Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de diciembre de 2018

Fiat Uno larga y exitosa historia

El eterno Fiat Uno

 

 

En 1979 Fiat comenzó a trabajar en el sucesor de su exitoso modelo 127(proyecto interno X1/4) que se había lanzado como sustituto de la serie Fiat 850 a finales de 1971 como auto del año siguiente y que precisamente en 1972 obtendría el galardón de “Automóvil del Año” otorgado por importantes publicaciones europeas. Este modelo con modificaciones se comenzaría a fabricar en Brasil a partir de 1976 como Fiat 147 convirtiéndose en todo un éxito en ventas, lo que llevó a que se fabricara en otros países suramericanos como Argentina y a que se ensamblara en otros como Venezuela y Colombia. El 147 con algunas modificaciones y con nombres como Spazio o Vivace en Argentina y Tucán o Spazio en la hoy República Bolivariana de Venezuela, en estos países se fabricaría hasta 1997.

 

 

Fiat 147 primera serie

Fiat 147 segunda serie


A finales de 1982 se presentó oficialmente el Fiat Uno como sucesor del 127-147 para el mundo entero en un gran evento realizado en Cabo Cañaveral el centro espacial de la NASA en EE.UU, después de una inversión de 700 millones de dólares, 360 prototipos construidos y 600.000 kilómetros de exigentes pruebas. El éxito fue inmediato lo que le valió ser reconocido por la prensa especializada como “Automóvil Europeo del año” superando al Peugeot 205 y al Volkswagen Golf de segunda generación. , su carrocería cuadrada pero muy amplia creación de Giorgetto Giugiaro léase Ital Design (proyecto 146), sobresalía por su buen despeje al piso, ventanillas amplias y contaba con un bajo coeficiente aerodinámico (0,34 CX), usaba motores de baja cilindrada, buena potencia y bajo consumo de combustible, el más pequeño de 990 c.c de 45 HP, 1.100 c.c de 55 HP y 1.300 c.c de 63 HP, además de una versión 1.300 c.c diesel de 50 HP. Estaba disponible en versiones hatchback de 3 y 5 puertas. Esta primera serie se vendió hasta 1988, luego vendría la segunda de 1988 a 1995 que ofrecía una carrocería más aerodinámica (0,30 CX) desde 1990. En 1995 cuando las ventas comenzaron a bajar en Europa y se deja de producir en Italia después de 6 millones de unidades fabricadas y es reemplazado por el Fiat Punto.

 

 

Se continua con su fabricación en Brasil donde se había iniciado en 1984, además de Polonia donde se haría hasta el año 2002 y Sudáfrica donde se producía en una planta de Nissan con la marca Uno simplemente. En esta serie los motores sufrieron cambio,  el 1.100 c.c se cambió por el Fire SPI, lo que también sucedió con el 1.300 c.c que fue sustituído por uno nuevo de 1.400 c.c alimentado por inyección monopunto que se usó en el Uno 70 y que producía 72 HP y MPI (Multi Point Fuel Injection) en la versión turboalimentada conocida como Uno Turbo i.e. que venía de fábrica con turbocompresor Garret T2 con válvula Wastegate, radiador para enfriar el aceite e intercooler y estaba alimentado por un sistema de inyección Bosch L3.1 Jetronic dejando el encendido a cargo de un sistema Microplex 2 fabricado por Magnetti Marelli que le permitía producir 118 HP. Tambien tuvo otras motorizaciones diesel, siendo la más famosa una de cuatro cilindros de 1.700 c.c de 58 HP/4.600 rpm y un torque de 12,8 Kgm/2.900 rpm o de 72 HP/4.500 rpm y un torque de 14,0 Kgm/2.500 rpm, muy populares en Europa.

 

Fiat Uno  Turbo i.e

Fiat Uno Turbo i.e

 

 

 


En el interior de los vehículos también hubo cambios, al incorporar timón Momo y afuera rines de aleación ligera Abarth, así como boceles, defensas y la incorporación de exploradoras y dependiendo del mercado de destino sistema ABS para los frenos, sillas Recaro, techo corredizo, vidrios, espejos y bloqueo central de accionamiento eléctrico.

 

Fiat Fiorino familiar

Fiat Uno Van de reparto

Tablero de instrumentos del Fiat Uno Racing 1.600 c.c

 

Fiat Uno Racing 1.600 c.c (Hecho en Venezuela)


Fiat Uno en Brasil
Este gigantesco país suramericano es la segunda patria de este modelo, allí desde agosto de 1984 se fabrica en la planta de Betim estado de Minas Gerais. El modelo brasileño tiene diferencias con el italiano, por ejemplo es un poco más alto el capó y sus extremos laterales bajan hasta los guardabarros para permitir que la llanta de repuesto se pueda ubicar en el compartimiento del motor como sucedía en el Fiat 128 y 147, lo que también hace que la toma de aire para la cabina deba ser montada al lado derecho en lugar del centro, también se monta la tapa de llenado de combustible al lado izquierdo en lugar del derecho al usar el tanque del Fiat 147 de mayor capacidad. Las suspensiones son diferentes también para adaptarlas a unas vías diferentes y mucho más rudas y resistentes que las europeas. Su coeficiente aerodinámico es de 0,36 CX en lugar del 0,34 CX del italiano, lo que se explica por los 15 centímetros más de altura del brasileño. Al comienzo el auto fue mirado con recelo e incluso fue blanco de chistes populares que incluso lo llamaban “Botinha Ortopédica” (bota o zapato ortopédico) por su forma poco habitual para los habitantes del país de la samba, lo que cambiaría al poco tiempo permitiéndole a esta automóvil en un ícono de la dinámica y gigantesca industria automotriz brasileña donde aún hoy se sigue fabricando con gran éxito por ser el automóvil nuevo más económico del Brasil y donde hasta hoy sus cifras de producción superan los 3 millones de unidades y se sigue produciendo al lado del nuevo Fiat Uno lanzado en el año 2010 con gran éxito.
Al comienzo de su fabricación se usaron los siguientes motores de cuatro cilindros y 8 válvulas de 1.048 cc a gasolina de 52 HP y 7,8 kgm de torque en la versión Uno S, 1.297 cc a gasolina de 58 HP y 10 Kgm y 1.297 c.c alimentado por alcohol que produce 60 HP y 10 Kgm de torque, con los que se lograba un estupendo desempeño en carreteras de montaña y velocidades entre 140 y 150 Kilómetros por hora con muy bajo consumo de combustible. Después ha montado innumerables motores para funcionar tanto con gasolina como con alcohol y los “flex” que pueden funcionar con cualquiera de los dos. En Argentina también se ha fabricado el Fiat Uno y sus derivados con gran éxito en la planta de El Palomar en la provincia de Buenos Aires, cerca a la capital federal entre 1989 y 1995 y en la planta de Ferreira provincia de Córdoba Argentina entre 1996 y 2.000 y en donde hoy se producen otros modelos de Fiat como el Palio . En Venezuela también se ensambló en la ciudad de La Victoria en el estado Aragua.


Modelos derivados
En estas casi tres décadas de producción y el Fiat Uno también ha tenido modelos derivados, como es el caso del Premio versión de dos puertas y tres volúmenes -es un Uno con baúl grande e independiente-, Premio o Duna carrocería sedán de tres volúmenes y cuatro puertas y que fue exportado a Italia y vendido como Innocenti Elba, Premio o Duna Weekend su versión station wagon de 3 y 5 puertas. Además de las versiones comerciales Fiorino pickup y Fiorino Furgón. Todos con motorizaciones similares a las del Fiat Uno tradicional con carrocería de 3 o 5 puertas hatchback.

 

  

 

Fiat Premio Weekend

 

  

 

Fiat Fiorino Furgón (Brasil)

Fiat Fiorino pickup (Brasil)

 


En Colombia
A Colombia llegaron los Fiat Uno a finales de 1991, cuando se inició la apertura económica del gobierno de César Gaviria Trujillo. Llegaron de Venezuela en su gran mayoría, con sus tradicionales carrocerías de 3 y 5 puertas hatchback con motores de cuatro cilindros y 1.000 c.c de 45 HP (Uno Mille de tres puertas)  y 1.300 c.c de 68 HP ( 70S de tres puertas y 1.300 o SCR, además de una versión Racing con motor de cuatro cilindros y 8 válvulas de 94 HP que se diferenciaban por unas calcomanías laterales y la tapa del baúl o compuerta pintada de color negro mate. Adicionalmente se importaron los Premio, tanto de Venezuela como de Ecuador con motores 1.300 c.c de 68 HP (Premio CS) y 1.600 c.c de 94 HP (Premio CSL) y también en versión taxi de cuatro cilindros, 8 válvulas de 1.500 c.c de 81 HP.

Fiat Uno furgón (Brasil)

Fiat Uno Way modelo 2011 (Brasil)

 

 

A estos se sumaron pocas unidades de Premio Weekend también con motor 1.600 c.c de 94 HP y acabados muy sencillos. A la par de estos, se importaron las versiones comerciales Fiorino pickup y furgón con motor 1.300 c.c de 8 válvulas y 68 HP. Todos estos vehículos contaban con alimentación de combustible por carburador doble. Esta primera presencia de Fiat Uno en Colombia terminó a comienzos de 1997 cuando arribaron los Fiat Palio y Siena también de Venezuela con motores de 1.300 c.c de 8 válvulas y 74 HP, 1.600 c.c de 16 válvulas de 103 HP y Siena con dos motores de 8 válvulas de 1.300 c.c y 74 HP y 1.600 c.c de 80 HP. En el año 2001 Fiat regresó a Colombia de la mano de Autogermana que importó los Fiat Uno con carrocería de cinco puertas hatchback o de tres puertas sin ventanas traseras ni silla posterior y una malla que divide la cabina en un espacio para carga y otro para piloto y copiloto llamado Uno Furgón. Además de los automóviles llegaron los Uno Fiorino, que al igual que los automóviles usaba el motor de cuatro cilindros en línea de 8 válvulas y una potencia de 68 HP, alimentado por inyección de combustible. Esta etapa termina en el año 2008 cuando la empresa deja de representar a la marca italiana y entra a representarla la firma Colitalia que actualmente a la par de otros modelos trae el Fiat Fiorino furgón con motor de cuatro cilindros, de 8 válvulas con inyección de combustible que produce 68 HP/5.250 rpm y un torque de 13,3 Kgp/2.250 rpm y caja de cambios manual de cinco velocidades.

 


Recuerdos de mi Fiat Uno
Hace algún tiempo me ofrecieron en venta un Fiat Uno 70S 1994 venezolano de color blanco con matrícula HUK 337 de Ubaté, con motor de cuatro cilindros, 1.300 c.c de 8 válvulas en muy buen estado. Me animé y lo compré. Su motor estaba recién reparado, tenía algunos pequeños daños en su carrocería por efecto de la corrosión. Le tuve que mandar cuadrar el carburador, al cual le había dañado algunas partes y suprimido otras algún mecánico chambón y descuidado, afortunadamente encontré un buen taller especializado en Fiat en la ciudad de Bogotá (Servicio Motorino en la calle 72 A número 20 B 25) de propiedad de Andrés Pardo Valencia y sus hijos Juan Manuel y Andrés, donde me lo cuadraron perfectamente. Le compré llantas nuevas y comencé a disfrutarlo. Muy buena potencia de su motor y una caja de cinco velocidades muy bien relacionada, que incluso hacía pensar sus 68 HP parecían más y además tenían mínimo apetito (entre 43 y 44 kilómetros por galón en ciudad), un comportamiento en ruta muy destacado y una tenida en curva muy buena. Sillas cómodas y un ajuste de carrocería perfecto lo que disimulaba muy bien su equipamiento básico. Lo tuve algunos meses y recorrí en él más o menos 5.000 kilómetros que resultaron más que placenteros. Se presentó la oportunidad de comprar un vehículo de mayor equipamiento, puse un aviso en internet ofreciéndolo y en menos de una hora ya tenía un comprador que pagaba lo que pedía por él. Hice el negocio y debo decir con tristeza que lo sigo recordando con cariño y agradecimiento pese al poco tiempo que compartí con él y que pude disfrutar de sus virtudes que no todo el mundo puede ver en su silueta cuadrada y recta que para muchos no resulta atractiva, pero que para mi si lo es, sin duda es un estupendo auto. Al conducirlo y siendo su feliz propietario pude comprender por qué en Brasil se sigue vendiendo y fabricando después de casi 30 años, aún estando disponible el nuevo Fiat Uno.

Fiat Uno al lado de su sucesor Fiat Palio

Nuevo Fiat Uno 2011

Nuevo Fiat Uno 2011

Para tener acceso a información complementaria haga click aquí

 http://www.carrosyclasicos.com/a.php?a=1773

Modificado por última vez enViernes, 16 Septiembre 2016 20:42
volver arriba