Prueba Mercedes Benz GLK

Este SUV llega para complementar el amplio portafolio de la marca en Colombia, que en los últimos años muestra unas cifras de ventas muy importantes y en crecimiento, lo cual esperan se conserve con la introducción de este interesante modelo.

 

Por: Roberto Nigrinis Velandia

 

Sus líneas son limpias, inconfundibles y bien definidas, con un generoso frontal en el que sobresale de manera imponente la estrella de tres puntas que identifica a la casa de Stuttgart, complementada con los faros y las exploradoras, para transmitir una sensación de poder y de orgullo de marca y que le confieren un coeficiente aerodinámico de 0,35, bastante bueno para un SUV. En el resto de la carrocería encontramos superficies lisas con algunas elevaciones sutiles, un gran vidrio panorámico, a lo que se suman originales rebordes y ventanas laterales de buenas dimensiones, destacándose las posteriores que abren completamente.


El acceso se realiza por unas puertas de buenas dimensiones, allí nos encontramos todo lo que ofrece Mercedes Benz en sus productos, comenzando con una limpia, moderna y ergonómica puesta en escena, en la que no sobra ni falta nada y todo enmarcado en los tradicionales y rigurosos parámetros de calidad que ya son habituales en los productos que portan la estrella en su frontal. Su interior, en especial el panel de instrumentos nos recuerda el Mercedes clase C que probamos hace algún tiempo.

 

Allí pueden viajar con gran comodidad cuatro personas y hasta cinco sin problema, ya que además el espacio para equipajes puede pasar de los 450 litros, hasta los 1.550 litros como máximo si se abate completamente la silla posterior. La altura baja altura al piso de los laterales, resulta muy favorable, especialmente para los niños, las personas mayores o los discapacitados.

 

Aspectos mecánicos
Utiliza un motor V6, ubicado delante de manera longitudinal y el cual cuenta con 24 válvulas y que produce 231 HP/6.000 rpm y un sobresaliente torque de 30,6 Kgm disponible entre las 2.500 y las 5.000 rpm. Se encuentra acoplado a una caja automática (7G-Tronic ) que permite su funcionamiento de manera autónoma o secuencial a gusto del piloto, tanto desde la palanca misma como desde las mantas ubicadas al lado del volante. Las suspensiones independientes, tanto atrás como adelante son del tipo multibrazo y el sistema de frenos con discos en las cuatro ruedas recibe el apoyo de ABS y EBD que trabajan en sincronía con el ESP.

 


Su  equipamiento es muy bueno, arranca con 7 airbags complementados con apoyacabezas y cinturones de seguridad de tres puntos con sistema de retención, pasa por aire acondicionado bi-zona, espejos (lateral izquierdo y central) con sistema anti-deslumbramiento, bloqueo y vidrios eléctricos, además de radio con sistema de reproducción de hasta 6 discos compactos y manejo del teléfono celular.
Como útil y destacado equipo adiciona ofrece el sistema Intelligent Light System que ilumina la vía la tomar curvas. Además del asistente para parqueo tanto adelante como atrás. A este se suman las luces de cola tipo led que complementan la oferta lumínica de manera destacada.

 

Sensación de manejo

Es un Mercedes Benz en toda la extensión de la palabra, es elegante y sofisticado y su funcionamiento irreprochable. Además ofrece un nivel de comodidad y de funcionalidad bastante bueno y de fabricación perfecto, digno del segmento de lujo al que pertenece. El motor tiene un nivel sonoro delicioso, se escucha lo justo y ofrece un ronroneo que es una verdadera sinfonía, adicionalmente su potencia y torque son estupendos y su consumo es bastante racional, sobre los 30 Kilómetros por galón en ciudad y unos 40 en carretera que para un V6 son bajos. El manejo de la caja de cambios es fabuloso y la presencia de las manetas que permiten su manejo secuencial detrás del timón es sin duda un acierto. El funcionamiento de los frenos es perfecto, lo mismo que el sistema 4ETS que controla la estabilidad del vehículo en situaciones comprometidas. El sistema de dirección de tipo cremallera asistido hidráulicamente y con sensor de velocidad, permite un control perfecto del vehículo en cualquier tipo de conducción y de topografía.
La conducción en asfalto es precisa y totalmente predecible, mientras que fuera de él es bastante buena, aunque hay que aclarar qsalida. ue el GLK es un SUV y no un rudo campero, pese a que ofrece unos buenos ángulos de ataque y vadeo. 

 

 

 

 

Prueba Mercedes Benz GLK 220 CDI Diesel

 

 


En todo sentido es similar a su versión a gasolina, en donde si se nota es en la respuesta del silencioso motor de cuatro cilindros con turbo, intercooler y alimentación de combustible Common Rail, que no es inmediata sino que se nota y con mucha contundencia después de las 1.500 rpm donde se inicia la zona de máximo torque que va hasta las 2.800 rpm. La potencia es de 170 HP/ 3.200 rpm y 4.800 rpm y el torque de 39,8 Kgm disponible en el rango mencionado. Aunque produce menos caballaje aumenta la torsión lo que resulta estupendo y altamente valorado al momento de arrancar en cuestas o en situaciones complicadas. Todo muy bien aprovechado por su caja de cambios automática de 7 velocidades con tres opciones de manejo E (Economy) máxima economía y conducción reposada, S (Sport)  para conducción deportiva y M (manual) que permite hacer los cambios a voluntad. Con las tres posiciones se disfruta de un vehículo alegre y muy dinámico, pero si se desea un rendimiento extraordinario y de máximo aprovechamiento de las bondades del motor se deben utilizar opción de manejo deportivo o secuencial. Us representantes hablan de un consumo en ciudad de más o menos 45 kilómetros por galón de a.c.p.m en ciudad y de 63 kilómetros por galón en carretera, cifras muy cercanas a la realidad e incluso un poco inferiores a la realidad.

 

Lo único que percibí y que me pareció un tanto molesto fue la tendencia de las suspensiones a “topetearse” con facilidad, algo que no sentí cuando probamos la versión a gasolina y que puede obedecer a reglajes diferentes y que debe ser analizado por tratarse de vehículos que deben circular por las pésimas vías locales y nacionales.

 

 

 

FICHA TECNICA
Motor

V6, 24 Válvulas

Cilindrada
2.996 c.c.
Potencia
231 HP/6.000 rpm
Torque
30.6 Kgm/2.500-5.000 r.p.m
Alimentación
Inyección electrónica multipunto
Transmisión

Automática Secuencial de 7 velocidades

Tracción

4 x 4 Full Time

Suspensión
Delantera: Independiente Multibrazo
Trasera: Independiente Multibrazo
Dirección
Cremallera Asisitida
Frenos
Discos en la 4 ruedads + ABS + BAS+ESP
Llantas
Adelante 235/50 R19" Atrás 255/45 R19"
Visto 1420 veces