Menu

Bienvenido, hoy es: 22 de abril de 2019

Fiat 147

Por: Roberto Nigrinis

 

En 1967 la Fiat notaba que cada vez más se envejecían sus productos, en especial los dotados de tracción trasera, como los 500, 600 y 850. Ya se trabajaba en el 128 que sería presentado oficialmente en 1969 y que fue reconocido como Automóvil del año.


Este 128 con motor delantero montado transversalmente y con suspensiones independientes en las cuatro ruedas, aportaría sus conceptos novedosos al 127, que se presentó al mercado a finales de 1971, convirtiéndose en un éxito en ventas y también en coche del año en muchos países de Europa.

En el viejo continente se vendió con las marcas Fiat, Seat (España) y Zastava (Yugoslavia). En España se fabricó una versión exclusiva para ese mercado con carrocería de cinco puertas y un modelo descapotable con carpa de lona con vocación recreativa.

A finales de 1975 Fiat Brasil presentó el 147, una “Interpretación Carioca” del exitoso 127 europeo. En el “País de la Samba” se montó con motores de cuatro cilindros de 850 c.c (43 HP) cc,1.050 c.c (58 HP) y 1.300 c.c (65 HP). De inmediato se convirtió en un éxito en ventas, lo que le permitió venderse por más de 10 años, en versiones automóvil de tres puertas, Station Wagon también de tres puertas y Fiorino pickup y con carrocería cerrada para reparto de mercancías livianas, pero voluminosas.

Este éxito llamó la atención  en 1977 de la C.C.A (Compañía Colombiana Automotriz) empresa colombiana que ensamblaba en Bogotá productos de origen Fiat desde 1969. El ensamble se inició a comienzos de 1979 con CKD traído de Brasil. Estos primeros modelos eran casi totalmente brasileros, el aumento en la integración local se daría fuertemente a partir de los años siguientes.


Los modelos de la primera serie colombiana, tenían el frontal plano, con unos pequeños faros rectangulares y defensas metálicas con caucho de extremo a extremo. Como equipamiento novedoso incluían apoya cabezas en las sillas frontales y cinturones de seguridad. Las ruedas llevaban unas pequeñas copas negras en plástico con la palabra Fiat y las luces de cola eran totalmente rojas, con excepción de las luces de retroceso.
Desde el momento de su lanzamiento y hasta el final de su producción conservó su carrocería monocasco, la cual se montaba sobre suspensión McPherson adelante e independiente con espirales atrás. Mientras que el sistema de frenos siempre contó con discos ventilados adelante y de campana atrás con servoasistencia.


En 1980 se producen algunos cambios, se montan copas cromadas en los rines, las mismas que se usaban en los Fiat 128 L y San Remo 1.100. Además las luces de cola incorporan el color naranja en las partes que señalizan las direccionales. También se montan vidrios de fabricación nacional tintados de un color verde tenue que filtraba rayos ultravioleta, que sustituyen a los brasileños del primer modelo que eran totalmente blancos que no ofrecían esta posibilidad.
A finales de 1981 se presentó la versión Station Wagon llamada Panorama, que al igual que el automóvil usaba el motor de cuatro cilindros en línea de 1.050 c.c y una potencia de 55 HP/5.500 RPM, con una caja de cambios de 4 velocidades adelante y tracción delantera. Este modelo ya contaba con un nuevo frontal, el mismo que se usaría desde junio del año siguiente en toda la línea 147 en Colombia.
En junio de 1982 sale a la venta la segunda serie del 147 que ya incorporaba un nuevo frontal más aerodinámico con defensas en fibra de vidrio y algunos detalles menores como el montaje de copas plásticas, en lugar de las metálicas. Se conservan las luces de cola del modelo lanzado en 1980. El tablero de instrumentos incluye un útil  tacómetro.


La principal novedad es la incorporación del motor 1.300 que producía 61 HP/5.500 rpm. Se conservaba la caja de cambios de 4 velocidades adelante.
El Fiat 147 se fabricó al lado de su hermano el Fiat Mirafiori hasta mediados de 1984, cuando ya se producían en la fábrica de C.C.A los modelos Mazda 323 y pickups B1.600.
El Fiat 147 fue un modelo muy exitoso en Colombia, siempre se le reconoció la buena potencia del motor, la buena respuesta de este y su torque, al igual que su bajo consumo de combustible. Aunque sus puntos flacos estuvieron siempre por el lado de la corrosión, algo inherente a la gran mayoría de los productos de todas las marcas de aquella época y un sistema eléctrico que mal cuidado, o intervenido por manos pocos capacitadas daba bastantes problemas.
En la actualidad para regocijo de quienes amamos los automóviles, ha nacido un club de entusiastas del modelo que busca su preservación y recuperación.
En Venezuela también se fabricó el 147, que con el paso de los años se convirtió en el Fiat Spazio. Uruguay también lo ensambló con CKD Brasileño y argentino, allí se usó un pequeño motor de 903 C.C. Algo similar ocurrió en Chile.


Argentina fue uno de los países donde más se destacó, allí se presentó en 1982, y se mantuvo en producción hasta 1996. En el sur del continente se llamó 147. Allí usó motores de cuatro cilindros en línea montados adelante de manera transversal con cilindradas de 1.100 cc y 1.300cc que usaban gasolina y de 1.372 diesel con inyección directa de combustible Bosh que producía 45 HP. Con el nombre de Spazio se presentó un motor también de 1.372cc con encendido electrónico, árbol de levas en la culata que ya era de de aluminio. En algunos modelos se usaron cajas de cambios manuales de 4 y 5 velocidades. Se vendió como automóvil, Station Wagon y furgón.


En Argentina también se vendió con diferentes referencias, CL,T,TR,Sorpasso,Spacio,Brio y Vivace.

volver arriba