Menu

Bienvenido, hoy es: 06 de diciembre de 2019

Historia y publicidad Pontiac 1959 – 1964

Publicidad Pontiac Bonneville sedan 1959

Orígenes

En 1954 la división Pontiac se encontraba en una situación difícil: sus automóviles tenían la reputación de ser sólidos y ofrecer un buen valor por el precio, pero eran percibidos como autos anticuados y poco interesantes. Eran en cierta forma una versión de mayor tamaño del Chevrolet y algunos ejecutivos de la General Motors se preguntaban si valía la pena conservar esta marca, ya que se contaba con el Oldsmobile en la gama media y su legendario motor “Rocket” de 8 cilindros en V. En 1955 la situación mejoró con la presentación de una gama más moderna equipada con el motor V8, pero la competencia en ese momento era muy intensa y era necesario hacer cambios más radicales. Para llevar a cabo esta transformación de la marca Pontiac se nombró al joven ejecutivo Semon “Bunkie” Knudsen (1912 – 1998), quien contaba con una buena experiencia en la industria. En efecto Knudsen había crecido toda su vida en el medio automotriz ya que su padre había sido vicepresidente de la Ford y luego presidente de la General Motors entre 1937 y 1940.

Por: Jean Paul Ruíz de Geest

Especial para www.carrosyclasicos.com

Bunkie Knudsen y dos modelos Pontiac  1961

Uno de los primeros gestos de “Bunkie” Knudsen fue de deshacerse de las barras cromadas sobre el capot (denominadas “Silver Steak”, rayos plateados) y que habían caracterizado la marca desde 1935. Asimismo inició la participación de Pontiac en eventos deportivos para que el público comenzara a asociar Pontiac con potencia y velocidad.  Knudsen eligió para ayudarlo a los ingenieros Pete Estes (1916 – 1988), que trabajaba para Oldsmobile, y John Z. DeLorean (1925 – 2005), quien había obrado para Packard.

En 1958 los diseños de la General Motors eran demasiado pesados y ostentosos, con gran cantidad de cromados y no tuvieron mucho éxito. Pontiac fue una de las marcas que salió mejor librada en ese mal año de recesión, ya que sus modelos eran menos extravagantes que los de Oldsmobile o Buick.

Es realmente en 1959 el principio de una nueva era para Pontiac, que llevará a este fabricante a los primeros puestos en ventas.

Publicidad Pontiac 1959 

Uno de los factores que contribuyeron al éxito de la compañía en los años sesenta fueron las publicidades desarrolladas por Arthur Fitzpatrick (1919 - ) y Van Kaufman (1918 – 1995). Eran esencialmente ilustraciones que mostraban los automóviles en escenas de la vida cotidiana en ambientes muy elegantes y sofisticados, como el Riviera francesa, las playas griegas o los hoteles de lujo de Nueva York. Fitzpatrick se ocupaba del dibujo de los autos, mientras que Kaufman hacia los personajes y el fondo.

Publicidad Pontiac 1959 

Vale la pena anotar que Van Kaufman había sido previamente dibujante para los estudios de cine animado de Walt Disney.

 “Art” Fitzpatrick

Este artista conocido como “Fitz” empezó su carrera a los 18 años trabajando con John Tjaarda para el fabricante de carrocerías Briggs Motors Company. Después trabajo para “Dutch” Darrin, el afamado diseñador automotriz en California, en particular desarrollando proyectos para la marca Packard.  Esta experiencia cesa abruptamente en 1942 ya que Fitzpatrick debe hacer su servicio militar durante le Segunda Guerra Mundial.

En 1945 al terminar el conflicto vuelve a su actividad profesional y se dedica a hacer publicidades para automóviles, en particular la campaña para promocionar el Mercury modelo 1946. Al finalizar la década de los cuarenta sus anuncios son muy populares, y en 1949 conoce a Van Kaufman con el cual trabaja en proyectos para Mercury y Lincoln.

Catálogo Mercury 1950

A principios de los cincuenta hace las publicidad de Nash, Plymouth, Kaiser y Buick, siendo un consultor independiente.

Publicidad Kaiser 1952

En 1953 los ejecutivos de Buick deciden hacerle una lucrativa oferta a “Fitz” para que desarrolle exclusivamente sus publicidades.

Publicidad Buick Roadmaster sedán 1954


Publicidad Buick 1956

Este contrato dura cerca de 3 años, hasta la llegada de un nuevo presidente de Buick (Edwardt T. Ragsdale) que no apreciaba el trabajo de este ilustrador. En este periodo los dos artistas desarrollan sus habilidades, en particular en el manejo del color y las perspectivas.

Después de los anuncios para Buick Fitzpatrick y Kaufman pasan a Pontiac, que comenzaba en aquel entonces su modernización por parte de “Bunkie” Knudsen.  Entre 1958 y 1971 harán cerca de 300 ilustraciones (entre publicidad y catálogos) que aun hoy día son consideradas como obras maestras en su género.  

Ciertos críticos consideraban que estos dibujos hacían parecer a los autos exageradamente largos, bajos y anchos. Sin embargo cuando se observan fotografías de los Pontiacs de esta época (por ejemplo el modelo 1959), se puede concluir que las publicidad es muy similar al auto real.


Vista frontal Pontiac Laurentian 1959 evento Vercheres, Canadá septiembre del 2012


Pontiac Laurentian 1959 evento Vercheres, Canadá, septiembre del 2012


Perfil Pontiac Laurentian 1959 evento Vercheres, Canadá, septiembre del 2012

 

Lo que más impacta de estos anuncios es su realismo y el manejo de las sombras y texturas. Son impresionantes las escenas en la lluvia  o en la noche. El aviso preferido de Fitzpatrick fue la del Pontiac 1960 en que aparece un personaje con disfraz de arlequín al lado de un imponente Pontiac Bonneville en la oscuridad.

Publicidad Pontiac 1960

Era tal la precisión del dibujo que los fotógrafos de la General Motors buscaban inspirarse en ellos para hacer sus tomas.

 1959

En 1959 la carrocería es más baja, larga y ancha, lo que implica un mayor espacio interior que en 1958.

Publicidad Pontiac 1959 cupé hardtop


Publicidad Pontiac 1959 convertible


Publicidad Pontiac 1959 

Este estilo es conocido con el nombre de “wide track” (que se puede traducir literalmente como “vía ancha”) y se hacían muchos elogios con respeto a su mayor estabilidad. La marca Pontiac seguirá promocionando sus carrocerías con el apelativo “wide track” durante toda la década de los sesenta.

Catálogo Pontiac Wide Track 1959

El Pontiac 1959 gana el título de automóvil del año por parte de la prestigiosa revista “Motor Trend” y es bien aceptado por el público. Cabe anotar que en 1959 muchas marcas (incluyendo Chevrolet, Plymouth y Dodge) tienen carrocerías muy extravagantes y comparativamente la línea del Pontiac es más discreta. En total se vendieron 383,320 unidades, lo que representa 6.9% del mercado norteamericano.

La serie de base se denomina “Catalina” y es muy completa (comprende sedanes de 2 y 4 puertas, un convertible, una camioneta station wagon y modelos “hardtop” de dos y 4 puertas).

Catálogo Pontiac Catalina convertible 1959

Anotemos que los sedanes “hardtop” (sin poste) de 4 puertas se llaman “Vista” en todas las series, mientras que las camionetas reciben el apelativo “Safari”.

Catálogo Pontiac Bonneville Safari 1959

El chasis de los automóviles Catalina tiene una distancia entre ejes de 122 pulgadas (3.1 metros) mientras que en las series más lujosas es mayor (124 pulgadas, 3.15 metros).

El motor es de 8 cilindros en V de 389 pulgadas cubicas (6.4 litros) y una potencia de 245 caballos (280 con la caja automática).  Un cupé “hardtop” Catalina podía pasar de 0 a 60 millas por hora (97 kilómetros por hora) en tan solo 8.8 segundos.

La línea intermedia es la “Star Chief”, con el chasis grande y la misma mecánica que el Catalina.

Catálogo Pontiac Star Chief 1959

La serie de lujo es la Bonneville, que tiene mejores terminados que la “Star Chief” y carburador de 4 cuerpos. La potencia del motor es de 260 caballos (300 con la caja automática).

Catálogo Pontiac Bonneville 1959


Catálogo Pontiac Bonneville sedan y convertible 1959


Publicidad Pontiac Bonneville 1959 

 1960

En 1960 el frontal cambia: la nueva parrilla se compone de finas barras cromadas horizontales sin división en el centro. Esta parrilla sólo dura un año ya que a partir de 1961 volverán las parrillas con una separación vertical en el medio, ya que era una característica que permitía distinguir el Pontiac de marcas como Oldsmobile o Chevrolet, también fabricadas por la General Motors.

Publicidad Pontiac Bonneville convertible 1960


Publicidad Pontiac Bonneville Vista 1960

Las aletas de cola son más pequeñas, una tendencia general de los automóviles de GM en 1960 que fueron desarrollados en buena parte por Bill Mitchell, el nuevo diseñador en jefe de este grupo industrial.

Catálogo Pontiac Bonneville convertible 1960

La serie de base sigue siendo la “Catalina”, y su chasis de 122 pulgadas. Se ofrecían los dos modelos “hardtop” (de 2 y 4 puertas) de la serie Catalina con terminados de lujo en una nueva serie denominada “Ventura”.

Publicidad Pontiac Ventura cupé hardtop 1960

La serie  Star Chief tenía terminados similares a los del Ventura y los modelos más exclusivos se encontraban en la serie Bonneville.

Publicidad Pontiac convertible 1960


Publicidad Pontiac Bonneville Vista 1960


Catálogo Pontiac Bonneville cupé hardtop 1960

La producción aumenta a 450,206 unidades, lo que representaba  6.6% del mercado estadounidense.

1961

Los modelos 1961 tenían un nuevo chasis y eran más pequeños. La línea era más angulosa y moderna, y marcaba definitivamente la llegada de la década de los sesenta. Además los cromados con más discretos que en años anteriores.

Publicidad Pontiac Bonneville convertible 1961


Publicidad Pontiac Bonneville Vista 1961

La gran novedad es el compacto Tempest con  motor de 4 cilindros. El Tempest apareció poco en las propagandas de Fitzpatrick y Kaufman, que se concentraban en automóviles de mayor tamaño.

Catálogo Pontiac Tempest 1961

La serie de base era todavía la Catalina, acompañada de la versión Ventura mejor equipada. El chasis era de 119 pulgadas (3,02 metros).

Publicidad Pontiac Catalina Vista 1961

La serie Star Chief tenía un chasis de 123 pulgadas (3,12 metros) y se distingue visualmente por boceles cromados en los costados, a lo largo de las puertas. En la gama alta está el Bonneville con un motor que podía alcanzar 303 caballos de potencia con caja automática.

Publicidad Pontiac Bonneville Sports Cupé 1961


Publicidad Pontiac Bonneville Sports Coupe 1961


Publicidad Pontiac Bonneville Safari 1961

El pequeño Tempest (con una distancia entre ejes era de 112 pulgadas, 2,84 metros) estaba equipado con un motor de base de 4 cilindros de 110 caballos con la caja manual.

La producción total bajó a 340,635 automóviles, pero la marca seguía conservando 6.3% del mercado. En 1961 Pete Estes reemplaza a Knudsen al mando de Pontiac.

1962

En 1962 los autos son más largos y la parrilla cromada está separada en dos por una sección en forma de V.

Publicidad Pontiac 1962


Pontiac Bonneville convertible 1962 evento Saint Bruno Canada julio de 2013


Publicidad Pontiac Catalina Wide Track 1962

Al igual que en los años anteriores las series de base siguen siendo Catalina y Star Chief.

Catálogo Pontiac Catalina convertible 1962


Catálogo Pontiac Catalina Vista 1962


Catálogo Pontiac Catalina Star Chief Vista 1962


Catálogo Pontiac Star Chief sedán 1962

La serie Bonneville tenía vistosos cromados con un grueso bocel lateral .

Publicidad Pontiac Bonneville convertible 1962


Publicidad Pontiac Bonneville Sports Coupe 1962

Se presenta una nueva serie (llamada “Grand Prix”) que ofrece el cupé hardtop Catalina con terminados de Bonneville y una apariencia deportiva. El objetivo era hacerle frente al popular Ford Thunderbird. Fue un gran éxito: en su primer año se ensamblaron 30,195 unidades.

Catálogo Pontiac Grand Prix 1962

El motor más popular seguía siendo el enorme v8 de 389 pulgadas cubicas y la producción aumenta a 521,933 autos y la marca ocupa el tercer lugar en las ventas detrás Chevrolet y Ford. 

 1963

En 1963 la carrocería es totalmente nueva con líneas muy simples y cuadradas. Atrás quedan las latas con relieves y los gruesos boceles cromados.  La parrilla sigue separada en dos secciones, pero es más delgada que en años anteriores.

Catálogo Pontiac Bonneville convertible 1963

El chasis del Catalina era de 123 pulgadas (3,12 metros), mientras que el del Star Chief era unos 15 centímetros más largo. Adicionalmente los autos de esta serie tenían un delgado bocel cromado a lo largo de los costados de la carrocería.

Publicidad Pontiac Catalina Sports Coupe 1963

Los autos de la serie deportiva “Grand Prix” tienen ahora pocos cromados y una cierta influencia europea. La parrilla es diferente de las de las otras series, ya que tiene  una barra cromada horizontal en el medio. 

Publicidad Pontiac Grand Prix 1963

Por su parte el Tempest es significativamente más ancho (unos 5 centímetros) y largo (13 centímetros) que en 1962. El año 1963 es muy bueno para Pontiac: la producción alcanza 590,071 unidades, lo que representa 8.9% del mercado y el tercer puesto en ventas.

Catálogo Pontiac Bonneville Safari 1963

1964

La silueta del Pontiac 1964 es muy similar a la de 1963, pero con un frontal un poco distinto. La sección vertical en el medio de la parrilla es más delgada y está desprovista del emblema en forma de V que la adornaba en el año anterior.

Publicidad Pontiac Bonneville Sports Coupe 1964


Catálogo Pontiac Catalina convertible 1964

El catalogo incluye las series Catalina, Star Chief, Bonneville, Grand Prix y Tempest.

Catálogo Pontiac Catalina Vista 1964


Catálogo Pontiac Star Chief Vista 1964


Catálogo Pontiac Bonneville Custom Safari 1964


Publicidad Pontiac Grand Prix 1964

El Tempest es ahora más grande y está equipado con un motor de 6 cilindros en lugar de 4. Se trata realmente de un modelo intermedio en lugar de compacto. En la serie Tempest aparece el “Le Mans”, automóvil deportivo ofrecido en cupé (con o sin paral) y en convertible 2 puertas.

Los clientes que compraban un “Le Mans” podían escoger el paquete de opciones “GTO” (“Gran Turismo Omologato”) con un motor de 8 cilindros de 389 pulgadas cubicas. Era un auto muy veloz, ya que combinaba una carrocería relativamente pequeña y un potente motor (de 325 o 348 caballos según el carburador).

Publicidad Pontiac GTO 1964

EL GTO fue desarrollado esencialmente por John Z. DeLorean, quien tuvo que hacer frente a la oposición de los dirigentes de la General Motors. Estos últimos consideraban que el GTO le hacía mucha competencia al Chevrolet Camaro y hasta al Corvette. El GTO es considerado como uno de los primeros “Muscle Cars”. La producción fue de 715,261 automóviles, lo que representa 9.1% del mercado estadounidense. Pontiac conserva su tercer puesto en ventas.

Kaufman, DeLorean y Fitzpatrick en 1968 &

Modificado por última vez enMiércoles, 01 Febrero 2017 15:37
volver arriba