Menu

Bienvenido, hoy es: 21 de septiembre de 2019

Mazda 323 1983-1986, Cambió los conceptos

Mazda 323 1983-1986, Cambió paradigmas

Por: Roberto Nigrinis 

 

El Mazda 323 se conoció en Colombia en 1980 durante la apertura económica impulsada por el gobierno de Julio César Turbay Ayala, momento en el cual se importaron los Mazda 929, 626 y 323, este último con carrocería de cinco puertas (Tipo Hatchback).
Al terminar el proceso de ensamble de los Fiat 147 y 131 Mirafiori en el país, la Compañía Colombiana Automotriz se lanza a producir los automóviles Mazda 323. Los primeros modelos con carrocería sedán de cuatro puertas se presentaron al mercado en octubre de 1983, al poco tiempo se lanzaría el 323 con carrocería de cinco puertas (Hatchabck) que a diferencia del modelo sedán, traía un motor de 1.296 c.c y caja de cambios de cuatro velocidades.


En 1983 la oferta automotriz colombiana no era muy variada, la integraban productos tan disímiles como los Camperos Aro Carpati de dos y cuatro puertas, lo mismo que los Uaz, Land Rover, Lada Niva, Mitsubishi Montero, Dacia 10, Nissan Patrol, Toyota Land Cruiser y Suzuki. En automóviles Chevrolet ofrecía su Chevette de 3 y cuatro puertas, además del Celebrity. Renault vendía sus Renault 4,6 y 18 sedán y Break y le agregaba este año el novedoso Renault 9. Por otra parte  Honda importaba los Accord, Quintet y Prelude, mientras Subaru comercializaba sus camperas, Peugeot el 505 SR y Citroen los CX20 y GTI. Toyota por intermedio de Distribuidora Toyota también traía los automóviles Starlet, Corolla, Célica y Crown. Se vendían además los Volkswagen Escarabajo fabricados en Brasil y los Scirocco,Santana y Golf, que convivían con los motocarros Piaggio ensamblados en Pereira.Que compartían vitrinas con las camionetas Chevrolet Luv y C10, al igual que con los buses y camiones de la marca del corbatín.

En este variado panorama en el que todavía se vendían las últimas unidades de Fiat 147 y 131 Mirafiori 5V, se iniciaba la producción nacional del Mazda 323, que competiría directamente contra el Chevrolet Chevette cuatro puertas lanzado este año y contra el Renault 9 también presentado recientemente.
Los argumentos del primer automóvil japonés ensamblado en Colombia, saltaban a la vista. Una moderna carrocería que albergaba gran cantidad de elementos inéditos en este segmento del mercado como era el caso del funcional y muy ergonómico tablero, en el cual se destacaba el tacómetro. Para el caso del Chevette su propuesta tecnológica no era para nada moderna. Montaba un motor de cuatro cilindros en línea que producía 61,1 HP/6.500 rpm, acomodado de forma longitudinal adelante, el cual trabajaba con una caja de cambios manual de cuatro velocidades, que se acoplaba a un sistema de cardán que movía las ruedas traseras, lo que obligaba a tener una carrocería cruzada de atrás hasta adelante por un gigantesco túnel, que le quitaba bastante espacio a los pasajeros. A esto se sumaba una sistema de suspensión trasera de eje rígido. Esta propuesta convencional, que mostraba una fortaleza fuera de lo común, en la que la insonorización, la ergonomía y la aerodinámica estaban fuera de la propuesta, se convertiría en poco tiempo en un éxito como taxi, lo que incluso le permitiría ser elegido por los lectores de la Revista Motor de Colombia como el auto del siglo en nuestro país.


El Renault 9 era un modelo lanzado en Francia en 1981 y que llegaba al país dos años después. Este se apoyaba en una sólida carrocería monocasco, soportada por suspensiones independientes en las cuatro ruedas. Con un motor de cuatro cilindros en línea, de 1.300 c.c y con una potencia de 60 HP/5.250 rpm montado adelante de manera longitudinal (configuración inédita para la marca en Colombia) y que se acoplaba a una caja de cambios manual de cuatro marchas adelante y tracción delantera.
La cabina era amplia y buscaba ofrecer una buena insonorización y un buen espacio para los pasajeros, lo que se lograba con paneles de puerta más delgados y sillas delanteras con montaje central. La propuesta sin duda era moderna, pro la falta de equipamiento, lo que también le sucedía al Chevette, los dejaba en inferioridad de condiciones frente al Mazda 323.

El Mazda 323
Este mítico y recordado automóvil se presentó a finales de 1983 y se mantuvo en venta durante 20 años, tiempo durante en el cual se comercializó con carrocerías de 3, 4 y 5 puertas, además de una bien lograda y apreciada por los clientes Station Wagon, además de una versión taxi. El 323 batió dos marcas a lo largo de toda su vida, el ser el vehículo que se vendía más rápido como usado y el más apetecido por los ladrones, lo que le causó algunos problemas a sus dueños con las aseguradoras, al momento de negociar las pólizas de amparo.

Utilizó dos motorizaciones de cuatro cilindros de únicamente 1.296 y 1.490 c.c que producían potencias de  68 HP/6.000 rpm y 75 HP/5.500 rpm y torques de 9,70 Kgm/3.500 rpm y 11,80 Kgm/3.000 rpm respectivamente, con cajas de cambios de 4 y 5 velocidades adelante.
La primera serie del 323, que se fabricó entre 1983 y 1985 es la protagonista de esta nota histórica. Su precio de lanzamiento fue de $1.040.000 con pintura plana y de $1.085.555 con pintura metalizada. Mientras sus competidores directos costaban $1.200.000 el Renault 9 y $933.000 el Chevrolet Chevette sedán. Como dato adicional un Renault 4 costaba $636.000, un Renault 6 $869.000, un Chevrolet Celebrity básico mecánico $1.895.000 y uno de lujo $2.370.000 y un utilitario urbano Piaggio arrancaba en $383.383 en el modelo básico.

La carrocería era moderna para los cánones de la época, bien proporcionada, atractiva y muy bien insonorizada. Ofrecía un buen espacio interior para cinco pasajeros, los cuales podían llevar una buena cantidad de equipaje gracias que el baúl tenía buenas dimensiones y además se podía ampliar con sólo abatir por partes o totalmente el espaldar de la silla posterior. En acabados estaba gran parte de su fortaleza, alfombra general para todo el interior y un baúl tapizado.
Las sillas ofrecían múltiples graduaciones y las delanteras ofrecían apoyacabezas.

Equipamiento
Sin duda aquí radicaba una buena parte de su atractivo. Panel de instrumentos con información completa, en la que se destacaba  cuenta revoluciones, cuenta kilómetros parcial y total. Radio AM/FM con reproductor de cintas montado en la parte inferior del panel. Timón graduable en altura, apertura remota para la tapa del baúl y del depósito de combustible. Faros halógenos, calefacción, reloj digital, desempañador en el vidrio trasero, cinturones de tres puntos con sistema de retracción adelante, luz de cortesía con lámparas adicionales de lectura, iluminación para switch de encendido, alarma para luces encendidas, guantera, varios porta objetos, limpia parabrisas de tres velocidades con sistema de lavado eléctrico. A esto se le sumaban faros delanteros halógenos.

Aspectos mecánicos

El motor de cuatro cilindros, tanto el 1.296 como el 1.490 ofrecían una buena potencia, que le permitía garantizar una buena respuesta sin comprometer el bajo consumo de combustible.
Sus cajas de cambios tanto la de cuatro como la de cinco velocidades permitían un accionamiento suave y preciso, mientras que sus relaciones de caja y final de eje aprovechaban el torque y la potencia.
El sistema eléctrico de 12 voltios estaba basado en un alternador de 50 amperios, y su batería 60 amperios/hora.
Las suspensiones independientes en las cuatro ruedas, McPherson adelante y atrás con articulación trapezoidal doble y barra estabilizadora que requería alineación a la par de la delantera, ofrecían buen equilibrio entre suavidad y dureza, además de separar lo necesario la carrocería para protegerla de los malos caminos del país. El sistema de dirección tipo cremallera, ofrecía suavidad, precisión y un diámetro de giro de 9,2 mts.
El sistema de frenos con discos adelante de 22,7 cm de diámetro y campanas de 18 cm de diámetro auto ajustables atrás, con servo asistencia, cumplían con su trabajo sin reproches.

Medidas generales
El modelo sedán de cuatro puertas tenía: Largo total 4,155 m, ancho total 1,630 m, altura total 1,400 m, distancia entre ejes 2,365 m, trocha delantera 1,390 m, trocha trasera 1,395 m, con un peso máximo vacío de 860 Kilos, peso máximo de 1.280 kilos y una capacidad del tanque de gasolina de 11,1 galones.
El modelo de cinco puertas o Hatchback tenía: Largo total 3,955 m, ancho total 1,630 m, altura total 1,400 m, distancia entre ejes 2,365 m, trocha delantera 1,390 m, trocha trasera 1,395 m, con un peso de 840 kilos, peso máximo 1,250 kilos y una capacidad del tanque de gasolina de 11,1 galones.

Modificado por última vez enSábado, 03 Diciembre 2016 18:58
volver arriba