Menu

Bienvenido, hoy es: 24 de septiembre de 2018

Mercedes-Benz 190E (W201) elegancia compacta y deportiva (1982-1993)

Con la finalidad de abarcar un nicho de mercado inédito en la casa de Stuttgart, Mercedes-Benz lanza a principios de la década de los 80 el 190E, un bonito sedan compacto de 4.5 metros de largo con los estándares de calidad y comodidad típicos del inventor del automóvil, el cual fue pensado y concebido para un target más juvenil, dinámico y menos acartonado. Al comienzo muchos puristas de la marca lo miraban de reojo y con cierta reserva, pero el paso del tiempo se ha encargado de demostrar cuan equivocados estaban al ver como se ganaba un espacio en el mercado este modelo por su calidad, durabilidad y seguridad.

 

Por: Alexander Heshusius

Especial para www.carrosyclasicos.com

El 8 de diciembre de 1982 se presentó al público con el eslogan “Técnica suprema Mercedes en forma compacta”, vehículo con el cual la casa alemana pretendía tener un nuevo nivel de acceso a su gama para aquellos que no habían pensado en un producto de la casa de la estrella sin perder la esencia que los caracteriza. Todo enmarcado dentro de la filosofía de la marca conocida como “Unterturkheim” que se compone de tres elementos, fiabilidad, estabilidad y seguridad.

Pionero en seguridad, puesto que fue el primero en su segmento en equipar ABS y Airbag, además de tener la versatilidad de un sedan de lujo y deportivo, y muchos adelantos a su época como un tren trasero totalmente nuevo y avanzado, el cual ni siquiera los suntuosos Clase S poseían, estos aditamentos y novedades que estos “Baby Benz” poseían, hacían que no fuesen precisamente baratos.

En 1983 en el circuito de Nardo en Italia un 190E batió tres records mundiales de distancia al recorrer 50.000 kilómetros en 8 días sin interrupciones con una velocidad promedio de 250 km/h, el artífice de esta hazaña fue un modelo muy especial, un 190E 2.3-16 (185 HP) cuyo motor fue revisado y pulido por los ingenieros de Cosworth, que ofrecía una potencia y fiabilidad superior a la de un motor de 2.800 cc de la época.

Versión para el mercado de Estados Unidos

La obra del diseñador italiano Bruno Sacco, su carrocería logro plasmar los valores tradicionales y el proverbial estilo de la casa Mercedes-Benz, que materializaban en este automóvil compacto la elegancia y la deportividad sin perder su esencia. Del “Baby Benz” se llegaron a producir 1.879.629 en las plantas de Sindelfingen y Bremen en Alemania y Thonburi en Tailandia. 

Así mismo para celebrar la reapertura del mítico circuito de Nurburgring en 1984 se organizó una carrera donde los competidores eran reputados pilotos de la talla de Alain Prost, Niki Lauda, Carlos Reutemann, James Hunt y Nelson Piquet, en donde un prácticamente desconocido Ayrton Senna se llevó la victoria en el trazado alemán y además de una magistral forma de pilotar mostró al publico asistente todas las cualidades del nuevo compacto de la estrella.

 

La nueva forma de experimentar el placer de conducir un Mercedes como se referían a el diversos medios especializados en vehículos estaba equipado con motorizaciones a gasolina de 4 cilindros en línea de 1.800 cc (80 HP), 2.000 cc (90 HP y 109 HP con carburador y 121 HP con inyección), 2.300 cc (136 HP) así como las ediciones especiales multiválvulas 2.3-16 (185 HP) y 2.5-16 (195 HP), a los que se sumaba el 6 cilindros en línea de 2.600 cc (166 HP) en cuanto a los de gasolina. Además del  conocido diésel de cuatro cilindros de 2.000 c.c (72 HP), 2.200 c.c (75 HP) y de 2.500 c.c sin turbo (90 HP) y turbodiésel de 2.500 c.c (122 HP), ambos de cinco cilindros. Como dato adicional el montaje de este motor se podía ver a simple vista en el vehículo al contar la carrocería con seis ranuras de ventilación en la parte más adelantada del guardabarro delantero derecho. Todos los motores estaban acoplados a caja de cambios manual de cuatro o cinco velocidades o automática de cuatro. Estos motores también se montaban en los Mercedes-Benz W123. 

Vale la pena mencionar el lanzamiento del Mercedes-Benz 190E 2.5-16 Evolution en 1989 y Evolution II en 1991 que con un nuevo motor lograba la sorprendente potencia de 235 HP que le permitían superar los 250 Km/Hora y que sirvieron para homologar estos modelos como vehículos de turismo del Grupo A para participar en competencias deportivas.

Evolution I

Evolution II

 

Medidas:

Largo total 4,420 m/; Ancho total 1,678 m; Altura total 1,383 m; Distancia entre ejes 2,665 m; Trocha delantera 1,428 m; Trocha trasera 1,415 m; Capacidad del tanque de combustible 14, 5 galones; Peso entre 1.180 y 1.300 kilos según equipamiento y motorización. 

 

 

 

 

Como dato anecdótico en exóticos mercados como el de Corea del Norte se llego a comercializar e incluso fue modelo de producción local en el hermético país asiático donde se le conoció como “Kaensaeng 88” el cual se construyó con CKD de origen indio.

En el año 2009 luego de dieciséis años de finalizada la producción el “Baby Benz” un grupo de ingenieros de Daimler en Alemania, construyo un prototipo de pruebas conocido como el Mercedes-Benz 190D BlueEFFICIENCY basado en un 190E 2.6 de 1992, este especial prototipo equipó un motor diésel de ultima generación, un OM651, el cual es un 2.100 cc TwinTurbo proveniente de los E250 CDI y C250 CDI que entregaba la nada despreciable suma de 204 HP a 4.400 RPM y un torque asombroso de 500 NM entre 1600 y 1800 RPM. 

Tras más de 11 años en producción la gama 190 cedió el testigo a favor de la nueva Clase C, la cual hizo su arribo a finales de 1993, siendo esta una de las clases más exitosas en cuanto ventas se refiere en la familia de vehículos Mercedes-Benz. A la pregunta si el 190E era un vehículo compacto deportivo o elegante, los directivos de Stuttgart respondieron que en todo caso, fuese como fuese este seguía siendo todo un  Mercedes-Benz  con lo que ello conlleva y con lo que sus compradores esperaban de él y que se ha podido ver desde hace más de 35 años. 

 

volver arriba