RENAULT-Sofasa exalta el trabajo Kaizen de su concesionario Caribe Motor

En la foto aparece de izquierda a derecha: Jorge Ospina, Gerente General de Caribe Motor y Alejandro Botero, Director Comercial de RENAULT-Sofasa

 

 

Con el objetivo de prestar un servicio confiable, seguro y eficiente, Caribe Motor incorpora en sus procesos posventa la metodología Kaizen enseñada y compartida por RENAULT-Sofasa, que la aplica hace más de 23 años.

 

El 13 de diciembre Alejandro Botero, Director Comercial de RENAULT-Sofasa, en evento programado en las instalaciones del Concesionario, hizo especial reconocimiento a la labor adelantada para mejorar su servicio posventa carrocería.

 

 

Tras doce meses de trabajo continuo entre expertos de RENAULT-Sofasa y representantes de Caribe Motor de Medellín, el concesionario se convirtió en el primer centro de servicio autorizado de Medellín en implementar la metodología Kaizen en sus procesos internos de Carrocería y recibió, el pasado martes 13 de diciembre, el reconocimiento “5 estrellas en excelencia de los procesos posventa en carrocería”.  

 

Alejandro Botero, Director Comercial de RENAULT-Sofasa, entregó a Jorge Ospina, Gerente General de Caribe Motor, el trofeo que exalta su compromiso con esta metodología de mejoramiento continuo que seguirá impulsando para incrementar los niveles de productividad en los talleres y la calidad en el servicio para los clientes asegurados.

 

“Gracias al desarrollo de estas acciones Caribe Motor entendió la necesidad de involucrar todos los factores de decisión y evaluación del servicio medidos por las compañías de seguros para comprender el proceso y así desarrollar una evaluación de la situación actual para identificar las causas del servicio no conforme al mejor estándar”, precisó Alejandro Arango, Gerente de Colisión de Caribe Motors. 

 

Los resultados de la implementación de esta metodología han sido positivos tanto para los clientes como para el taller. 

 

Para los clientes:

•        Mejora significativa en el cumplimiento en la entrega.

•        Satisfacción en la calidad de la reparación y de la atención del personal de servicio.

•        Reducción en la identificación de imprevistos.

Y para el taller:

•        Reducción en el nivel de imprevistos.

•        Reducción en los tiempos de permanencia de los vehículos en reparación. 

•        Sentido de pertenencia y motivación del personal por la marca y la empresa.

•        Calidad en los procesos y en el índice de reparación.

•        Ahorro en costos de insumos sin poner el riesgo la calidad en los procesos.

•        Incremento considerable en la productividad de los talleres a través de la optimización de los puestos de trabajo, los equipos y los métodos de reparación. 

  

Visto 1612 veces