¿Cómo escoger el camión adecuado para su negocio?

• El mercado ofrece diversas alternativas según el tipo de carga.

• El sector de alimentos requiere de unidades con condiciones básicas para asegurar la preservación de los productos.

En los últimos años la oferta y demanda de camiones de carga en el país ha aumentado, por la necesidad de renovación y ampliación de flotas de las empresas transportadoras, y debido a factores relacionados con nuevos emprendimientos surgidos en la pandemia, que le apuestan a este sector de la economía.

 

Según reporte de Andemos basado en el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), al cierre de julio 2021 se han matriculado 14.075 camiones de carga de menos de 10.5 toneladas y 3.313 de más de 10.5 toneladas. Ambos segmentos con un crecimiento constante.

 

Los nuevos esquemas logísticos de entrega, en los sectores de salud, elementos de primera necesidad y alimentos, han sido los de mayor demanda de camiones, para garantizar la entrega de suministros en todas las ciudades del país.

 

El sector de alimentos por ejemplo, requiere de unidades con condiciones básicas para asegurar la preservación de los productos, pero, ¿cómo elegir el vehículo de carga ideal, ante la gran variedad de alternativas de modelos del mercado?

 

“Existen varios aspectos a tomar en cuenta para que la adquisición del camión favorezca la rentabilidad de la actividad y el cuidado de los productos según su tipo: perecederos y no perecederos”, comenta, Juan Fernando Muñoz, gerente de Marketing y Comercial de Distribuidora Hino de Colombia.

 

Para el transporte frutas y verduras, Hino recomienda un camión tipo estacas de madera, para mantener los alimentos frescos durante su movilización en distancias cortas entre los cultivos o puntos de acopio y los centros de abasto.

 

En el caso de alimentos con fecha de caducidad extensa; los no perecederos como granos, cereales, azúcar, entre otros; aquellos que no requieren refrigeración como enlatados, productos larga vida; elementos de primera necesidad e insumos médicos, lo ideal es un furgón metálico.

 

Finalmente para productos perecederos como carnes, huevos, congelados, lácteos y sus derivados, lo adecuado es un camión refrigerado para que conserve la cadena de frío que garantice su estado. 

 

 

 

“Es importante determinar la capacidad del camión y para ello es necesario definir si se usará dentro o fuera de la ciudad, el tipo de terreno a enfrentar, las necesidades logísticas y unidad de empaque”, agrega Muñoz, 

 

“En caso de usarse dentro del perímetro urbano y dependiendo las normas de circulación de cada ciudad, la recomendación es optar por un vehículo de carga liviano o mediano, entre 3 y 7 toneladas de capacidad de carga, como la línea Dutro 300 y 500 FC9J. Para grandes operaciones logísticas en ciudad como son entrega en grandes superficies o recolección de residuos, un vehículo de hasta 10 toneladas cumpliría con la misión”, complementa el ejecutivo.

  

Si el camión se va a usar en carretera y se requiere para transportar una mayor cantidad de insumos, lo ideal es un vehículo de más de 10 toneladas como los Hino GH8J y FM1A, u optar por uno tipo mini mula o tractocamión.  

 

Para garantizar el cuidado de los productos, es recomendable también que la zona de carga de los camiones sea adaptada mediante repisas, cajones separadores, sistemas de carga y descarga, entre otros, para que los insumos no se golpeen entre sí o se estropeen. 

 

“Siempre se debe evaluar la tecnología a nivel mecánico y emisiones que ofrece la marca, tipo de motor, potencia y torque sobretodo en condiciones geograficas como las nuestras, capacidades de carga tanto en volumen como en peso, acompañamiento en ruta con telemetría y seguimiento”, concluye Muñoz. 

 

Garantía y respaldo

 

La inversión que representa el negocio de transporte de carga, requiere siempre de un análisis profundo de las distintas opciones de costos y beneficios que ofrece el mercado, así como la retribución a mediano y largo plazo que obtendrá el comprador.

 

Además de las facilidades de pago a las que podría acceder el cliente, hay que  valorar la garantía y respaldo posventa que ofrece el fabricante, que ayudará a que la unidad, sea mucho más productiva para el negocio a lo largo de su vida útil.

 

De esta forma Distribuidora Hino de Colombia le entrega al transportador colombiano, diversas recomendaciones y herramientas de juicio, que le puedan ser útiles a la hora de adquirir el camión ideal para su negocio. 

 

 

 

Sobre Distribuidora HINO de Colombia

Representamos HINO, la marca de buses y camiones del Grupo Toyota. En Colombia, HINO cuenta con una planta especializada y exclusiva de ensamble para chasis de camiones y buses. Actualmente cuenta con 21 vitrinas a nivel nacional que se encuentran ubicadas en las principales ciudades del país: Apartadó, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Chía, Florencia, Ibagué, Manizales, Medellín, Neiva, Pasto, Pereira, Tunja, Valledupar y Villavicencio. Su portafolio de productos se conforma por 21 referencias de camiones y 9 de buses.

 

Visto 270 veces