Menu

Bienvenido, hoy es: 17 de noviembre de 2019

Carro antiguo o clásico o carro contemporáneo… ¡He ahí el dilema!

Quizá para muchos un vehículo antiguo o clásico sea una antigüedad que debería estar en un museo o sea un carro de personas mayores, otros mucho más nostálgicos sin embargo son dueños de  ejemplares que evocan a su infancia y los usan con orgullo a diario. Es más que un simple medio de transporte para este ultimo selecto grupo de personas.

 

Por: Alexander Heshusius

Especial para www.carrosyclasicos.com  

Realmente la sensación de un carro antiguo o clásico es algo distinto, bastante retro y atractivo, es curioso y halagador en cierta medida que a uno lo miren con admiración en la vía y no con resentimiento y envidia tal y como en muchas ocasiones pasa con un vehículo contemporáneo, un carro de antaño se puede decir que es una especie de maquina del tiempo puesto que por ejemplo a diferencia de una casa o apartamento la cual puede ser modernizada y remodelada acorde a la época, un vehículo casi siempre va a tener las formas exteriores e interiores del momento de su concepción. 

En mi caso siendo propietario de un Mercedes-Benz Clase E del 2004, el hecho de conducir un vehículo como un Mercedes-Benz de la familia un W123 de 1977 fue simplemente una emoción distinta que tuve el privilegio de disfrutar con el que era el antecesor o abuelo -por llamarlo de una forma cariñosa- de mi automóvil de diario.

 

Lógicamente cada uno  es diferente y fue hecho en una cosmovisión completamente distinta, ya que por ejemplo el W123 se llego a diseñar y planear a inicios de los años setenta, en plena época de la crisis del petróleo, mientras que por su lado el W211 o Clase E del nuevo siglo se concibió en los lápices de Hartmut Sinkwitz para ser lanzado en el 2002, en una época en que la economía del mundo estaba en una situación boyante y cómoda.

La familia del W123 ha sido de las mas longeva y que mas pueden ser llamadas “Bestsellers” dentro de la casa de la estrella de tres puntas, concebido para relevar los longevos y veteranos W114/115 que ya acusaban cierta edad. 

Presentado al publico puntualmente el 2 de enero de 1976 en la Riviera francesa, mas exactamente en la localidad de Bandol puesto que en esta zona la marca de Stuttgart gozaba de gran popularidad.

 

Para su época el W123 contaba con grandísimos avances tecnológicos como el hecho que ya portaba cuatro frenos de disco con ABS de opción, carrocería reforzada con zonas de deformación programable  lo cual para muchas personas lo hacían bastante rompedor de esquemas en su momento

En este Mercedes W123 el andar es cómodo, se siente muy bien el torque de ese carro, no es un carro espartano, pero tampoco es un 600 Grosser, el cual era el icono del lujo y el derroche de los automóviles a nivel mundial durante su producción y aun hoy en día es recordado por su suntuosidad que para muchos rayaba con la extravagancia. Volviendo a este veterano W123, pese a no estar con todos los gadgets tecnológicos a los que a diario estoy acostumbrado tales como ABS, ESP y demás, este no es un carro pobre aun hoy en día, puesto a que en su momento, incluso en sus versiones de entrada era bastante impresionante en cuanto equipamiento y modelos cero kilómetros de marcas generalistas mas de 40 años después no llegan a equipar.

Diría que es una sensación similar a “La Dolce Vita” conducir un antiguo o clásico, claro que evidentemente no es un carro para andar rápido y marcar un buen tiempo en Nurburgring, sino para disfrutar el camino y el auto en sí. Se siente con más pasión. Es como un señor mayor que tiene muchas historias que contar y que uno le descubre cada vez más cosas al disfrutarlo, lógicamente seria grosero compararlo con el W211 que es otro tema totalmente aparte, pero es bastante chévere la sensación de conducir un clásico en modo relax. Más que Pizza, Netflix and Chill yo diría Classic Car, Highway and chill. 

Cómo le escuche a una persona que le decía a su hijo ya involucrando en esta pasión que son los automóviles en el pasado Fur Fans, un carro clásico y en especial un Mercedes-Benz  hay que sentirlo, olerlo y disfrutarlo, diría que como un buen Carmenere, un noble Bordeaux o un bello Brunello Di Montalcino.

Realmente seria algo odioso si me pusieran a escoger uno de los dos carros puesto que como ya lo expuse antes son dos cosas y sensaciones totalmente opuestas porque un vehículo antiguo o clásico es algo diferente y para muchas personas seria un sacrilegio usarlo como carro de diario en especial por sus costos de mantenimiento, así como un automóvil contemporáneo es indudable todos los avances tecnológicos que presenta en el ámbito del confort y la seguridad, seria necio decir que un carro de antaño es más seguro que uno de su misma equivalencia y gama en su versión moderna, pero si poniéndome la mano en el corazón mas que en el bolsillo si yo tuviera que elegir, creo que mi decisión se inclinaría por tener tanto un antiguo o clásico como un vehículo contemporáneo en mi garaje ya que seria tan bueno como deleitarse con un vino joven y un gran reserva, y tener ambas sensaciones al conducir y viajar.

 

volver arriba