Conducción Económica

Por: Roberto Nigrinis Velandia

 

Se han dividido en dos los aspectos a tener en cuenta, por un lado los aspectos referentes a los hábitos de conducción, y por el otro los aspectos mecánicos del vehículo que inciden en el consumo de combustible.
En carretera, el consumo de combustible es menor, ya que es posible mantener una velocidad constante, en ciudad esto es prácticamente imposible, por lo que el consumo aumenta de manera muy notoria.

Hábitos

  1. Imitar al veloz  Juan  Pablo Montoya, aparte de peligroso, aumenta el consumo de combustible. Recuerde que a mayor velocidad, mayor cantidad de revoluciones por minuto del motor, y por ende mayor gasto de combustible.
  2. Manejar a una velocidad baja y constante, disminuye el consumo. Ni muy despacio, ni muy rápido.
  3.  El utilizar el vehículo hasta para ir a la esquina. Pudiendo hacerlo caminando. También contribuye a disminuir la economía.
  4. Su manera de acelerar, entre más brusca sea, mayor será el consumo. Entre más suave y gradual  el consumo disminuirá. Lo mismo sucede con la forma de frenar, entre más suave y progresiva sea baja el gasto de combustible, ya que se requerirá menor cantidad de acelerador para recuperar la velocidad perdida.
  5. Entre más peso transportemos en el vehículo, mayor será el consumo.
  6. La utilización de porta equipajes de techo (canastas), aumenta la resistencia al avance y por ende el consumo. Utilice este dispositivo, únicamente cuando sea necesario.
  7. En el uso de la caja de cambios. Si se viaja en un cambio bajo, el motor  gira a mayor cantidad de revoluciones, con lo que se aumenta el consumo. Se debe viajar  en cambios altos, siempre y cuando el  motor no haya alcanzado el punto de torque, y no se sienta forzado, como si quisiera apagarse.

Aspectos mecánicos

    1.  
      • Tamaño de motor: Un motor de alta cilindrada y elevada potencia, requiere mayor cantidad de combustible, recuerde que cilindrada es proporcional a consumo. No se puede pedir economía similar a un Chevrolet  Sprint de 1.000 c.c, que a un Chevrolet Cavalier  con motor V6 y 2.800 c.c. Esto se debe a que cilindros más grandes, requieren mayor mezcla de aire y gasolina para funcionar.
      • La relación peso-potencia incide de manera importante en el consumo, ya que un vehículo debe mover su propio peso con cada caballo de potencia producido por su motor.
      • Estado del motor: Un motor desgastado gastará mucho combustible. La capacidad de introducir mezcla (aire-combustible) depende del estado de los anillos y de las paredes de los cilindros, si esto no funciona bien el funcionamiento del motor será deficiente y requerirá mayor cantidad de acelerador para moverse.
      • La sincronización del motor, influye muchísimo en el alto consumo. Un motor desafinado desperdiciará el combustible, al requerir mayor cantidad para moverse. Sincronice su motor cada 16.000 kilómetros si es de carburador y cada 25.00 si es de inyección.
      • El estado del filtro de aire afecta la economía, ya  que a medida que pasan los kilómetros y el tiempo, este se obstruye, impidiendo la entrada de aire al sistema de admisión,  alterando la  correcta proporción de aire-combustible de la mezcla. Este pequeño descuido en el cambio del elemento filtrante, puede llegar a disparar el consumo hasta en un 50%.
      • Las llantas también influyen en el consumo. Una llanta baja de aire, aumenta su superficie de contacto aumentando el arrastre. Lo que también sucede con las llantas demasiado anchas. Revise semanalmente la presión de sus llantas, y verifique que la referencia de las llantas, sea la recomendada por el fabricante.
      • Alineación de dirección  deficiente, incrementa el consumo al permitir que las ruedas ofrezcan mayor resistencia la avance, se arrastren más. Además el no prestar atención a este importante aspecto, permitirá que las llantas se acaben prematuramente.
      • Los frenos muy ajustados, también afectan la economía, ya que ofrecen mayor resistencia al avance. Cuando gradúen las campanas de frenos, fíjese en el movimiento de la rueda, si gira menos de una vuelta, está demasiado ajustada la banda contra la campana.
      • Una batería deficiente, no suministra energía suficiente a la bobina y por ende a las bujías, lo que traerá como consecuencia que la mezcla de aire-gasolina no se inflame correctamente. Haga revisar la batería y el sistema eléctrico.

 

Visto 3624 veces Modificado por última vez en Sábado, 22 Octubre 2016 12:23