Menu

Bienvenido, hoy es: 23 de julio de 2019

Land Rover Siete Décadas Conquistando al Mundo

Por: Roberto Nigrinis

 

Este famoso campero fue creado por la Rover, una empresa que nacida en 1878 en Coventry Inglaterra y cuyo primer producto fueron las bicicletas Starley & Sutton (primera razón social de la compañía). De estos sencillos vehículos pasó a producir motocicletas (lo hizo hasta 1926) y triciclos con motor eléctrico en 1903, iniciando en 1904 la incursión en el naciente mundo del automóvil, desarrollando posteriormente pequeños automóviles que movilizaban a grandes masas de británicos en su país de origen y en sus colonias.


Después de terminada la Segunda Guerra Mundial la empresa se encontraba arrasada, por lo cual sus directivos decidieron trasladarse a Solihull Warwickshire ya que resultaba más económico construir una nueva factoría que intentar reconstruir la que había sido arrasada por la aviación alemana (Luftwaffe).
Por esos días el victorioso Jeep dejaba los campos de batalla y se dedicaba a trabajar en sus labores diarias al lado de los granjeros, servicios postales, cuadrillas de trabajadores ferroviarios y de servicios públicos y un sin fin de labores tanto dentro como fuera de los caminos.
Este vehículo contaba con una carrocería fabricada enteramente en aluminio y creada por Birmabright, debido a que el acero estaba bastante escaso y a que la compañía contaba con gran experiencia en la industria aeronáutica adquirida durante la guerra cuando fabricó partes para los aviones de la RAF (Royal Air Force). El metal ligero tenía como ventajas principales el bajo peso y la resistencia  a la corrosión, pero como inconveniente presentaba la dificultad de reparación y la poca disponibilidad de mano de obra calificada para su reparación.


El modelo prototipo presentado, tenía como particularidad el puesto de conducción en el centro, algo impráctico, por lo cual posteriormente fue movido al lado derecho o izquierdo, dependiendo de si el vehículo estaba destinado al mercado británico, de sus colonias o a países de la mancomunidad británica, o a lugares donde se conduce por la derecha como sucede en la gran mayoría del planeta.
El primer Land Rover usaba un motor de cuatro cilindros de 1.595 c.c que producía 50 HP y tracción 4 x 4 permanente con dispositivo de rueda libre para el eje delantero y bajo y una distancia entre ejes de 80 pulgadas (2,02 m), este propulsor provenía de los automóviles de la marca. En 1950 el motor fue reemplazado por uno de 2.000 c.c, también de cuatro cilindros, el cual produce 52 HP y un mayor torque que el anterior. Tres años después se presenta una versión con chasis largo de 107 pulgadas de distancia entre ejes (2,71), que acompaña al de 86 pulgadas (2,17 m).
El resto de la propuesta tecnológica, la complementan ejes rígidos tanto adelante como atrás con ballestas. Además de frenos hidráulicos con campanas en las cuatro ruedas de 16 pulgadas de diámetro.


Dos de estos vehículos  realizaron una travesía que arrancó en inglaterra y terminó en Singapur, atravesando selvas y ríos y cruzando el camino Stilwell, una trocha por donde se transportaban los suministros para las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial y que se encontraba abandonada desde entonces. Otra de las hazañas del Land Rover, fue el paso del “Tapón del Darién” hace más de 35 años, una zona selvática ubicada en la frontera entre Colombia y Panamá, la cual ha sido cruzada únicamente por el mítico vehículo.
El Land Rover al igual que el Jeep, también se podía utilizar para mover toda suerte de elementos portátiles, plantas eléctricas, barrenos, soldadoras de arco, arados y rastrillos para agricultura entre muchos otros.
Han pasado seis décadas y el explorador británico por excelencia se ha paseado orondo por los cinco continentes, donde su figura es inconfundible, al igual que su fortaleza y duración inigualables. Hoy en día su  nieto el Defender toma las banderas de su antepasado, tal como lo hizo él Santana, para llevar a su dueño a cualquier lugar que desee. Puede contar con dispositivos electrónicos de última generación y motores Diesel con turbo y sistema de combustible Common Rail, pero afortunadamente para sus cientos de seguidores conserva su ADN intacto.

Los modelos de la primera serie, producidos entre 1948 y 1951 son muy apreciados por los coleccionistas, que pagan grandes sumas de dinero por estos ejemplares, los modelos posteriores atraen cada vez más a los entusiastas y sus cotizaciones también van en aumento sin importar su estado de conservación. En el mundo entero sus cultores se congregan en coloridos clubes, para venerar con pasión sus fabulosasa máquinas y cuidarlas con esmero y dedicación.

Modificado por última vez enMartes, 24 Abril 2018 20:49
volver arriba