Opel 4/8 PS “Doktorwagen” 1909

En 1909, el fabricante alemán lanzó al mercado este pequeño automóvil, el primero en portar orgulloso en su frontal la marca Opel. Estaba destinado a las personas de clase media. Pero no solo tuvo una gran acogida por su precio económico para la época, $3.950 marcos, sino que también se convirtió en el vehículo preferido por los profesionales, entre los que se contaban abogados, ingenieros y médicos, siendo estos últimos los que lo tendrían como equipo de dotación para moverse por las ciudades, pequeñas aldeas y carreteras de todo tipo en sus labores diarias.

Este vehículo se ganó una merecida reputación por su calidad y confiabilidad aun en las condiciones ambientales más extremas y pese a tener una sencilla capota fabricada de lona que no ofrecía tanta protección para sus ocupantes ante las inclemencias del clima. Pero esto resultaba poco importante si se tenía en cuenta su robusto chasis, las suspensiones capaces de soportar los caminos más rudos y su pequeño motor de cuatro cilindros con refrigeración líquida que producía apenas 8 HP y alcanzaba una velocidad máxima de 60 km/h, pero que consumía muy poco combustible en una época en la cual las estaciones de gasolina no abundaban y el combustible era de muy baja calidad, lo que no afectaba el óptimo desempeño del pequeño propulsor.

Utilizaba una carrocería fabricada mayoritariamente de madera y con refuerzos de acero que hacían que el peso total del vehículo en orden de marcha fuera de 527 kilos. Se promocionó como el primer automóvil que no necesitaba chofer y que su dueño lo podía conducir él mismo, dada su facilidad de manejo. Esto en una época en la cual el conductor debía ser además el mecánico de los lujosos vehículos que se vendían a personas acaudaladas que podían pagarlos.

 

 

Visto 817 veces