Menu

Bienvenido, hoy es: 18 de noviembre de 2017

Toyota Land Cruiser

Remembranzas del Toyota Land Cruiser

 

 

Nació en un Japón devastado por la Segunda Guerra Mundial, que luchaba por recuperarse y convertirse en un país próspero, el Land Cruiser cumplió con creces su cometido y se convirtió en un mito viviente sobre ruedas en los cinco continentes.

Catálogo de lanzamiento

 

Sin duda alguna el Land Cruiser (cruzador de terreno) ha contribuido de manera importante al crecimiento de Toyota Motor Company, grupo automotriz japonés fundado el 28 de agosto de 1937 por Kiichiro Toyoda, como una nueva sección de la Toyoda Automatic Loom Works, empresa fabricante de telares y máquinas para la fabricación de telas, que había fundado a su vez Sakichi Toyoda padre del anterior en 1907.

Por: Roberto Nigrinis

Fotos: Roberto Nigrinis y Miguel David Garrido

Catálogo de presentación

 

 

 

 

El origen del Land Cruiser se sitúa en su antepasado el AK-10, un vehículo 4x4 ligero, que se produjo a la par de los vehículos 4x2 y anfibios que utilizaba el ejército japonés durante los días de la Segunda Guerra Mundial.

 

 

 

 

 

 


En 1950 se desarrolló en menos de cuatro meses el BJ que debía ser utilizado por el ejército estadounidense, y en misiones específicas como la Guerra de Corea que se desarrolló entre 1951 y 1953. Finalmente los BJ no fueron aprobados por los militares norteamericanos, pero este desarrollo de producto fue el cimiento sobre el que se fabricaría el Land Cruiser que apareció en 1954, se le dio este nombre, debido a que Willys Overland había registrado el nombre Jeep y como una forma de darle personalidad propia al recién nacido.

 

 

 

 

Catálogo de exportación

 

 

 

Cuando Toyota decidió fabricar su Land Cruiser, pensó en que debía ser muy fuerte, pero más confortable que el Jeep norteamericano y que el Land Rover británico, sin perder resistencia, para lo cual tomó chasis y partes mecánicas utilizadas en camiones de 2 a 4 toneladas, lo mismo que al no tener limitantes en cuanto a peso y potencia ( lo que si le sucedió al Jeep), se decidió por un robusto motor de seis cilindros en línea, con válvulas en la culata, de origen Chevrolet y que había probado y utilizado en camiones desde 1938.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Debido a que este motor producía mucha potencia y torque, el fabricante consideró que el vehículo debería tener tracción 4 x 4 pero sin caja reductora (bajo), para lo cual se dotó al Land Cruiser de unas relaciones de caja muy picadas, que para el caso de la primera marcha era de 5.53 a 1, siendo la segunda, la tercera marcha y la reversa proporcionalmente desarrolladas para lograr el efecto buscado. Uno de estos BJ se convirtió en el primer vehículo motorizado en lograr el ascenso a la sexta estación del mítico monte Fuji, símbolo del país del Sol Naciente, conducido por Ichiro Taira.
El BJ logró mucho éxito en un Japón en proceso de reconstrucción después de la guerra y en labores agrícolas, defensa nacional y como vehículos de policía y atención de emergencias, lo que motivó a sus fabricantes a realizar cambios estéticos y mejorarlo aún más en 1955 conservado el motor de seis cilindros en línea con variaciones de potencia, dando vía libre a la nueva serie 20 del Land Cruiser, que se componía de 10 variantes diferentes, según el largo del chasis, el tipo de carrocería o el equipamiento. Con esta serie la marca debutó en el exigente mercado de los Estados Unidos, logrando gran éxito. Además se ofreció por primera vez en 1958 una versión dotada de techo duro, algo inédito para la época. En este mismo año se inicia la primera producción del Land Cruiser fuera del Japón, en Brasil, donde recibe el nombre de FJ-251 y al año siguiente arranca la exportación a Australia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1960 Es el año en que nace la mítica serie 40, esta mostraba cambios estéticos importantes en sus carrocerías, así como la incorporación por primera vez de caja reductora o bajo, lo que le dio un nuevo impulso al ya exitoso modelo. Como dato curioso los primeros modelos FJ40  la palanca de la caja de transferencia se montaba en el tablero de instrumentos y la del cambio de velocidades en la columna de dirección muy cerca del volante, tal y como se acostumbraba en los sedanes estadounidenses y buscando ofrecer espacio para dos pasajeros y conductor en la silla delantera.
Esta exitosa serie se mantuvo en producción hasta 1985, cuando dio paso a la serie 70. A lo largo de estos cinco lustros sufrió múltiples mejoras, como la introducción de motores Diesel, aumento de cilindrada, potencia y torque y la incorporación de cajas de cuatro, cinco velocidades y automáticas.
En 1967 esta serie presenta la primera Station Wagon Land Cruiser, vehículo antepasado de las conocidas “Burbujas” actuales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Generalidades de los viejos Land Cruiser

 

Tienen un chasis corto o largo, con carrocería carpada, montada sobre un robusto chasis de acero, el cual viene reforzado de fábrica en su parte central, en el lugar que se monta el soporte trasero del motor,  la caja de cambios de tres velocidades adelante y la de transferencia que al igual que la anterior se acciona desde dos palancas ubicadas en el piso de la cabina.

El interior es amplio y sencillo, con espacio para tres personas en la banca delantera y para cuatro o seis en unas pequeñas sillas laterales ubicadas atrás, con una ergonomía bastante discutible.
Los acabados son básicos, funcionales y bien presentados, aunque se extrañan los tapizados modernos fabricados en plástico y en su lugar se encuentra lámina.
Sentados en el puesto de conducción la posición es bastante agradable, y los mandos al igual que la instrumentación que cuenta con medidores de aguja para el sistema de carga, nivel de combustible, temperatura del motor, presión de aceite de este y velocidad, están disponibles con un solo golpe de vista.
La dirección de tipo bolas recirculantes de gran precisión, es accionada por un volante de gran tamaño y resulta sorprendentemente suave, pese a carecer de asistencia. Tanto la palanca de cambios que acciona las tres marchas adelante y la reversa, lo mismo que la palanca que permite escoger entre tracción 4x2 o 4x4 y que además activa la caja de transferencia es extraordinariamente suave y precisa, algo poco habitual en los vehículos todo terreno de aquella época.

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

Fortaleza mecánica

 

Estaban dotados de un tradicional motor de seis cilindros en línea construido enteramente en hierro, con 12 válvulas montadas en la culata, encendido por platinos,con 3.882 c.c de desplazamiento, el cual produce 125 HP de potencia y un torque de 28,89 Kgm apenas a 2.000 rpm, lo que se explica con una carrera bastante generosa del pistón. Este motor de seis cilindros evolucionó posteriormente hasta los 4.200 c.c y 140 HP, para llegar a los 4.500 c.c y más de 200 HP. Estos propulsores estaban enfriados generalmente por un gigantesco ventilador accionado por los mismos, lo que produce el característico e inconfundible sonido Toyota, perceptible a muchos metros de distancia.

 

 

 

 

 

 

 


En un comienzo la caja de cambios tenía la primera marcha sin sincronizador, obliga a detener el vehículo para introducirla, la segunda y la tercera marcha si cuentan con este vital elemento que hace más confortable y amena la conducción. Luego vendría la incorporación del sincronizador de la primera velocidad, y la incorporación de la cuarta marca y posteriormente de la quinta.

 

 

 

 

Catálogo promocional

 

 

 


El sistema de embrague se accionaba mediante a un sistema hidráulico que disminuía el trabajo de la pierna izquierda del conductor.
El robusto chasis estaba montado sobre sendos ejes rígidos con ballestas, dispositivos robustos, que requerían poco mantenimiento, garantizaban duración, a costa de la comodidad interior.
El sistema de frenos contaba con una bomba sencilla, sin asistencia y la cual accionaba cuatro cilindros adelante (dos por rueda) y dos en las ruedas posteriores, que en las cuatro ruedas accionan sistemas de bandas, que detenían muy bien al Land Cruiser. Posteriormente se incorporarían la bomba doble, la servoasistencia, los discos de freno delanteros y finalmente el sistema ABS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conducir un viejo Land Cruiser nos transporta a una época donde la insonorización, la ergonomía y la comodidad eran aspectos inéditos, pero por el contrario la duración y la fortaleza eran más que apreciadas en las duras faenas que se acometían con estos vehículos, sin que sufrieran daños por miles y miles de kilómetros.
Esta experiencia a bordo de un viejol Land Cruiser nos transportó a los días románticos y ya idos de los camperos, que debían llegar a donde deseara su conductor y nos permitió disfrutar a si fuera por poco tiempo de un verdadero campero de antaño, con sus bondades y limitaciones. 
Recuerdo que el 1 de diciembre de 1977, Fabio Liévano padre de mis vecinos y entrañables amigos Fabio Augusto y Germán recogió en la vitrina de Distoyota en la calle 13, un espectacular Land Cruiser color amarillo, el cual había sido cabinado por Fivres y al que se le habían instalado dos exploradores amarilla marca Rossi.
En este Land Cruiser paseamos miles de kilómetros, tuve el inmenso placer de conducirlo muchas veces, todavía recuerdo que para arrancar se ponía la palanca de cuatro velocidades en segunda marcha, ya que la primera era muy picada, revolucionaba mucho el motor y no arrancaba con rapidez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez enMiércoles, 22 Febrero 2017 14:55
volver arriba