Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de diciembre de 2017

Hudson Hornet 1951

 

Por: Roberto A Nigrinis V

 

Este fabuloso automóvil, hoy considerado una verdadera joya de los años 50, fue construido por la Hudson Motor Car Co, empresa fundada en 1909 en Detroit Michigan por Roy D Chapin que aportó su interés por la incipiente industria automotriz y por Joseph L Hudson propietario de una gran cadena de almacenes quien aportó la gran mayoría de los $20.000 dólares que se necesitaban, mientras que el resto del capital fue aportado por otros 6 socios.

 

 

Hudson 1909

 

 

Hudson 1910

 

La empresa conocía poco del negocio y por lo tanto comenzó contratando 500 obreros y arrendando una bodega para comenzar el trabajo. Chapin sugirió comenzara a producir autos populares, lo que fue una estupenda idea, que les permitió arrancar de manera exitosa, como lo certifican las 300.000 unidades producidas hasta 1929.

 

 

Hudson 1928

 

Durante los años 30 la empresa subsistió gracias a sus vehículos populares y a las ventas que realizaba en Europa, especialmente a la Gran Bretaña. Sus principales aportes al desarrollo del automóvil durante los años anteriores a la Segunda Guerra mundial fueron la suspensión delantera independiente en los modelos de 1934 y 1935, además de la incorporación de una caja de cambios con asistencia eléctrica.

 

Durante el conflicto bélico, la compañía al igual que sus competidores suspendió la producción de vehículos para uso civil y dedicó su empeño a la producción de material bélico como fuselajes para aviones de combate y suspensiones para tanques, ametralladoras y armas antiaéreas. Durante este periodo se trabajó también en el perfeccionamiento de unos diseños de carrocerías para automóviles, muy bajos y aerodinámicos, en los cuales se trabajaba desde 1937.

 

Una vez concluida la conflagración, se presentaron los mismos modelos de 1942, sometidos a pequeños retoques, lo que también sucedió hasta 1947. A finales de 1947, se presentó el nuevo Hudson de 1948, el cual era totalmente nuevo, al cual se le había dotado de una nueva carrocería, basada en un concepto totalmente novedoso el Step-Down que significaba que se debía bajar al automóvil y no subir a él, esta novedad era el fruto de los trabajos iniciados en 1937 y pulidos durante la guerra.

 

La gran innovación consistía en una carrocería muy baja ( 1,53 m ), ancha ( 1,96 m ) y redondeada, con una cuidada aerodinámica, la cual se soldaba al chasis, formando una sola unidad y a la que se le montaba un piso ubicado muy debajo de manera colgante, lo que hacía que los pasajeros viajaran dentro del chasis, delante de las llantas y protegidos por el bastidor en caso de colisión. La forma envolvente de la carrocería hacía que el eje trasero fuera más corto que el delantero y que las llantas posteriores quedaran dentro del marco del chasis. Se vendían las series Súper 6, Commodore 6, Súper 8 y Commodore Custom 8, con carrocerías de dos y cuatro puertas. Como dato curioso el ancho tanto de la silla delantera como la trasera era mayor que el alto de la carrocería de los Hudson, lo que permitía acomodar seis pasajeros con total holgura.

 

 

Hudson 1934

 

 

Hudson 1947

 

 

Hudson 1948

 

Con este tipo de construcción, inédita para la época en la industria automotriz estadounidense, se lograban evitar los traqueteos propios de las carrocerías atornilladas al chasis, además de bajar el centro de gravedad del auto con lo que la estabilidad y la tenida en curva mejoraban de manera muy importante. El motor también era nuevo, podía ser de 6 cilindros en línea, de 232 o 262 pulgadas cúbicas, que podía producir 112 HP/4.200 rpm con un torque de 175 libras pie/1.600 rpm, o 123 HP/4.000 rpm con un torque de 200 libras pie/1.600 rpm. Eran los motores de seis cilindros en línea más grandes y poderosos que se habian construído en los Estados Unidos. Se podían solicitar acoplados a una caja mecánica de tres marchas adelante o semiautomática de tres. Además las versiones superiores estaban disponibles con un motor de ocho cilindros en línea de 254 pulgadas cúbicas (3.508 c.c) que producía 128 HP/4.200 rpm con un torque de 198 libras pie/1.600 rpm. El costo de poner a caminar el proyecto del nuevo auto, le costó a la Hudson $19.000.000 de dólares.

 

El lanzamiento del nuevo modelo le trajo a la compañía éxito y prosperidad pese a las limitaciones de materia prima, acentuadas a partir de 1950, con el inicio de la Guerra de Corea y a los problemas sindicales que frenaron la producción algunas veces.

 

En el primer año de la década del 50 se vendieron un poco más de 150.000 unidades, sin duda todo un éxito, principalmente debido al pánico que producía en la gente la posibilidad de quedarse sin autos nuevos ante una posible restricción en la producción de vehículos por parte del gobierno, en respuesta al conflicto bélico en Asia.

 

En 1951 Hudson se encontraba trabajando en el proyecto de un auto liviano, que terminaría en 1953 con el lanzamiento del compacto Jet. En esos momentos marcas como Cadillac, Oldsmobile, Chrysler y Ford comenzaban a invadir el mercado con sus motores V8. Ante este panorama la respuesta de Hudson no se hizo esperar, al producir un motor de seis cilindros en línea, con la potencia y el torque necesarios para competir contra los V8, pero sin gastar demasiado dinero, que se necesitaba para llevar a feliz término el proyecto Jet.

 

 

 

 

 

La decisión no pudo ser más afortunada, ya que uniendo el nuevo motor, el más potente de todos los seis cilindros producidos en Estados Unidos, a la estupenda carrocería aparecida en 1948 y creada en conjunto por el departamento de diseño de la compañía, con el aporte del genial diseñador británico Reid Railton, constructor de vehículos para batir marcas de velocidad, se logró crear el Hudson Hornet, el automóvil que sería imbatible por igual tanto en las calles como en las pistas, en los óvalos de carreras, en los lagos secos, destacándose los triunfos en Nascar en 1951,1952 y 1953 y hasta en la famosa “Carrera Panaméricana”, en manos de famosos pilotos como Marschall Teague, Herb Thomas, Tim Flock, Lou Figaro y Frank Mundy, que lograron victorias aplastantes en épicas carreras con autos de serie o con mínimas modificaciones entre 1951 y 1954, año en el cual la Hudson se fusionó con la Nash , entrando a formar parte de la gigantesca AMC American Motors Corporation, para desparecer como marca en 1957.

 

 

Desde el momento de su lanzamiento, el Hornet se vendía a la par de los modelos Pacemaker, Super 6, Commodore 6, Commodore 8 a los que se sumaría en 1952 el Wasp 6 y desde 1953 el compacto Jet y el Super Wasp, que incluso con motores de 8 cilindros en línea, jamás tuvieron el rendimento del Hornet.

 

El novedodo motor del Hornet era un seis cilindros en línea, con culata plana y válvulas en el bloque montadas en L, con 308 pulgadas cúbicas de desplazamiento (5.099 c.c), una potencia de 145 HP/3.800 rpm, con una producción de torque de 257 libras pie/ 1.800 rpm (35,49 Kgm), un índice de compresión alto para la época de 7,20 a 1, un diámetro del pistón de 96,838 mm y una carrera de 113,700 mm . Se podía pedir con una caja manual de tres cambios con sobremarcha accionada desde una palanca ubicada en la columna de dirección o la automática de 4 velocidades Hydramatic producida por General Motors Corporation.

 

El comportamiento de este automóvil siempre fue reconocido y valorado incluso por expertos en el tema, como el Test Driver de la revista Mecánica Popular Floyd Clymer, que alabó su potencia y rendimiento, a la vez que definió al Hornet como un verdadero gato montés, tanto fuera como dentro del asfalto debido a su estupenda estabilidad y comportamiento neutro y predecible a cualquier velocidad.

 

 

Usaba frenos de campana en las cuatro ruedas, y un sistema adicional de accionamiento mecánico que entraba en funcionamiento al oprimir a fondo el pedal y que resultaba muy útil para detener el auto cuando se presentaban fallas en el sistema hidráulico. Su tanque se llenaba con 21 galones de gasolina.

 

En 1954, el motor recibió una dosis de potencia adicional, pasando de 145 HP a 160 HP/3.800 rpm, lo que también sucedió con el torque que dejó de ser de 257 libras pie, para llegar a las 264 libras pie, y a que la compresión pasó de 7,20 a 7,50 a 1 que lo hicieron aún más veloz y temible, incluso para muchos motores V8 de la época.También se vendieron algunos Hornet con el mítico motor llevado hasta los 170 HP en unidades salidas de fábrica y que con modificaciones en vehículos de carrera llegaban hasta los 200 HP. Durante el periodo en que estuvo en venta el Hornet, se comercializaron en total 131.618 unidades, repartidas entre los modelos de dos puertas con parales, dos puertas sin parales, cuatro puertas y convertibles.

 

 

 

Recordar al mítico Hudson Hornet en estas líneas, y ver que en una película de dibujos animados se le reconocen y valoran todas sus bondades y hazañas, resulta más que placentero y aún más cuando es representado en el film por el veterano y olvidado corredor Doc Hudson, un auto con carrocería de dos puertas con parales perteneciente a la serie Club Cupé, un automóvil retirado de las carreras luego de un choque en plena cúspide de la fama y la popularidad, e inmortalizado por el director John Lasseter en la cinta Cars, en estos momentos en cartelera con gran éxito.

 

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor
6 cilindros en línea, 12 válvulas
Cilindrada
5.099 c.c.
Potencia
145 HP/3.800 rpm
Torque
35.49 Kgm/1.800 rpm
Alimentación
2 Carburadores
Relación Peso/Potencia
11.26 HP/Caballo
Potencia Específica
28,43 HP/Litro
Relación de Compresión
7.20 a 1
Caja
Manual: de 3 velocidades + sobremarcha
Automática: Hydramatic de 4 velocidades
Frenos
Campanas en las 4 ruedas con apoyo mecánico
Largo/Ancho/Alto
5.28/1.96/1.44 mts
Distancia entre Ejes
3.15 mts
Depósito de Combustible
21 galones
Peso
1.633 Kgm
Velocidad Máxima
185 Km/hora
Llantas
7.10 X 15"

 

Modificado por última vez enSábado, 03 Diciembre 2016 19:32
volver arriba