Volvo Cars y Casca Footwear lanzan zapatillas sostenibles

Cada 22 de septiembre se conmemora el Día Mundial sin Auto, fecha que se remonta a la década de los años 90 para invitar a la ciudadanía a dejar este medio de transporte por un día y experimentar nuevas formas de movilidad en la ciudad.

 

En ese sentido y para celebrar este día, Volvo Cars y Casca Footwear, se unieron para lanzar las nuevas zapatillas inspiradas en la nueva Volvo XC40 Recharge Pure Electric, que incorpora enfoques de diseño sostenibles y circulares. Un reconocimiento a la visión compartida por las marcas por un futuro de energías limpias  y que saldrá a la venta de forma limitada a través de la página web www.casca.com/pages/volvoxcasca a partir de este 22 de septiembre.

 

De acuerdo con Nicolás Olarte, gerente de postventa de Volvo Cars Colombia, “nos alegra mucho haber trabajado con Casca Footwear, una marca que comparte junto a nosotros la misma pasión por la tecnología, el diseño y la sostenibilidad. En Volvo Cars seguimos trabajando de manera incansable para seguir ofreciendo a todos nuestros clientes los más altos estándares de sostenibilidad en movilidad y este producto, sin duda alguna, va más allá de la electrificación de toda nuestra flota de vehículos para transformar cada uno de los aspectos de nuestro negocio. Estas zapatillas son una de las muchas maneras de reconocer los pasos que estamos dando a nivel global y nuestro paso firme hacia la neutralidad”.

 

Diseño con propósito

La nueva XC40 Recharge Pure Electric está diseñada para reducir el impacto ambiental, por lo que este modelo que ya está disponible en Colombia, fue el modelo que inspiró la creación de los nuevos zapatos. “A través de esta colaboración, celebramos también muchas primicias como lo es nuestro primer diseño compartido, nuestra producción más rápida en el mercado y nuevos materiales reciclados que nunca se habían utilizado”, sostuvo el gerente Olarte.

 

Cabe señalar que, en las nuevas zapatillas en color blanco con detalles negros y grises, se usaron llantas recicladas como parte del 10% de la fabricación de las suelas. Así mismo, se utilizaron siete botellas de plástico recicladas para fabricar el hilo de cada top de malla flexible y transpirable.

 

Otro detalle en las zapatillas es la bandera sueca representada por un diseño minimalista en un lado del zapato, mientras que el clásico amarillo de Casca, puede verse al otro lado, haciendo honor  la colaboración entre las marcas.

 

Así mismo, la influencia del faro del martillo de Thor se aprecia en las líneas, aportando una estética más inspirada en las prestaciones a la popular silueta del Avro da Casca.

 

Una visión compartida

Como líder en sostenibilidad, Volvo Cars se ha comprometido a reducir las emisiones de su ciclo de vida por vehículo en un 40% para 2025 y a producir únicamente vehículos totalmente eléctricos para 2030, mientras que para 2020, todos los tops de malla de Casca se fabricarán con materiales renovables.

 

Las plantas de Volvo Cars en todo el mudo funcionan con más de 80% de electricidad neutra para el clima, con el objetivo de que las operaciones de fabricación sean 100% neutras en 2025. La adopción por parte de Casca de procesos de tratamiento UV basados en el agua y de bajo consumo energético, junto con su garantía de producto de dos años, es una prueba del éxito de la asociación.

 

Finalmente, para el gerente de postventa Olarte, “avanzar no solo significa tener mejores diseños y tecnología, sino aplicar prácticas éticas y sostenibles. Las zapatillas es sólo una de las muchas similitudes que vemos entre nuestra Volvo Cars y Casca”.

 

 

Sobre Volvo Cars

Volvo Cars se fundó en 1927. Hoy en día, es una de las marcas de automóviles más conocidas y respetadas del mundo con ventas en aproximadamente 100 países. Volvo Cars ha sido propiedad de Zhejiang Geely Holding desde 2010.

La oficina central de Volvo Cars para APAC se encuentra en Shanghai. Las principales plantas de producción de automóviles de la empresa se encuentran en Gotemburgo (Suecia), Gante (Bélgica), Carolina del Sur (EE. UU.), Chengdu y Daqing (China), mientras que los motores se fabrican en Skövde (Suecia) y Zhangjiakou (China) y los componentes de la carrocería en Olofström (Suecia).

Bajo su nuevo propósito empresarial, Volvo Cars tiene como objetivo brindar a los clientes la libertad de moverse de una manera personal, sostenible y segura. Este propósito se refleja en una serie de ambiciones comerciales: por ejemplo, para mediados de esta década, su objetivo es que la mitad de sus ventas globales sean automóviles totalmente eléctricos. Volvo Cars también está comprometida con una reducción continua de su huella de carbono, con la ambición de ser una empresa climáticamente neutra para 2040.

 

Visto 222 veces