XXXII Encuentro nacional de clubes de vehículos antiguos y clásicos Jacobo Vaisman

Tuvieron que transcurrir tres años desde la última vez que se pudo realizar en Floridablanca (Santander) por estas mismas fechas. Luego de esa trigésima primera versión a cargo del club CLAS en Santander, se había definido para el año 2020 por parte del Club Clásicos de Cali… hasta que la harto conocida pandemia del Covid 19 pospuso todo. 

Por: Camilo Ernesto Hernández Rincón

Imágenes: Camilo Ernesto Hernández Rincón

Especial para Carros y Clásicos.com

 

Jacobo Vaisman Donskoy 1964-2021

Desde ese ese momento hasta cuando finalmente se pudo llevar a cabo en las instalaciones el hotel Sonesta en el sector de Cerritos de la ciudad de Pereira, ocurrió el doloroso deceso de Jacobo Vaisman Donskoy, presidente del colectivo vallecaucano y principal gestor del evento que no llegaría a presenciar. La enfermedad que encerró al mundo en casa se lo cobró ese mismo año, dejando a la afición colombiana del automóvil de época, sin una de sus más queridas y entusiastas figuras. Juan Camilo Vázquez y Hernán García, entre otros, recogieron sus banderas y consiguieron contra viento y marea realizarlo por fin, en el presente año… y en eterna memoria por su labor, el trigésimo segundo encuentro nacional de clubes de vehículos antiguos y clásicos, llevó el nombre de su desaparecido gestor.

Como se dijo antes, no fue sencillo y la tristeza de la pérdida no iba sola. El encuentro estuvo en serio riesgo de cancelarse por la situación inmediata que lo antecedió: la situación climática adversa, el flagelo del coronavirus aún latente y los temores al deterioro del orden público por la temporada electoral previa que no se dieron por fortuna, jugaron en contra y redujeron la participación respecto a años anteriores. Fedeclásicos, la entidad que agrupa a los clubes nacionales reconocidos, y éstos mismos, rodearon al Club Clásicos para que finalmente tuviera lugar en la capital de Risaralda, entre el viernes 24 y el lunes festivo 27 de junio. El resultado fue la participación de cerca de noventa vehículos de época en un grato ambiente que evocó tiempos mejores.

Como de costumbre, el viernes iniciaron actividades desde el momento del check in en el hotel, a las tres de la tarde, con toma de fotos oficiales, registro, cocktail y cena de bienvenida. Al día siguiente, salida al vecino municipio de Cartago en el Valle del Cauca con recorrido por sus calles y almuerzo al regreso. El domingo, en medio de diferentes actividades, tuvo lugar la asamblea de Fedeclásicos para definir de nuevo el panorama del carro antiguo nacional, así como el siguiente encuentro nacional. De noche, reconocimientos mutuos y homenajes a la memoria de Jacobo Vaisman en medio de la cena de clausura, para finalizar al día siguiente a la una de la tarde con el regreso de todos a sus respectivas ciudades.

Además de la participación de los clubes federados, nuevamente fue invitado el Club R4 Colombia que en sus quince años, también reconoció el papel de Jacobo Vaisman y participó con cinco impecables ejemplares, más uno del Club Simca que también fue convocado en reconocimiento del automóvil derivado de la industria nacional. Los mismos clubes tradicionales pusieron una Renault 12 Break de 1979 y un Mazda 323 sedán de 1985 que fueron acompañados de genuinos vehículos de culto universal: Jaguar E type, Chevrolet Corvette, Ford Mustang, Buick Riviera, Willys Jeep, AM General, VW escarabajo, Porsche 911, Mercedes-Benz y BMW, entre la antología de participantes, sin dejar de lado el centenario Essex Phaeton de 1922. Como perenne presencia de Jacobo Vaisman, la pick up Chevrolet 1957 azul y la réplica en rojo del Oldsmobile Curved Dash 1900; pero de componentes fabricados en 1959.

La asamblea del domingo 26 dejó definida la trigésima tercera versión del encuentro a realizarse en 2023, nuevamente en cabeza del Valle del Cauca; pero por parte del club AAAA, en una sede aún pendiente de ser fijada. Se espera que esta nueva versión se de en condiciones de normalidad que apenas se va retomando por ahora y que augura una convocatoria aún más abundante.

El autor desea agradecer a Juan Camilo Vázquez, a Hernán Ramírez y a todo el equipo del Club Clásicos de Cali a su cargo, sin cuya valiosa ayuda no habría sido posible el presente cubrimiento.

 

 

 

 

 

Visto 369 veces