Menu

Bienvenido, hoy es: 15 de julio de 2019

Chevrolet Citation una gran innovación

Por: Roberto Nigrinis V

 

La división Chevrolet de General Motors, preparaba desde hacía varios años el sucesor para el longevo Nova, que había aparecido a fines de 1961como derivado del compacto Chevy II, y al cual se le habían incorporado a lo largo de 18 años, diversas mejoras técnicas y estéticas, lo que sumado a la utilización de diferentes motores, lo hacían muy versátil y apetecido. Las razones eran lógicas, las ventas del Nova bajaban y el público esperaba un auto nuevo.

La respuesta del gigante General Motors, el Citation, resultaba verdaderamente innovadora, ya que presentaba una carrocería moderna y espaciosa, que podía ser sedán de dos puertas o Hatchback de dos o cuatro puertas. Este habitáculo ofrecía gran amplitud para los pasajeros, principalmente por carecer del tradicional túnel de transmisión común en la mayoría de los vehículos de la época. En el interior también existían diferentes niveles de equipamiento, los cuales se preparaban a gusto del comprador. El nuevo automóvil se construía sobre la nueva plataforma X de GM. Configuración que evolucionaría dos años después hacía la nueva plataforma A, sobre la que se construiría el Chevrolet Celebrity que conocimos en nuestro país, gracias al ensamble realizado en la planta de Colmotores en Bogotá, entre los años 1982 y 1987.

 

 

 

El motor venía montado adelante sobre un semichasis, en posición transversal. Este propulsor podía escogerse entre un cuatro cilindros de origen Pontiac, llamado Iron Duke, con un desplazamiento de 2.500 c.c (151 pulgadas cúbicas) que producía 90 HP. O por el contrario el comprador podía elegir el V6 con apertura a 60 grados, de 2.800 c.c (173 pulgadas cúbicas) desarrollado por la división Chevrolet, del cual se extraían 115 caballos de potencia. Se podía elegir entre una caja de cambios manual de cuatro cambios, accionada desde una palanca ubicada en el piso, o por el contrario una transmisión automática de tres velocidades (THD 125) la misma que se montó posteriormente en Colombia en los Chevrolet Monza automáticos, ensamblados por Colmotores, la cual se accionaba en el Citation desde una palanca ubicada en la columna de dirección.

El Citation, se vendía en diferentes versiones, según el equipo deseado, incluso se ofreció una versión deportiva llamada X11, cuyo motor V6 producía 135 HP, el cual hacía sonrojar a deportivos europeos de alta gama.

 

 

Este automóvil sobresalía por la potencia de sus motores, por el bajo consumo de combustible y por sus versatilidad interior, que para el caso del hatchback lo convertían en una station wagon sin serlo, además de la gran precisión y potencia de su sistema de frenos, con discos ventilados adelante y campana atrás con servo asistencia.

 

Sus competidores Ford Motor Company y Chrysler Corporation, habían dado el primer paso en busca del liderato en el segmento, al ofrecer el primero en 1978 el Fairmont, con su variante de mayor precio Mercury Zephir, que había sustituido al exitoso Maverick presentado a finales de 1969.

 

El Fairmont había nacido como fruto del proyecto Fox, que se había iniciado en 1973, durante la crisis del petróleo. Este Ford básico, era liviano, compacto y no se montaba sobre un chasis independiente. Se vendía con diferentes tipos de carrocería, sedán de dos y cuatro puertas, station wagon y una cupé con techo trasero inclinado llamada futura, con capacidades entre 4 y 6 pasajeros.

 

 

Muchos de sus componentes estaban construidos en aluminio. Gustaba mucho a sus clientes por la sencillez de reparación. Todos sus elementos habían sido diseñados para poder ser reparados por una persona con mínimos conocimientos mecánicos, además que el costo de los repuestos resultaba económico. Adicionalmente por ser liviano resultaba discreto en consumo de combustible. Se podía solicitar con tres diferentes motorizaciones montadas adelante de manera longitudinal, una básica de cuatro cilindros en línea, de 2.300 c.c, la cual producía 88 HP. La más solicitada era la de seis cilindros en línea, con 3.300 c.c, que erogaba 85 HP, con la ventaja de ofrecer mayor torque que la básica, aunque menos caballos. Para los amantes de la potencia de un propulsor V8, se podía pedir el conocido de 302 pulgadas cúbicas o 5.000 c.c, que disponía de 139 HP. Este último fue muy popular en los vehículos destinados a actividades diplomáticas y policíacas. Cualquiera de los motores, se podía pedir con caja de cambios manual de cuatro velocidades adelante, accionada desde una palanca ubicada en el piso, o automática de tres, accionada desde una barra, en el piso o en la columna de dirección. La tracción era posterior y el sistema de frenos, con discos adelante y campana atrás. Además se podía ordenar con aire acondicionado, vidrios de accionamiento eléctrico y bloqueo central. De norma todos los modelos incluían dirección asistida.

 

La división Plymouth, había hecho lo propio en 1976, cuando lanzó el enteramente nuevo Volare, que no era otro que el conocido en Colombia Dodge Dart, con pequeñas diferencias ornamentales, pero ninguna técnica de fondo.

 

Al igual que el Fairmont, tenía una carrocería compacta, que prescindía del chasis independiente. Se vendía con la opción de dos o cuatro puertas y station wagon. En su interior podían viajar entre 5 y 6 pasajeros.

 

 

Se vendía con tres opciones de motor, montados adelante longitudinalmente, la básica, el tradicional motor de seis cilindros en línea, inclinado hacía la derecha conocido con el nombre de Slant Six, de 3.700 c.c ( 225 pulgadas cúbicas) que producía entre 100 y 135 HP. El V8 de 5.200 c.c ( 318 pulgadas cúbicas) con potencias entre los 153 y 150 HP. Si se deseaba mayor perfomance, se podía optar por el V8 de bloque grande de 5.900 c.c ( 360 pulgadas cúbicas), estas plantas de poder podían venir acompañadas por cajas manuales de tres o cuatro velocidades o automática de tres marchas, con accionamiento desde palancas ubicadas en el piso o la columna de dirección. El sistema de tracción actuaba sobre las ruedas traseras, mediante el tradicional cardán.

 

Utilizaba frenos de disco en las ruedas delanteras, y campana atrás. La versión dotada con el motor Slant Six, era muy común en los vehículos usados como taxis, mientras las V8, eran las preferidas por las misiones diplomáticas o autoridades de policía.

 

Sin duda alguna, y sus cifras de ventas lo corroboran, desde el momento de su presentación a finales de 1979, hasta su desaparición ocurrida en 1985, el Citation de Chevrolet fue un líder indiscutido frente a sus rivales, debido principalmente a su propuesta tecnológica, que ofrecía amplio espacio interior hasta para seis pasajeros, gracias a su plataforma casi plana, que no se veía afectada por los componentes mecánicos, acabados de buena calidad y la opción de contar con dos motorizaciones, sobresaliendo la V 6, por potencia y economía.

 

 

A Colombia llegaron bastantes Chevrolet Citation, especialmente durante los años 1980 y 1981, la gran mayoría importados por Caribe de la ciudad de Cali, y Continautos de Bogotá. Otros medios de entrada fueron el servicio diplomático y la importación privada. Lo mismo sucedió con el Ford Fairmont que arribó de la mano de Carco y Motovalle, al igual que por vía diplomática, e importación directa tanto de Venezuela como de los Estados Unidos y Canadá. Como dato anecdótico, es importante recordar que la policía de tránsito de Bogotá, dispuso de una amplia flotilla de Ford Fairmont, en los días del desparecido DATT (Departamento Administrativo de Tránsito y Transportes).

 

Los Plymouht, llegaron en muy poca cantidad, casi exclusivamente por vía diplomática, y algunos por importación directa. De los tres modelos, este último fue el que sumó menos unidades, después del Ford y del Chevrolet.

 

volver arriba