Como ya es tradicional en este evento, hay espacio para los vehículos antiguos. Desafortunadamente este año la muestra es bastante reducida debido al gran éxito comercial alcanzado que ocupó hasta el último rincón disponible en las instalaciones de Corferias en Bogotá.

A Carlos Arturo Herrera, le sucedió lo que a muchos de nosotros nos ha pasado. En su casa del barrio La Soledad de la ciudad de Bogotá su padre tenía un automóvil Chevrolet Bel Air Hard top cupé (automático) modelo 1955. Este vehículo había sido adquirido por este en la Compañía General Automotriz en agosto de ese año por $15.000 pesos.

El tradicional club de vehículos antiguos cumplió 55 años.

Este año el ya tradicional evento tuvo como sede a la ciudad de San Gil en el departamento de Santander.

El vigésimo cuarto Encuentro Nacional de Clubes de Antiguos y Clásicos, tuvo lugar entre el viernes 15 y el lunes 18 de junio y esta vez bajo responsabilidad del Club de Autos Antiguos de Santander, CLAS, en medio del gran municipio turístico de dicho departamento: San Gil.

Entusiastas de la marca alemana se dieron cita en las afueras de Bogotá.

Vehículos para todos los gustos, música y alegría.

Pese al clima poco favorable, una buena cantidad de vehículos tomó parte en el evento.

Un aspecto desconocido pero interesante sobre la vida del famoso cantante.

Espectáculares paisajes, mucha alegría y la posibilidad de disfrutar de los vehículos.