Menu

Bienvenido, hoy es: 22 de mayo de 2019

Volkswagen su historia

 

Por: Roberto Nigrinis

 

Desde 1900, Ferdinand Porsche tenía pensado construir un automóvil muy económico, pequeño y liviano, en el que pudiesen viajar cuatro personas. Tuvieron que pasar más de 30 años para que esta idea se convirtiera en realidad. Fue exactamente en 1934 cuando ya contando con el apoyo de Hitler pudo comenzar a construir los prototipos del Escarabajo. El 22 de junio de ese mismo año se inició la construcción de la planta de producción del Volkswagen, ubicada en Fallersleben a unos 80 kilómetros de Hannover, la cual se concluyó en 1937.

 

 

Los primeros modelos experimentales, generaron toda suerte de comentarios negativos, principalmente por lo original de su carrocería, la cual carecía de ventana posterior, lo que según los comentarios de la época le hacían lucir como un insecto. Además de esto sus críticos desconfiaban del sistema de refrigeración por aire. Después de más de 50.000 kilómetros de pruebas rigurosas, el auto pasó la prueba y estaba listo para entrar en producción.

 

Detrás de la concepción técnica del Escarabajo, estaba la sapiencia y la experiencia de Porsche, quien además de esto, era un gran observador, lo que le permitió sumar su propia experiencia al diseñar durante los primeros años del siglo XX, unos siete vehículos diferentes como lo fueron el Lohner de 1901 y 1908, además del Sascha de 1921, proyectados por encargo de la Austro Daimler. Además trabajó en la concepción del 130 WO para la Daimler-Benz , del Steyr XXX, del Zundapp y del NSU 32. Sumada a esta experiencia sumó el meticuloso análisis a los trabajos de Hans Ledwinka para la marca Checa Tatra, Josef Ganz Estándar-Superior, Martin Stolle precursor del motor con cilindros opuestos NAG, Edmund Rumpler pionero de la aerodinámica y de Karl Bohler estrella de la casa Hanomag, que le sirvieron de fuente de inspiración y de herramienta para pulir y mejorar diseños propios.

 

El 26 de mayo de 1938 hizo su debut formal el Escarabajo, el cual fue presentado por el propio Adolfo Hitler como el KFDWagen, con una clara connotación política. En octubre de este mismo año la razón social de la compañía cambió su nombre a Volkswagen-Werk G.m.b.h, en lugar del anterior Gesellschaft zur Vorbereitung des deutschen Volkswagen mbh, sin duda más largo y hasta confuso para los mismos alemanes.

 

Antes de concluir su primer año en el mercado, ya se habían recibido 169.7421 pedidos de compra, cancelados en dinero en efectivo o mediante cupones de ahorro semanal promovidos por el gobierno. El primer Escarabajo, usaba el tradicional motor trasero enfriado por aire, con una cilindrada de 985 c.c, el cual producía 23 HP/3.000 rpm.

 

El 1 de septiembre de 1939, Alemania invadió Polonia, desencadenando la Segunda Guerra Mundial. El conflicto bélico fue aprovechado por la marca antes de que su planta fuera devastada por el bombardeo de los aliados, para producir interesantes vehículos sobre la plataforma del Escarabajo, como fue el caso de los anfibios y los todo terrenos, estos últimos equipo de combate obligatorio de los “African Corps” del Mariscal Erwin Rommel en el Sahara, donde mostraron un poderío sorprendente, principalmente por sus motores enfriados por aire, que no necesitaban agua.

 

 

Volkswagen Cabriolet 1941

 

Una vez terminado el conflicto bélico, se inició la reconstrucción de la planta, la cual estaba prácticamente arrasada. Para la titánica labor, los aliados nombraron al mayor británico Yvan Hirst para coordinar las labores. Los primeros vehículos salidos de la planta fueron utilizados en labores militares por las fuerzas de ocupación y en servicios de correo. Únicamente en 1948, y luego de un trabajo arduo de Heinrich Nordhoff se logró aumentar la producción, lo que permitió que se comenzaran a vender vehículos para uso civil. Este modelo usaba un motor más potente de 1.131 c.c, que se había empleado durante la guerra en los vehículos militares.

 

Al año siguiente la situación en Alemania y en Europa, comenzaba a mejorar, lo que trajo consigo que los clientes pidieran mayor cantidad de vehículos, con diseños más novedosos cono los cabriolet, además se inició la exportación de vehículos.

 

Comenzando los años 50, aprovechando el gusto y el poder adquisitivo de muchos militares estadounidenses que regresaban a su tierra desde Europa, la marca decisión de ingresar al mercado estadounidense, lo que se logró con gran paciencia.

 

Antes de terminar la década de los años 40, hizo su aparición el original microbús, que utilizaba una plataforma similar a la del Escarabajo, lo que también sucedía con el motor. La principal diferencia estaba en la transmisión, la cual en la salida a las ruedas montaba unos engranajes que multiplicaban la relación final, permitiendo al vehículo superar cuestas muy pronunciadas con carga completa. De este microbús también se derivarían las primeras pickups de la marca, con cabina sencilla o doble.

 

Estos microbuses tuvieron una época dorada durante los años 60, cuando se convirtieron en los preferidos de los “Hippies” que los utilizaban como vivienda o vehículo de paseo, una vez pintados con pinturas de múltiples colores y dibujos sicodélicos. Estos populares vehículos, tuvieron sus evoluciones naturales, llegando a tener nuevas carrocerías, motores más potentes, e incluso refrigeración líquida para el motor Bóxer tradicional.

 

 

Volkswagen 1966

 

En 1955 Volkswagen encargó a la casa carrocera alemana Karmann la ejecución de un modelo deportivo, de diseño italiano Ghia, que dio origen al conocido y valorado Karmann Ghia que se mantuvo en producción luego de varias actualizaciones hasta 1975.

 

 

Comenzando los años 60, la marca lanzó los automóviles Hatchback (carrocería alargada de dos volúmenes), Notchback (cupé de tres volúmenes) y la Station Wagon Variant, que compartían la mayoría de componentes con el Escarabajo. Luego aparecieron los 411 automóviles y Station Wagon, que utilizaban las plataformas y los componentes mecánicos del Escarabajo. También aparecieron los camperos Safari, que con su original estampa, fueron inmortalizados por el comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” que lo utilizó como vehículo personal cuando personificaba al distraído periodista Vicente Chambón.

 

 

 

De esta misma década son los celebres “Buggies”, que utilizaban la plataforma del Escarabajo y le montaban carrocerías en Fibra de Vidrio. Por estos días fueron muy populares las modificaciones en la carrocería y en la mecánica de los vehículos de serie, para competir con ellos en carreras fuera del asfalto.

 

 

En 1970, es presentado el Volkswagen K70, construído sobre un diseño de la marca NSU (comprada por Volkswagen en 1969), el cual fue el primer vehículo en montar motor y tracción delanteros aunque de diseño, de la marca absorbida.

 

 

Tres años después las cosas tuvieron un cambio radical, al aparecer el Passat primer diseño propio de Volkswagen, que incorporaba de norma la configuración del K70. A finales de este 1973, debutó el mítico Golf, que tuvo también una versión especial para el particular gusto de los compradores en los Estados Unidos que se llamó Rabbit.

 

 

Volkswagen Golf 1974

 

 

Volkswagen Scirocco

 

En 1975, la oferta aumentó al introducirse el Polo, otro modelo que al igual que el Golf, usaba motor delantero montado transversalmente y tracción en las ruedas anteriores. Ese mismo año apareció el Scirocco, un cupé también construido por la Karmman.

 

Un año después se terminó totalmente la producción en Alemania del Escarabajo, dejándose la producción de este modelo en las plantas de Brasil y Nigeria, de donde también se eliminó progresivamente, quedando únicamente en producción en México, de donde salió el último Escarabajo en agosto de 2003, luego de más de 23 millones de unidades producidas en 65 años. Desde hace ya bastantes años los amantes del Escarabajo a lo largo y ancho del planeta organizan clubes, reuniones y editan revistas y toda suerte de material gráfico para rendirle culto a uno de los mayores hitos automotrices de la historia.

 

 

 

 

Siguiendo con una larga tradición en la historia del automóvil, Volkswagen se convierte en grupo automotriz, al incorporar marcas como Audi en 1964, Skoda en 1991 y SEAT en 1992, que se sumaron a la NSU adquirida en 1969 y hoy ocupa un lugar importante dentro del ranking mundial de fabricantes de vehículos.

 

 

En los últimos años modelos como el New Escarabajo, el Jetta, el Bora, la van Sharan, el Polo, el moderno SUV de lujo Toureg, desarrollado en compañía de Porsche y el sorprendente compacto Lupo, que utiliza varias motorizaciones entre las que sobresale la eficiente turbo diesel de 3 cilindros, 1.191 c.c, que produce 61 HP/4.000 rpm y 14,3 Kgm/ 1.800 rpm, con un consumo de menos de un galón por cada 100 kilómetros de recorrido, sin duda todo un record y una demostración del potencial y de los adelantos de alcanzados en este tipo de motores, anteriormente considerados prácticos solamente en camiones, taxis y pequeños vehículos de carga. Adicionalmente tiene una presencia importante como fabricante de chasises, camiones y buses, algo que no soñó ni el más optimista de los fundadores, que sólo pensaron en construir un pequeño auto para el pueblo.

 

 

Volkswagen Polo

 

 

Volkswagen Tuareg

 

 

Volkswagen Beetle

 

La marca incursionó en el segmento Premium del mercado con el Phaetón, que desafortunadamente no ha tenido el éxito esperado, para la inversión realizada y la estupenda ejecución del producto. Creemos que este fenómeno se debe a que una marca como Volkswagen, siempre será asociada por el cliente como productora de vehículos populares de altísima calidad, pero carentes de alcurnia.

 

 

Volkswagen Phaeton

 

En Brasil y México, los productos de la marca alemana, siempre ocupan los primeros lugares en ventas, incluso los brasileños se dieron el gusto de crear en 1980, el Gol, todo un suceso en ventas desde hace 26 años tanto en el mercado local, como en muchos países del mundo.

 

 

 

 

Modificado por última vez enSábado, 03 Diciembre 2016 19:34
volver arriba