Prueba Chevy C2 Automático

Este conocido automóvil que se vende en Colombia hace casi 5 años, acaba de ser sometido a un "facelift", lo probamos por cerca de 500 kilómetros y esto fue lo que encontramos.

 

Por: Roberto Nigrinis Velandia

Cambios notorios en la parte frontal de acuerdo a los parámetros mundiales de la marca del corbatín, lo que también sucede en la parte posterior y en el panel de instrumentos, dentro de la conocida propuesta del Chevrolet Corsa sedán que conocemos y que ha sido uno de los grandes éxitos en el mercado local de General Motors Colmotores.

 

Cuatro puertas y tres volúmenes, enmarcada en una silueta tradicional cobijan el espacio suficiente para que cuatro personas adultas o una familia con niños se acomoden en su interior. Cuatro puertas de dimensiones suficientes y un baúl generoso, el cual puede aumentar de manera importante gracias a la opción de plegar y abatir completamente la banca posterior, integran la propuesta del Chevy C2 importado de México.
El equipamiento es básico, acabados muy sencillos a los que se suma un tablero de instrumentos  en el que se extraña el tacómetro y que mezcla iluminación azul con roja. Allí priman los testigos luminosos, que se complementan con el velocímetro, el indicador de temperatura del motor y del nivel de combustible que sí son de tipo aguja.

 


En cuanto a las sillas son sencillas pero cómodas, destacándose la trasera que es abatible parcial o totalmente con lo que aumenta la capacidad del compartimiento de equipajes. Como equipo de lujo encontramos aire acondicionado (Opcional), bloqueo central y dirección asistida hidráulicamente. El accionamiento de las ventanillas en manual al igual que el de los espejos exteriores. Incluye un radio cuyo frontal viene marcado como Chevy,  fabricado por Clarion, que ofrece un buen sonido y que además lee tanto discos compactos en formato tradicional como MP3 y memorias USB.

 

Aspectos mecánicos

El C2 está movido por un motor de cuatro cilindros en línea montado delante de manera transversal, con un desplazamiento de 1.597 c.c, con 8 válvulas, el cual produce 100 HP/5.600 rpm y un torque de 14,08 Kgm/3.200 rpm. Se puede acoplar a una caja manual de 5 velocidades adelante o a una automática de 4, está última la que usaba el vehículo probado.


Usa adelante suspensiones tipo McPherson, mientras que atrás tiene un eje elástico con espirales. El sistema de frenos con asistencia utiliza discos ventilados adelante y campanas atrás.


Sensación de manejo
Es un automóvil sencillo y bien construido, pensado para las personas que buscan practicidad, con algunas comodidades que el cliente espera, como es el caso del sistema de asistencia de la dirección, el aire acondicionado y la caja automática. Eso si hay que decirlo que tanto los espejos exteriores como el accionamiento de los cuatro vidrios extrañan al accionamiento eléctrico.


Tiene unas estupendas luces halógenas, que se apoyan en un sistema eléctrico alimentado por un alternador de 100 amperios, que cubre con suficiencia los requerimientos de energía.


La cabina es fresca y agradable, la posición de manejo es correcta y la visibilidad es acertada, aunque un poco limitada hacía atrás, debido a la altura del baúl, algo que ya no sorprende en nuestros días, por ser algo habitual en todas las marcas. En lo que si se queda corta es en la insonorización de la cabina, que resulta precaria, sobre todo para los cánones actuales bajo los cuales es un aspecto fundamental, sin importar la gama y precio del vehículo.


La dirección ofrece la dosis precisa de asistencia a cualquier velocidad, y donde si marca una diferencia el C2 es  su caja automática que forma una pareja perfecta con el motor, produciendo una respuesta impecable del auto en cualquier terreno y sin importar el nivel de carga con que se conduzca.
Esta caja de cambios con gestión electrónica cuenta con unas relaciones apropiadas para extraer del motor toda la potencia y torque que este produce, sin afectar la economía de combustible. Se puede conducir en D para que el consumo sea lo más bajo posible, en esta posición hace los 4 cambios con que cuenta, en 3 hace los tres primeros únicamente, mientras que en 2 y en 1 hace solamente 2 o mantiene el auto en primera marcha únicamente. Además la transmisión automática cuenta con un botón S (sport) que varía el tiempo del paso entre cambio y cambio para poder conducir de manera más deportiva y una posición para conducir en terreno suelto o resbaladizo, que resulta ideal cuando el auto trata de enterrarse en el barro. Sin ser secuencial se puede jugar con cada una de las relaciones de forma manual, o por el contrario variando la posición del pedal del acelerador se puede bajar al cambio anterior o subir al superior con gran sencillez. Como dato adicional utilizando la caja en posición 3 o 2 se pueden acometer descensos pronunciados en carretera sin abusar de los frenos, gracias al gran poder de retención que ofrece. La palanca de cambios es un poco corta y ofrece un seguro que evita introducir la velocidad incorrecta, algo muy valorable y siempre útil.


El sistema de frenos con discos y campanas cumple con su función sin reproches. Las suspensiones tienen una vocación más familiar y reposada que deportiva lo cual resulta más que lógico en un auto familiar. Si se olvida esto se percibe que la carrocería se inclina más de lo debido, recordando al conductor que debe moderar su andar.


Resumiendo el Chevy C2 mexicano, es una propuesta interesante para un cliente que busca sencillez, fortaleza, practicidad y para quien confía en la marca y en el respaldo que su fabricante le puede ofrecer. Tiene un motor muy rendidor y económico a la hora de visitar la estación de servicio con una cifra por galón de combustible consumido que supera los 40 Kilómetros por galón en ciudad y un poco mayor en carretera, siempre y cuando  no se abuse del pedal derecho.
La opción de la caja automática siempre será atractiva para las personas que conducen en ciudad, pero que no es un obstáculo en nuestra quebrada topografía donde permite al auto desenvolverse con total suficiencia.

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4, 8 Válvulas

Cilindrada
1.597 c.c.
Potencia
100 HP/5.600 rpm
Torque
14.08 Kgm/3.200 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Automática de 4 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Independiente eje con espirales
Dirección
Cremallera Asisitida
Frenos
Discos adelante y Campana atrás
Llantas
185/60 R14"
Visto 14205 veces