Prueba Seat León

Esta carrocería de cinco puertas, que semeja una de tres es la piedra angular sobre la que se creó el Seat León, un deportivo con capacidad para cinco pasajeros enmarcado en un dinamismo y unas prestaciones muy particulares.

 

Por: Roberto Nigrinis Velandia

El Seat León Stylance que probamos, por una gentil invitación de VAS Colombia, pertenece a la segunda generación del modelo nacido en 1999. Es una creación de Walter De Silva y comparte plataforma con los Audi A3,Volkswagen Golf y Skoda Octavia. Vale recordar que dentro de la amplia carpeta de creaciones del reconocido y premiado De Silva se encuentran también los Alfa Romeo 147 y 156, además de algunos modelo Fiat, creados durante su vinculación con estudios de diseño como Rodolfo Bonetto e IDEA, donde trabajó al lado de personajes como  Rudolf Hruska, Renzo Piano y Peter Rice entre muchos otros destacados personajes del diseño automotriz.
El exitoso y reconocido diseñador vinculado con la marca española desde hace 10 años, ha creado también los prototipos de los Seat Salsa y Tango y posteriormente los Altea, Toledo, Ibiza, Córdoba y León.
En el año 2002 fue nombrado Jefe de Diseño de Audi y allí trabajó arduamente para modernizar las líneas de la marca, creando los Audi A5,A6,Q7 y TT, para pasar tres años después al centro de diseño de Lamborghini.
Desde el año 2006 es el Jefe de Diseño de Volkswagen, donde ha creado los diseños de los Volkswagen Golf de sexta generación y del Volkswagen Scirocco tercera generación.

 

Para ustedes después de haber leído lo anterior, comprenderán que una de las cosas que más nos impactó del Seat León fue su carrocería. Una creación limpia y armónica que transmite la sensación de movimiento y deportividad aún estando estacionado.
Con un frontal inconfundible y de aspecto intimidante con grandes faros alargados, acompañados por exploradoras. Con unos laterales muy finos en los que se destaca la manija camuflada de las puertas traseras, dentro de una pequeña ventana triangular fabricada en policarbonato.
La parte trasera donde sobresalen las generosas y brillantes luces con formas que semejan los ojos y la mirada de un felino, encuadran perfectamente con el diseño general.


La carrocería no solamente es impactante, sino que además ofrece buenas características para subir y para bajar de ella. Una vez allí encontramos muy buenos acabados y el conductor encuentra una silla ergonómica, la cual además de permitir la graduación hacía adelante o hacía atrás lo autoriza en altura, con lo cual cualquier persona sin importar sus gustos o estatura se encontrará a gusto.


Todo queda a mano y el timón además de permitir la graduación en altura y profundidad permite manejar el computador de a bordo, así como el radio sin que se deban retirar las manos del agradable y bien terminado volante, que a su vez acciona un preciso sistema de asistencia electrohidráulico.
El panel de instrumentos es muy completo y deportivo. La palanca de cambios ubicada en la consola central permite el manejo totalmente automático de la caja de seis velocidades o por el contrario secuencial.
Para la seguridad de los ocupantes se cuenta con 6 airbags, defensas, columna de dirección y pedales colapsables, además de barras de protección en las puertas y habitáculo reforzado y capaz de absorber la energía que se produce durante un choque. Adicionalmente tenemos cinturones de seguridad de tres puntos con sistema de retención en cuatro de los cinco puestos.
Como equipamiento encontramos espejos, bloqueo central y vidrios de accionamiento eléctrico, techo corredizo, aire acondicionado y radio con reproductor de discos compactos con entrada auxiliar.

 

Aspectos técnicos

La versión Stylance se ofrece con dos motorizaciones de cuatro cilindros y 16 válvulas, una básica de 1.600 c.c que produce 102 HP/5.600 rpm de potencia y un torque de 14,5 Kgm/3.800 rpm, mientras que la segunda, a la que corresponde el vehículo probado ofrece una potencia de 150 HP/6.000 rpm y un torque de 19,8 Kgm/3.500 alimentado por un sistema de inyección directa y acoplado a una caja de cambios automática de seis velocidades que permite manejo secuencial.
Cuenta con suspensiones tipo McPherson adelante y multibrazo atrás con espirales.
Sistema de dirección de tipo cremallera con asistencia Electrohidráulica y frenos servoasistidos con discos en las cuatro ruedas con apoyo de sistemas ABS,BAS,TCS y ESP que permiten conducir a cualquier velocidad controlando el vehículo en todo momento.
Para quienes buscan un Léon aún más furioso, pueden optar por las versiones FR o Cupra que producen mayor potencia y torque 200 HP/5.100 rpm y un torque de 29,7 Kgm disponible entre las 1.800 y las 5.000 rpm. O por el contrario el Cupra que ofrece 240 HP disponibles entre las 5.700 y las 6.300 rpm con una producción de torque de 30,6 Kgm disponibles entre las 2.200 y las 5.500 rpm.

 

Sensación de manejo:

Del Seat León Stylance probado por más 400 kilómetros podemos decir lo siguiente:
Es un automóvil diferente, con una carrocería impactante enmarcada dentro de las nuevas tendencias del mercado, que apuntan a modelos de cinco puertas con aspecto muy deportivo. Que ofrece una insonorización estupenda que logra aislar el ruido de funcionamiento del motor, haciendo pensar a quien conduce que lo hace muy lentamente.


En cuanto acabados no niega su procedencia europea, ni muchos menos el origen de grupo alemán, todo está en su puesto perfectamente montado, con ajustes y traslapes elegantes y discretos que nos transmiten la sensación de calidad y del estar pagando por un producto de primera calidad.
Al encender el motor nos encontramos un propulsor silencioso, y muy eficiente, tanto en producción de alta potencia y torque como en bajo consumo de combustible. El funcionamiento de la caja de cambios es perfecto, tanto en posición automática como secuencial, lo que si nos pareció es que las relaciones de caja y final de eje son muy planas lo que le alcanza a quietar un poco de brillantez al conjunto motriz.
Las suspensiones están bien logradas y logran un equilibrio entre la dureza requerida ‘para su rendimiento y conducción deportiva y la suavidad que reclaman los ocupantes, especialmente los que viajan en la banca posterior. A esto contribuye el trabajo sincronizado con un chasis muy noble y carente de vicios.
El sistema de frenos con discos en las cuatro ruedas, detiene al León en muy poca distancia y gracias a que cuenta con ABS, se sabe con que se cuenta el momento de acelerar y al tener que detenerse sin importar lo alta que sea la velocidad a la que se viaje.
La altura al piso es buena, pese a tener en nuestra topografía vías que figuran en mapas como pavimentadas, pero que en la realidad no son otra cosa que caminos de herradura.

 

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4, 16 Válvulas

Cilindrada
1.984 c.c.
Potencia
150 HP/6.000 rpm
Torque
19.8 Kgm/3.500 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica Directa FSI
Transmisión

Automática Secuencial de 6 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Independiente Multibrazo
Dirección
Cremallera Electroasisitida
Frenos
Discos en la 4 ruedads + ABS + BAS+TCS
Llantas
Adelante 205/55 R16"
Visto 3416 veces