Prueba Daihatsu Materia

Por: Roberto Nigrinis Velandia

 

 

El Materia encaja en un concepto japonés de diseño en el cual se enmarcan modelos como el Toyota Scion y el Nissan Cube, los cuales se han conocido y apreciado en salones como el de Tokio en los últimos años, para luego entrar en producción.

 

Tiene una carrocería de líneas rectas con algunas curvas sutiles que recorren su silueta cúbica y poco habitual en nuestros días y más aún en nuestro conservador mercado.
Cuenta con 5 puertas, las traseras muy destacadas por una apertura cercana a los 90 grados, algo que además de original y de inédito resulta práctico, ya que permite ascender y descender del vehículo con gran facilidad, algo que agradecerán personas mayores y discapacitados. La capacidad de carga es buena con las sillas traseras instaladas, debido a que se puede variar el ángulo de inclinación de los espaldares, capacidad que puede aumentar de manera bien importante al abatir y si se quiere plegar completamente la banca posterior, adicionalmente la tapa del baúl abre a ras de defensa, con lo que cargar y descargar objetos del Materia, sea algo muy sencillo.
En el interior encontramos un espacio agradable y bien confeccionado, con capacidad para cinco personas, acomodadas en sillas de buena presentación y ergonomía. El resto lo conforma un gran tablero, con el panel de instrumentos ubicado en el centro, en la parte superior, y en el cual encontramos velocímetro y tacómetro, además de cuenta kilómetros y odómetro digital, a los que se suman testigos luminosos para el resto de la información.
La posición de manejo es muy buena y la silla del conductor además de las graduaciones en proximidad con el volante e inclinación del espaldar, permite cariar su altura, con lo que se logra una posición para cada gusto, estatura y hábito de conducción que se tenga, además de darse el caso, se podría conducir con un sombrero puesto.


El Materia ofrece un espacio generoso y agradable en el cual lo más importante es la comodidad de quienes lo abordan y de quienes disfrutan de transportarse dentro de él, dejando de lado los diseños actuales muya largados y fluidos, pero algunos de ellos poco amables con los ocupantes de los vehículos.
Equipamiento
Para la comodidad y la seguridad de los pasajeros se ofrece el vehículo con: Cinturones de seguridad para los cinco puestos, barras de protección en las cuatro puertas, doble air bag delantero, defensas colapsables, además de aire acondicionado y calefacción, bloqueo, vidrios y espejos exteriores de accionamiento eléctrico, múltiples portaobjetos y toma de 12 voltios en el baúl, bandeja cubre equipajes y sistema de dirección asistida eléctricamente que hace del parquear algo sencillo y descansado, sin quitar potencia al motor.

Aspectos mecánicos

Utiliza el mismo motor de cuatro cilindros en línea que se monta en el Terios y en el Sirion GTI, el cual con su doble árbol de levas, sus 16 válvulas y el sistema de inyección multipunto, le permite producir 104 HP/xxx rpm y un torque de 13,2 Kgm/4.400 rpm. Este propulsor tiene un diámetro para cada uno de sus pistones de 72 mm y una carrera de 91,8 mm, que le permiten responder incluso a las más duras pruebas de los caminos de montaña que abundan en Colombia.
La caja de cambios es de cinco velocidades adelante, con un accionamiento suave y preciso (Además se ofrece una transmisión automática de cuatro marchas). El vehículo probado estaba equipado con la primera. Esta caja de cambios tiene unas relaciones de caja muy bien calculadas, lo que sumado a una relación final de eje picada y a la carrera “larga” del motor le permite acelerar con propiedad y recuperar velocidad fácilmente, incluso conduciendo en quinta velocidad a un poco menos de las 1.000 revoluciones por minuto, una prueba que muy pocos vehículos sortean con éxito.
Las suspensiones, adelante tipo McPherson y atrás de eje rígido con espirales cumplen con sus funciones bastante bien tanto en curvas a gran velocidad como al transitar por superficies irregulares, aunque hay que decir que la posterior resulta un tanto brusca al transitar por vías sin asfaltar, algo inherente a los sistemas de eje rígido, fuertes, resistentes y durables, pero que ofrecen esta pequeña limitante.
El sistema de frenos con discos adelante y campanas atrás ofrece una respuesta fabulosa, deteniendo el vehículo en una distancia mínima, lástima que no se cuente con sistemas ABS y EBD, que los harían casi perfectos.
Se montan llantas de 15 pulgadas de perfil bajo, que cumplen con su función brillante mente.
La altura al piso no es una de sus mayores fortalezas, pero hay que recordar que no se trata de un vehículo 4 x 4, y además que debemos transitar por una malla vial pésima, que en poco contribuye.

Sensación de manejo

El Materia se conduce con gran docilidad, sus mandos están bien ubicados y resultan suaves de accionar. La visibilidad es superior a la esperada, sus grandes parales, tanto delanteros como traseros no interfieren la visión.


El comportamiento mecánico es estupendo, tanto el motor de gran potencia y fabulosa respuesta como la caja de cambios y los sistemas de suspensión y frenos. Mientras que la insonorización resulta acertada. Algo digno de mencionar por sobresaliente es el ajuste general, que deja entrever que debe permanecer así por muchos años, lo que ya se ha convertido en un rasgo habitual e inconfundible de los productos Daihatsu, marca japonesa que hace parte del gigantesco y reconocido grupo Toyota, que supervisa hasta el último detalle, por insignificante que sea, en aras de alcanzar la calidad de sus productos, sin importar su precio.

En conclusión podemos decir que nos gustó, es amplio y amable con los pasajeros, con un comportamiento alegre y dinámico, construido para durar. Suponemos que la versión dotada de caja automática debe tener un comportamiento similar, con la ventaja de aportar un elemento más a la comodidad del conductor en nuestras cada vez más congestionadas y poco amables vías urbanas, dentro de un empaque original, que atrae miradas y comentarios por doquier, pero que jamás, jamás pasará inadvertido.

 

 

FICHA TECNICA
Motor

L4, 16 Válvulas

Cilindrada
1.495 c.c.
Potencia
104 HP/6.000 rpm
Torque
13.40 Kgm/4.000 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Manual 5 velocidades

Tracción

Delantera

Suspensión
Delantera: Independiente McPherson
Trasera: Eje semi-rígido con espirales
Dirección
Cremallera y Servo asistida
Frenos
Discos adelante- Campanas atrás
Llantas
1755/65 R15"
Visto 2115 veces