Menu

Bienvenido, hoy es: 20 de agosto de 2018

Chevrolet Corvair

Por: Roberto Nigrinis Velandia

A finales de la década de los años 50, los gustos del consumidor estadounidense estaban cambiando. Cada vez eran menos atractivas las grandes aletas de cola en la parte posterior de las carrocerías de más de 5 metros de largo y los gigantescos y antieconómicos motores V8. Además las ventas de los automóviles compactos llegados de Europa, como el Volkswagen Escarabajo, Renault Dauphine, Hillman Minx, Citroen 2 CV y DS, pasando por los Volvo PV 444, los Saab 750, Morris Minor, entre muchos otros y hasta el Daf holandés, cada uno con una propuesta diferente sobre lo que debía ser el auto compacto para la nueva década, hacían mella en las ventas de autos estadounidenses.

Ante esta difícil y cambiante situación, los tres grandes conglomerados automotrices GM, Ford y Chrysler comenzaban a mirar como participar en el cambiante y dinámico mercado.

Corvair Rampside 1961

General Motors el líder indiscutible de la industria encargó a su departamento de diseño, en cabeza del genial Bill Mitchel del diseño de su nuevo automóvil compacto, que debía atraer al cada vez más esquivo cliente y que fue fabricada por carrocería Fisher. A la propuesta estética y funcional se le sumaría la sapiencia y experiencia técnica de Edward N Cole en el diseño y ejecución de los componentes mecánicos incluyendo el motor que debería llevar el Corvair.

El trabajo en equipo de estos dos personajes y de sus colaboradores, produjo un resultado audaz y muy original al fabricar el primer Chevrolet con carrocería monocasco, el cual además de esto montaba el motor atrás y como si fuera poco recurría al enfriamiento por aire para el propulsor de seis cilindros opuestos construido en aluminio, sin duda toda una herejía para los más conservadores.

Fue presentado oficialmente el viernes 2 de octubre de 1959, despertando toda clase de comentarios positivos y la respuesta inmediata de sus competidores, que presentaron el Ford Falcón y el Plymouth Valiant, a los que se sumarían al poco tiempo el Mercury Comet y el Dodge Lancer mucho más convencionales que el Corvair.

Corvair 1960-1965

Corvair Station Wagon 1961

La carrocería del Corvair con capacidad para seis pasajeros, rompía bastantes esquemas, era moderna, amplia, con el piso casi completamente plano, al carecer de los habituales componentes mecánicos como el cardán. Además contaba con amplias superficies vidriadas que le permitían contar con muy buena luz a bordo. El tipo de construcción de una sola pieza incluyendo los componentes de lo que se podía llamar chasis, evitaban molestos traqueteos, propios en los autos con chasis separado de la carrocería. La presentación exterior sirvió de inspiración a modelos europeos como el Fiat 1.300 y 1.500, NSU Prinz, Hillman Imp y SIMCA 1.000, que también recurrían a trazos rectos, finos y limpios en las ejecuciones físicas de sus autos.

En la parte delantera inferior, se montaba un robusto puente donde se soportaba la suspensión independiente, mientras que atrás sucedía algo similar con otro semibastidor que recibía tanto el motor con la caja de velocidades y la transmisión y la suspensión posterior, también independiente. El peso para el modelo de dos puertas era de 1.045 kilos y el del modelo de cuatro de 1.075 kilos.

Utilizaba un sistema de dirección de tipo bolas recirculantes, además nunca tuvo frenos de disco, pese a tener versiones dotadas de motores hasta de 180 HP con turbocargador.

Durante su producción, se vendió con caja manual de 3 o 4 velocidades, accionada desde el piso y automática Powerglide de dos marchas adelante, con accionamiento desde el panel de instrumentos entre 1960 y 1966 y en la consola central a partir desde momento y hasta su desaparición.

Del Corvair se han dicho muchas cosas, algunas ciertas y otras falsas y desproporcionadas, y no es para menos cuando un fabricante se lanza en contra de la corriente a producir algo totalmente inédito y original, apartándose de lo convencional.

Corvair 4 puertas Sedan 1961

Corvair 1961

Se le criticó el diseño, el montaje posterior del motor, el sistema de frenos con campanas en las cuatro ruedas y hasta la seguridad para los ocupantes, al verse involucrado en muchos accidentes, incidentes en los que en la mayoría de los casos fueron ocasionados por conductores inexpertos, descuidados o irresponsables al mando de un vehículo cuyo mayor porcentaje de peso recaía en el tren trasero y con potencia de sobra.

Se pudo haber pecado al no haber exigido que los compradores de los Corvair hicieran un curso de conducción específico para el vehículo especialmente en las versiones de altísima potencia, tal y como existe para los dueños de los Porsche.

Pero estamos seguros después de conducir algunos Corvair y de hablar con muchos de sus propietarios que no era ni es el monstruo asesino que pintan algunos, sino que simplemente exigía dado su gran rendimiento una conducción especial para aprovecharlo y no sufrir sobresaltos ni inconvenientes, amen de mantener en óptimo estado los componentes de la suspensión, utilizar llantas apropiadas y sobretodo comprender el poderío y las particularidades de conducir un potente auto con la mayor parte del peso en el eje trasero.

A Colombia llegaron bastantes, especialmente a Barranquilla, la mayoría desparecieron ante la mala calidad de la mano de obra local y la falta de repuestos. La gran mayoría terminaron sus días movidos por motores de Volkswagen y con otras adaptaciones por el estilo.

 

Aspectos Destacados

A lo largo de los casi 10 años de producción y 1.710.000 unidades salidas de las plantas de Chevrolet, repartidas en dos series, la primera comprendida entre 1959 y 1964 y la segunda entre 1965 y el 14 de mayo de 1969, cuando salió de la línea de producción de la planta de Willow Run en Michigan el último Corvair y el modelo se dejó de producir.

Chevy Corvair 1961

El modelo aparecido a finales de 1959, fue el sedán de cuatro puertas, al que se sumó un cupe al poco tiempo del lanzado el primero. Durante su primer año se vendió en tres versiones, una básica llamada 500 de dos o cuatro puertas, una intermedia, la 700, también de dos o cuatro puertas y la superior llamada 900 Monza disponible solamente con carrocería de dos puertas y con unos acabados con pretensiones deportivas. Se utiliza el motor de seis cilindros opuestos, de 2287 c.c, alimentado por dos carburadores Rochester, el cual produce 80 HP, y al cual acompaña una versión retocada, que se puede obtener a precio adicional y que produce 95HP.

 

En el modelo de 1961, se presentan varios cambios, entre ellos el frontal que recibe retoques, la llanta de repuesto pasa del baúl al habitáculo del motor. Además el propulsor aumenta de cilindrada, ahora es de 2.372 c.c y produce los mismos 80 HP en las versiones básicas, aunque con un poco más de producción de torque. Existe la opción de solicitar un motor de la misma cilindrada pero que eroga 98 HP muy apetecido en las versiones deportivas.

También entra en producción una versión Station Wagon llamada Lakewood, disponible únicamente en las series 500 y 700 y a la serie 900 Monza se agrega un sedán de 4 puertas. Aparece dentro del portafolio Corvair un microbús para carga o 9 pasajeros llamados Greenbrier y el pickup 95, ambos construidos sobre la plataforma de los autos y con una marcada influencia de los microbuses Volkswagen.

Al año siguiente se presentan nuevas modificaciones, aparece el convertible únicamente en la serie Monza. Se populariza el motor con 102 HP y se ofrece por primera vez el Turbo en los modelos Monza Spyder, que con este accesorio aumentan el rendimiento del propulsor a 150 HP. Se conservan las series 500 y 700. Precisamente en 1962 unos aventureros estadounidenses intentan cruzar el Tapón del Darién, inexpugnable territorio selvático que separa a Panamá de Colombia conduciendo 3 automóviles Chevrolet Corvair, hazaña que no lograron. Hace algunos años el antropólogo, periodista y escritor Colombiano Alfredo Molano Bravo encontró abandonado y devorado por la manigua del Tapón de Darién uno de los Corvair que participó en la fallida aventura.

A partir de 1963 se deja de producir la Station Wagon y al final del año sucede lo mismo con el Pickup 95, en razón a sus bajas ventas. Además se cambia la dinamo por una de mayor potencia y duración, algo que pedían a gritos los compradores.

Corvair 1963 Prototipo

Corvair Testudo 1963

Se siguen vendiendo las series 500,700, Monza y se dispone de tres motorizaciones para escoger 80,102 y 150 HP, la última con turbo.

En 1964, último año de fabricación de la primera serie se continúa con los tradicionales 500,700, Monza y el Spyder se convierte en un modelo diferente al Monza. El motor aumenta de cilindrada siendo ahora de 2.684 c.c y pudiéndose obtener con potencias de 95,110 y 150 HP este último con turbo y que alcanza los 165 Km ./hora, que frente a los 130 y 150 Km/hora que logran los anteriores resultan una cifra respetable. Ese mismo año desaparece definitivamente del portafolio el microbús Greenbrier.

El modelo que se presenta el quinto año de la década, tiene un diseño totalmente nuevo perteneciente a la segunda y última serie del auto, aunque conserva el esquema mecánico tradicional. Se conservan los modelos de la serie 500 y Monza, desaparece la 700, e ingresan las series Corsa y Spyder, que se venden con presentación Sedán de cuatro puertas y cupé sin parales centrales, además del convertible. En cuanto al motor lanzado el año anterior, se ofrece con potencias de 95 HP,110 HP alimentados con dos carburadores,140 HP con cuatro carburadores y 180 HP con un solo carburador y turbo, además por primera vez se le monta alternador.

La oferta del producto es similar en 1966, los cambios se producen a partir de 1967 y como consecuencia de la disminución en las ventas, debida al éxito de modelos como el Mustang y al escándalo producido por el libro de Ralf Nader “ Inseguro a cualquier velocidad” que marca el declive definitivo del Corvair.

Entre 1967 y 1969, se vendieron únicamente las series 500 y Monza. Al final del primer año desaparece la carrocería de cuatro puertas sin parales. El motor sigue siendo de 2.684 c.c, que puede producir 95,110 y 140 HP y desaparece la opción del turbo.

En el modelo de 1968, sólo se venden Corvair con carrocerías cupé sin parales y convertible en las series 500 y Monza. El motor disponible podía producir 95,110 y 140 HP.

Corvair Electrovair 1966

Entre finales de 1968 y el 14 de mayo de 1969 se fabricaron únicamente 2.717 unidades del Corvair 500 cupé sin parales, 2.717 Monza cupé sin parales y 521 convertibles.

Los destacados carroceros italianos Pininfarina y Bertone, fabricaron Concept Cars, mostrando su particular visión sobre el Corvair de Chevrolet.

 

 

FICHA TECNICA
Motor

6 cilindros en línea
12 válvulas OHV

Cilindrada
2.912 c.c.
Potencia
160 HP/4.600 rpm
Torque
24.5 Kgm/2.700 rpm
Compresión
9,1 a 1
Alimentación
Dos carburadores
Dirección

Bolas recirculantes con asistencia

Transmisión
4 velocidades
Suspensión
Del: Independiente
Tras: Eje rígido con ballestas y barra Panhard
Distancia entre ejes
2.33 mts
Largo/Ancho/Alto
4.00/1.52/1.25 mtrs
Frenos
Del. Discos, Tras. Campana
Depósito de Combustible
14.5 galones
Velocidad Máxima
180 Km/hora
Llantas
5.90 x 15""
Peso
1.077 Kgm

Corvair Greenbrier

volver arriba