brindar  la mayor comodidad de sus ocupantes.

Chevrolet Cobalt sorprende por su baúl que tiene una de carga, entregando 563 litros.

En los estudios realizados por General Motors en varios países del mundo, el Cobalt se destaca por su diseño exterior e interior, sus dimensiones y capacidades, y el costo beneficio para los clientes.

 

Validación global con más de 460 mil kilómetros rodados y más de 3.700 simulaciones

Como el Chevrolet Cobalt rodará por más de 40 países de Europa, África, Oriente Medio y América del Sur, su proceso de validación tuvo aún más variables, y para esto, el modelo anduvo 460 mil kilómetros en pruebas de durabilidad (enfrentando desde nieve y hielo, hasta temperaturas muy calientes) y en su desarrollo pasó por más de 3.700 simulaciones en todas las disciplinas de ingeniería.

Cobalt fue desarrollado para garantizar un manejo superior a los patrones de la categoría. Su ingeniería  le brinda una composición perfecta entre estabilidad, comodidad, solidez y suavidad. El modelo fue desarrollado en el Centro Tecnológico de GM Brasil a partir de una arquitectura global, utilizada en modelos de América del Norte, Europa y Asia.

Adicionalmente a las pruebas realizadas por Brasil,  los ingenieros de GM Colmotores recorrieron con Chevrolet Cobalt, 180 mil kilómetros para homologar componentes.

El  resultado es un sedán con un comportamiento dinámico similar a los automóviles europeos. Firme en las curvas, más confortable y con óptima absorción de las irregularidades del suelo. El Cobalt tiene una conducción suave y agradable, con un alto enfoque  en la comodidad de los ocupantes. El trabajo en la suspensión también se enfocó en la minimización de los ruidos y las vibraciones.

Nuestras Opiniones


 

Por: Roberto Nigrinis

Su carrocería transmite una sensación de fortaleza gracias a sus líneas bien definidas, en las que sobresale el frontal con el sello inconfundible de la marca. Los grandes y luminosos faros con pequeños corbatines en sus extremos complementan la “cara” del vehículo, formando un conjunto armónico e inconfundible. En la versión probada LTZ (lujo) se encuentran además luces exploradoras.

 Los laterales son limpios y sin detalles que alteren la armonía del conjunto. Mientras que la parte trasera muestra un baúl alto y unas luces de gran tamaño y buena luminosidad que también cuentan con un detalle original, la palabra Chevrolet en su interior.

El interior es muy espacioso y las sillas cómodas, tapizadas en materiales agradables al tacto y muy apropiados para manejar temperaturas extremas, ya que no se calientan ni se enfrían en exceso. A nivel de acabados todo está en su puesto y la calidad de la manufactura y su aspecto son bastante buenos. El baúl es enorme y además se puede ampliar con solo abatir el espaldar parcial o totalmente con lo que la capacidad de transporte de elementos aumenta.

La ventilación es bastante buena y si se requiere se cuenta con calefacción y aire acondicionado. Mientras que el panel de instrumentos mezcla un tacómetro análogo con un velocímetro digital. La información sobre el funcionamiento del motor se presenta de forma digital y con el apoyo de testigos luminosos. Extrañamos la presencia de un indicador para la temperatura del motor, algo fundamental e irremplazable.  

Sensación de manejo

Es un automóvil cómodo y espacioso en el que se pueden acomodar cinco personas con buena cantidad de equipaje, algo cada vez menos fácil de encontrar con contadas excepciones. La silla de conductor permite encontrar con facilidad la posición más cómoda. La visibilidad es buena, pero al igual que la totalidad de vehículos actuales, se hace obligatorio el manejo magistral de los tres espejos para maniobras de parqueo o si se desea no sobraría un asistente de estacionamiento. El timón permite su graduación en altura lo que es de gran ayuda para encontrar la mejor posición de manejo. El habitáculo bien construido está muy bien insonorizado y no se percibe el funcionamiento mecánico del Cobalt.

La propuesta mecánica es acertada. El motor ofrece potencia suficiente, pero el brillo de este se encuentra en la producción de torque y en el rango mínimo de revoluciones a que lo produce (3.200 rpm) lo que permite arrancar con gran facilidad en el cuesta más exigente con el vehículo cargado, a esto contribuye el tendido de relaciones de la caja que ha sido muy bien calculado. El motor progresa con facilidad ganando revoluciones rápidamente. Viajar en quinta velocidad es lo habitual y la capacidad de recuperación del propulsor en cualquier cambio es notable.

La suspensión es bastante buena para su vocación eminentemente familiar, si se le exige a fondo se rozan sus límites. En cuanto al sistema de frenos responde con suficiencia en todo tipo de uso o exigencia y ofrece ABS y EBD en la versión TLZ.

También tuvimos la oportunidad de probar la versión con caja de cambios automática Hydramatic, la cual nos sorprendió no sólo por contar con seis velocidades hacía adelante, sino además por la gran respuesta en la arrancada y para recuperar velocidad que ofrece, además por suministrar excelente retención en los descensos, por aprovechar la buena dosis de torque del motor a bajas revoluciones y  por no alterar el bajo consumo de combustible del motor.

Conclusiones

Es un automóvil para uso familiar, con un correcto desempeño en todo tipo de topografía, con un motor de buena potencia que aprovecha su torque para ofrecer más de lo esperado eincluso sorprender. Si busca un automóvil práctico, cómodo, con buen respaldo de marca que lo transporte por mucho tiempo sin dar problemas, sin duda alguna debe contemplar el Cobalt de Chevrolet.

 

FICHA TECNICA

Motor

L4, 8 Válvulas

Cilindrada

1.798 c.c.

Potencia

104 HP/5.600 rpm

Torque

16.4 Kgm/3.200 r.p.m

Alimentación

Inyección electrónica multipunto

Transmisión

Manual de 5 velocidades o automática de 6 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión

Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Semi-Independiente

Dirección

Cremallera Asisitida

Frenos

Discos adelante y campana atrás con ABS + EBD (en versión LTZ)

Llantas

195/65 R15"

Modificado por última vez enJueves, 11 Mayo 2017 13:55
volver arriba