Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de diciembre de 2017

El álbum internacional del automóvil de 1982

 

El álbum internacional del automóvil de 1982

1982 fue la clásica coyuntura cuatrienal entre Elecciones Presidenciales y Campeonato Mundial de Fútbol en España. Colombia veía como el gobierno de Turbay Ayala llegaba a su cesación y comenzaba el de Belisario Betancur, mientras los escándalos bancarios indignaban a la Opinión Pública y García Márquez ganaba el Nobel de literatura. A la par con el mundial España 82, la funesta guerra de las Malvinas y la muerte del premier soviético Leonid Brezhniev se turnaban los titulares.

Por: Camilo Ernesto Hernández Rincón
Especial para www.carrosyclasicos.com

 

Las calles colombianas recibían la corta apertura económica que incluía, desde cigarrillos y televisores en color, hasta lo más reciente del mundo automotor: a la par con la nueva entrada de carros americanos y europeos, los colombianos comprendíamos que más allá de los camperos y las motos, Japón producía automóviles atractivos y confiables de marcas que ni se sabía que existían (a menos que uno viera con cierta atención la publicidad atrasada de Selecciones). Corea ponía con timidez los Hyundai Pony y las pick ups Kiamaster, y el gobierno canjeaba café por camperos y taxis de la Cortina de Hierro. Las tres ensambladoras conocían momentos diversos: Sofasa – Renault seguía su camino triunfal con el R18, CCA de la mano de Fiat ofrecía los 147 y 131, y Colmotores enfrentaba el cambio de Chrysler a GM con su primer producto automotor: El Chevrolet Chevette Hatchback Coupé, al que seguiría al poco tiempo el Chevrolet Celebrity, mientras en Pereira se ensamblaba el motocarguero Piaggio APE en la planta de Industrias Gemela.


En este ambiente, justo en pleno primer semestre del año, y mientras Edizione Panini lanzaba el ya icónico álbum del mundial de figuras autoadhesivas, Carvajal hacía lo propio con el Álbum Internacional del Automóvil. Este coleccionable de sobria portada negra costaba $15 y sus sobres que contenían tres láminas fotografiadas en color, es quizás uno de los más recordados en Colombia, y si se encuentran ejemplares en buen estado y completos, pueden costar más de lo esperado de acuerdo al comerciante, o abiertamente no estar en venta. Mientras los aficionados al fútbol adherían por si solos a Zico o a Maradona en el álbum España 82 patrocinado por el Fresco Royal, los niños entusiastas de los carros aplicaban una línea de Colbón, goma o del nuevo Pega-Stick en la parte superior de Alfa-Romeo, Rolls-Royce, Ferrari, o muchas otras marcas internacionales. La lámina no se pegaba completa, pues debajo de ella estaban todos los datos técnicos del vehículo impresos en la página respectiva; salvo que fuesen los “rompecabezas”, es decir, un carro impreso en tres partes (casi siempre de alta gama) que había que completar. Los datos eran muy completos; pero con el inconveniente de poner el peso del carro en libras en vez de kilos. Había que jugar a las conversiones con una calculadora.


Dicho álbum tenía tres claros patrocinadores, y el llenarlo implicaba participar en sorteos: Viajes por cuenta de Braniff Airlines, que precisamente entraría en quiebra a finales de ese año; juegos completos de llantas Uniroyal con su recordada referencia de “La Pantera”, y como no, un Chevrolet Chevette cero kilómetros. De hecho, este álbum fue uno de los primeros mecanismos para promocionarlo publicitariamente, y como no, tuvo su respectiva lámina en el apartado de la General Motors (la organización del álbum era por orden alfabético de marcas). No era la única curiosidad del Álbum Internacional del Automóvil: Por Estados Unidos aparecían GM (claro está), Ford (Detroit y Europa) y American Motors con Jeep y Eagle; pero la infortunada Chrysler quedó por fuera. Obviamente el cambio de intereses en Colmotores y el afán por hacer borrón y cuenta nueva con Chevrolet obligó a Dodge y demás a ser suprimidos. Por aparte aparecen Opel y Vauxhall, la totalidad de las industrias alemana, italiana, francesa (el único rezago Chrysler era la fusión de Simca con Talbot), inglesa (que ya estaba en problemas), y japonesa. Tan sólo dos representantes del telón de Acero aparecen: la rusa Lada con todo y el campero Niva 2121 y la casi olvidada Skoda checoslovaca. Quedan en deuda algunas marcas consideradas cruciales en la historia como Volvo con la cual el colombiano ha tenido costumbre, no obstante aparece la también sueca pero desconocida Saab, al igual que los extraños Panther. Un hecho desconocido del Álbum Internacional del Automóvil, es que todo su material (excluyendo al Chevette) fue extraído del catálogo italiano Autocatalogo Internazionale 1980 impreso por la editorial Edizioni A.I.D.S.p.A de Milán. En dicha publicación aparecen muchos modelos y marcas más que no alcanzaron a salir en medio de las 263 figuras en papel Propalcote destinadas a llenar el Álbum Internacional del Automóvil, del cual nos permitimos exhibir algunas de sus láminas más recordadas en el presente espacio.

 

volver arriba