Menu

Bienvenido, hoy es: 30 de marzo de 2020

Hilton Head island Motoring Festival y Concurso de Elegancia 2015

Volvo P1900 Sport 1956-1957

En conmemoración a un nuevo aniversario y haciendo honor literal a su nombre, Carros y Clásicos tiene el honor de presentar a sus leales lectores colombianos y de habla hispana en general, el exclusivo cubrimiento del último de los grandes eventos agendados del automóvil antiguo y clásico en los Estados Unidos: El Motoring Festival & Concourse D'elegance celebrado entre el 23 de octubre y el 1° de noviembre del presente año 2015 en la isla de Hilton Head, en el estado de Carolina del Sur.

Textos: Camilo Ernesto Hernández Rincón

Imágenes: Camilo Ernesto Hernández Rincón y Sanford Mitchell

Especial para www.carrosyclasicos.com

 

Al igual que Peeble Beach, Detroit at St. Jones y otros concursos de elegancia automotriz, aquí se dan cita Grandes Carros: desde antiguos harto conocidos y populares hasta obras maestras de nula cotidianidad, pasando por ejemplares temáticos llamativos que de inmediato impactan las retinas de la afición que tan bien saben apreciar el buen automóvil del pasado. Se incluyen algunos representantes de las modificaciones Hot Rod realizadas con criterio y calidad; pero el mérito se lo llevan los que rememoran el pasado desde la pureza de la realidad histórica.

Rolls Royce Silver Ghost 1909

Para quien las presentes líneas redacta, y que además tuvo el privilegio de hacer seguimiento incluso desde el voluntariado logístico, en tan sólo dos días -incluso en los previos de preparación- no hubo desperdicio, todos sorprendieron, tal como se puede apreciar en las presentes imágenes; no obstante, imposible no reservar líneas a protagonistas excelsos.

Entre los muchos patrocinadores, hubo marcas asociadas al evento como Lexus, Porsche, GMC, Volvo y BMW. La primera sólo exhibió sus actuales gamas pues es de muy reciente aparición en la historia automotriz. La segunda llevó notables ejemplares de hoy y de antes; pero las dos últimas sorprendieron al llevar a sus inesperados históricos. Suecia trajo uno de sus pioneros de 1927 en una curiosa carrocería de sedán recubierta de cuero azul -por más que fuese sueco, el acero era caro y la estructura de madera requería recubrimiento en este material-, otro ejemplar de 1932 -nada común en los recuentos históricos- y a su lado, el PV444 que inició la conquista mundial, el Sport en fibra de vidrio de los años 50, y el tercero de los P1800 blancos utilizados por el propio Roger Moore en la serie de TV, El Santo.


BMW que tiene su fábrica estadounidense en dicho estado puso, junto a la actual oferta que incluye a los eléctricos, joyas de las inmediatas preguerra y postguerra: el deportivo 328 de 1937 y el convertible 327/8 de 1939. De los ingratos años cincuenta, un hermoso 507, uno de los "ángeles barrocos" 502 acompañados del infaltable Isetta 300, de los cuales hubo varios representantes en el área de minicarros.

Este fue el año de Chrysler en Hilton Head Island. Como marca invitada, pusieron maravillosos ejemplares de todos los tiempos, incluyendo tres joyas inéditas, por tratarse de carros conceptuales oriundos de los talleres italianos de Ghia. Junto con ellos, exhibiciones de la línea Town & Country en cuerpo de madera, grandes clásicos, entre los que hubo un señor ganador del evento: el Chrysler Custom Imperial Le Baron de 1933, al lado de la limusina Chrysler Imperial C-15 Town Car de 1937, propiedad de la esposa de Walter Percy Chrysler. Lógicamente, hubo Dodges, Plymouths, DeSotos, Valiants, Airflows e Imperiales. Una de las muestras más cercanas a la realidad colombiana fue las de los Plymouth de 1953 y 1954.

La división homónima de vehículos de trabajo de General Motors, GMC, hizo una pequeña pero significativa recreación de "la vida en los suburbios", incluyendo aparatos que no eran de su marca; pero que representaban aquellos carros de trabajo que se veían desde la casa de barrio de los años cincuenta: un camión repartidor de leche de la desconocida marca Divico, junto con su minúscula versión de pedales. Un Dodge policial de 1964 con todos sus equipos para detección delictiva, una hermosa VW T1Kombi de 21 ventanas de 1967, y una sorprendente versión panel de GMC conocida como Canopy: Antes del advenimiento de los supermercados, los vendedores al por menor de frutas y verduras tenían esta opción de furgonetas con carpa enrollable. Sin duda, una variante desconocida entre nosotros de la tradicional "bola" cincuentera en una hermosa combinación de colores verdes con rojo. También de GMC, un carro tanque COE con colores de la petrolera Sinclair. Otro COE de Ford ambientado de Coca-Cola, un Willys Jeep CJ de 1946, un mini carro de helados de Crosley y una pequeña colección de bicicletas y motos, complementaron la muestra.

Tres obras maestras de la historia automotriz estuvieron al alcance los visitantes: un raro Du Pont modelo G de 1930 y dos Rolls Royce: un galardonado Phamtom III de 1939, único por sus puertas corredizas hacia atrás, y el majestuoso Silver Ghost de 1909 que le dio el primer gran reconocimiento mundial a la marca. Elegante acabado plateado y todos los accesorios posibles que incluyen pito con forma de boa constrictor y el bidón de aceite Shell en alto relieve al lado de las llantas de repuesto complementan esta sinfonía vuelta automóvil.

Quedan muchos otros notables de los que rápidamente se puede tomar nota: el extraño Mohs Safarikar de 1973, la colección de minicarros que incluye a varios Isettas, Crosley, Meserschmidt, Bantam y hasta Honda N600 de 1971. Destacó un Dodge Charger 1969 exactamente pintado al estilo del General Lee de la serie Los Duke de Hazzard con contrabando de licor entre sus accesorios y los autógrafos de los protagonistas en la tapa interna del baúl. Hubo una nutrida participación de deportivos ingleses de entreguerras, algunos de los Corvettes que hicieron de Pace Cars en Indianápolis, Ferraris y Maserattis y el más antiguo de todos, el De Dion Bouton Vis a Vis de 1900. Este carro es de especial interés para Colombia, pues se trata del mismo vehículo fundacional de nuestra historia que trajo Carlos Coriolano Amador a Medellín, un año atrás.

Pero más que comentarios, las imágenes que ilustran este maravilloso encuentro de tan sólo dos días, hablan por sí solas a toda la afición automotriz del carro de época, y la privilegiada oportunidad que tuvo Carros y Clásicos de estar allá queda felizmente compartida con todos.

Volvo PV544 1963

Volvo 144 1972

Volvo PV 544 station Wagon 1959

Volvo P1800

Este vehículo tiene la firmas de los integrantes del elenco de la serie de televisión.

Audi Quattro

Rolls Royce

AM General

Studebaker Daytona 1966

Porsche 356

Porsche 911

Honda N360 1970

Messerschmitt KR175 1953-1957

Crosley 1948

Crosley 1947

Dodge 33o 1964

volver arriba